¡No confíes en nada salvo en tu fuerza! (Ficha)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡No confíes en nada salvo en tu fuerza! (Ficha)

Mensaje por Invitado el 12/10/14, 12:30 am



~ Winter is coming ~
Layana  ▪ The Winter's Wrath ▪ 26 Aparentes ▪ Tartaros  ▪ Homosexual ▪ Etherias

DESCRIPCIÓN FÍSICA
Una altura que ronda los 1,80 – 1,85 m. Su carácter brutal se ve reforzado por su apariencia, es una mujer, no una dama, una señorita ni mucho menos una princesa en peligro, una mujer forjada por el frío más hostil que se haya sentido en la tierra. Iniciando por su rostro se puede ver de inmediato sus facciones perfectamente marcadas, conservando la belleza que cualquier mujer envidiaría. Sus ojos son dos orbes de un azul claro, tanto como el mar, o más bien como el hielo. Labios de un fuerte rojo natural, candentes, contrastando un poco con sus gustos un tanto más fríos, también suele tener ligeros problemas con su cabello rubio, no muy claro a decir verdad, aunque con el tiempo ha aprendido a quererlo. El resto de su rostro tiene una fisionomía muy bien esculpida, esto gracias a su edad y lo que el tiempo puede llegar a forjar.

Su cuerpo en general está muy bien dotado, hablando en todo sentido a decir verdad, cuida muy bien su cuerpo pues siempre se encuentra haciendo ejercicio, le molesta mucho estar sin hacer nada. Su piel es de test clara, casi tanto como la misma nieve, se podría decir que hasta es de familia. Sus fuertes y firmes extremidades parecieran no ir muy acorde a su rostro hermoso pero calzan perfectamente con ella. Las curvas de su cuerpo son bastante llamativas, hacer ejercicio le trae beneficios un tanto inesperados pues su busto gracias a sus firmes músculos del pecho se realzan más, dándole aún más volumen, lo cual en cierta manera podría hasta agradarle siendo que es una mujer. Su cintura está bien definida, logrando presumir un tanto más abajo unas hermosas piernas que hasta el momento le han dado problemas en patear uno que otro mago.

Siempre esta vestida con ropas bastante abrigadas, quizá por costumbre o por simple gusto, prefiriendo los abrigos largos y de un color amarillo, un sombrero, guantes y botas, le gusta que todo eso sea creada a su talla pues más que querer lucir su figura le hace sentir muy cómoda, también se podría decir que su ropa es generalmente la misma que usan para el invierno, con un tanto más de estilo.


Junto con su osito :


DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA
Decidida, directa, agresiva, salvaje, palabras simples con las que se puede definir la personalidad de Layana. No es para nada una princesa, una damisela en peligro o una especie de dama refinada, al contrario, las tiene repudio a ese tipo de mujeres que no hace nada más que darle mala fama a su sexo, tachándolo del más “Débil”, así mismo odia también que la consideren inferior por ser nada más que una mujer o que no confíen en sus capacidades, aquello en verdad hiere su orgullo. Respeta a las mujeres que son como ella, no precisamente en carácter o algo parecido, si no con que se hagan respetar y demuestren que este mundo no es de hombres le bastará.

Es una mujer que no se hace muchos problemas, se enfrentara con cualquiera que se interponga en su camino, dándole igual si es un mago legal o ilegal, inclusive un mismo compañero de su gremio, le da igual si es bueno o malo, cuáles son sus motivos pues a final de cuentas todos tienen un motivo/razón por la cual actúan así que en vez de perder tiempo con una charla inútil le cerrara la boca y continuara con su camino.

Muy pocas veces se le podría ver relajada o con una sonrisa en el rostro pues pareciera que siempre está de mal humor, no es que lo haga con la intención o algo por el estilo, simplemente hasta cuando te mira pareciera que estuviera a punto de comerte. Todo esto lo refleja en su manera de hablar y cuando actúa, haciéndolo en ambos casos sin ningún miedo, sin pensar mucho (O temerle más bien) a las consecuencias, no en el sentido de que fuese una tonta, si no en que ciertas cosas se tienen que hacer y le irrita bastante que por “Miedo” no las hagan, véase por ejemplo cerrarle la boca con un puñetazo a algún superior.

