La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Lynx el 26/01/16, 03:32 pm

El viento soplaba con fuerza entres las estrechas calles produciendo un sonido fantasmal, las ventanas destartaladas golpeaban una y otra vez las paredes de las casas, algunas ya ruidosas. Era un pueblo alejado de la mano de dios cuyo nombre había sido olvidado donde apenas vivían 50 personas, la gran mayoría ancianos. ¿Cuántos jóvenes habría? ¿Uno, dos, tres o ninguno? Seguro no sería difícil contarlo.

¿Pero que hacía allí un espíritu celestial como Lynx? Como espía de Crime Sorciere debía recabar cualquier información que le fuese útil al gremio, y aquel lugar no era una excepción. Los pueblos así solían ser usados por gremios oscuros para ocultarse o experimentar con humanos sin que el consejo se enterase de nada, él lo sabía muy bien, y allí donde el consejo no actuaba lo debía hacer su gremio. Estar en lugares así no era una perdida de tiempo.

Pero como todo espionaje no podía dejarse ver, y tenía una forma perfecta para pasar desapercibido. Una apariencia de gato negro, curiosamente portador de malos augurios, que además de parecer un gato se comportaba como tal. Pues se despertaba dentro de una casa medio en ruinas, escondido del viento, estirando su cuerpo y sus patas delanteras mientras emitía un largo bostezo --- "Hora de curiosear" --- Sí, no todo era vigilar las vidas ajenas, la verdad preferiría estar vigilando un gremio de magos, seguro que era más entretenido.

El gato de pelaje oscuro salto hacia la ventana seguido de otro brinco más para caer de forma elegante y segura encima de un muro, comenzando a caminar sin rumbo fijo en busca de los aldeanos. Podría pasar perfectamente por un gato callejero si no fuese por el collar que llevaba al cuello en el que colgaba su llave plateada y su pelaje extraordinariamente limpio.

Era un pueblo pequeño, pese que había pocos habitantes no debería ser difícil encontrar a alguien, sin embargo estaba tardando más de lo esperado. ¿Dónde estaban? Suponía que todos juntos entonces, pero revisaba las plazas y el viejo ayuntamiento pero no había nadie, ni siquiera en el único local que aún quedaba abierto en una esquina del pueblo.

Quince minutos después los encontró, a todos, reunidos en lo que parecía un hospital antiguo cuyo desgaste era evidente en la fachada del edificio. En un pueblo así de pequeño cualquier noticia llegaba a oídos de todos pronto, y parecía que todos querían ser partifices de ella. ¿Pero qué les llevaba a un hospital, un nacimiento? Si fuese así sin duda debía de tratarse de una gran noticia dada la falta de gente joven. La realidad era bien distinta, pues al acercarse más solo veía caras tristes, ojos llorosos e incluso podía escuchar llantos ahogados a lo lejos. No haciá falta preguntar para saber que había ocurrido, y es que la parca había reclamado un alma, una vez más.

Podría haberse ido de allí, penoso pero no había nada más interesante que ver, pero antes de darse la vuelta algo le llamo la atención, pues entre los ancianos destacaba una figura joven, pálida pero que pese a aquella situación parecía algo más tranquilo que el resto de personas. ¿Quien era? ¿Que hacía allí y porque parecía no recibir la noticia de la misma forma que el resto? Y su rostro acariciado por el viento lo hacía ver --- "... hermoso" --- Mas como cualquier gato era curioso y le interesaba saber quien era aquella persona. Si tenía suerte podría acompañarlo el tiempo suficiente para saber mas de él.

Se le acerco lentamente, mirando hacia arriba, directamente a los ojos, lanzando un pequeño y corto maullido mientras al estar tan solo a un palmo de distancia de él --- Mau...
avatar
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Nivel :
53 / 30053 / 300
Ver perfil de usuario

Lynx
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Ashriel el 26/01/16, 05:03 pm

Un pequeño pueblo perdido de la mano de dios, uno de esos lugares en los que el negro sobre negro predomina como gusto por la moda todo el año, un lugar de culto constante hacia su persona donde sentirse, bueno,  a veces simplemente era agradable ver como la gente le temía. Aunque le ponía de mal humor escuchar como a la mínima oportunidad de ello, le criticaba, le rogaban que les devolviera a sus seres queridos, casi se lo exigían, como si su vida valiera más que la propia y estuvieran dispuestos a sacrificarla. Las cosas no funcionan así, una vida no vale más o menos que otra. Cada vida es irremplazable, y una vez todo eso acababa, el no podía hacer nada. Pero, ¿Por qué estaba él allí? No, no había ningún anciano en peligro, aunque si era cierto que en un par de meses tendría que pasarse por allí para hacerle una visitilla a más de uno. Los relojes casi habían dado la vuelta completa, casi había terminado todo para ellos. ¿Cuánto tardaría todo para ellos? Para ese pueblo en general ¿Cuánto tardaría en ser olvidad?

Pero eso no nos responde a la pregunta ¿Qué hacia allí? Una embarazada, una mujer tenía la vida en su interior, y a costa de eso, cada minuto que aumentaba en el niño que se estaba gestando en su estomago, era un minuto que se le reducía a su propio reloj. Era una mujer que prácticamente estaba de siete meses, su cabello era dorado, como el oro o como la luz del sol. Sus ojos tenían la misma tonalidad, eran hermosos, eran penetrantes y lograban llegar a tu interior. Probablemente fuera de los habitantes más jóvenes de edad con sus 27 años en aquel lugar, aparentemente la generaciones más jóvenes simplemente decidieron irse del pueblo por algún que otro motivo, probablemente porque estaban cansados de un ambiente tan lúgubre.

Aquella embarazada que acabamos de nombrar se encontraba sentada en un banco, acariciando su estomago, viendo como unos niños (Probablemente los únicos de aquel lugar) jugaban alegremente, pensando en que, pronto, podría ver a su hijo jugar así. Ella estaba sola, sintiendo como el viento acariciaba su melena. Mientras, Nito se aproximo al banco para hacer tiempo, para simplemente esperar a que ese reloj llegase a cero. Miro el reloj de aquella mujer mientras se aproximaba, observando el numero que había encima -1207053 segundos- Dejo que aquello saliera de sus labios, sin fijarse realmente en ello. O lo que era igual, quedaban dos semanas aproximadamente para que aquella mujer diera a luz. Para morir en el parto ¿Cómo lo sabía? El reloj sobre su estomago seguía contando normalmente, aquel chico crecería sano según podía observar, aunque no podía decir que fuera a hacerlo feliz sin una madre. Nito se sentó en el banco, recibiendo una amable mirada de aquella mujer. Nito le dedico una sonrisa. -¿Te importaría…?- Se señalo la boca, Nito cayó en la cuenta de que no había apagado el cigarro, no era sano fumar delante de una embarazada. –Lo lamento mucho señorita- Tiro el humo en dirección opuesta a donde aquella mujer se encontraba y lanzo aquel pequeño filtro que apenas había sido consumido para poder pisarlo –No era mi intención molestarla, de verdad, y menos en su estado- Aquella mujer soltó una pequeña carcajada, como la música de los ángeles –No te preocupes joven, no es nada- “Joven”, esa palabra le hizo mucha gracia, era mucho más anciano que ella. -¿Qué te trae por este pueblo? No es la primera vez que te veo por aquí- Pensó en una escusa creíble mientras tamborileaba con sus dedos en su propia pierna –Mis padres murieron aquí hace poco, vengo de vez en cuando a visitarles por lejos que me pille de la capital- Era mentira, si se había llevado a una pareja semanas atrás, pero nunca habían tenido hijos. –Lo lamento- La mujer se disculpo, estaba claro que la muerte intimidaba a los humanos por algún motivo que Nito no comprendía del todo. No era tan aterrador ¿Verdad? –Estoy segura de que estaban orgullosos de ti- Nito le devolvió una sonrisa triste, aun sabiendo que eso no era cierto. Nito nunca había tenido padres, ni podría tener hijos, no entendía esa sensación.

-Ouch- La embarazada se quejo, Nito no pudo evitar levantar la mirada para observarla –¿Le ocurre algo?- Aquella mujer le dedico una sonrisa mientras se llevaba una mano al estomago, comenzando a reír –Está dando patadas, no es nada grave- Nito miro fijamente su estomago, cuestionándose como funcionaba eso, el origen de una vida. -¿Quieres tocar?- Pregunto, Nito la observo sorprendido –No creo que deba hacerlo, de verdad- le sonrió tímidamente, no quería hacer ningún tipo de contacto físico. Pero aquella mujer insistió y llevo la mano del espíritu celestial a su estomago. Al principio no paso nada, pero luego sintió un pequeño golpe en su mano. Sonrió feliz, era la primera vez que sentía algo así. Pero entonces sintió una punzada en su pecho cuando observo como el reloj de su estomago se apagaba, cambiando los acontecimientos que el destino o alguien superior a Nito habían tejido. Aparto la mano al instante, mientras su sonrisa desaparecía y se levantaba. Ya no estaba, ya no había bebe, la vida que no había llegado a ver el mundo, nunca llegaría. Se aparto de ella, aunque antes poder preguntarle que le ocurría rompió aguas. No se fijo en que pasó después, pero el reloj de aquella mujer subió.

