Minino a la Vista (Milla & Asbel)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Minino a la Vista (Milla & Asbel)

Mensaje por Invitado el 07/10/14, 03:22 pm

Un cielo totalmente despejado, sin una sola nube presente, acompañado de un sol bastante radiante, al parecer ese día estaba “despejado”, almenos hasta que pudieran aparecer grandes cantidad de nubes grisáceas para poder despedir gotas de agua con el objetivo de generar una lluvia: un clima especifico donde caía el líquido transparente desde el cielo, lo más recomendable era no exponerse demasiado a ese tipo de clima ya que había bastantes riesgos de pescar un resfriado en plena caminata, y sí se tiene que salir a fuera para poder avanzar por el suelo, se debería llevar algo que protegiera el cuerpo y evitar el contacto ante el agua y el cuerpo de una persona. Pero que más daba... Asbel ya lo perdió todo en su miserable vida, o mejor dicho, no tuvo nada en la vida y nunca lo tendrá, no tuvo una familia biológica decente, no tuvo amigos, no tuvo nada, la única persona que se le acercó fue aquella mujer introducida dentro de las inmensas fauces de ese inmenso reptil denominado Dragón, ¡¡malditos dragones!!, ¿tenían que atacar ese año?, ¿tenían que hacerlo en esa época?, ¿¡por que no atacaron 100 años después!?, ¡almenos el muchacho hubiera tenido una vida decente!.

Life sucks ... how much more I have to suffer?

Caminando lentamente sobre aquella arena de una isla, ¿cómo llegó a aquella isla?, ni la más mínima idea, y no le interesaba en lo absoluto, ¿para qué preocuparse?, sí tenia suerte iba a encontrar algo que pudiera terminar con su lúgubre vida, una triste, solitaria, y lúgubre existencia, ¿y de quién era esa “miserable” existencia?, de un castaño llamado Asbel Lhant, pero no mantenía una mirada apagada como realmente debería tenerla, tenía una mascara que cubría sus verdaderos sentimientos, un rostro con una sonrisa y unos ojos intentando aparentar el brillo de una persona con una inmensa alegría, como sí hubiera recibido un premio de total importancia... a su lado se encontraba una especie de Pantera pero con el tamaño de un perro adulto, orejas largas, orbes de color anaranjado, una cola larga con una terminación un poco “extravagante”, que era una especie de 5 garras, claramente era un animal bastante extraño por tener una cola así de rara, ¿que animal tendría una extremidad con esa forma?, solamente Tenebrae, una pantera rara que acompañaba al mago celestial por el resto de su vida.

No se lo iba a librar nunca...

Aquel paisaje con muchisimos árboles le aburría un poco, necesitaba hacer algo nuevo, algo que no sea tener que ver la cara de su mascota las 24 horas del maldito día, el muchacho procedió a mover su brazo para poder introducir su mano en el lugar donde guardaba las tres llaves que tenía en su vida, sus tres compañeras: Alicia, Colette y Muzet, tres mujeres que lo defenderían en caso de que él lo necesitará, seres mágicos heredados de una persona que dejó este mundo hace mucho tiempo. – Que aburrido es esto, me hubiera topado con un parque de diversiones mejor, más divertido – Comentaba con un tono algo “cansado” demostrando aquel aburrimiento que tenía, una isla totalmente pacífica... estando solamente él y el otro ser, y con suerte podrían encontrar a alguien más para poder entablar una charla, pero era muy poco probable. Tenebrae permaneció en silencio, de verdad ese animal era bastante callado, le gustaría ver que tuviera un espíritu callado, serio, frío, y decirle “Tenebrae 2”, ¡porqué de verdad serían una buena combinación!, uno de sus espíritus callado y la pantera de tonalidades oscuras, sería un muy buen dúo, ¿pero dónde podrían encontrar una llave que contenga un ser mágico con carácter similar o identico en lo posible, a esa criatura?, se podría suponer que en ningún lugar, y menos en una isla...

What fate will bring?, that would be seen

Volver arriba Ir abajo

Re: Minino a la Vista (Milla & Asbel)

Mensaje por Invitado el 21/10/14, 12:57 pm

Un mar de sentimientos hacía que mi corazón de espíritu celestial comenzara a latir de una manera sumamente anormal. Estaba sumamente preocupada por el estado actual de Jude ya que hace mucho tiempo que no sé ninguna pista de él. Los otros espíritus en el Mundo Espiritual tampoco sabían nada de él, ni tampoco los conocidos que generalmente pasan yendo a Earthland, nadie sabía el parado de Jude o mejor conocido como Denébola. Mi rostro de preocupación claramente estaba fijado en una mirada seria, sin ningún sentimiento ya que realmente todo lo que me estaba pasando quizás era culpa mía. Siempre me prometí el proteger al pequeño Denébola, que conociéndolo, claramente se metería en muchísimos problemas si nadie le ponía un freno a lo que él hacía. Él era un muchacho mega inocente, que por más tuviese al Diablo en frente de él, claramente lo ayudaría si este se lo pidiese. Una estupidez tonta, pero tierna al fin y al cabo ya que así era él.

Pero ya eso no debía de preocuparme a mí. Lo que realmente me tendría que preocupar era el encontrar a mi amigo y no pensar en cómo era él y quejarme al respecto. Desde que dejé el mundo espiritual para poder viajar al mundo de los conocidos magos, había aparecido en una Isla un tanto extraña pero que para impresión y gran sorpresa mía, era bastante calmada y relajada. No había rastro de maldad en esta, sí que me serviría para quizás entrenar un poco y así poder fortalecerme para seguir en mi búsqueda de Jude. El pequeño espíritu que debe de estar deambulando solo por las calles de Earthland. Aunque, pensándolo bien si no tiene a ningún mago celestial a su lado, dudo que tenga el suficiente poder cómo para estar mucho tiempo en estos lados, aunque tampoco en el Reino Espiritual lo he visto, quizás algo no me calzaba, pero no me cansaría hasta poder conseguirlo.

Suspirando con algo de desgano, caminaría a un paso relajado por los lugares y paisajes del bosque. Había campos llenos de flores, de frutas, un claro paraíso para la gente que andaba buscando la naturaleza y también la calma. — Espero encontrarte pronto Jude. — Fue lo único que yo diría en estos momentos, mientras que respiraba el aire puro y miraba los sectores llenos de flores que me rodeaban. Era un lugar calmado y lleno de paz. Solo esperaba no tener problemas.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.