En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Taria Black el 12/03/16, 03:51 pm

Tenía que ser una broma, no había otra explicación... pero si echaba la vista atrás, no había duda, era el, era exactamente el mismo hombre pelirrojo que me había salvado la vida una vez, pero ahora comprendía el porqué esa frialdad y no tener miedo a matar y esa mirada asesina.
No era mas que un asesino.

No era mas que un asesino en serie.

-Veinte minutos antes-

De buena mañana, el sol comenzó a brillar sobre la ciudad de Magnolia y a entrar por la ventana de mi cuarto para despertarme... ¡Ja!  No amigo sol, no esta vez. Ya no estaba en mi cuarto, ni siquiera en mi casa, habia salido a comprar un par de cosas, dentro de poco era un día especial - Por mucho que no quiera regalo, tengo que darle lo mejor... - Murmuré para mis adentros viendo las tiendas de la concurrida ciudad una tras otra. Dentro de poco se avecinaba el cumpleaños de alguien importante para mi, y por una vez, no era el de Airlia, no, de hecho ella estaba incluida en el plan que tenia en mente para darle una sorpresa a cierta pequeña de grandes coletas. Sin embargo, varias cosas por la ciudad me estaban escamando, todos estaban muy raros, muy confusos, como si algo raro pasase o algo por el estilo, pero nadie me decía de que se trataba con exactitud, solo que el Consejo de Crocus había puesto ordenes de búsqueda de cierto sujeto hacia mucho tiempo y se rumoreaba que ahora estaba por Magnolia.

Mi curiosidad innata me hizo salir a buscar por los paneles de anuncios de la ciudad lo mas rápido posible y cuando llegué a uno de ellos, busqué dicha orden y al encontrarla, mi rostro empalideció. Era un acusado de múltiples asesinatos a sangre fría, se mencionaban allí algunos, entre ellos a gente muy joven, algún niño incluso, lo que hizo que se me revolvieran las tripas pero eso no fue lo peor, no.

Tenía que ser una broma, no había otra explicación... pero si echaba la vista atrás, no habia duda, era el, era exactamente el mismo hombre pelirrojo que me habia salvado la vida una vez, pero ahora comprendia el porqué esa frialdad y no tener miedo a matar y esa mirada asesina.
No era mas que un asesino.

No era mas que un asesino en serie.

"Seikuro Shin-Tensei" rezaba el cartel, antes ni su nombre sabia. No quería a alguien así suelto y menos por Magnolia... aunque me haya salvado una vez y, por lo que he podido llegar a recopilar, fuese un heroe para la ciudad por un motivo u otro, de ahi la confusión. Sin embargo yo no queria asesinos, aunque me echasen de la ciudad por lo que iba a hacer.

Decidida a lo que fuese, eche a correr hacia mi casa para prepararme, lo buscaría por Magnolia, empezando por el lugar mas probable si se ocultaba o no quería llamar la atención, pero también mas amplio.

Las afueras

_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 13/03/16, 11:23 am

Se había prometido no pisar Magnolia en mucho tiempo, aunque, siendo contrario a sus pensamientos esa vez había vuelto a un simple recado que dejó a medias la última vez que estuvo allí. Había realizado un largo viaje que lo había llevado desde Lamia hasta allí sin haber pedido permiso a nadie, por el simple hecho de que era algo bastante personal el momento que iba a vivir y no muy fácil. Si bien había estado pasando tiempos felices en este gremio, también había tenido momentos bastante amargos y aquello era algo que le había hecho darse cuenta de algo, tenía ganas de vivir y ser libre de sus pecados, tal vez, solo por eso, era por lo que había decidido volver donde todo había empezado, su antigua casa que ahora estaba hecha cenizas la colina desde la que se veia toda Magnolia, una vista que no echaba de menos para nada por muy bonita que fuese, cada vez que miraba aquella ciudad después de todo solo veía sufrimiento, sufrmiento que le había metido en la oscuridad hasta puntos que él mismo no había sido capaz de entender hasta ahora, así que, lo más cerca que estaría de allí aunque quisiese pasarse a saludar a algunas personas sería aquél sitio... Los restos de una casa completamente calcinada.

Caminó por los pastos hasta la parte trasera de la misma, donde había allí un pequeño monolito y sin pensárselo mucho se colocó de rodillas delante de este, cerrando los ojos notando como el viento que le era familiar de aquél lugar lo iba rodeando, haciendo que su pelo se moviese con una gran paz y armonía, gesto que acompañaba su cara. Sus dedos metálicos de la mano derehca se encontraron con la yema de los de la contraria, quedando así en una pose de meditación justo delante de la tumba del que en el pasado había sido su maestro, tumba que él mismo había construido con sus propias manos en la que había una urna enterrada. No iba a desenterrarlo, no iba a profanar nada de lo que estuviese en esta, ni siquiera iba a desenterrar la katana mágica que había enterrada en este lugar, simplemente había ido a visitar la tumba de una de las únicas personas que realmente había logrado llegar a la mente y al corazón del pelirrojo, sorteando la muralla que él mismo había puesto para los seres que habían en el exterior.

Si bien sabía que era arriesgado estar allí, también sabía que no era un problema si no se acercaba a una zona con guardias, después de todo eran solo los nobles los que le querían ver muerto en aquella ciudad, los aldeanos siempre le habían tenido en estima y eso era un hecho incluso ahora que se había cruzado de camino a un par de ellos y se habían mostrado contentos de ver al pelirrojo por los lugares, cosa que no entendía pues no iba a volver a protegerlos. Tras unas horas en las que se mantuvo delante de aquella tumba, completamente quieto, se levantó colocándose su propia katana en la cinta del hakama, inclinó levemente la cabeza a modo de reverencia, saludo y despedida y empezó a encaminarse fuera de los que alguna vez fueron sus terrenos.

El lago se había secado, ni las espinas de sus carpas gigantes habían durado en aquél año. El sitio estaba muerto, como esa parte de él en el pasado.

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Taria Black el 13/03/16, 12:26 pm

Me apuré a llegar a mi casa, si es cierto que ese hombre estaba en Magnolia, yo quería que se fuese cuanto antes... no solo eso. Si debía pagar por sus actos debía hacerlo y yo trataría que le diesen justicia, aunque no dejase de pensar en porque me ayudó entonces, si solo fuese un asesino le habria sido mas facil irse en aquel enfrentamiento contra monstruos en el puerto que ayudar a los ciudadanos y salvarme el pellejo aunque fuese de manera indirecta. Por no decir que detuvo a un ladrón que me habia robado antes de todo eso.

Una vez estuve armada salí de casa y me dirigí a las afueras, llevaba tanto mi libro de hechizos como mis dos armas mágicas, aunque el primero ya apenas me fuese útil había hechizos que no lograba hacer sin el.

La magia de alta velocidad era útil para cuando querías darte prisa, así que no tarde en llegar al norte de Magnolia y a recorrer toda la zona, buscando signos de aquel hombre, por lo que recordaba, era frio y no se relacionaba, tampoco creo que quisiese barullo, debería estar por allí, pero a saber cuanto tardaria en dar con el.

Revisé cada rincón de la rocosa zona hasta que esta dejó paso a un prado que se abría hacia un lago muerto y a lo lejos, los restos de lo que debían ser una casa, reposaban calcinados, no tenia esperanza de dar con el aun, pero avancé por el susodicho prado y me adentré en el lago seco, era enorme, posiblemente habría albergado una buena cantidad de vida, así como el prado, pero ahora todo estaba seco y muerto. Cuando salí de lo que antaño era un lago y ahora solo un cráter seco, subí la colina y me acerque a la parte frontal de la casa, donde una leve brisa hizo ondear mi pelo, una brisa que me resultaba familiar, pero mas calmada de lo que recordaba.

Rodeé la casa y en la parte trasera vi a quien buscaba, sentado, con expresión tranquila. Me planteé atacar, quizás fuese el mejor momento, ya había dado con el, pero las dudas seguían carcomiendo mi mente, y mas aun al fijarme que estaba sentado ante alguna especie de altar, debía estar rezando. No era la mejor persona del mundo, pero le estaba rezando a lo que debía ser el alma de alguien y eso se ganó mi respeto. Tras una mirada mas, me alejé para no perturbar su rezo, pero no había cambiado mi objetivo.

Me senté a esperar, mirando al lago seco y dejé pasar el tiempo, leyendo mi libro y viendo el cartel que rezaba el nombre del tal Seikuro, el cual había tomado del tablón, hasta que, tras varias horas, vi una figura encaminarse fuera de la propiedad, el momento había llegado.

