Caza al mono. ¿Que es muy saltarín? Pégale con una maza y seguro que se queda quieto. [¡Sálvanos de los Vulcano! [Misión Rango D]]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caza al mono. ¿Que es muy saltarín? Pégale con una maza y seguro que se queda quieto. [¡Sálvanos de los Vulcano! [Misión Rango D]]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 14/10/14, 02:48 am

Isla Galluna traía malos recuerdos a mi memoria. El ataque de los dragones, ya largos meses atrás, me había sorprendido en ese lugar, el cual había tenido que proteger con uñas y dientes, al igual que a muchos de sus hogareños. Aun así la destrucción había arrasado con gran parte de la naturaleza de la isla, por lo que me sentía culpable por ello. Sin embargo, cuando marché del lugar los isleños no dejaban de agradecerme y decirme que si algún día volvían a necesitar la ayuda de un mago me buscarían a mí por todos los medios posibles. Yo creí que exageraban, pero tres meses después me daría cuenta de que no lo hacían. Me encontraba caminando en las cercanías de Harujion cuando me encontré con Johny, mi particular comerciante de información, quien me dio una noticia inesperada. Al parecer hacía unos días había recibido una visita de parte de un extraño sujeto cubierto por una oscura túnica, persona que le dijo que me buscara y que me entregara el siguiente mensaje: "Necesitamos tu ayuda". Todo lo que sabía Johny del sujeto era que dijo venir de Isla Galluna, lo cual fue suficiente para hacerme entender de qué trataba el tema. Bueno... si ellos habían tenido la simpatía de acordarse de mí y la fuerza para buscarme y tratar de hacerme llegar ese mensaje, yo no iba a defraudarles. Les otorgaría toda ayuda que fuera necesaria para cumplir con mi palabra de estar a su lado cuando fuera necesario.

Las aguas del mar que separaba el continente de Fiore de la isla estaban especialmente calmas aquella mañana. Con la ayuda de la fuerza de mis brazos, un bote alquilado y dos remos no me llevaría más de un par de horas en cruzar toda la distancia hasta llegar a aquel lugar. Tendría que tomar algunos descansos en el transcurso del viaje, pero poco me importaba. No quería llegar tarde, pues aun no sabía la urgencia de la situación ni tampoco de qué se trataba, pero lo mejor era llegar sano y salvo, y si me forzaba físicamente todo lo que hacía era arriesgarme a sugrir un ataque que me dejara a la deriva en el mar, como un cadáver navegando en un sencillo bote de madera. Hube de hacer, tal y como esperaba, dos paradas para recuperar el aliento. Tampoco era de extrañar: la distancia que tenía que recorrer superaba probablemente los cien kilómetros, lograrlo en tan solo dos horas ya era un logro notable y un esfuerzo físico destacable. Mis brazos estaban entrenados, por lo que la fuerza que podía ejercer con ellos era notoria, pero todo tenía un límite, y el mío estaba en la resistencia de mi cuerpo y mis problemas respiratorios. El asma puede ser un gran enemigo si te encuentra en una mala situación, esa era la razón principal por la que me andaba con tanto cuidado. Mas en fin... eso era todo. Una vez pasadas las dos horas y habiendo ya bajado a tierra firme tras dejar la barca a buen recaudo no hube de preocuparme por nada más.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza al mono. ¿Que es muy saltarín? Pégale con una maza y seguro que se queda quieto. [¡Sálvanos de los Vulcano! [Misión Rango D]]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 14/10/14, 02:55 am