Un par de minutos de parto rapido a las que no llegaría ningún niño tal y como aquella mujer pensaba. Nito estuvo presente todo el parto, desde fuera, escuchando su esfuerzo en vano para traer vida al mundo, una vida que ya les había dejado. No pudo hacer nada salvo esperar a que todo terminase, sufrir junto a ella. Pero el reloj solo muestra cuando podrían morir, es decir, aun no estaba claro que aquel niño no pudiera ver la luz del día. Todo era culpa suya, si, pero aun no era tarde. Para salvar una vida, había que perder otra. Si aquella mujer quería sobrevivir al parto tendrían que desatender al hijo. Si Nito quería arreglar su error y que el bebe pudiera vivir, tendría que matar a la madre antes de tiempo. Además, no era seguro que aquel niño fuera a vivir, no sabía si reanimarlo funcionaria, pero aquella mujer le pedía a gritos que su hijo viviera, sin importar como terminara ella. Y como ser benevolente decidió que así seria. Se llevaría una sola vida hoy si todo terminaba bien. Durante un instante apareció dentro del quirófano, agarrando la mano de la mujer. –Si quieres que viva cumpliré tu deseo, pero te vienes conmigo señorita- Solo ella podía verle gracias a sus poderes, había manipulado su propia energía para materializarse en ese punto solo de forma parcial. Agarro la mano de la mujer y beso su dorso. La mujer musito un gracias y exhalo su último suspiro. Tras casi 10 minutos que se hicieron eternos, el reloj volvió a aparecer sobre el niño, diciéndole que había hecho lo correcto.  

Cuando salió del hospital se quedo observando el tumulto de gente esperando la noticia, hasta que todo fueron ojos llorosos y gritos, maldiciéndole, una vez más le pedían que alterase el flujo del mundo devolviendo su alma a la vida, pero él no podía hacer eso. Les observo durante un rato, escuchando como le maldecían sin decir nada, dejando que el viento azotase sus cabellos y sus ropas, como si le susurrase al oído que había sido culpa suya. Dejo escapar un suspiro mientras decidía irse, hasta que un gato de un hermoso pelaje negro y unos penetrantes ojos rojos le observo, soltando un maullido. Se agacho a observar a este, con una ligera sonrisa. Por lo general los animales huían de él, preferían no acercarse por motivos acertados. -¿Qué pasa pequeño? ¿Tu también vienes a echarme la culpa?- Una pregunta cualquiera, aunque era comprensible, probablemente estaba al borde de un ataque de ansiedad, solía ocurrirle cuando rompía la cadena, sentía como si hubiera cometido un pecado, por algún motivo lo veía distinto a cuando mataba a un reloj, tal vez por el hecho de que le quedaba tiempo por morir. Se fijo en sus ojos, esos preciosos ojos rojos que parecían rubíes. Alzo su mano derecha, acercándola a la cabeza del felino para acariciarle, pero recordar lo que acababa de ocurrir hizo que la quitase de golpe antes de siquiera rozarle. Busco alarmado su reloj ¿Porqué no tenia reloj? ¿Qué era eso? Vio la llave en su cuello e instintivamente acarició la que él tenía bajo la camisa por debajo de la ropa. ¿Un espíritu celestial? No podía sacar conclusiones precipitadas. Se puso en pie, espolsando el polvo que se había adherido a su chaqueta al agacharse –Bueno, ya no puedo hacerle nada.- Hizo un gesto con su dedo, haciendo que uno de los cigarrillos de su bolsillo saliera volando de este hacia sus labios, comenzando a palparse los bolsillos buscando un mechero –Dime ¿Porqué los humanos son tan complicados?- andaba hablando solo, aun no sabía si ese gato podía responderle o solo estaba malinterpretándolo todo. –Después de todo, solo hago mi trabajo- Seguían escuchándose sus gritos a lo lejos. Además, dio una pequeña pista de quien era.
avatar
Mensajes : 202
Fecha de inscripción : 24/01/2016
Edad : 19
Empleo /Ocio : soy la maldita muerte
Humor : Humerous
Nivel :
151 / 300151 / 300
Ver perfil de usuario

Ashriel
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Lynx el 27/01/16, 03:43 pm

El chico le habló preguntando si él también venía a echarle la culpa como si esperase una respuesta. No entendía la pregunta. ¿A caso había hecho algo? ¿Y por qué su voz le era familiar? Reacciono tal y como esperaba, parándose para acariciar al felino. Pero hubo una reacción sorpresiva en aquel individuo, pus antes de acariciarle aparto subitamente la mano, ocasionando que la versión felina de Lynx se pusiera en alerta, echándose instintivamente hacia atrás levantando una de las patas para reaccionar en cualquier momento, manteniendo su vista fija en él en todo momento. Sin embargo no le hizo nada, parecía estar mirando al vacío, buscaba algo y a juzgar por su rostro no lo encontraba. ¿Qué era? ¿Que buscaba? ¿Le había descubierto?

Volvía a incorporándose colocándose un cigarrillo en la boca, a su juicio una pena pues afeaba su figura. Seguía hablándole, planteándole dudas que, en aquella forma, no podía responder. Más algo capto el interés de Lynx en una de aquellas frases, se había referido a aquellas personas como "humanos". ¿A caso él no lo era? ¿Quién o qué es? De nuevo su voz le sonaba algo. Ya la había escuchado pero no sabía dónde. Sin lugar a dudas humano no era, pues si fuera de su gremio ya lo habría reconocido y el resto de humanos que llegó a conocer ya habían muerto hace mucho. Un demonio tampoco ¿Por qué seguirían vivas esas personas entonces? ¿Podría ser también otro espíritu? ¿Cual?

Linx analizaba los datos en su cabeza, en busca de una pista, algo que le dijese quien era o le facilitase más información. Repasaba las frases, tenía en cuenta la fecha, la hora, el lugar donde se encontraban. Un pueblo casi olvidado, un hospital viejo, apenas media centena de personas, todas ancianas llorando en la entrada de aquel edificio. Se olía la muerte. Un nombre... Nito

¿Era aquél espíritu antisocial con forma de esqueleto que apenas se dejaba ver en su propio mundo y apenas habían intercambiado palabras? Hasta ahora no lo había visto nunca en su forma humana y eso era un motivo para dudar de su verdadera identidad. Además desconocía cual era el poder de aquella siniestra llave negra pues nunca lo vió en acción, pero si representaba la constelación de la muerte debía guardar relación con el segador de vidas. Pero quizás se precipitase, pues recordaba que él también había traído muerte y tristemente podría ser otro espíritu que corría su suerte o peor. Sí, le recordaba demasiado a él.

Pero no podía hablarle allí y tampoco podía transformarse a la vista de todos, debía llevárselo lejos de la vista de curiosos que ya estaban suficientemente ocupados recogiendo sus lágrimas. De nuevo se acercó a él para gaarse su cariño, esta vez frotándose contra su pierna izquierda, apoyando su cabeza y la parte derecha de su cuerpo contra ella, mientras pisaba con una de sus patitas el pie del chico. Fue en ese momento cuando al mirar arriba observó el trasero con aspecto esponjado del individuoy una idea paso fugazmente por su cabeza, que le obligo a actuar de manera instintivamente. Un pequeño brinco, y atrapo el trasero del chico entre sus dientes, para después salir corriendo entre sus piernas como si supiera que había "hecho algo malo" para que lo persiguiese. ¿Pero por qué ahi y no en otro lado? Ya que iba a "comeh" mejor probar un cacho de lo que le gustase. ¿No? Se paro en mitad de la calle mirando hacia atrás para ver al chico, permitiéndose el lujo de lamer el pelaje de una de sus patas, pero sin apartar la vista de aquel ser, como si quisiese dejar en claro el mensaje de que lo estaba esperando, y a continuación doblar la esquina de la calle a paso tranquilo y dejar de estar en el campo visual de curiosos.
avatar
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Nivel :
53 / 30053 / 300
Ver perfil de usuario

Lynx
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Ashriel el 28/01/16, 06:55 am

Aquella pregunta seguía cruzando por su cabeza, como si simplemente se rehusase a marcharse, era algo que le había comenzado a atormentar, como si ese gato estuviera mal, como si algo que le involucrase a él fuera como un mal recuerdo que le atormentaba. ¿Quién era? ¿Por qué tenía una llave de un espíritu celestial atada al cuello? Alguien debía decirle al tipo que le puso una llave a un gato que no es una buena forma de guardarlas. ¿Pero era un gato normal? Tenía que ser un espíritu celestial, no había duda de ello. Era la única explicación lógica a que no tuviera un reloj sobre su cabeza, era la única explicación lógica a que no fuera capaz de ver cuánto tiempo de vida le quedaba a aquel animal. Y por lo general todos huían de él, por lo que, debería ser un ser racional. Si se hubiera dejado guiar por sus instintos simplemente se había huido. Lo más lógico cuando estas con alguien a quien las estrellas califican como “La Parca”. Pero aquel animal seguía ahí, restregándose contra su pierna. Aquello le hizo sonreír durante un instante.