Me levanté y me encaminé hacia el, hasta que logré impedirle el paso. Llevaba mi libro en la mano izquierda y el cartel en la derecha- Es triste que haya descubierto el nombre de quien me salvo mirando esto, ¿no crees? - Deje volar hacia el el cartel, soltandolo a merced del viento- No creía que tuviese que enfrentarme a ti como un criminal.... pero hay cosas que no puedo permitir, no las aguanto. - Mis palabras daban por hecho que nos enfrentaríamos y es que, ya lo habia decidido

_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 14/03/16, 08:06 pm

Parecía que no había sido lo suficientemente precavido que habría tenido que ser, antes de que la chica pudiese hablar podía ver perfectamente el papel que traía en la mano sujeto, era el de su orden de búsqueda y captura ya fuese vivo o muerto, no le extrañaba que hubiesen preguntas en su mente pues hasta el momento no se había podido decir que el consejo hubiese hecho nada para esclarecer el asunto y parecía que no tenía intenciones de ello no sin antes derramar su sangre por haberse escapado de ellos no una, sino dos veces. Sin embargo, admitir culpa de ello solo era privarse a sí mismo de su voluntad como humano de decidir si quería ser capturado o no, y precisamente eso era lo que de en ese momento en adelante seguramente se iba a terminar debatiendo en los momentos venideros. No necesitaba ver el cartel, lo había visto en múltiples ocasiones y nunca había hecho nada por arrancarlos como si aceptase el destino que le había tocado llevar sobre los hombros, si bien vio que le había dado el papél el solo se dedicó a dejarlo pasar junto con aquella ráfaga de viento.

Por unos segundos se quedó callado, por si ella tenía algo más que decir al respecto de encontrarse delante de alguien que era un asesino, no es como si él fuese a rebatirle ni nada por el estilo, aceptaba lo que había hecho y no había vuelta atrás, solo le quedaba intentar pagar con su vida haciendo algo que llevase a un bien mayor. Pudríendose en una cárcel era cuando no se podría redimir, sin embargo, parecía que había gente que no quería entenderlo. Si bien llevaba su espada con él, esta no tenía filo alguno con el que pudiese hacer daño cortante, no podía quitarle la punta pues eso destrozaría la estructura de la katana, pero el filo era una cosa mucho más distinta que si se podía dejar plano. Sin embargo, el asunto que lo tenía allí quieto no era ni sus ideales ni su promesa de no matar a nadie más dentro de lo que él pudiese cumplir, pues si no le quedaba más remedio, acabaría matando y el ciclo seguramente se volvería a repetir de nuevo, volvería a ser un asesino.- ¿Y por qué no te has lanzado ya a atacar? ¿Esperas una disculpa de mi parte o algo por el estilo? -Preguntó con un tono frío y medio apagado, caminando para salir de la zona pues se negaba a luchar en la que era la tumba de su maestro, al menos, no de aquella forma.

Sin dejar huecos en su guardia, sin demostrar signos de estar desprevenido se puso a caminar sabiendo que la mujer lo seguiría por el mismo hecho que la había llevado a caminar hasta aquella montaña en la que una vez estuvo su casa... Quería hacer justicia, aunque la justicia algunas veces era de lo menos útil que se podía encontrar uno y eso era algo que había visto y experimentado en más de una ocasión el pelirrojo, después de todo, la justicia era para quienes tenían el poder un mero instrumento de manipular y doblegar al pueblo ante lo que ellos dicen que está bien o está mal... Y sin embargo.- ¿Harás esto por justicia o por ambición personal? -Sabía que la pelea era inevitable, sin embargo, tal vez retrasándola un poco entendería un poco más su punto de vista usando las palabras, cosa que la última vez no estaba dispuesto a usar porque símplemente tanto la chica como él habían cambiado desde su último encuentro. La última vez él seguía siendo aquél frío asesino y ella una más que molesta compañía que apenas si podía defenderse y que solo había estado reprochando. Ahora reprochaba, pero, en su postura podía notar que había aprendido algo más desde la última vez.

-Finalmente, cuando se alejó lo suficiente para que el efecto de sus técnicas no chocasen contra la tumba de su maestro el pelirrojo se giró, mirando con aquella fría mirada azúl hacia la que sería su enemiga, con su brazo metálico rodeando la empuñadura de su katana por si acaso le hacía falta desenvainar de forma rápida, algo que su battojutsu le permitiría con facilidad. Hablaría si no se lanzaba, pero, en cuanto hiciese un movimiento raro lo último que vería sería el metal de su katana golpeándole el estómago con una fuerza posiblemente descontrolada pues, muy al contrario que otra gente, Seikuro nunca se contenía por el simple hecho de que lo encontraba una falta de respeto a su oponente y porqué no decirlo, había encontrado las ganas de vivir que en su momento le faltaron.

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Taria Black el 18/03/16, 04:25 am

Se formó un silencio demasiado incomodo después de mis palabras, un silencio en el que el viento me recordaba a la suave brisa que precede a una poderosa y devastadora tormenta. Pude ver como aquel pelirrojo esquivaba el papel, la orden de búsqueda sin pestañear, después fue cuando por fin el silencio se rompió ¿justicia o ambición? Vale, tenia que ser sincera, pues no era solamente por que fuese un asesino- Si no te he atacado, es porque, por algún motivo, he sentido que no debía, es demasiado trapero y sucio ensartarte mi arma en el cuello mientras rezas ante una tumba, yo no mato, y menos por la espalda... y bueno... podría decir que es solo por justicia, no soporto los asesinos ni los criminales y si puedo llevarlos ante lo justo, trato de hacerlo... pero también hay algo de ambición propia. No busco una recompensa, si te refieres a eso, es parte de egoísmo, yo me entiendo. - Desde la primera vez que tuve el encontronazo con el pelirrojo, quise saber como de fuerte era el que manejaba ese furioso viento mientras era cubierto de sangre, sin embargo, lo que mas quería en este momento, era llevar a donde debía a un asesino... o eso creía.

Seguí sus pasos sin hacer nada raro, respetaba que no quisiera luchar cerca de aquella casa, algo importante debía haber allí para no querer luchar cerca- Solo hay una cosa que yo querría preguntarte, algo que de verdad me extraña... ¿porque me ayudaste? No me refiero solo a que, indirectamente, me salvases acabando con los monstruos de aquella vez ¿porque detuviste al ladrón que me robó? No tiene sentido, si realmente te dan igual las personas, sin embargo, parece ser que has ayudado a mas gente que a mi incluso... ¿si eres un asesino, porque has ayudado a la gente? No lo entiendo... - Aquello parecía un monologo, por lo que recordaba, ese hombre no era de palabras, seguramente estaba haciendo el idiota, en parte hablaba casi conmigo misma y no era momento de descentrarse, iba a haber problemas.

Mire un momento al cielo notando de nuevo esa brisa y suspiré, negando con la cabeza- Olvidalo, no contestes, no es momento para esto... parece que va a haber tormenta El cielo estaba despejado y solo soplaba la susodicha brisa, pero un mal presentimiento me recorrió el cuerpo, uno incluso mas fuerte que cuando me enfrenté a Aika por primera vez, sentia que no saldria bien parada, sentia que posiblemente hiciese una locura ¿estaria preparada? ¿me pasaria algo? Ahora si habia alguien esperándome en casa ¿seria peligroso?... y sin embargo mi propia manera de pensar me hacia seguir adelante.

Dirigí mi mirada a su brazo metálico, no estaba ahí la ultima vez y supuse que un combate malo le habría hecho pasar por aquello, por mucho que imponiese, ese hombre era humano, o por lo menos, no invencible. Después a mi libro abierto en mi mano izquierda, leyendo un parrafo en una pasada rápida, era hora de empezar y no creo que el fuese de los que atacasen primero... necesitaba estudiar su estilo de ataque, aunque eso significase ser carnaza. Señale hacia el con dos dedos, haciendo dos gestos rápidos y comenzando así los problemas, con una runa azul celeste que salió disparada hacia el, mientras yo me quedaba estática.


Spoiler:
Nombre de la Técnica: Toketsu Soru

Descripción: Tras leer y pronunciar el hechizo; este puede lanzarse al adversario siempre que este en un radio de 7 metros haciendo sentir sobre una parte del cuerpo un frío helador y que hace que esta se congele o, como mínimo sufra algún daño de congelación leve-medio, haciendo que pierda movilidad en la parte del cuerpo afectada; un 75% si el adversario es de nivel menor, 35% del mismo nivel y 15% de nivel superior . También puede ser lanzada al suelo en ese radio de 7 metros haciendo así que aparezca la runa grabada en el suelo con un diámetro de 2 metros; haciendo que el suelo en el que este grabada la runa se congele y si alguien pisa o cae dentro, sufra congelación leve en la zona que entre en contacto.