En cuanto pisé tierra firme miré a mi alrededor tratando de visualizar alguna figura que pudiera encontrarse ahí esperándome. No es que deseara que alguien me sirviera de guía, pero esperaba, conociendo a aquellos simpáticos demonietes -ah, ¿No os lo dije?, los habitantes de isla Galluna eran demonios, pero inofensivos- creí que estarían esperando mi llegada día a día en aquella playa, pero al parecer me equivocaba. Chasqueé la lengua. La situación podía ser peor de lo que esperaba en un primer momento. Empecé a correr tras haber abarcado toda la zona con mi mirada, atravesando los amplios metros que me separaban de la zona repleta de vegetación chamuscada y pasando entre los esqueletos de árboles como si me tratara de una gacela. Ahí había algo que fallaba... recordaba que cuando dejé el lugar toda esta vegetación estaba quemada y los árboles chamuscados, pero a medida que avanzaba por el lugar ahora podía encontrar mucha más destrucción: troncos derribados, grandiosas piedras clavadas en el suelo, e incluso rastros de la sangre de algún animal al que se le ha hecho mucho daño. Fruncí el entrecejo y, con la mano puesta en la sakabato que colgaba de mi cintura, me apresuré tan rápido como pude para llegar a mi objetivo antes de que pasara nada más. Solo esperaba desde lo más profundo de mi corazón que estuvieran bien.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza al mono. ¿Que es muy saltarín? Pégale con una maza y seguro que se queda quieto. [¡Sálvanos de los Vulcano! [Misión Rango D]]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 14/10/14, 03:00 am

En cuanto llegué a la zona en la que se encontraba ubicada la aldea mi corazón fue partido. Todo lo que veían mis ojos era destrucción, no una destrucción como la que presencié durante el ataque draconiano, sino una aun más salvaje y agravada. Las casas de madera, que habían sido reedificadas para cuando me fui, no eran más que acumulaciones de troncos de madera en el suelo. Otros edificios, hechos de piedra, se habían convertido en escombros donde se apilaba pedrusco tras pedrusco. La zona que se dedicaba para el cementerio en el que enterraban a los aldeanos muertos no tenía tumba alguna, parecía que hubieran desenterrado los cadáveres y los hubieran llevado a otro lugar. ¿Qué era aquello, saqueo? ¿Qué bien iban a conseguir secuestrando cuerpos muertos? Ya estaba perdiendo mi fuerza de voluntad para cuando una voz me sobresaltó por la espalda. Al principio sentí hervir algo de ira, creyendo que eran los causantes de este estropicio, me llevé la mano a la empuñadura de mi arma y me giré en dirección al parlante con intención de atravesarle en un segundo... cesé en el intento. La criatura que tenía frente a mí no era otra que una demonio de cuerpo adolescente y piel azulada, con cuernos sobre la cabeza y colmillos en la boca. La conocía, era una de las habitantes de la aldea mientras yo había estado recuperándome aquí. Envainé mi arma con tranquilidad y dejé que la joven me explicara todo lo sucedido detalle por detalle.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza al mono. ¿Que es muy saltarín? Pégale con una maza y seguro que se queda quieto. [¡Sálvanos de los Vulcano! [Misión Rango D]]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 14/10/14, 03:07 am

Mientras la joven hablaba conmigo como si las palabras pudieran salir corriendo en cualquier momento -rápida y nerviosamente-, nos dirigimos a la nueva zona en la que se encontraba asentada la aldea. Entendí la situación al poco tiempo. Al parecer los demonios habían sido atacados por Vulcans, aquellas criaturas con aspecto de simio que disfrutaban gastando bromas y causando destrozos por doquier. Chasqueé la lengua, ni siquiera sabía que estas criaturas habitaban la isla. Estos demonios, al haberse criado como seres pacíficos, sin maldad ni conocimiento de la guerra, no tuvieron facultades ni fuerzas para enfrentarse a estas criaturas directamente. Solo pudieron hacerlas huir una o dos veces gracias a los palos y piedras que les lanzaban, pero apenas la noche anterior a que yo llegara al lugar los Vulcans les habían sorprendido asaltando la aldea y destruyéndolo todo a su paso. Por eso habían tenido que cambiar su asentamiento. Cerré los ojos y me maldije internamente, si hubiera llegado antes... Técnicamente no podía, pues no había sido hasta esa mañana que había hablado con Johny, la noche anterior yo ni siquiera estaba informado sobre los sucesos. Llegamos hasta el nuevo campamento y fui recibido por la multitud entre lloros de alivio y gritos de jubilo. Sonreí a mis simpáticos amigos, a quienes también había echado en falta desde que los dejé, y abracé a los más pequeño que se habían lanzado para hacer lo propio conmigo. No podía dejar que estas inocentes y bondadosas criaturas volvieran a sufrir lo más mínimo bajo el ataque de viles enemigos como estos. Acabaría con todo esa misma noche... y no dejaría que nada semejante volviera a atormentarles.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza al mono. ¿Que es muy saltarín? Pégale con una maza y seguro que se queda quieto. [¡Sálvanos de los Vulcano! [Misión Rango D]]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 14/10/14, 03:16 am