Soltó una pequeña carcajada -¿Qué se supone que estás haciendo? Vamos, vete- movió un poco la pierna, como si quisiera apartarlo. Era la primera vez que recibía algo similar al afecto en mucho tiempo, no sabía muy bien cómo lidiar con ello y el hecho de que aquel gato se mostrase tan cercano simplemente no ayudaba en nada, era como si un escalofrió le subiera por la pierna. Negó con la cabeza, seguía buscando el mechero ¿Dónde había colocado ese maldito trasto? ¿Se le habría caído en el hospital? Era una posibilidad, había estado mucho tiempo nervioso en aquel lugar, esperando a que aquella mujer dejase de sufrir, esperando para ver si aquel bebe terminaba por ver la luz del día o se hundía para siempre en la oscuridad antes de haberlo visto la luz del sol por primera vez. Intentaba no pensar en ello, no darle más vueltas, olvidar que ese niño se criaría solo pues debido a la ausencia de apoyo paterno en el parto aquella mujer debió de estar sola, y ahora le había dejado dicho destino a su hijo. Para eso que hubieran muerto los dos, no entendía a los humanos.

Al final se dio por vencido, volviendo a guardar el cigarrillo en la cajetilla interior de su chaqueta. Si no tenía un maldito mechero no podía hacerle nada, no le serviría tenerlo en la boca solo por puro postureo, así que, simplemente decidió buscar una tienda donde poder comprar un mechero nuevo. O al menos estaba pensando en ello cuando aquel gato decidió comenzar a joder. Mientras buscaba la cajetilla, aquel ser peludo de cuatro patas no tuvo mejor cosa que hacer que saltar y morderle el trasero por la única razón de que podía hacerlo. El cigarro que estaba intentando guardar cayó al suelo, y no pudo evitar llevarse una mano a la zona afectada mientras le fulminaba con la mirada. Si tuviera reloj de vida se lo habría quitado de una hostia bien dada, hijo de su madre. Le observo despectivamente mientras se alejaba, y la furia aumento cuando se paro en mitad de la calle y comenzaba a lamerse ¿de verdad creía que sería tan fácil irse tras eso? No, estaba tratando de llamar su atención, estaba intentando que se quedasen a solas ¿A lo mejor alguien le había mandado a por él? Es decir, alguien trataba de eliminar a la muerte… no, dudaba que hubiera nadie tan idiota, serio simplemente un gato estúpido o un espíritu con ganas de bailar con la muerte. Comenzó a caminar, continuaba dándole vueltas a la idea de qué hacer con ese gato. ¿Y entonces? Le sirvió la oportunidad de actuar en bandeja de plata, desapareciendo del campo de visión de los humanos. ¿Esa era su intención? ¿Qué los humanos no le vieran? Estaban demasiado ocupados maldiciendo a Nito por la muerte de aquella mujer como para darse cuenta si un gato se transformaba en humano o no. Así que, decidió tomar un atajo.

Chasqueo los dedos y por un insignificante instante, su ojo izquierdo se iluminó en una brillante luz amarilla, una luz que indicaba la activación de sus poderes. Su cuerpo desapareció, dejando simplemente una estela brillante de luz dorada antes de desaparecer para después hacer lo propio y aparecer a la espalda del gato, con la diferencia de que no se encontraba de pie. Cuando apareció para pillar por sorpresa al gato negro se encontraba sentado cruzando las piernas tras este, apoyando uno de sus brazos en su rodilla, el cual a su vez utilizaba para apoyar su cabeza en su mano. Mientras tanto, levanto su mano derecha para coger del pescuezo al gato negro y levantándolo, de tal forma que este quedaría mirándole a los ojos del espíritu de la muerte. Ladeo ligeramente la cabeza, escuadriñando sus ojos con la mirada Muy bien, seamos claros bola de pelo- Su sonrisa se dibujo en su rostro ante su propia broma, podría decirse que tenía el hueso de la risa muy desarrollado (¿Lo pilláis? Hueso de la risa, un esqueleto. Aunque en realidad ese “hueso” es un musculo… sigamos con el post). -¿Quién eres? No eres un gato, y tampoco eres humano- Dejo de apoyarse en su zurda y le dio un golpecito con la uña a la llave –Así que, solo me dejas otra posibilidad. Hacía mucho tiempo que no hablaba con otro espíritu- Se puso en pie, y tras ello simplemente lo dejo caer. Quería ver si caía de pie. –La constelación del lince… ¿Cierto?- Se podía deducir por la forma de la llave del otro, de la misma forma, la llave negra con forma de esqueleto que Nito llevaba atada bajo la camisa le delataba bajo la constelación de la parca. –Así que ¿Qué te trae por aquí…?- No recordaba su nombre, así que probablemente soltaría lo que más le sonase intentando acertar –Linux- ¿Eso no era un sistema operativo? Bueno, da igual. Le observo, apoyándose contra la pared –No estaría de más que te disculparas por el mordisco ¿Sabes?- Hizo un ligero ademan con su mano derecha, como si barriera el aire con tal de quitarle importancia al asunto –Y por favor, no vuelvas a salir corriendo, puedo volver a atraparte, pero adoro demasiado no hacer absolutamente nada.-
Spoiler:
Cambio el color del dialogo, que apenas se nota el otro
avatar
Mensajes : 202
Fecha de inscripción : 24/01/2016
Edad : 19
Empleo /Ocio : soy la maldita muerte
Humor : Humerous
Nivel :
151 / 300151 / 300
Ver perfil de usuario

Ashriel
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Lynx el 28/01/16, 04:24 pm

Pensaba transformarse en humano nada más doblar la esquina para sorprender e interrogar al chaval, pero sucedio justo lo contrario, el sorprendido fue é. Aquel ser actuó rápido teletransportándose detrás del ato, donde no pudieran verles y agarrado del cuello, como si se tratase de un gato bulgar --- ¡¡¡Maaaauu!!! --- Maulló sorprendido a la vez que molesto, era obvio que no le gustaba que le hicieran eso. Podría haberle arreado un zarpazo en la cara, tuvo la ocasión, pero comenzó a hablarle, a transmitir información, y una acción como esa podía echar el momento a perder.

Permaneció tranquilo, observando con mejor detalle la llave que colgaba de su cuello (pues su angulo de visión ya no era desde el suelo), y a continuación mirarlo fijamente a los ojos, escuchando lo que tenía que decirle. Era curioso pues no lo trataba como un animal (aunque esa forma de cogerlo y el "bola de pelo" difería mucho de lo anterior), ni tan siquiera como un extraño, más bien era un igual. Tras escucharle no le quedaba ninguna duda sobre la identidad de aquel espíritu, y sí, era un cuerpo celeste.

Por fin le soltó, dejándolo caer sobre sus patas, aprovechando el instante para entrar a la acción. Fue un fogonazo de luz instantáneo, y la magia transformo con sorprendente rapidez al gato en una apariencia humana, de largo cabello negro y alta estatura, conservando aquellos característicos ojos rojos y vestido con un Yukata, y que había aprisionado al joven contra la pared interponiendo ambos brazos a cada lado de él para evitar que escape.

--- Casi aciertas... Nito ¿Me equivoco de nombre? ---
Le respondió sonriente peligrosamente cerca de él sin apartar la mirada de sus ojos --- He de reconocer que me costo trabajo saber que eras. Es la primera vez que te veo con forma humana, y he de decir que te favorece. Igual que esa sonrisa tuya, deberías hacerlo más a menudo. --- Continuó hablando mientras acariciaba con suavidad la mejilla izquierda del espíritu con su diestra simulando el momento en el que solo era un gatito y se acariciaba con él provocándole aquella sonrisa.