Tipo: Activa

Rango: D

Debilidades: Si Taria no tiene el libro con ella o se lo quitan, no es capaz de realizar el hechizo. Ademas que si se usa como trampa no tiene porque surtir efecto o tener éxito siempre. Si se aplica fuego a la runa trampa o calor a la zona afectada del cuerpo, el efecto cesara, pero no se anulará el daño causado.

Tiempos: La técnica puede usarse 3 veces por tema. Los efectos duran 2 posts y se puede usar cada 3 posts

_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 26/03/16, 09:03 am

Ah, la escusa de parar al asesino, estaba tan hardo de ella que símplemente ya ni rechistaba al respecto. Solo la escuchó mientras hablaba por el simple hecho de que no había más que poder hacer, no estaba allí para convencer a nadie, había ido allí para presentar sus últimos respetos a su maestro, a que viese que había encontrado una forma de seguir adelante aunque intentasen hacerle la zancadilla una y otra vez. Sin embargo no esperaba la pregunta que soltó después, si bien su mirada era fría su gesto era algo confuso, bastante de hecho. Sin embargo, mientras desenvainaba su katana habló más de lo que debería haber hablado, tampoco le importaba mucho la verdad.- Te ayudé como ayudaría a cualquier otra persona, porque es lo que era justo aunque tu justicia no fuese más que una forma de ver las cosas bonitas por encima de toda la mugre que hay. -Notó algo raro apoderarse de él, una especie de ráfaga fría que le heló el cuerpo tras la maga recitar un encantamiento, por su parte, solo se quedó quieto con su katana delante de él en su mano derecha mientras que la izquierda estaba colocada en la vaina. Estaba completamente preparado para luchar, su postura, su presencia, todo lo delataba, y sin embargo no se movió.

Querías ver a un asesino, esperabas que alguien de mi calaña fuese despiadado y sin ningún tipo de remordimiento. -Si bien era cierto que se arrepentía y que tenía el peso de todas las muertes sobre sus hombros, pero, era un peso que solo le correspondía a él y el viento alrededor de él era lo que lo acompañaría siempre. Su cuerpo empezó a mostrar un leve brillo azulado en su contorno. Su espada carente de filo bajó a la altura de su rodilla, como si hubiese perdido la posición defensiva, aunque era muy distinto a lo que tenía planeado hacer, alerta total mental pese a su actitud relajada, aquello no quería decir que la estuviese subestimando, no, era simple: Quería que ella le subestimase a él pese a estar mostrando aquella presión mágica a través de su viento alrededor de él, se podía decir que era algo así como un duelo mental, que era, como mínimo, la primera batalla que se tenía que superar.- Tienes al asesino delante de tí. ¿A qué esperas?

Era todo lo que tenía que decir, no haría nada, se mantendría a la defensiva hasta llegado el momento de actuar. Había podido comprobar que al desenvainar su katana y bajarla había notado una cierta molestia, tal vez era por lo que había hecho Taria.
Spoiler:
Siento que no sea tan largo, pero, no había mucho que hacer xD

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Taria Black el 26/03/16, 10:12 am

Cuando, pese a que le dije que no hacia falta que contestase, el dijo de todos modos lo que creía, yo me tuve que quedar cayada... la verdad es que algo así podría haber dicho yo tiempo atrás, no era algo extraño para mi, pese a que no le comprendiese del todo. Cada vez me estaba planteando mas si es verdad que aquel era un asesino en serie y solo eso... no parecía tan mala persona o tan despiadado como quien me había imaginado ¿me estaría confundiendo? La verdad es que tenia un lío montado en la cabeza. Pero eses pensamientos pronto se me fueron de la cabeza, debía dejar el tema, habíamos empezado el combate y yo acababa de atacarle... respondería y tendría que defenderme... ¿no? Pues, para mi sorpresa, ni se inmutó ante mi runa. Mi cara habría sido un poema si no me supiese que algo así pasaría, ni inmutarse ante el frío lo vi, ni un gesto, nada, como si mi runa fuese una brisita que golpeó a un huracán, ni siquiera se molestó en apartarse de la trayectoria del ataque y eso me hacia pensar que me estaba metiendo en un verdadero problema.

Para cuando el hizo un movimiento, que fue bajar el arma y perder la posición defensiva, yo ya había pensado en varias cosas para avanzar el combate, pero fueron sus palabras las que me sacaron de ese trance. Cierto era que me esperaba a alguien despiadado y sin alma, y que tenia delante al asesino que buscaba, pero, ¿porque no atacaba? Mi pequeña táctica de hacerlo moverse con mi primer hechizo no había servido de nada, debería seguir intentándolo pero no me movía, solo le observaba. Buscaba un ápice de descuido, me había dado cuenta, el estaba alerta pese a haber bajado la espada- Supongo que porque quiero mantener mi cuello intacto, yo también se hacer que me subestimen, Shin-Tensei... - Ya lo habían hecho muchas veces, mas que nada por ser mujer... y yo sabia como aprovecharme de eso.

Pese a todo, si el no atacaba, debía hacerlo yo. Si me acercaba sin mas, estaba claro que me la jugaría, debía usar cuanto pudiese mis hechizos, mi magia era superior a mi físico... era lo mas lógico. Calculé distancias en un momento, si mi anterior runa le había dado, lo que iba a hacer ahora, también debería. Con un gesto discreto, conjuré una runa bajo sus pies y otra mas adelante, en dirección a mi las dos,si la cosa iba bien, saldría despedido hacia mi, recibiendo dos impulsos repentinos casi de forma seguida, para desorientarlo. Mientras, yo desenvainaría mi pequeña katana y cuando estuviese a tiro de piedra, daría un rápido tajo hacia el. ¿Era peligroso acercar a mi a un espadachín con magia de viento? Si, pero con algo de suerte, los acelerones me darían la ventaja de la desorientación.


Jiàntóu:
Nombre de la Técnica: Jiàntóu
Descripción: Con esta técnica, Taria forma runas en forma de flecha en el suelo y, quien pise en estas, saldrá disparado en la dirección que marca la flecha a toda velocidad hasta un maximo de 10 metros. Taria bien puede usar estas flechas para acercarse al rival o bien para alejarlo o marearlo. Puede crear hasta 3 flechas
Tipo: Activa- Poder medio.
Rango: C
Debilidades: Si Taria usa esta técnica para atacar y su rival adivina sus movimientos, logrando esquivarla, cualquier choque a esa velocidad provocará daños de gravedad media.
Tiempos: Puede usarse hasta 3 veces por tema- 3 posts de recarga- Las flechas duran hasta 2 posts activas.
Imagen de Referencia:
Inventario: -  

off:
No te preocupes por eso xDD asi esta bastante bien.

_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 26/03/16, 11:47 am

El gesto de Taria tras sus palabras, aunque leve y medio oculto, no pasó de imprevisto a los ojos del pelirrojo, algo tramaba, y viendo lo que había hecho antes con aquél simple conjuro pues el frío antinatural que había notado por su cuerpo no había sido una coincidencia ya le hacía ver que su magia podía ser un buen dolor de cabeza llegado el momento. Y aquello iba a ser la razón. Apenas una fracción de segundo en que la flecha aquella llegaba hacia él, algo que le hizo en un momento querer evitarlo, sin embargo, podía prepararse para algo más por si acaso, dado que no sabía como funcionaba no levantó sus pies del suelo, al menos, hasta que salió disparado en medio del aire, ¿Así que se trataba de eso? Vectores de velocidad que si los pisabas salías disparado en una dirección, pues bueno, lo aprovecharía a su favor antes de que pudiese hacer algo más. Por lo visto, quería que fuese hacia ella para atacar, entonces iría.


Con fuerza y controlándose en medio del aire pisó la segunda runa para salir disparado con más velocidad que antes, no era un movimiento para nada desconocido para él, después de todo aquellos dos impulsos era algo a lo que su cuerpo estaba acostumbrado, no de forma tan antinatural pero si que eran movimientos del Hiten Mitsurugi a los que tanto su mente como cuerpo estaban ya más que adiestrados. Por si fuera poco aquello parecía que Taria de alguna manera también sabía algo de esgrima, o al menos eso le hacía ver la pequeña katana que había sacado, un wakizashi para intentar hacer algo contra él cuerpo a cuerpo, sin embargo, el cuerpo a cuerto era su territorio, y aquello era algo que iba a demostrar ya fuese por las malas o por las muy malas. Su cuerpo se aceleró por culpa del viento que él llevaba alrededor suyo, haciendo que este fuese más rápido de lo previsto en principio por Taria para pillarla por sorpresa a la par que empezaba a girar con violencia en el aire.