No había nada que asegurara la temprana vuelta de los Vulcans, pero los aldeanos decían que si se dignaban a volver a atacar lo harían de noche. Siempre había sido así. Por esta razón, mientras mandaba a los demonios a cobijarse en sus improvisadas cabañas una vez se escondió el sol, yo quedé sentado en el centro de aquel terreno, en espera de que el enemigo llegara a hacerme una visita. No sabía cuánto podía esperar, por lo que me limité a quedar sentado mientras meditaba tranquilamente, con los ojos cerrados y las manos sobre mis piernas. De este modo anulaba mi sentido de la visión, pero el resto de mis sentidos estaban más agudizados que nunca. Si alguien entraba en mi territorio, lo sabría antes de que pudiera hacer nada. Y en efecto, lo hizo. Cabe decir que los Vulcans no eran precisamente seres sigilosos, sino que como monos gigantes que son corrían ruidosamente y era posible detectarles desde la distancia. Suspiré profundamente. Sentí como una criatura, sin siquiera haber abierto los ojos aun, se abalanzaba sobre mi posición, y reaccioné de acuerdo a ello: con reflejos felinos me puse en pie y me aparté del lugar de impacto. Sin darle siquiera un segundo para reaccionar desenvainé mi Sakabatoh y golpeé al animal en la axila de su fuerte brazo derecho, quebrándoselo al instante con sequedad, giré sobre mis propios pies y di un giro para colocarme al otro costado de la criatura. Tenía esta vez la espada alzada sobre mi cabeza, por lo que la descendí con brusquedad, de nuevo con la parte no cortante del arma, y golpeé con dureza el segundo de los brazos: rompiéndolo también al instante. En ese momento sí que me permití volver a abrir los ojos, justo antes de flexionar las piernas e impulsarme hacia el frente para cargar contra el animal, lanzando un tercer golpe sobre su estómago, el cual le lanzó varios metros hacia atrás, haciéndole rodar por el suelo. Una vez derribada la primera criatura respiré profundamente y volví a envainar mi arma, esperando la llegada del segundo enemigo. Aunque dudaba mucho que ese primero se fuera a dar por vencido...


Spoiler:
Una sakabatoh es una katana con el filo invertido, así que si golpeas de forma normal lo haces con la parte no cortante de la espada: convirtiéndose en un arma contundente. Si de verdad se quiere cortar se tiene que dar la vuelta al arma y luchar con el lado contrario de esta.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza al mono. ¿Que es muy saltarín? Pégale con una maza y seguro que se queda quieto. [¡Sálvanos de los Vulcano! [Misión Rango D]]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 14/10/14, 03:26 am

La respuesta del animal a mi ataque fueron abundantes gritos de desesperación y queja, combinados con lo ue parecían ser sonidos de indignación y repudio hacia mi persona. Había sentido los huesos quebrarse ante mis golpes, por lo que cabía esperar que ese animal ya tenía los brazos inhabilitados por el momento. Aquel era solo un aviso, sabía que no sería suficiente pero quería que por lo menos el animal tuviera la opción de rectificar y huir de un enemigo al que no podría vencer. Si lo hacía el problema estaría solucionado. Pero bien sabía que no sería así, pues el segundo animal -que se escondía entre los árboles esqueléticos a mi espalda, no se daría por vencido sin antes entrar en combate del mismo modo que su hermano. Este ya estaba advertido, por lo que mostrar piedad contra criaturas de tal vileza y orgullo no estaba entre mis planes. Cuando sentí que el segundo animal saltaba sobre mí di un bote hacia mi costado derecho, esquivándole sin dificultad. Eran animales salvajes, por lo que sus habilidades físicas eran buenas, pero eran demasiado predecibles y les faltaba la agilidad necesaria para responder a un contraataque. Desenvainé mi espada de nuevo, pero esta vez giré la parte de la hoja que usé con anterioridad y pasé a usar el verdadero filo. Al instante, mi espada se cubrió con una luz amarillenta que pareció convertirla en una "espada láser". Gracias a esta transformación, cuando ascendí de nuevo la espada sobre la axila derecha del enemigo esta ascendió sin sentir resistencia alguna, desprendiendo el miembro; y con un segundo giro con el que me coloqué a la izquierda del animal volví a hacerla descender sobre su miembro zurdo, desprendiéndolo también con semejante facilidad. Seguidamente, desde su espalda, lancé una patada frontal sobre un punto débil en sus piernas, el cual le hizo flaquear al instante y caer bruscamente al suelo. No dediqué ni un segundo más mi mirada al animal caído, que aun se retorcía entre dolor y sufrimiento, y clavé una gélida y dura mirada en su hermano, que aun parecía tener ganas de acción.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza al mono. ¿Que es muy saltarín? Pégale con una maza y seguro que se queda quieto. [¡Sálvanos de los Vulcano! [Misión Rango D]]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 14/10/14, 03:36 am