Pero no duro mucho más aquel momento pues se aparto de él, no sabía como reaccionaría alguien que estaba acostumbrado a alejarse del resto. Le dio la espalda y camino un par de metro para volverse y mirarle de nuevo. No le contestaría a su pregunta, sería un mal espía si lo hiciera y tampoco había generado suficiente confianza. --- Me temo que no puedo decirte para que estoy aquí... ya sabes... ¿Te sirve de excusa que vengo de turismo a un sitio que no figura ni en los mapas? --- Alzo sus brazos arqueando sus hombros mostrando su desinterés --- ¿Y tú qué? ¿También eres un turista? Ah, por su puesto que no me voy a disculpar por algo de lo que no me arrepiento. Lo volvería a hacer, si me dejases tu permiso claro --- Finalizo, relamiéndose el labio inferior.
avatar
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Nivel :
53 / 30053 / 300
Ver perfil de usuario

Lynx
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Ashriel el 28/01/16, 05:59 pm

Si quedaba alguna duda de que aquel gato era un espíritu celestial, se disipo cuando este se ilumino y cambio de forma en un instante, adoptando una apariencia humanoide, tal y como estaba haciendo Nito para no mostrar su autentica forma. Aunque fuera mucho más fácil estar en aquella forma, como esqueleto no necesitaba respirar, o comer, ni ninguna de esas necesidades humanas. Si, también fumaba cuando era un esqueleto, pero eso no es de lo que estamos hablando. El caso es que aquel gato negro se transformo en un hombre con un semblante estrechamente ligado a esa tonalidad. Es decir, un hombre (Demasiado alto, casi le obligaba a levantar la cabeza para mirarle a la cara) cubierto por mantos azabaches y con una poblada melena negra sobre su cabeza. Pero esos preciosos ojos rojos seguían en su sitio, iluminando su rostro. Le encantaban esos ojos. El caso es que la sonrisa de medio lado se expandió ligeramente ante tan notorio cambio, por mucho que le molestase que fuera más alto que él -¿Sabes? Creo que prefiero tu forma de gato, es mas adorable.- Ese tono jocoso volvía a estar presente en su rostro, a pesar de lo que se pudiera llegar a pensar en un primer vistazo estaba más presente en su voz de lo que cualquiera podría imaginar.

Aquel hombre gato tuvo la necesidad de posicionar ambos brazos a los lados de Nito, quien simplemente soltó una pequeña carcajada llena de sarcasmo y jocosidad ¿De verdad creía que hacer eso serviría de algo? No, en serio, acababa de llegar a aquella calle teletransportandose solo porque podía, y gracias a eso, ahora sus ojos eran de un penetrante color amarillo que perduraría un rato, hasta que el flujo de magia en su interior volviera a la normalidad. Y entonces vino la extraña sensación de la caricia, era la primera vez que alguien se atrevía a tocarle, incluso otros espíritus celestiales intentaban evitar el contacto físico cuando se le nombraba. Pero el parecía ser diferente… o simplemente un loco, si le preguntases Nito elegiría la segunda opción. De todas formas, eso no era lo único que le… ¿Molestaba? No, no era eso, simplemente le irritaba la confianza que estaba cogiendo para ser la primera vez que hablaban. Vale, puede que no fuera la primera, alguna que otra vez habrían dialogado en su infinita vida, después de todo no podían morir por el paso de la edad, tenían muchas veces más la edad de la persona más anciana de aquel pueblo de mala muerte. -¿Me favorece? ¿Me estás diciendo que no soy un atractivo saco de huesos?- El tono jocoso una vez más, tenía la tendencia de tomarse las cosas a broma cuando estaba ligeramente nervioso o trataba con algo a lo que no estaba acostumbrado. Ladeo la cabeza, clavando sus ojos amarillos en la trayectoria de los rojizos ajenos –Puedes llamarme así. Tengo muchos nombres, no me importa demasiado con cual te quedes.- Metió ambas manos en sus bolsillos, observando cómo se alejaba, memorizando cada detalle, preparado a la mínima por si debía conjurar su guadaña y hacer taquitos de gato. Estaba algo nervioso, si.

Esos ojos amarillos eran una advertencia, pero parecía que no había de que preocuparse. Aunque ese tal Linux fuera una llave plateada, notaba la muerte en su interior, como una semilla enterrada en un parque a la que alguien se ha encargado de regar hasta echar raíces, ya no era fácil deshacerse de ello. Pero prefirió no añadir nada a eso, siguiendo con aquella interesante conversación llena de incógnitas. Soltó una carcajada llevándose una mano a su boca para taparla mientras reía ante la afirmación sobre hacer turismo –Claro, todo el mundo sabe que un pueblo abandonado de la mano de dios con cuatro ancianos es el mejor sitio al que poder ir de visita. No sé cómo no se me había ocurrido antes- Tras aquello, deslizo una mano por su propio cabello, apartando el pelo que danzaba furioso con el viento de su rostro. Entonces escucho la pregunta de qué hacía en ese lugar, soltando un suspiro. Cerró los ojos y cabeceo hacia atrás, concretamente hacia el hospital –Te daré una pequeña pista “¡¿Porqué has tenido que llevártela hoy!? ¡Como has podido! ¡Justo en el nacimiento de su hijo! ¡Ese niño nunca conocerá a su madre!"- Con un tono monótono de voz se limito a  repetir los lejanos gritos que había escuchado mientras abandonaba la estancia. Sonrió de medio lado –Vamos, puedes sumarte a ellos, que mas da uno más maldiciéndome-  Cuando abrió los ojos, habían recuperado su color gris natural –Pero por ahora, necesito una copa. ¿Vienes?- cuando comenzó a caminar su sonrisa se expandió, cuando ya prácticamente le daba la espalda –No creo que hablar sobre donde o cuando morder sea adecuado sin siquiera invitarme a una copa ¿Dónde están tus modales?- Mientras caminaba, confiando en que el otro le seguiría si quería continuar con aquel re-encuentro en un lugar donde hubiera menos viento, se tomo la libertad de añadir -¿Qué tal van las cosas por el mundo celestial? ¿Algo nuevo?- Se llevo una mano al pecho –Debería volver dentro de poco, comienza a doler.- Tal vez estaba pasando demasiado tiempo en el mundo humano, si seguía así no tardaría en morir.
avatar
Mensajes : 202
Fecha de inscripción : 24/01/2016
Edad : 19
Empleo /Ocio : soy la maldita muerte
Humor : Humerous
Nivel :
151 / 300151 / 300
Ver perfil de usuario

Ashriel
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Lynx el 29/01/16, 03:51 pm

Era fascinante como aquel espíritu que durante siglos, milenios, eones, etc... había permanecido alejado lo máximo posible de todo espíritu o persona resultaba más sociable de lo que en un principio pensaba Lynx. No dejaba hablar con un tono irónico y sarcástico en cada una de sus frases. O por lo menos esa era la percepción del Lince, quizás había otros que no soportasen la forma de ser de Nito en el caso de que fuese así todo el tiempo. Lo que no entendía era porque se había mantenido alejado de todos hasta aquel momento ¿Qué motivo tenía para seguir manteniendo aquella conversación? A lo mejor quería sacarle el información al gato negro, pero si ese era el caso no diría nada fácilmente, pues debía de ser justo al reves. ¿Qué otro motivo podía tener? A lo mejor necesitaba algo de dialogo después de todo aquél tiempo. La verdad no se iba a negar, no había nada más interesante en aquel vacío pueblo a parte de él.

Sonreía de medio lado escuchando lo que tenía que decir el espíritu con apariencia juvenil, desprendiendo alguna suave risa mientras el otro seguía empleando aquel tipo de humor. Pero aquella sonrisa empequeñeció y se torno más melancólica con una de las frases del otro. Aunque sospechaba de que se trataba ahora sabía con todo detalle que hacían todo el pueblo en aquel lugar. Una embarazada que trayendo la vida sacrificaba la suya, triste y dramático, no era la primera vez que algo así pasaba ni sería la última. No debía sentirse cómodo a juzgar por el suspiro que emitió, sin embargo era su deber, para lo que había "nacido".

--- No ha sido culpa tuya, fuero las Moiras que apuntaron el nombre de aquella mujer en su lista. --- Exculpó de lo sucedido a Nito mientras apuntaba a las hermanas del destino, que no era distinto a lo que realmente él opinaba, sugiriendo que era una mera herramienta --- Peor es ser obligado a matar más vidas de la cuenta, no digo que esa mujer fuese menos importante, pero si te atormenta esa muerte espero que jamas tengas que pasar por lo que pase yo. --- Se explicó, poniéndose a si mismo de ejemplo, rememorando un pasado que no podía borrar. Volvió a sonreír ahogando una risa, era gracioso, intentaba dar calma a alguien cuando no era capaz de dársela a si mismo --- Es lo que tenemos los gatos negros, tenemos malos augurios.