Hiten mitsurugi ryu. -Dado que su katana ya estaba desenvainada, solo se había saltado uno de los pasos de la técnica, más rápido para él a la hora realizarla. Ni le hizo falta cargar el golpe, simplemente desvió su trayectoria levemente en el aire hacia la izquierda y elevó su katana intentando dar un impacto contra las clavículas de Taria, una pasada rápida y sin duda alguna.- ¡Ryu kan sen tsumuji! -Un simple golpe, una kata de su abanico de oportunidades que le daba su estilo de combate basado en la velocidad y a fuerza y un impulso que él mismo no había tenido que buscar, pues Taria se lo había dado e incluso había usado para mejorar el suyo propio. Aún así habían unas probabilidades bastante grandes de que fallase el golpe, no por nada era una velocidad superior a la que estaba acostumbrado en circunstancias normalesm por no decir un mareo que se había instalado en su cuerpo mientras realizaba todo aquello y aterrizaba en el suelo, derrapando unos metros a la par que envainaba su katana y se colocaba con una pierna adelantada a sí mismo, el cuerpo levemente inclinado y su mano levemente separada de la empuñadura de la katana, listo para el siguiente movimiento de la maga.

Técnicas:
Nombre de la Técnica: Demonio de viento: Ten no akuma. (Cielo del demonio)
Descripción: El viento que fluye constantemente por el cuerpo otorgando a su usuario la capacidad de moverse junto con el viento alterando las corrientes que emanan del ambiente, dicho de otra forma, esta habilidad permite al usuario realizar movimientos que normalmente serían imposibles más allá  de sus capacidades ante un impulso extra que pueden detenerse de golpe si hace variar las corrientes de viento. Esta habilidad solo afecta al usuario de la misma. Por otro lado, dicha habilidad solo es afectada por corrientes de vientos propias, las ajenas no mandarán a volar al usuario. A todo esto se le suma la capacidad de sentir las corrientes de viento para usarlas en su beneficio y manipularlas para así lograr mantenerse en el aire.
Tipo: Pasiva.
Rango: B.
Debilidades:Solo podrá evadir a enemigos que lo superen como máximo en 50% de velocidad.
Tiempos: Se mantiene siempre aunque la capacidad evasiva tendrá dos posts de descanso.

Nombre: Hiten Mitsurugi ryü

Descripción: El Hiten Mitsurugy Ryü Se trata de un estilo de pelea basado principalmente en la velocidad y en la fuerza, siendo este estilo de pelea de los más rápidos en cuanto a movimientos de esgrima se refiere. Es un estilo de Battöjutsu libre, por lo que no requiere de una posición de uso concreta ni un golpe específico siendo esta su mayor ventaja, la versatilidad en cuanto a los movimientos ya sean defensivos u ofensivos empuñando una espada. Así mismo, el entrenamiento de dicho estilo requiere de varias formas tanto físicas como mentales, entre ellas, la de ganar cierta paz espiritual y mental que poca gente es capaz de alcanzar. Requiere una pureza de espíritu y un sentido de la justicia muy fuertes para poder llegar a dominar este camino de la espada, así mismo, este estilo está basado en un principio: La espada del portador y su cuerpo no pueden ser puestos al servicio de nadie, únicamente buscando la justicia por uno mismo y proteger siempre al desfavorecido.

Así pues, este estilo de combate está hecho para proteger, y más importante, para abrir un camino para aquellos que no pueden sobrevivir solos. Una forma de vivir para proteger.

Una pelea demasiado larga puede ser peligrosa para el usuario de este estilo por como trabajan los músculos de su cuerpo, este estilo los fuerza en movimientos fuertes y rápidos, así que tras el combate el usuario se verá obligado a guardar cierto reposo.

Tipo: Pasiva.
Rango: C.
Efecto: Aumento de velocidad, agilidad y fuerza 45%.
Debilidad: Disminución de estamina, resistencia física y aumento de tensión muscular 25%



Nombre: Budö. - El camino del guerrero, conocimiénto técnico.

Descripción: Al contrario que el bushidö, que es el camino del guerrero Samurai en el que se basa el honor ante todo, el budö está más basado en el entrenamiento físico que en el correspondiente a las doctrinas de los samurai de servidumbre. El budö es la parte práctica en la que el guerrero entrena su cuerpo y templa su mente bajo consignas libres sin necesidad de estar bajo el mandato de alguien. En caso de Seikuro entra en armonía con su estilo de pelea y su entrenamiento recibido de vivir bajo la libertad absoluta de su espada, mente y corazón, quedándose como alguien puro.

Tipo: Pasiva.
Rango: C
Efecto: +45% a la fuerza, velocidad y resistencia física.
Desventaja: -25% a la resistencia mágica, flexibilidad.

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Taria Black el 26/03/16, 01:36 pm

Pensaba que podría controlarlo, que lo tenia facil si venia directo hacia mi desorientado, pero, lejos de eso, vi a tiempo como Seikuro mantenía el control sobre si mismo cuando venia disparado hacia mi, aprovechando el impulso para hacer algún movimiento ¿era una broma? nadie había podido mantenerse en una de esas runas... eso me daba a entender que mi oponente iba a darme mas de un dolor de cabeza.

Gracias a que mi estilo de lucha se basa en la velocidad, pude verlo venir y logré apartarme en el ultimo momento, recibiendo solo un golpe de refilón en el hombro y propinándole un pequeño corte donde pude alcanzarle a la misma vez a la par que pronunciaba - Flame - haciendo así que el filo de mi arma se prendiese en fuego para tratar de hacer mas daño. "Dios que suerte he tenido" podría haber pensado, pero iba a ser que no. Solo había sido un golpe de refilón, así es, pero me había dolido. Al parecer, el filo de su katana era romo y fue gracias a eso que no llevé un corte profundo, porque la fuerza que desplegó aquel hombre de golpe en un solo movimiento fue suficiente como para, con ese leve golpe, casi tirarme, pero no iba a darle el combate en un solo movimiento.

Apreté los dientes, dandome la vuelta lo mas rapido que pude, al tiempo que el caia metros adelante, derrapando. Me habia alcanzado en hombro izquierda, en la que llevaba mi libro, por suerte ya estaba acostumbrada a sujetarlo con un brazo dañado. Mis ojos se desviaron al libro un solo segundo y acto seguido, apunte con la flambeante katana a mi rival, dando cuatro movimientos de muñeca, dibujando unos simbolos en el aire, para conjurar mis proximas runas a la par - Kanden Shi .- Una runa amarilla se dirigió hacia donde se encontraba Seikuro, tratando de darle y desorientarlo de nuevo con la descarga electrica que esta proporcionaba, para después, lanzar lo siguiente, aprovechando que la primera serviría de distracción - Bakuhatsu - Tenia la esperanza que las tres runas mina que aparecieron con eso casi bajo sus pies no fuesen un golpe inútil... era de los mejores que tenia. Ya estaba claro, debía ir con todo si quería tener oportunidad y pese a eso sentia algo extraño despues del ataque del pelirrojo.

Por un momento, no pude evitar sonreir al lanzar los conjuros ¿que se me pasaba por la cabeza? ¿como podia sonreir en un momento así?... bueno, ahora creo que lo entiendo. Estaba entusiasmada, llevaba meses entrenando, mi ultimo combate acabo con una derrota apabullante y ahora tenia delante a alguien que imponía y esperaba con todas mis ganas estar a la altura, mejor dicho, ganar, sin duda, la sonrisa era por emoción, aunque mezclaba esa sensación con algo de intranquilidad y miedo, un simple roce ya me había dolido, a saber que me esperaba... era extraño.


Arma:
Nombre del arma u objeto: Flamberge
Tipo de arma u objeto: Katana corta
Tipo de habilidad mágica: La pequeña katana es capaz de envolverse en fuego durante un breve periodo de tiempo, haciendo que se puedan provocar heridas por fuego de hasta segundo grado.
Comando de activación: Flame
Habilidad: Daños de fuego durante un pequeño tiempo.
Tiempos: La katana solo puede envolverse en fuego una vez por tema, pero durante 4 turnos
Debilidades: Solo puede usarse el fuego una vez, por lo demas es un arma corta normal y corriente.  
Técnicas :
 Nombre de la Técnica: Kanden shi
Descripción: Tras una rápida lectura al libro de hechizos que siempre lleva encima y tras pronunciar lo mejor posible el hechizo en cuestión, Taria conjura una runa mágica que aparece en el suelo, mas o menos de metro y medio de diámetro. Cualquiera que entre en dicha runa, sufrirá una descarga eléctrica aturdidora de no mucha potencia.
Tipo: Activa
Rango: D
Debilidades: Como otros hechizos de la joven maga, no puede efectuarlo si no tiene su libro de hechizos con ella por alguna razón. Quien no entre y pise en la, relativamente pequeña runa no sufrirá el efecto; así como también lo pueden sufrir aliados o la propia Taria. El hechizo solo tiene el fin de aturdir con una rápida descarga, con lo cual se sufrirán pocos daños físicos.
Tiempos:  La técnica puede usarse 3 veces por tema. Los efectos del aturdimiento duran 1 post o 2 en caso de que el adversario sea de un nivel inferior. Se puede usar cada 2 posts. La runa se desvanece a los 2 posts.