No tiene miedo de expresar su opinión pero tampoco habla demás, prefiere actuar como ya quedo claro, siendo un tanto más agresiva u hostil con los hombres por que no tiene muy buena impresión de ellos, tratando de ser más amable con las mujeres. En cierta manera es un tanto protectora, no en el sentido de que los acurruca a todos como lo haría una madre, si no que interviene de inmediato en cualquier problema. De igual manera su personalidad es bastante complicada como para englobarla en este apartado, si quieres descubrir más de ella y descifrar el porqué de su frío carácter lamentablemente tendrás que acercarte un poco, te aconsejo que con cuidado.
GUSTOS
▪ Hacer ejercicio
▪ Las comidas calientes
▪ Entrenar
▪ Los climas helados
▪ La luna
▪ La noche
▪ Dormir hasta tarde
▪ Cazar
DISGUSTOS
▪ El sol
▪ Los días calurosos
▪ Que traten de ordenarle
▪ Depender de alguien
▪ El fuego
▪ Ser despertada
▪ Las “Cosas de mujeres”  
▪ Los cobardes
▪ Las personas arrogantes
▪ Las mujeres demasiado “Femeninas”
HISTORIA

¿Por qué mi poder habría de ser una maldición si yo la deseaba?

¡Deténganse!

¿Quién dijo que yo no lo quería?

…¿Mamá?...

No me arrepiento de nada.

…No se los perdonare.

No merecían el perdón, eran débiles, comida de lobos.

¡MIRAME!

No confíes en nada salvo en tu fuerza.


No ha olvidado su historia gracias a las pesadillas que le recuerdan casi todos los días de donde viene, todo ardiendo a su alrededor, las personas corriendo de un lugar a otro buscando donde ponerse a salvo, su padre tratando de impedir la entrada de las tropas a su hogar, su madre llorando con ella en brazos, no tuvieron piedad de nadie, le costó aceptarlo pero no debían tener piedad, eran débiles, todos los de su aldea, sus hermanos, su padre, su madre, no eran nada más que débiles granjeros que no tuvieron la fuerza de defender lo que amaban, ¡Pero ella sería diferente!

Quedo viva de milagro, no pensaron que una niña sobreviviría a tales heridas, de igual manera, confiaban en que el hielo y las bestias se encargaran de acabar el trabajo para que luego con las ventiscas todo quedara olvidado, que gran error. No conocían ni su propia tierra, el hielo, la nieve, las tormentas del poblado, no habían sido enviadas como una fuerza devastadora, eliminaban a quienes no tenían la fuerza para continuar, los débiles eran forzados a irse, o si no tenían tanta suerte perecían en el hielo.

No aceptó su muerte, se puso de pie y avanzo, casi arrastrando su propio cuerpo, ¿Su objetivo? Eran los responsables de su estado, ¿Cómo los haría pagar si era tan débil? No le importaba, se resignaba a dejarse caer en la nieve y dejar que su existencia quedara en el olvido, el frío se acumulaba en su cuerpo pero lo ignoraba. ---> ¿Quieres poder, cierto? <--- Por alguna extraña razón los lobos aún no se habían acercado a ella, con toda la sangre que había dejado en su recorrido ya tendrían que haberse dado cuenta, era extraño, junto con la voz que comenzaba a resonar en su cabeza, ¿Quién podría estar hablándole? ---> Si en verdad lo quieres, solo sigue caminando. <--- Sobrepaso el dolor, ahora ya no sentía los pies, los arrastraba por el hielo para que le sirvieran como punto de apoyo y poder continuar, no recuerda muy bien cuanto tiempo estuvo de esa manera.

El camino se acabó, frente a ella no había nada más que una enorme grieta que partía el hielo en dos, abajo no se podía ver nada, ni un más mínimo rastro de luz. ---> ¿Eres lo suficientemente valiente como para buscar el poder? <--- No tenía nada que perder, dejo caer su cuerpo maltrecho, cerrando los ojos, fundiéndose con la oscuridad del vacío.