Ahora la carcajada se hizo más sonora cuando "huesitos" le invito a una copa, no se lo podía creer ¿Quería emborracharle? ¿Qué perversos planes se le habían pasado por la cabeza? Quería descubrirlo. --- Me sorprendes, "el atractivo saco de huesos" no es un antisocial --- Contestó sin dar respuesta a aquella invitación, simplemente siguiéndole de cerca a un lado suyo mientras continuaban conversando, cambiando de tema, centrándolo en la naturaleza que tenían como espíritus. --- Como siempre, lleno de estrellitas, espíritus sonrientes y llaves doradas que presumen todo lo que quieren... Si es así, debería regresar pronto --- Finalizó sin dejar de mirar hacia adelante, refiriéndose al tiempo que llevaba Nito en el mundo humano.
avatar
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Nivel :
53 / 30053 / 300
Ver perfil de usuario

Lynx
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Ashriel el 29/01/16, 05:07 pm

“No ha sido culpa tuya…”

Mentiría si dijera que su expresión no cambio por completo cuando escucho esas palabras, mentiría si dijera que no se había enfadado con el otro espíritu celestial. Entendía que era para reconfortarle, si, pero no tenía ni idea de lo que estaba hablando. No creo que discutir con la muerte sobre la muerte sea una gran idea. El caso es que la media sonrisa desapareció cuando aquel quiso echarle la culpa de aquella muerte a las moiras, seres de otra mitología que aparentemente cortaban el hilo cuando alguien debía palmarla. Soltó una carcajada, aunque esta era distinta a las anteriores, era más… ¿Agresiva?  Si, sus rasgos se habían vuelto más afilados, al igual que su mirada, la cual casi atravesaba al otro como si fuera una espada. –No te he pedido que intentes excusarme- Se detuvo en seco, mirándole a los ojos con severidad, aunque no había odio en su mirada si se notaba el desagrado que le provocaban esas palabras, aunque de todas formas, no quitaba que su expresión fuera más bien la de un padre diciéndole a su hijo que ha hecho algo mal. –En cualquier otra ocasión no te diría que no, en cualquier otro momento estaría de acuerdo con que solo he hecho mi trabajo. Pero no es el caso, la he matado antes de que llegara su hora, la he quitado dos semanas de vida.- sus palabras casi se habían vuelto cortantes, tan afiladas sin duda como sus ojos. Suspiro resignado, estaba claro que no lo entendería si no se lo explicaba y dejo de mirarle a los ojos ligeramente avergonzado por el numerito que él mismo había montado. –Puedo ver la vida que le queda a cada persona. Sobre su cabeza, un pequeño reloj me indica cuantos tiempo le queda por disfrutar- Señalo a una niña que paso corriendo para recoger una pelota y volvió a dejar la calle vacía -1382400 segundos, probablemente morirá en un accidente o debido a una enfermedad. ¿Quien sabe?- Para quienes queráis saberlo, eso son dos semanas y dos días. Volvió a comenzar a caminar –Cuando digo que tengo la culpa, es porque tengo la culpa de llevármelos antes de hora. Si de verdad hay una lista, he tachado un nombre antes de tiempo-

-No digo que me atormente, solo es una muerte mas.- Agacho la cabeza, mordiéndose ligeramente el labio inferior mientras se aseguraba de caminar por delante del otro para que no le viera la cara en ese momento –Lo siento, se que solo intentabas hacer que me sintiera mejor.- Levanto la cabeza, seguía mirando hacia adelante –Gracias, supongo, todo un detalle, has cumplido la buena acción del día- El tono jocoso volvió con esa última frase ¿Se había calmado? ¿Todo era normal una vez más? Bueno, supongo que normal no es la palabra adecuada cuando estamos hablando de la muerte. Se puso la capucha de la chaqueta, el viento comenzaba a molestarle, y giro su rostro mientras caminaba con tal de mirar una vez más al otro espíritu -¿Antisocial? ¿Yo?- rio un poco ante eso –Que mala fama tengo en el mundo celestial- Se rasco la nuca –No es que no disfrute de la compañía de vez en cuando para mantener una conversación o tomar algo- dejo de mirarlo por un momento, pensativo –Estoy en busca de alguien muy importante y no me puedo permitir pasar más tiempo del necesario en el mundo celestial.- dejo de hablar por un instante, tirando de la pequeña cadena para sacar el collar de debajo de su camisa y que el otro pudiera ver su llave –Además, no le caigo bien a los otros espíritus, no me extraña que vayan diciendo esas cosas- se cruzo de brazos –Aparentemente mi “llave corrompida por la oscuridad” les inquieta- Le miro con curiosidad, como si esperase ver cualquier cambio drástico en su rostro al ver la llave. Era lo que siempre pasaba.

-Veo que no me he perdido nada- Respondió cuando el otro dijo el estado en el que se encontraba el mundo celestial. No volvió a abrir la boca hasta que llegaron al lugar. Tal y como esperaba Nito, aquel sitio estaba completamente vacío debido a la noticia. Todos estarían muy ocupados con la preparación del velatorio y esas cosas. Solo había los que supuso que eran los borrachos habituales, pues estaban demasiado ebrios para enterarse de lo ocurrido y el barman, quien les dedico una triste sonrisa de bienvenida a la pareja de espíritus celestiales mientras entraban al lugar. Nito se sentó en una mesa cercana a la ventana mientras se quitaba la capucha, le gustaba tener a dónde mirar para entretenerse. El tabernero no tardo demasiado en acercarse a ellos, después de todo no habían muchos más clientes en el local. –Sorpréndame, tráigame una copa de algo fuerte- Al principio miro a Nito algo extrañado, intentando adivinar su edad, hasta que decidió que no era problema en servirle bebidas alcohólicas al joven. A veces no envejecer físicamente era un problema en este tipo de situaciones. Sonrió de medio lado y miro al otro espíritu cuando el camarero se alejo -Por sacar un tema de conversación. ¿Estas con algún mago en estos momentos? ¿O resulta que no soy el único que va por ahí sin contrato?-

_________________
Ficha -  Técnicas  -  Cronología
Tell me:
Mercy? or, do you choose Genocide?
avatar
Mensajes : 202
Fecha de inscripción : 24/01/2016
Edad : 19
Empleo /Ocio : soy la maldita muerte
Humor : Humerous
Nivel :
151 / 300151 / 300
Ver perfil de usuario

Ashriel
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Lynx el 30/01/16, 11:59 am

No hubo ningún rastro de mala intención en sus palabras, tan solo intentaba aliviar algo de la pesada carga del espíritu, pues era algo de que entendía demasiado bien. Aquellas palabras era lo mínimo que podía hacer por alguien de su naturaleza, por un compatriota.

Mas la reacción de Nito fue justo en la dirección contraria, en lugar de sentirse más relajado la ira se apropió de él como era sobradamente deducible en su tono de voz y en su forma de mirarle. Sus palabras no fueron un "gracias", en su lugar se dedico a hablarle duramente a Lynx echándole en casa cosas, responsabilizándose a sí mismo como único culpable Cosas en las que estaba en total desacuerdo. ¿Pero qué podía hacer? Nada, simplemente soporto pacientemente la bronca sin sentirse culpable de nada, tampoco tenía intención de discutir con él para hacerle entrar en razón, pues lejos de eso la situación empeoraría y no era su intención. Así que su mejor arma era el silencio, mientras lo miraba fijamente a los ojos.

Al menos cuando acabo todo eso recuperó parte de su compostura disculpándose, levanto las manos y arqueo los hombros como si no le hubiese dado importancia--- No te preocupes Huesitos, recuérdame que nunca jamas te lleve la contraria. --- Pronuncio con tono refiriéndose a él con aquel apodo. ¿Huesitos no era la una marca de barritas de chocolate? (?). En cualquier caso, con aquello quitaba más relevancia en el asunto, permaneciendo callado durante el resto del camino.

Una vez allí dentro se sentaron en una mesa cercana a la ventana, uno en frente del otro, mientras Lynx apoyaba los codos en la mesa y elevaba los brazos, apoyando su mentón en sus manos cuyos dedos habían sido entrelazados, mientras contemplaba con una sonrisa al otro espíritu fijándose en su rostro, sus ojos grises combinándose con su piel pálida, el cabello blanco y su aspecto juvenil le daban un aspecto fantasmagórico a la par que hermoso. No podía cansar de mirarlo. ¿Cuando era la última vez que se había fijado así en alguien? Ni siquiera lo recordaba, puede que nunca, tan solo un último instante paso por su mente la imagen de Aurora.