Nombre de la Técnica: Bakuhatsu
Descripción: Taria lanza un conjuro que hace aparecer 3 runas en el suelo a una distancia máxima de 10 metros, que al entrar en contacto con alguien provocan una explosión con un rango máximo de 3 metros que provoca daños de gravedad media y algunas quemaduras de segundo grado; alejando por la onda a quien active la runa.
Tipo: Activa. Poder medio
Rango: C
Debilidades: Podrida afectar a aliados o a la propia Taria si la activan; también consta decir que el estallido no es lo suficientemente fuerte como para que una runa sola provoque grandes daños así que suele usarse mas para hacer trampas que atacar.
Tiempos: La técnica puede usarse 3 veces por tema pero solo una vez por post. Las minas mágicas duran unos 3 posts activas. Se ha de descansar dos posts entre uso y uso y solo podrán volverse a usar las minas si las tres minas anteriores dejan de estar activas.

_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 30/03/16, 01:41 pm

Por el movimiento y la adrenalina no había notado aquellas quemaduras que se habían hecho con apenas un roce de aquella espada de fuego que estaba sujetando, que suerte, espada mágica contra espada mágic,a solo que la suya no se envolvía en llamas. Por lo pronto se podía decir que estaba controlándose lo suficientemente bien como para no matar de un golpe accidental a la mujer delante de él, solo que esta vez no se quedó quieto ante los gestos de la misma. Dio un salto en su segundo movimiento de muñeca dado que en el primero había flexionado las rodillas y acto seguido se elevó en el aire a una velocidad consederable, alcanzando unos cuantos metros de altura, 6 para ser más exactos, con los que conseguiría, al menos, hacer que los ataques de la misma fuesen un poco menos útiles ya que por lo que acababa de ver al mirar hacia abajo, lo que estaba haciendo hasta el momento era poner trampas en el suelo. Ese era del tipo de enemigos que no le gustaba encarar por un simple hecho, nunca se enfrentarían a tí de frente, no al menos con técnicas cara a cara y eso era algo que el pelirrojo veía ciertamente deshonroso, el hecho de que estuviese haciendo todos aquellos gestos con una katana eran casi un insulto a las creencias que su maestro había hecho que adoptase, al menos si no hubiese abandonado aquél camino tiempo atrás.


En el aire no tomó posición de combate alguna, más bien se relajó un poco en cuanto a su posición y cerró los ojos soltando una buena cantidad de aire para luego estirar su mano hacia Taria, el viento empezó a soplar con fuerza desde el suelo hacia donde estaba él de forma arremolinada, soltando algunos destellos azulados que hacía que se pudiese ver en forma de hilos a la par que el pelirrojo estiraba su contraria a la misma altura haciendo que ambas palmas de la mano se encontrasen. Si bien al principio solo se podía ver una gran cantidad de viento, tras varios segundos en los que alzó sus manos por encima de su cabeza una esfera brillante como el sol apareció sobre la misma haciendo que solo se pudiese ver su silueta, obviamente, molestando a la vista si es que decidía mirarlo fijamente. Posiblemente era una técnica bastante peligrosa de lanzar de aquella forma, sin embargo era algo que no le importaba llegados a esos momentos en los que realmente se estaba jugando no solo la vida, sino que también la libertad de una forma más que súbita... Se negaba a ello ahora que podía ser realmente libre, se negaba a vender de una forma tan barata su vida porque a una chiquilla le entrasen ganas de aque pasase el resto de sus días pudriéndose en una celda, no lo haría más, no vería los barrotes truncar su vida de nuevo como en su infancia.

"Seré libre, seré libre, seré libre." Pensaba de forma desesperada el pelirrojo mientras apretaba su dentadura, para, luego, hacer tal vez una de las imprudencias más grandes que seguramente iba a hacer en su vida. Literalmente, en un momento cambió su opsición tras un rápido impulso sujetando la esfera incandescente y brillante con la palma de su brazo metálico, una trayectoria diagonal hacia Taria usando toda su fuerza en las piernas y velocidad posible para impactar con aquella esfera sobre el costado de la misma. Aquello no la mataría, pero le realizaría un daño lo suficientemente considerable como para pensarse el levantarse de nuevo o no. Sobre él también tendría efecto, su brazo metálico literalmente estaba rojo quemando su carne, pero, era un dolor que ya no era capaz de sentir al tener los nervios de ese brazo prácticamente muertos producto de las heridas sufridas, producto de su propia estupidez, pues bien, esa estupidez era su carta de triunfo en esos momentos o al menos eso era lo que él creía.

¡Cataclysm! -Y tras ese grito, solo el destino diría lo que pasaría.
técnica usada 4/5:
Nombre: Demonio de viento: Cataclysm.
Descripción:Seikuro es capaz de convocar una gran cantidad de viento caliente a su alrededor que empuja todo lo que hay delante de él con gran fuerza, es una magia incompleta en este modo esta técnica solo sirve para empujar cosas por debajo de los 90 kilos, dicha técnica diente un alcance de 10 metros, la potencia de empuje es de 5 metros aunque si la persona se ve completamente atrapada recorrerá esos 10 metros. Dicha técnica solo se puede realizar en linea recta, sin embargo no necesita estar precisamente en el suelo para realizarla. Sin embargo, Comprimiendo el viento en una cúpula tan brillante como un Sol es luego capaz de lanzarla creando una explosión de viento muy caliente (300 grados) cuando esta impacte. La explosión de viento provocará quemaduras de 2º grado y una fuerza de empuje equivalente a si el viento no fuese comprimido, sin embargo, si la esfera impacta directamente las quemaduras serán de tercer grado y la fuerza de empuje se duplicará.
Tipo: Activa.
Rango: C
Debilidades: No puede mover objetivos por encima de los 90 kilos, dicha técnica tiene un alcance de 10 metros, la potencia de empuje es de 5 metros aunque si la persona se ve completamente atrapada recorrerá esos 10 metros. Con la cúpula el radio de explosión será tambien de 10 metros, en cambio, si impacta directamente para no salir volando los 10 metros la persona tendría que pesar 180 kilos.
Tiempos: 1 uso por tema, 2 si come aire con 3 turnos de enfriamiento.

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Taria Black el 31/03/16, 02:53 pm

Tenia la esperanza de que esa combinación de golpes y ataques habría sido correcta, que las runas mina le habrían hecho daño y me habrían dado una nimia ventaja, un poco aunque fuese, algo que me diese esperanza, pero no, era mucho pedir supongo, ese pelirrojo era demasiado ágil para alcanzarle tan fácilmente con unas simples trampas.

Miré hacia mi rival mientras este estaba en el aire, pensando en si de verdad tenia que seguir con aquello por un segundo y, quizás, sintiendo algo de impotencia al haber fallado el golpe, por desgracia, las runas eran mi magia mas desarrollada y la que acostumbro siempre a usar, y eso no iba a servir al 100% con aquel que ahora me sobrevolaba. Aun mirándolo en guardia, vi como hacia un par de gestos con las manos y convocaba una gran cantidad de viento que de golpe se volvió luminosa. El calor del ambiente subió y yo no podía mirar directamente, era como mirar al sol... era como si me quisiera acertar con el astro rey.

Tuve que bajar la vista y cerrar los ojos, obligada casi por el hecho de que me dolían al mirarlo. Sabia que, ni podía correr como un gamo, porque me daría; no podía mirar donde mi contrario estaba para saber cuando y como esquivar y, además, dado que yo mismo tenia un hechizo similar, presentía que el golpe no se quedaría en un simple impacto calorífico. Tuve que limitarme a cerrar los ojos, mientras lanzaba mi libro lejos de mi.

Escuché como se impulsaba y cortaba el viento hacia mí, con los ojos cerrados y con la mano sobre el hombro dañado, casi como si me doliese tanto que incluso había lanzado el libro. Escuché atenta y su ultimo grito me dio la señal que quería.