Para cuando despertó se encontraba en una carpa típica de su tribu, cubierta por mantas, vendada, sus heridas ya habían sanado por lo que había pasado algo de tiempo. Según le dijeron la encontraron en medio del camino, ella les confirmo que fue la única sobreviviente de la aldea, al parecer se había tratado de una taque de otra aldea pues se encontraban en guerra. ¿Todo esto había sido producto de una guerra? Quizá solo así podían nacer los fuertes, los únicos capaces de dirigir el mundo.

Durante diez largos años siguió firme a su palabra, buscando adquirir poder, ya cuando tenía dieciocho años se había convertido en la líder más joven jamás vista en el reino, era conocida por su fiereza durante la batalla, por su valor, pero por sobre todas las cosas, por su brutalidad. No mostraba piedad y se había asegurado de que su tribu tampoco lo hiciera, se deshizo de los débiles, expulsándolos a la brevedad y quienes decidían estar bajo su mando eran sometidos a duras pruebas todos los días, pero todo rendía sus frutos, eran respetados a lo largo y ancho del país, aunque aún quedaba mucho por delante.

Inclusive para un lugar tan remoto en el mundo la catástrofe de los dragones se pudo sentir, afectando la vida de todos, haciendo que la ya dura vida que tenían que soportar se volviera prácticamente imposible. No se trataba de débiles o fuertes ahora, algo los estaba atacando, como líder tenía que velar por el bien de su tribu, aquello no se le había olvidado jamás. Los dejó con la promesa de que volvería, que buscaría el origen de los problemas y que lucharía por cambiarlos, que ellos mantuvieran las cosas en orden y que su nombre no fuese borrado a pesar de su ausencia, en esa búsqueda fue cuando se encontró con los demonios.
Su viaje sin rumbo la llevo a varios lugares, reuniendo gran información sobre el estado actual del mundo, aprendiendo un poco sobre los dragones y que es lo que estaban causando, también de ella misma pues aunque no fuese su objetivo también comenzó a comprender de donde venía, que es lo que era ella y el extraño poder que poseía en su interior. Se encontró con un extraño sujeto de larga cabellera, le ofreció respuestas, poder, facilidades para conseguir sus objetivos con la única condición de que tenía que regresarle el favor cuando él se lo pidiera, quien tenía más que ganar era ella, le costó aceptar al principio pues ella era una mujer de carácter difícil, pero al final termino aceptando.

Actualmente es miembro de Tártaros, no le importa mucho su filosofía, está consciente de que es un demonio pero no se queda conforme con esa explicación, sigue con su objetivo de salvar su pueblo y darles una mejor calidad de vida, le da igual si para eso es vista como una maga ilegal.

EXTRAS


Ubicación del tatuaje: Dorso de la mano izquierda, cubierta siempre por un guante.

Miedos: Es difícil pensar que alguien como ella pudiera temerle a algo, a pesar de ser un demonio creado por una mente maligna si puede temer, pues siente algo de temor por no poder proteger a su pueblo, odia las guerras pero son el único método para poder conseguir lo que quiere, hace mucho que dejo de creer en pedir las cosas por favor.

Maldición: Usar la maldición de escarcha, la cual le permite usar el hielo de distintas formas.

Extras: Tiene una mascota que aprecia mucho, se llama Bristle y es un oso de buen tamaño y gran fuerza, de igual manera nunca lo usaría para el combate, en primera porque su orgullo jamás le permitiría ser ayudada de alguna manera y en segunda, lo quiere demasiado para arriesgarlo.  


Sejuani // League of Legends // Layana



diseñado por shiki @ sourcecode


Última edición por Layana el 13/10/14, 02:20 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No confíes en nada salvo en tu fuerza! (Ficha)

Mensaje por Invitado el 13/10/14, 06:09 pm


¡Ficha Aceptada!

Procede a realizar los registros ^^

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No confíes en nada salvo en tu fuerza! (Ficha)

Mensaje por Invitado el 05/04/15, 11:00 pm


FICHA
ACEPTADA


¡BIENVENIDO AL FORO! HAZ LOS REGISTROS (GREMIO, MAGIA Y DE FÍSICOS) ¡CUANDO LOS REALICES YA PODRÁS ROLEAR!


Se te descontaron 5 niveles y volviste al Rango Anterior.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No confíes en nada salvo en tu fuerza! (Ficha)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.