Afortunadamente el camarero lo salvo a tiempo de que el gato naufragase una vez más en aquel océano de recuerdos cuyas aguas eran más oscuras que el cielo de una noche cubierta de tristes nubes de tormenta. --- Si tienes, me gustaría un poco de Sake --- Respondió al hombre después de su compañero sin apartar aún la vista del otro, volviendo a conversar una vez el camarero se había ido, riendo ante la pregunta de su acompañante --- ¿Te interasa saber si estoy libre? Me sonrojas... Bueno, en lo que se refiere a magos estoy colaborando con unos. Pero si hablabas de un usuario de mi llave, no. Para eso volví al mundo humano, intentar recuperar mi vida normal de espíritu. ¿Y tú? Dime que estás libre, por favor... --- Tampoco él había abandonado su tono sarcástico, dándoles un segundo sentido evidente y malinterpretable en sus palabras intencionadamente. Quería saber por donde saldría el ingenio del espíritu.

avatar
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Nivel :
53 / 30053 / 300
Ver perfil de usuario

Lynx
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Ashriel el 30/01/16, 02:17 pm

¿Acaso ese gato se encontraba en celo? Le hacía mucha gracia el hecho de que con cada frase que soltase, aquel espíritu celestial intentaba ligárselo, prácticamente tenía un letrero en la cabeza que indicaba que lo quería llevar a la cama, o disfrutaba viendo las reacciones de Nito ante tan extravagante  y eso, simplemente, le causaba gracia, como si implemente fuera un chiste. Nunca había contemplado la posibilidad de salir con alguien, por lo cual simplemente aquella conversación quedaba relegada a “un momento gracioso” para Nito. ¿O no? Quién sabe, solo el futuro lo diría. Por el momento, en el aquí y ahora, simplemente le causaba gracia el hecho de que alguien, pese a comprender el simple hecho de que estaba hablando con la muerte encarnada, siguiera intentando tirarle los tejos. Aparto la mano que se había llevado a la boca para tapársela mientras reía para dejar que su sonrisa se viera claramente. -¿Eres así con todo el mundo o debo sentirme alagado?- Pregunto sin un atisbo de sonrojo en su rostro dejando caer ambas manos sobre la mesa, entrelazando sus dedos.

Se hizo hacia atrás, hasta que su espalda toco el respaldo, componiendo una picara sonrisa de complicidad y buscando una vez más aquellos brillantes rubíes con la mirada, siendo esa sonrisa la única respuesta que obtendría ante el sentido que ocultaba contenido para mayores de edad. Giro la cabeza hacia su izquierda tiempo para responder tomándose su tiempo para responder, aprovechando para mirar por la ventana ahora que tenían buenas vistas. La gente volvía a recorrer las calles con relativa normalidad. Ya habían dejado atrás la tristeza de la muerte y las lágrimas solo permanecían en el rostro de los más cercanos a la chica. Era en cierto modo tranquilizador observar como la gente volvía a la normalidad tras los errores que nito había cometido, es decir, habían aceptado la muerte de esa mujer y simplemente dejado de buscar un motivo aceptando que nunca volverían a oírla reír, ni llorar, ni hablar. Su voz ahora solo era un mero recuerdo que lentamente se desvanecía de la memoria de todos. Pronto caería en el olvido, y dejaría de culpársele por ello. Ladeo ligeramente la cabeza, observando aun por la ventana en un inquietante silencio –Mi usuario… es complicado.- Separo sus manos, rascándose la nuca de nuevo con la diestra. Era un gesto que hacia cuando estaba nervioso, era la segunda vez que lo hacía en una hora. Giro la cabeza hacia él, para poder mirarle a los ojos –Ella me está esperando una vez más, pero no he podido encontrarla.-  suspiro –No quiero hablar de ello, es complicado.-

Entonces el camarero llego con la botella de sake y dos copas de esas japonesas con forma de cono, no era exactamente un cono, pero si era extraño de explicar, sabéis a que me refiero. Esa bebida que había pedido el contrario cumplía lo pedido por Nito, una bebida fuerte. –Gracias, y perdone por las molestias.- Maldito esqueleto, eres más educado que tu usuario. Fue Nito quien puso ambas copas boca arriba y comenzó a servir con cuidado el contenido de la botella en ellas, antes de depositarla de nuevo sobre la bandeja y tomar la que estaba más próxima a él –Antes has dicho que estabas colaborando con unos humanos- Nito nunca diferencia a los magos de los no magos. Cuando él hablaba sobre cualquiera de ellos simplemente usaba la referencia “humanos”. -¿A qué te refieres? ¿Estas en un gremio? ¿Puedo preguntarte que se siente al estar en uno?- Se llevo el vaso a la boca y le dio un trago, arrugando ligeramente la cara para volver a la sonrisa cuando el alcohol quemó su garganta. -¿Qué has querido decir con lo de “volver a mi vida normal de espíritu”?- No quería preguntar en un principio, pero le podía la curiosidad, era más fuerte que él.

_________________
Ficha -  Técnicas  -  Cronología
Tell me:
Mercy? or, do you choose Genocide?
avatar
Mensajes : 202
Fecha de inscripción : 24/01/2016
Edad : 19
Empleo /Ocio : soy la maldita muerte
Humor : Humerous
Nivel :
151 / 300151 / 300
Ver perfil de usuario

Ashriel
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Lynx el 31/01/16, 05:08 am

Había intentado incomodar a Nito con aquellas frases que sugerían un contenido más bien de índole sexual, sin embargo lejos de reaccionar como Lynx esperaba, al otro espíritu parecía gustarle como se dirigía hacia él e incluso reía para luego bromear con ello. La verdad no había dicho eso pensando seriamente en algo como eso, ni tan siquiera sabía los gustos del otro por el genero ajeno, aunque aquella reacción abría la posibilidad a que no tuviese ningún impedimento. Pero el gato no había pensado nada más allá de que aquel espíritu le parecía hermoso, como nunca había tenido una relación sería no sabía lo que era eso. Ni tan siquiera conocía lo que era un rollo de una noche, quizás porque tampoco recordaba alguno. A ver, era un espíritu con centenares de años, suponía que había catado algo,  pero estaba tan centrado en su venganza que no le había dado importancia a ese asunto.

Y ahora que debía responderle. ¿Que sí? Cuando lo pensaba mejor no era así con todo el mundo pero lo había hecho de forma natural. Al parecer aquel exilio sí había tenido sus efectos. ¿Hasta que punto la sangre de los inocentes había ocultado su verdadera personalidad --- Depende de la situación y de si son hermosos, y por su puesto si son espíritus o no, pero te mentiría si te dijese que lo hago siempre. ¿ A caso quieres me comporte de una forma especial solo para tí? Quizás sea yo quien deba sentirse halagado.

Y volvió aquella mirada triste en el rostro del albino, observando como ya algunos de los vecinos empezaban a pasear las calles. No era difícil imaginarse en que estaba pensando, y de ese momento a comenzar a hablar de su usuario, otro tema que a juzgar por sus gestos también le incomodaba. Lynx suspiró, parecía que Nito tenía la manía de autocomplicarse a si mismo la existencia. Quizás podría hacer que se olvidase de ese tema por unos minutos hablando de otras cosas --- Haz el favor de no mirar por la ventana, se supone que deberías estar contemplándome --- Recurrió otra vez a la ironía utilizando el egocentrismo como herramienta, dando a entender que no podía apartar la mirada de él de los hermoso que quera, apoyando la espalda en el respalda y levantando las manos en un gesto que isgnificara evidencia.

Fue en aquel instante cuando llego el camarero con un par de vasos de sake junto a la correspondiente botella que portaba la bebida alcohólica. --- Gracias --- Agradeció al hombre cuando ya se retiraba de una forma más simple que su compañero, mientras este otro llenaba los vasos y hacía vigente su curiosidad al emitir todas aquella preguntas. Aunque antes de responder Lynx se echo a reir observando como el rostro del espíritu cambiaba al beber aquello. --- No estás acostumbrado a beber. ¿Verdad? --- Habló antes de tomar el sake y beberlo con aparente normalidad, exhalando cuando acabo con el vaso. No le iba a decir que gremio era, ni a que se dedicaba o quienes lo formaban, aunque la pregunta no era esa. --- Bueno... No te lo sé decir muy bien con palabras, lo mejor sería que entrases tú en una y lo probases. Igualmente... mi gremio es un poco distinto al resto y mi trabajo exige un poco de... distancia... Así que no soy la persona ideal para responder a esas preguntas... --- Respondió a sus preguntas de la mejor forma que pudo mientras ahora era él quien llenaba aquellos vasos con sake, llenándolos hasta arriba. ¿Podría emborrachar a la muerte?
avatar
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Nivel :
53 / 30053 / 300
Ver perfil de usuario

Lynx
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Ashriel el 31/01/16, 07:01 am