Aprovechando que tenia la mano sobre el hombro, donde estaba el enganche de mi capa, agarré y tiré de ella, a la par que saltaba hacia atrás. Mi capa se desenganchó, dándome la minúscula distracción que necesitaba al tirarla delante mia. Mientras retrocedia, puse mi brazo derecho por delante y descubrí mi brazalete, que allí esperaba su turno- ¡Dragon Spirit! - Casi al segundo, un pequeño escudo protector se generó delante de mi. Pude evitar el impacto directo, pero cuando me quise dar cuenta una onda de viento ardiente me estaba empujando lejos. Aterricé bastantes metros mas allá de mi contrincante, notando como todo mi cuerpo me ardía, había sido un golpe terrorífico y ni de lleno me había dado...
Si no fuese porque tenia el escudo por delante, que poco ayudó, y el viento no me envolvió al haber dado el golpe directo, posiblemente habría acabado mucho peor, quizás fuera de combate.

Me levanté, pese a que mi cuerpo se resentía y dolía sobremanera, me levante y miré hacia Seikuro, esbozando, sin darme cuenta, una pequeña sonrisa... por su forma de atacar o incluso de observando, diría que estaba molesto, quizás con mi forma de lucha. El caso es que yo sabia defenderme físicamente y también ante golpes como el anterior, había estado a punto de perder un brazo por congelación, unas quemaduras de segundo grado y otras que rozasen el segundo grado -gracias mas que nada a mi brazalete mágico- eran soportables y podía seguir. Me tocaba demostrarle lo que sabia.

Me agache de la misma forma que lo haría un corredor y, aprovechando la hierba del prado, dejé allí una pequeña y discreta runa, oculta, justo antes de salir disparada usando mi magia de alta velocidad. Dí varios acelerones, tratando de despistarle y moviéndome a su alrededor mientras, con el simple roce de mis manos, dejaba runas en sitios discretos. Acto seguido, cuando ya lo había rodeado, eché a correr hacia el con otro acelerón mas y salté en el aire, yendo hacia el por su lateral izquierdo- ¡Picado de águila! - Apunté a su cabeza, sin cortarme un pelo en absoluto. No todo en mi eran trampas.
Spoiler:

Nombre de la Técnica: Picado de águila.
Descripción: Con esta técnica, Taria usa toda la velocidad de la que disponga para marear al enemigo, dando múltiples acelerones hasta que, finalmente cuando ve un hueco posible, usa el impulso de esa velocidad para saltar lo mas alto posible y caer con un rápido y fuerte taconazo, normalmente, en la cabeza del rival. Esta técnica puede causar heridas de gravedad media-grave.
Tipo: Activa- Poder medio.
Rango: C 
Debilidades: Si el rival esquiva el taconazo, ella se hace daños de gravedad media en la pierna.
Tiempos: 3 veces por tema- 3 de recarga.
Imagen de Referencia:-
Inventario: -
- Una vez las runas creadas, duran 3 turnos activas, si la técnica no se activa en ese tiempo, se desactivan- Solo se puede usar una vez.
Imagen de Referencia: - 
Inventario –


Nombre de la Técnica: Bakuhatsu domu
Descripción: Esta técnica podría ser muy parecida al Bakuhatsu simple de Taria, pero, en vez de crear tres runas explosivas, Taria va dibujando runas creando un circulo alrededor de su rival con un diámetro máximo de 10 metros. Una vez el circulo de runas esta terminado, Taria debe salir de el para no correr peligro pues, en cuanto hace un gesto que sirve de activación, dentro de ese circulo de runas se genera una gigantesca explosión capaz de hacer daños y quemaduras graves.
Tipo: Activa- Poder alto.
Rango: C
Debilidades: Necesita de un turno para crear las runas alrededor del enemigo. Si a Taria se le ocurre la insensatez de activar la técnica estando dentro se verá afectada por su propia técnica.
Tiempos: 1 post para crear las runas- Una vez las runas creadas, duran 3 turnos activas, si la técnica no se activa en ese tiempo, se desactivan- Solo se puede usar una vez.
Imagen de Referencia: - 
Inventario –

---
OBJETO.
Nombre del arma u objeto: Aura del dragón
Tipo de arma u objeto: Brazalete
Tipo de habilidad mágica: Este brazalete levanta una barrera magica, como si se tratase de un aura en forma de escudo, capaz de defender al usuario de ataques elementales como pueden ser ataques con fuego, agua, hielo, rayo, luz, oscuridad etc. Reduce el daño en un 20% si el rival es de nivel superior, 50% del mismo nivel y 100% nivel inferior.
Comando de activación: Dragon Spirit
Habilidad: Crear un escudo intangible contra ataques elementales
Tiempos: Solo puede usarse 3 veces por tema. Tarda 5 turnos en poder volver a usarse.
Debilidades: Solo detiene ataques elementales que vengan de frente,no si son ataques físicos o que vienen de varios ángulos distintos


_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 31/03/16, 03:30 pm

¿Sabes ese momento en el que sabes que no has hecho todo el daño que podías? Este era el caso de Seikuro y en cierto modo le motivaba ver que no iba a ser una rival que se fuese a rendir así porque si, tal vez realmente si que iba a tener que hacer uso de su espada y no le iba a costar admitirlo mucho, estaba haciendo que poco a poco empezase a mostrar sus trucos más o menos de forma casi inmediata. De repente, Taria salió disparada, una pena que no fuese una velocidad mayor a la que una vez experimentó contra Kakugo, porque si no seguramente la habría perdido de vista desde el primer momento. Sus ojos analizaron cada movimiento, estaba poniendo de aquellos sellos en el suelo así que seguramente intentaría empujarle contra ellos... Cosa que conseguiría si le impactaba directamente desde la espalda, aunque aquello era algo que posiblemente no pasaría, ¿Verdad? Por eso fue que se mantuvo quieto sin seguirla con la cabeza y por eso fue que realmente ella pudo encontrar una apertura, porque se había confiado en que las quemaduras y las heridas de la caida la distraerían en sus movimientos, parecía ser que no iba a ser así al menos no por mucho tiempo.

Parecía que el ataque iba a ser hecho desde arriba, un talonazo contra su cabeza que de antemando sabía que llegaría si no hacía nada, cosa que no pasaría pues él ya estaba clavando su espada en el suelo, sin mirarla todavía, agachándose para darse tiempo a sí mismo a que él talón no llegase a él y de buenas a primeras una buena cantidad de viento se levantó a su alrededor, rodeándolo por completo en forma de cúpula que, por el viento comprimido de la misma haría de escudo protector ante el golpe que se venía hacia él, pero eso no era todo. En cuanto notó el talón de Taria chocar contra el viento de su escudo todo empezó como una reacción. De golpe el viento se expandió con una fuerza aplastante que, seguramente, por las fuerzas usadas por ambos haría que el talón y parte del cuerpo de Taria se viese completamente afectado por el golpe si es que todo salía como lo había calculado. Total, no sería algo que normalmente se pudiese prever al desconocer las magias, sin embargo, si algo tenía claro era que sin sus manos quietas y en el aire la maga seguramente no tendría oportunidad de reaccionar entre el estallido de viento y el movimiento al que se iba a someter de un momento a otro.

No se agachó para que el golpe tardase más en llegar hacia él, sino para preparar su siguiente movimiento que era saltar con fuerza agarrándola por aquella pierna que, de no haber usado protección alguna seguramente se habría visto con gran parte de ella machucada especialmente en los huesos. Un aterrizaje acelerado y un golpe de ese calibre podían ser peor enemigo que el propio Seikuro en esos momentos. La cuestión es que se colocó a la altura de su oponente y la sujetó con todas sus fuerzas de aquél tobillo, sin ningún tipo de consideración al dolor ajeno ni nada por el estilo para, empezar a girar sobre su eje un par de veces con toda la intención de marearla ante aquellos latigazos que seguramente estaría sufriendo por el viento. Su intención no era esa, sino tomar fuerzas para acto seguido dejarla salir disparada. El combate aéreo aunque pareciese una tontería era algo que se le daba bastante bien y eso era algo que estaba dejándose ver en esos momentos en los que se desenvolvía mejor en el aire que en suelo.