Apenas había empezado a batallar y mi corazón ya latía cual corcel. Mi resistencia física no estaba en su mejor momento, y menos aun cuando aprovechaba el máximo de mi habilidad física... más me valía acabar con aquellas criaturas cuanto antes. En efecto, el animal volvió a la carrera a por mí, pero yo me adelanté a su acción en cuanto descubrí sus acciones. Salté sobre el cuerpo del animal derribado, aun agonizante, y me impulsé hacia el frente. En cuanto estuve frente al animal, sin que él tuviera tiempo para retroceder o mover miembro alguno, volví a describir dos golpes sobre sus brazos, describiendo un semicírculo: empezando por debajo de la axila derecha, siguiendo un arco semicircular sobre su cabeza y descendiendo sobre el segundo brazo. Como resultado: ambos miembros se cayeron al suelo. Una vez logrado mi intento de ofensiva giré hacia mi costado, dejando pasar por donde estaba al animal y haciéndole caer de bruces sobre el cuerpo de su semejante. Sin embargo, mi giro fue ligeramente más lento de lo esperado, por lo que también yo fui golpeado por su cuerpo y caí consecuentemente al suelo, causándome magulladuras a lo largo de manos y brazos. Aun así... la batalla ya había acabado.

Me levanté del suelo y quité el polvo de encima. El brazo derecho me dolía demasiado... quizá también yo había tenido alguna quebradura. En cualquier caso, envainé la espada y suspiré profundamente, seguidamente crucé los brazos sobre mi pecho. Las heridas que había causado al enemigo al librarlo de sus brazos habían cauterizado al tiempo que las causaba, gracias a la alta temperatura a la que se encontraba mi espada -a la que por cierto, al momento de envainar retiré su flagrante y poderosa luz-, por lo que no sangraban en lo más mínimo. Sin embargo, era un hecho que ya no poseían brazos, eso debía ser suficiente para hacerles huir y no volver a dar problemas a los habitantes de este lugar. Los Vulcano, criaturas temerosas de su vida y cobardes al verse superadas, se limitaron a salir corriendo y escapar a la muerta vegetación. Al menos seguían teniendo piernas para correr, porque los brazos no les volverían a crecer. Con esto di mi trabajo por acabado. Aun después de esa batalla me quedé un par de días visitando la aldea y buscando más posibles enemigos a lo largo de ella, pero al parecer aquellos eran las dos únicas criaturas de su especie que lograron llegar hasta aquí. También quedé una semana más en la aldea de los demonios, ayudándoles una vez más a reconstruirla y asegurándome al mismo tiempo que las pobres criaturas no volvían a insistir con su ardid destructor. Al octavo día, marché finalmente. Los aldeanos insistieron en darme un pago por mis servicios, y ante su modesta insistencia acabé aceptándola. A cambio, les hice prometer que si ocurría cualquier cosa o los Vulcan volvían a sus andadas volvieran a buscarme cuanto antes, porque yo volvería en cuanto fuera informado y en esa ocasión no me andaría con piedades. Sin más dilación ni demora me despedí de ellos la mañana en la que volví hacia el continente, tomando la misma barca en la que llegué y surcando los tranquilos y dulces mares.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza al mono. ¿Que es muy saltarín? Pégale con una maza y seguro que se queda quieto. [¡Sálvanos de los Vulcano! [Misión Rango D]]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.