Aquella conversación era bastante surrealista ¿Así que aquel espíritu era lo bastante superficial como para cambiar su forma de ser en función a si el otro era hermoso o no? Indirectamente le estaba diciendo que era guapo a nito. Bueno, si buscaba verle sonrojado harían falta mucho más que palabras, las palabras solo son formas de comunicar ideas, los actos son lo que importan. Pero de todas formas, aquello hizo volver a reír al espíritu, para un día que había empezado como el culo estaba resultando no ser tan malo, además de que se estaba riendo bastante. Hacía tiempo que no reía tan a gusto, debería de pasar más tiempo con otros espíritus si todos eran así de graciosos, aunque a la mayoría los recordaba como una especie de saco de ego pedante con patas escupiendo tonterías solo por el color de su llave. ¡Pues la de Nito era negra! ¡Tragaos esa ateos! Soltó otra pequeña carcajada ante el comentario de que debía mirarle a él y no por la ventana, como si intentase distraerle de todos los traumas que su usuario ha decidido meterle porque es un maldito enfermo que necesita tener drama a la hora de escribir para darle más emoción a todo. Apoyo su cabeza una vez más en su mano, con la diferencia de que esta vez era con su zurda en lugar de con la diestra, y comenzó a darle vueltas al vaso con su mano para hacer girar el poco contenido de su interior, observándole –Con esa actitud sí que pareces un gato de verdad-

Poco después fue cuando vino la risa del otro espíritu ante su intento de engullir el liquido con alto contenido alcohólico y después la risa del propio Nito ante la consecuente pregunta de si acostumbraba a beber mucho (aunque se veía a la legua desde varios kilómetros de distancia) -¿Tanto se me nota?- Levanto ambos hombros, cerrando los ojos por un instante. –No tengo estomago para ello- Chiste de esqueletos. –No acostumbro a beber demasiado, solo de tanto en tanto- hizo un gesto de indiferencia, un simple ademan con su zurda mientras el otro rellenaba las copas –Pero estoy seguro de que puedo seguirte el ritmo.- No iba con segundas, por mucho que podáis malinterpretarle.

-Entrar a un gremio ¿Eh?- Lo dijo en voz alta tras las palabras del otro, cerrando unos segundos los ojos, dándole vueltas a la idea dentro de su cabeza. ¿Cómo sería realmente pertenecer a uno? ¿Tener a gente en la que poder confiar una vez más? ¿Disfrutar de la compañía ajena? –Mmm…- abrió los ojos, levantando una ceja, no sonaba mal. Con un gremio tendría una fuente de información estable para poder encontrarla, solo sería cuestión de tiempo… pero no le apetecía lo mas mínimo. Chasqueo la lengua y frunció ligeramente el ceño –No creo que eso me sirva- ladeo la cabeza –Es decir, un gremio lleno de personas, todas con su correspondiente reloj, no gracias. Muy estresante- Se trago el contenido del vaso de un trago, sin apenas pestañear y dejo la copa –Procuro no encariñarme de los humanos, es muy molesto trabar amistad con alguien sabiendo en qué punto exacto acabara su vida, si no viene alguien y le pone fin antes.- Sonrio sinceramente, casi parecia mas joven de lo que realmente aparentaba con una sonrisa de tal indole en su rostro -Prefiero habla contigo u otros espíritus, no hay ningún reloj indicando que estamos perdiendo el tiempo-

Retrocedió hasta que su espalda noto el respaldo de madera una vez mas, le costaba estarse quieto en unas sillas tan incomodas (o al menos para Nito, quien acostumbra a gesticular mucho con el cuerpo y/o las manos junto al rostro a la hora de hablar, como ya habréis notado) –Pero no me seas tan reservado- levanto ambos hombros mientras decía eso –Tengo la sensación de que solo estoy hablando de mi, cada vez que te pregunto algo me respondes con evasivas- Le miro a los ojos, apoyo ambos codos sobre la mesa –Puede que haya muchas cosas que ya no pueda ver- No, no tiene nada que ver con que solo vea por su ojo izquierdo –Pero se cuando alguien simplemente da evasivas- compuso una sonrisa cómplice –Creo que he vivido los siglos suficientes como para saber guardar un secreto ¿No crees?-

_________________
Ficha -  Técnicas  -  Cronología
Tell me:
Mercy? or, do you choose Genocide?
avatar
Mensajes : 202
Fecha de inscripción : 24/01/2016
Edad : 19
Empleo /Ocio : soy la maldita muerte
Humor : Humerous
Nivel :
151 / 300151 / 300
Ver perfil de usuario

Ashriel
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Lynx el 31/01/16, 06:27 pm

Decía que quería y podía seguirle el ritmo, a ver si era cierto, sería divertido ver como llegaba a su límite si es que un esqueleto tenía, lo que sí poseía eran chistes malos a rabiar. Bebió de nuevo su copa de sake mientras degustaba el ardiente liquido que recorría su garganta, y tras beberlo ya tenía la botella de sake preparada de nuevo para llenar los recipientes de ambos personajes.

Mientras tanto escuchaba lo que Nito tenía que decirle a cerca de la sugerencia de Lynx. En cierta forma lo comprendía demasiado bien, conocía perfectamente la sensación de ver morir a la gente con la que al final te terminabas encariñando. Pero eso era parte de su naturaleza, algo con lo que tristemente se acostumbraba. Al fin y al cabo tarde o temprano ese cariño surgía entre espíritu-humano, incluso Nito pasaría por ello llegado el momento, al fin y al cabo no eran tan distintos de los humanos. --- Bueno, tenemos que tener presente que somos inmortales... no podemos evitar para siempre el contacto humano. --- Le dió su opinión que tampoco difería mucho de la del espíritu mientras balanceba la copa en el aire sin que el líquido alcoholico llegase a derramarse,.

Y de ahí se paso al interrogatorio, la curiosidad de Nito llegaba más allá de las simples explicaciones de Lynx. Sabía que le estaba dando vueltas, que preferiría no hablar demasiado del tema, que ocultaba algo. Mas lejos de preocuparse aquel hecho le resultaba gracioso, no ib a decirle nada igualmente, no porque no se fiase de él sino porque le gustaba actuar con profesionalidad en su trabajo y no diría nada gratis --- La curiosidad mato al gato --- Respondió con una suave risa antes de continuar. Sí, Huesitos no era el único que tenía chistes malos. --- Se dice que la muerte sabe como guardar un secreto. Pero aún así, si te dijese algo haría muy mal mi trabajo... A no ser claro, que me des algo a cambio... Algo del mismo valor. ¿Aceptarías el trato o no sabes como pagarme? --- Quizás se podía malinterpretar de nuevo algo en sus palabras, pero lo que decía iba completamente en serio, sin segundas. Continuaba mirándolo fijamente a sus ojos grises en espera de repuesta, dando otro sorbo más al sake.
avatar
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Nivel :
53 / 30053 / 300
Ver perfil de usuario

Lynx
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Ashriel el 01/02/16, 12:45 pm

¿Acaso ese pervertido espíritu celestial que se había dedicado gran parte del día a llamarle hermoso estaba intentando emborracharle mientras hablaban? Una picara sonrisa había aparecido en su rostro ante tal pensamiento ¿Por quién estaba tomando al espíritu? O a lo mejor eran imaginaciones suyas, lo que estaba claro era que no había terminado de darle un trago al vaso y ya tenía la botella rellenándolo, una curiosa forma de sugestionarle a la bebida. Probablemente habría vuelto a soltar algo subido de tono si no hubiera escuchado justo después lo que este había dicho con respecto a la interacción con los seres humanos, casi le recriminaba de algún modo lo que había dicho sobre que no le gustaba pasar mucho tiempo con ellos. Ladeo la cabeza –Oh, lo sé- Sonrió de medio lado, mirando el contenido de la cola –Pero vamos, me saca de quicio ver eso descendiendo todo el rato cuando estoy con uno- señalo por encima de su cabeza, indicando la posición donde podría ver un reloj si estuviera en su lugar. –Como una vocecita diciendo “Vamos, hacer algo, se os acaba el tiempo, ella va a morir otra vez”- ¿Ella? Bien, eso se le escapo, lo soltó sin pensárselo demasiado. Sonrió –Pero no hablemos de mis ganas nulas de confraternizar.- Ladeo la cabeza –Estaba casi seguro de que ibas a soltar algún tipo de comentario humorístico y o fuera de contexto cuando he dicho que me gusta pasar tiempo contigo. ¿Te ha comido la lengua el gato o se ha acabado tu sarcasmo?- Si a Lynx se le había acabado, Nito tenia para dar y tomar, sin duda.