No estaba apuntando a un sitio vacío, a todo esto, sino que estaba apuntando a las nuevas runas que había colocado, quería ver qué era lo que pasaba si era ella la que pisaba aquellas trampas que ella misma ponía pues posiblemente podría usarlas en su beneficio. Descendió levemente sin poner los pies en el suelo y sacó su espada del mismo, ya preparado para su siguiente movimiento. No le pediría que se rindiese, sabía que era orgullosa, aunque ella misma vería hasta donde llegaba su propio límite dentro de poco.
Spoiler:
Nombre de la Técnica: Demonio de viento: Demon shield.
Descripción: Esta técnica se tiene que realizar encima de una superficie para mantener su canalización, el usuario clava la katana en el suelo y esta crea una cúpula hecha de viento huracanado, dicha cúpula está hecha para proteger al usuario y a las personas que estén a su alrededor en un radio de tres metros y dos de alto, al contrario de los tornados esta protección no succiona lo que hay alrededor. Cuando se desactiva antes de tiempo dicha cúpula se romperá en una ráfaga de viento que en caso de sufrir la explosión de cerca el efecto puede ser el mismo que ser golpeado por el suelo tras una caida de 2 metros.
Tipo: Activa.
Rango: D.
Debilidades: Protege por completo de ataques de enemigos de niveles inferiores. Los ataques del mismo nivel lograrán pasar en un 50%, causándo esa proporción del daño; y finalmente, los ataques de niveles mayores pasarán en un 75%. La cúpula se podrá romper con tres ataques del mismo nivel o con uno solo de niveles superiores, no podrá quebrarse con ataques de niveles inferiores..
Tiempos: La cúpula se crea instantáneamente y deshace en dos turnos contando el turno de activación, se podrá volver a usar 3 turnos después, 3 usos por tema.

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Taria Black el 01/04/16, 11:12 am

Por un segundo, una milésima mejor dicho, creía haberle dado, creía haberle hundido la cabeza con una patada acertada... pero al segundo pude notar que no estaba golpeando nada físico, estaba golpeando al aire, no le había acertado. Una especie de cúpula de viento compacto defendía a Seikuro de mi golpe y, antes de querer darme cuenta, las cosas ya estaban pasando muy rápido. Un ventoral se levantó al expandirse ese viento, haciéndome salir disparada.

Ya solo la presión del viento había logrado hacer que mi pierna se resintiese como si chocase contra el suelo a esa velocidad y, además, no tardé en verme agarrada por mi rival de esa misma pierna, girando sin control en el aire. Mentiría si dijese que mantuve la cabeza fría y tranquila, notaba como mi pierna, en especial mi tobillo se fracturaba por dentro por el golpe, el agarre y los giros bruscos, notaba como mi tobillo se fracturaba y fisuraba poco a poco con cada movimiento nuevo aunque eso no fue lo peor, ni por asomo. Lo peor llegó cuando Seikuro decidió que ya estaba bien de jugar a las peonzas conmigo como juguete y me lanzó directa a por una de mis runas.

Suerte para mi que no eran mis runas explosivas del Bakuhatsu, si no simples... "sellos" podríamos llamarlos, marcadores. Me estrellé en el suelo, rebotando, sin exagerar, varios metros tras el impacto y quedé tirada en el suelo. Mi katana que hasta entonces seguía en mi mano, voló de ella cayendo mas lejos aun, dejándome desarmada.

Ahogué como bien pude un grito de dolor por mi pierna y mi tobillo, no sabia si me había roto el pie, pero fracturado o fisurado como mínimo estaba. Me mordí un dedo mientras trataba de aguantar el dolor los tres primeros segundos hasta que logré moverme. Me senté en el suelo, no podía levantarme, como es logico " A este paso me va a matar... "

Temía por mi vida en ese momento, estaba comprobando la fuerza del tal Seikuro y no era poca. Miré hacia mi rival, frustrada, hasta que me di cuenta, apenas en un segundo, que el seguía en el lugar idóneo, pues me estaba observando desde el momento que me lanzó contra la runa. No esperé mas, era ahora o nunca. Hice un gesto con la mano y mi técnica mas poderosa pudo ejecutarse.

De debajo de Seikuro, el cual seguía flotando en el aire, un gran brillo comenzó a surgir, todas las runas allí puestas se iluminaron y en el centro del circulo que estas formaban, se generó una gran explosión que sin duda era peligrosa. Mientras el gran estruendo se levantaba y las llamas rojas del estallido se elevaban ante mi, levantando con su onda expansiva una gran polvareda con el viento caliente; traté de levantarme, apenas sosteniendome en pie y casi sin apoyar el tobillo dolido, y, aun así, el dolor era continuo e insoportable pero por lo que parecía le había alcanzado... - Espero que eso haya sido suficiente... es mi mejor golpe... - Murmuré rogando para mi sin poder hacer mas que observar, apenas de pie, quemada y dolorida y, tengo que admitirlo, algo asustada... pero sin rendirme.
Spoiler:


Nombre de la Técnica: Bakuhatsu domu
Descripción: Esta técnica podría ser muy parecida al Bakuhatsu simple de Taria, pero, en vez de crear tres runas explosivas, Taria va dibujando runas creando un circulo alrededor de su rival con un diámetro máximo de 10 metros. Una vez el circulo de runas esta terminado, Taria debe salir de el para no correr peligro pues, en cuanto hace un gesto que sirve de activación, dentro de ese circulo de runas se genera una gigantesca explosión capaz de hacer daños y quemaduras graves.
Tipo: Activa- Poder alto.
Rango: C
Debilidades: Necesita de un turno para crear las runas alrededor del enemigo, si este se da cuenta, podrá tener la oportunidad de evitarlo. Si a Taria se le ocurre la insensatez de activar la técnica estando dentro se verá afectada por su propia técnica.
Tiempos: 1 post para crear las runas- Una vez las runas creadas, duran 3 turnos activas, si la técnica no se activa en ese tiempo, se desactivan- Solo se puede usar una vez.
Imagen de Referencia: - 
Inventario –


_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 01/04/16, 01:28 pm

Aquellas cosas no habían explotado, sino que se habían mantenido quietas. Al ver el brillo debajo de él casi notó como se le helaba la sangre por unos segundos. ¿Eran un interruptor y no la explosión en sí? "Joder...". Por obvias razones se encogió sobre sí mismo, quería evitar todo el daño que pudiese, sin embargo algo pasó en el momento en el que las llamas y la onda expansiva se hizo con su cuerpo todo este se volvió de color completamente negro, era extraño que, pese a ser una explosión de tal potencia no había sufrido daño o herida alguna, era intertesante ver hasta donde habían llegado sus poderes y su forma de pelear, pero, no se lograba explicar como pese a la sordera y al mareo de la onda expansiva de la explosión, apenas si se había movido. Por si acaso tocó el suelo, con gran parte de su ropa rota, especialmente su hakama y su haori, haori que por cierto había quedado completamente destruido por haber recibido la mayor parte del impacto. Su keikogi por otra parte estaba completamente agrieteado haciendo que este quedase desintegrado por la parte de su brazo derecho, el brazo metálico.

Colocó con tranquilidad los pies en el suelo y empezó a salir del cráter por su propio pie, como si no hubiese pasado nada, si bien había podido notar la potencia de la explosión y sus consecuencias, él estaba completamente bien y sano, de hecho, en cuanto salió los tatuajes empezaron a mostrar franjas por su cuerpo mostrando piel completamente sana, empezando por la cara, los ojos, el cuello, torso y piernas hasta quedarse únicamente sobre su brazo. Su cuerpo humeaba por el calor al que había sido expuesto, pero el pelirrojo parecía no notarlo para nada, sino que más bien se podía decir que era ajeno a todo esto. Se quedó mirando hacia donde estaba Taria, alzando su espada hacia esta como si estuviese en una amenaza, aunque era muy lejano de serlo.- Vuelve a Magnolia antes de que no seas capaz de moverte por tí misma. Si mueres aquí, solo serás otro cadáver más en mi lista y no me gustaría otra muerte más a mis espaldas. -Sentenció, no quería matarla y no era algo que se aplicase únicamente a ella, sino que en general no tenía ganas de seguir matando.- Ya he derramado demasiada sangre. -Y, tras decir esto, envainó su espada.

Había sido suficiente, estaba cansado por el viaje y aún tenía que volver, el combate y las magias usadas le habían costado también cansancio y sin embargo allí estaba, dispuesto a irse de nuevo.- Por tu bien, no seas cabezota. -Ella sabría lo que le depararía a su salud, pero, él ya estaba apuntándola con una magia de ser necesario el volver a actuar, solo por prevenir antes de que esta cometiese la estupidez de estar dispuesta a seguir luchando, tal vez si le arrebataba ese libro que tenía en las manos podría conseguirlo más rápido. Sin embargo, era un hecho de que si se le acercaba seguramente seguiría disparándole magia aunque fuese lo que menos quisiese. Como testimonio de que ella había luchando contra él, agarró su propio pelo de un puñado y cortó su coleta.- Como testimonio de que has luchado conmigo, dí que me has parado los pies en una fechoría y cobra alguna recompensa. -Y, tras decir eso, quedando con su pelo completamente corto le lanzó la coleta y se quedó mirándola a ver cual sería su elección.
Demonización:
Nombre de la técnica: Demonización.

Descripción: Principal característica de los Devil Slayers, estos pueden hacer aparecer tatuajes por todo su cuerpo que pueden usar para aumentar su resistencia a magias y maldiciones en gran medida hastael punto de hacer al usuario resistente a la maldición Memento Mori, esta cualiad se muestra cada vez que el mago usa su magia para cualquier cosa, se puede controlar donde y cómo aparece, pero no cuando, así que, puede llgar a ser peligroso si se mantiene a largo plazo en su forma más desarrollada. Dependiendo de la extensión así será el consumo requerido de magia. En el caso de Seikuro, esta magia fue adquirida de forma hereditaria, aunque actualente se desconoce de quién, es algo que simplemente lleva en la sangre desde que era pequeño y lo ha ido desarrollando poco a poco de forma inconsciente a medida que sus poderes crecían con él por lo que en cierta medida no corre un gran peligro para su vida siempre que no abuse de ello.

Tipo: Activa.
Rango: B
Debilidades: Dependiendo del enemigo, el daño mágico/maldito a Seikuro puede ser mayor o menor. Dicho esto, en la siguiente tabla se mostrarán los porcentajes de daño:

-Nivel mucho menor (30 o menos): 100% de protección, quedando completamente ileso.

-Menor nivel: 95% de protección, quedando reducido a magulladuras.

-Mismo nivel: 70% de protección, llegando a sufrir heridas leves que le molestarían para combatir, pero no lo suficiente como para parar.

-Mayor nivel: 20% de protección, pudiendo así llegar a sufrir heridas serias, aunque con esto se asegura la supervivencia.

-Niveles mucho mayores (30 o más): 0% de protección.

Así mismo, cuando el efecto termine consumirá automáticamente el 50% de su magia, aunque puede recuperarse prácticamente de forma completa al comer su elemento tiene ciertas restricciones, como por ejemplo el viento no puede estar contaminado con humos, poluciones o venenos.

Tiempos: 2 veces por combate, se mantiene 4 turnos activa y necesita otros 4 turnos de recarga. Si se usa por segunda vez en la batalla y no se han usado otras magias se mantendrá 4, si se han usado otras magias, 3 turnos.

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Taria Black el 01/04/16, 04:23 pm

Una vez se levantó la polvareda y las llamas desaparecieron tras la explosión sobrevino el silencio. Sonreí, confiada, pero esperaba no haberme sobrepasado, no quería acabar con nadie y esa explosión era incontrolable. Ya segura estaba de que había ganado el enfrentamiento que, cuando vi una sombra empezar a salir de la polvareda pensé que era una alucinación, pero no.

Por su propio pie, intacto, saludable y en perfecto estado, Seikuro se acercaba hacia mi, con unas extrañas marcas que recorrían su cuerpo por todos lados. Solo una mirada hizo que todo mi cuerpo se entumeciese, ya no había quemaduras, ni dolor, ni pie roto, la presencia de mi oponente ahora se asemejaba a la de un demonio o algo similar, tanto es así que cuando me apuntó con la espada, olvidé mi pierna fracturada y di un paso con ella hacia atrás, cayendo, como es lógico, al no tener fuerza y sentir una punzada que me hizo flaquear.

Estaba segura de que iba a morir, aquello era mi final; sin capacidad de defenderme, ni de huir, ni de atacar.... pero cual fue mi sorpresa cuando el pelirrojo me dijo que volviese y no fuese una insensata, cortándose incluso la coleta, para que sirviera como "prueba" para cobrar una recompensa. Ni que decir tiene que estaba atónita, no comprendía esa forma de actuar. Cuando la coleta de este cayó a mis pies, no la recogí, ni me levanté, solo miré hacia el, confusa de verdad- No atacaré... pero... - Por un segundo, creo que lo fulminé con la mirada, en busca de respuestas.- ...¿Por que?... - Apreté los dientes, cada vez mas frustrada con todo aquello - Tus palabras y actos de ahora no se corresponden con lo que dicen de ti... así que ¿por que? ¿si de verdad no quieres asesinatos con los que cargar, porque te buscan? ¿por que narices alguien que es capaz de perdonarle la vida a quien ha querido arrebatarle toda libertad es un asesino? - Solo su ultimo gesto me dejó claro que aquel que tenia delante no era un verdadero asesino, yo conocía a uno de verdad, uno que ha asesinado mas vidas que veces ha pestañeado en su vida, yo sabia lo que era la maldad vista en los ojos de alguien ¿por que ahora no veía esa maldad en Seikuro si era un asesino? - No busco recompensas... lo único que quiero apartar a la gente que cause daño de las calles para que nadie sepa lo que es ser engañado y posteriormente atacado por alguien. Solo quiero librar las calles del tipo de persona "ponzoñosa" que hace que la humanidad parezca una fruta de monda podrida que no deja ver el buen interior... si eres un asesino ¿como es que no veo eso en ti? - No iba a atacar... seria un suicidio. En una situación normal no me importaría... pero recordé que hay una estúpida persona esperándome en casa.

_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 01/04/16, 05:00 pm

En su momento fui un asesino, eso no lo podré deshacer nunca. -Era la verdad, y huir de ella sería ser un hipocrita, por no decir que también sería un insulto a la memoria de los muertos que él mismo llevaba a sus espaldas, literalmente, en forma de dragón formado por kanjis con los nombres de todos aquellos a los que había llamado justo atravesando su número de esclavo. ¿Era un asesino actualmente? La respuesta era obvia al haber dejado viva a la persona que le iba a llevar ante la justicia, si alguna vez iba sería por su propio pie y no porque alguien le arrastrase a ir, pero, eso tendría que ser cuando sus asuntos pendientes se viesen resueltos, todos y cada uno de ellos. No dejaría cabo suelto con el que se le pudiese condenar a muerte pues habían quienes querían su cabeza en una pica para dar ejemplo ante lo que ocurría cuando...- Lo que tú conoces como un asesino ha sido muchas veces engañado, es cierto que actualmente hay carteles con mi cara que hacen que mi cuello se vea puesto en peligro por crímenes que he cometido. No me escudaré en su momento, aunque la mayoría hayan sido un engaño otros se han hecho para proteger a gente.

Acto seguido comenzó a andar, pasando de largo al lado de Taria sin siquiera ayudarla a levantarse, por más que honroso fuese ese camino, sin duda era uno arduo y peligroso, era el camino que le había llevado hasta donde estaba en esos momentos, sin embargo no impediría que lo recorriese pues sería hipócrita por su parte.- Los poderosos son los que acaban decidiendo lo que está bien o lo que está mal, tenlo siempre presente, es ese poder lo primero que está podrido hasta las entrañas y cuando intentas cortar la cabeza, aparecen cuatro más, como una hidra. -Él mató a un noble, salvó a más de mil personas que habían quedado sin hogar, y si el pelirrojo no hubiese actuado ese noble habría matado a todas aquellas personas por el simple hecho de que ensuciaba la cara de las calles de Magnolia en vez de proveerles de una oportunidad para poder salir adelante.

Desde según qué punto de vista soy un asesino y un criminal. -Y tras decir eso, empezó a alejarse del lugar de la batalla, ya se las apañaría ella para volver a la ciudad.

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Taria Black el 01/04/16, 05:38 pm

Quizás parecía anhelar una respuesta, pero no sabia ni yo que es lo que quería. Estaba confusa, y el se dio cuenta y no solo eso, remarcó que lo que yo conocía como asesino había sido muchas veces confundido.

Me tuve que mantener cayada ante sus palabras mientras el cruzaba a mi lado, no sabia como ni que responderle, simplemente aquello se había terminado, sin embargo, cuando pude mirar hacia atrás, hacia el, pude notar que realmente no había maldad en el allí presente, o casi nada, sin embargo, notaba un pequeño pesar. Había sido desconsiderada y lo había prejuzgado, o eso notaba en esos instantes.

Aun sin levantarme, suspire y me dejé caer tumbada  en la hierba del prado que ahora estaba en algunas zonas quemada, en otras sustituida por cráteres etc y mire al cielo pensando en lo que había pasado allí y en la increíble suerte que tenia pues seguía viva, bueno, no fue cosa de la suerte en realidad. Había sido todo tan rápido que incluso yo acostumbrada a las altas velocidades, sufrí mas de un mareo para acabar derrotada después, con la pierna destrozada, y, sin embargo, viva.

Esperaba volver a verle alguna vez mas, pero esta vez, no para detenerle, simplemente, esperaba que el pudiera explicarme ciertas cosas que yo no lograba comprender y por supuesto, disculparme, pero, hasta entonces, tenia otras cosas de las que acordarme, como cierta pareja mía que 1debia estar preocupada y 2 me iba a matar al ver mi estado. Al pensar eso ultimo necesité reír e, incluso, bromear - Seikuro vuelve y matame, por favor, será menos doloroso que volver a casa

_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: En el ojo del huracán [COMBATE Seikuro (187) VS Taria (97)]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.