Y entonces vino la parte en la que Lynx le pido algo a cambio de la información, haciendo que la expresión de ocio que estaba en el rostro de Nito desapareciera, apoyando su espalda contra la silla y terminándose el contenido del vaso de un trago. Le miro a los ojos, casi como le recriminase eso. -¿Sabes? Usualmente siempre escucho esas palabras de los humanos “algo a cambio”- Ladeo la cabeza –Tienden a creerse más inteligentes que yo, o a hacer historias donde me humillan.- Ladeo la cabeza con una sonrisa picara –Mucha gente se lleva muchos secretos a la tumba, muchas personas prefieren morir callados ¿Es eso lo que buscas?- Le miraba con curiosidad -¿o acaso quieres que traiga a alguien a la vida? No puedo hacer eso, muchos me lo han pedido y no han acabado bien- Hace poco un chico le había exigido que le devolviera la vida a su hermana pequeña, la cual había muerto de hambre. Pero, él era la muerte, no la vida. No podía hacer nada una vez se iban. Por decirlo de algún modo, cuando las almas dejaban este mundo, él no podía hacer nada. Sonrió de medio lado –Dime ¿qué es lo que quieres? Aprovecha esto, no a todo el mundo le doy la oportunidad de pedirme algo. Siéntete afortunado.- ¿Por qué tenía que decidir el su premio si podía darle al otro la opción de pedirlo? Quién sabe, solo era una forma de conocerlo mejor, una forma de entender que le movía, que buscaba. Y luego se pensaría si valía la pena dárselo o si soltar una sonora carcajada que llamase la atención de las pocas personas de ese bar.

_________________
Ficha -  Técnicas  -  Cronología
Tell me:
Mercy? or, do you choose Genocide?
avatar
Mensajes : 202
Fecha de inscripción : 24/01/2016
Edad : 19
Empleo /Ocio : soy la maldita muerte
Humor : Humerous
Nivel :
151 / 300151 / 300
Ver perfil de usuario

Ashriel
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Lynx el 02/02/16, 08:19 am

Había cambiado el rostro del eternamente joven rostro del espíritu, al parecer la propuesta del gato negro no le habría hecho tanta gracia. Sin embargo cuanto más hablaba más se daba cuenta que estaba malinterpretando su mensaje y más gracia le causaba. No se lo podía creer. ¿A caso pensaba que era como los humanos? Apenas podía aguantar la risa.

Finalmente cuando termino de hablar fue cuando esta se hizo más evidente con una pequeña carjada la cual acabó tras beber otro vaso de sake más. Estaba claro para él que Nito no tenía nada que ofrecerle, por eso ofreció de excusa aquel para no contarle nada. Claro que no se esperaba que Nito sacase el tema de resucitar gente, sabía que no se podía, eras imposible arrebatar a la muerte lo que ella había reclamado. Como ya se menciono antes no es que no se fiara de él, sino que quería hacer de forma correcta su trabajo. ---Creo que te has llevado una idea equivocada querido --- Le habló gesticulando con su zurda de tal forma que no le diese mucha importancia --- No quiero que resucites a nadie, sé que no se puede... y si se pudiera el rey lo habría prohibido. No me interesa alterar el equilibrio de las cosas. --- Explicó, razonando que traer de vuelta a la vida a alguien era algo antinatural --- Lo que quiero es... que me pagues en "huesos"... es broma --- Termino con una suave risa. Sí, el también podía hacer chistes verdes malisimos, no todo el mundo es capaz de hacer eso,es un don. --- Lo que quiero es información. Algo que sepas de algún gremio oscuro, algo que no te atrevas a contar. Puede que eso ayude a salvar vidas ¿Sabes? Aunque por lo que me has dicho antes deduzco que no puedes darme nada... O bien ¿Quién es "Ella"? Se que es algo personal, pero ya la has mencionado dos veces.. y lo mio también es personal --- Le había dado una oportunidad de conocerle, a cambio de que Lynx también supiese con quien hablaba, aunque sabía que probablemente no le diría nada, de momento.

--- Y hablando en femenino. ¿Cómo qué LA muerte? ¿No será que no se esconde nada ahí abajo, verdad? --- Preguntó simulando un tono un tanto preocupado, aunque obviamente solo bromeaba. Una forma para que el otro se pudiera escapar fácilmente de la pregunta anterior si quisiera en el caso de que fuese demasiado incomoda incomoda.

Miró hacia la barra buscando con la mirada al camarero, para que una vez intercambiaran miradas pudiera en un gesto pedir la cuenta, y que éste fuera preparandola Mientras tanto volvió a posar su mirada sobre Nito y alargar la conversación un rato más. Recordando las palabras de antes que habían llamado demasiado la atención del gato, y que hacían ampliar su sonrisa--- Y sobre lo de antes.. ya me vas diciendo un par de veces que te gusta pasar el tiempo conmigo... Esa insistencia dice mucho ¿Sabes? Pero si te digo la verdad también me siento muy a gusto conversando contigo. Debemos vernos más veces, quizas te deje acariciarme un rato más --- Una sugerencia muy insinuante, pero que estaría dispuesto a hacer. Y como final, en esta ocasión ofrecía su propio vaso de sake, en el caso de que se atreviese a beber.
avatar
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Nivel :
53 / 30053 / 300
Ver perfil de usuario

Lynx
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Ashriel el 02/02/16, 03:38 pm

¿Cuál era el motivo realmente oculto tras aquellas preguntas que no dejaban de salir de la boca del espíritu celestial? Es decir, de Nito. Era consciente de que no podía resucitar a los muertos, de que probablemente no podría darle nada de lo que pidiera si a la hora de pedir era tan exagerado como un humano. Era normal, había dormido en la calle últimamente porque no tenía dinero (y no podía enfermar después de todo), había estado vagando por la calle, no tenia usuario para quedarse en su casa, y realmente no le gustaba donde dormir, estaba bien abrigado y en su forma de esqueleto no sentía calor o frio. Solo tenía que despertarse temprano para que nadie le viera así, una vez se despertó en un cuartel del consejo mágico mientras intentaban adivinar si había habido algún asesino. Fue una situación muy embarazosa que ojala no vuelva a repetirse. Y claro, no iba a pagar con su cuerpo, tenia decencia, y harían falta muchos filetes para ello ¿No es irónico que a un esqueleto le guste la carne? Nito sonrió de oreja a oreja ante la proposición del otro de que le pagara en huesos, soltando una pequeña carcajada más por ser cortes que porque aquello tuviera gracia.

Ladeo la cabeza, mirándole con curiosidad ¿Algo sobre gremios oscuros? ¿Para qué le interesaba saber sobre ello? Era curioso como poco a poco iba revelando pequeños detalles sobre él aunque quisiera ocultarlo, ahora solo necesitaba profundizar un poco mas con tal de descubrir que quería realmente, el motivo por el que quería saber sobre gremios oscuros. De todas formas, dejemos eso de lado durante un momento ¿Había dicho ella? ¿Se le había vuelto a escapar? Elaine ni siquiera podía desaparecer de su mente un día como hoy. Se mordió el labio inferior durante un instante. Le daría la información que quería sobre los gremios oscuros, no quería hablar de ella, aun no podía hablar de ella con nadie, era demasiado pronto.

Pero antes de poder responderle escucho lo de LA muerte y comenzó a reír –Tu sí que sabes cómo arruinar toda la tensión del momento- Se limpio una lagrima que asomaba por su ojo, sonriendo como un niño pequeño -¿En serio ese tipo de cosas son las que no te dejan dormir por las noches?- La sonrisa se “endulzó” -¿No es un poco pronto para interesarte por lo que tengo debajo del pantalón?- De nuevo ese tono sarcástico que acompañaba a su voz como si simplemente fuera un deje de su respiración. Ladeo la cabeza, mirándole con aquella sonrisa que le hacía parecer más joven de lo que realmente era. -Estoy de acuerdo, deberíamos repetir esto, no todos los días alguien te invita a Sake, yo no puedo permitírmelo- Su sonrisa era como la de un niño, buscando dejar claro que no se iba a quedar a la cuenta. Se bebió lo que le quedaba en la copa y se puso en pie, aproximándose al otro espíritu, poniendo una mano en su hombro y acercando sus labios al oído –Pero, por ofrecerte a pagar- No lo había hecho –Te contare un sueño, un pequeño secreto de alguien que puede ver muertes cuando duerme- Sonrió –Se aproxima una gran guerra ¿Y quién sabe? A lo mejor está relacionado con algún gremio oscuro.- Se separo, sonriendo, estirándose. Cuando bajo sus brazos y volvió a mirar al otro su cuerpo había dejado de ser humano tras ser engullido durante un instante por una luz negra. Su ojo dorado se clavo en los del otro mientras aquella media sonrisa hacia acto de presencia en su cara –Y ahora, tengo trabajo- Se escucho el sonido de una campana, como si fuera un timbre antes de que desapareciera. Había cerrado su propia puerta con tal de descansar un poco antes de seguir matando. Quería dejar atrás esos pinchazos en su corazón, había sido un buen día que no quería que terminase mal.

_________________
Ficha -  Técnicas  -  Cronología
Tell me:
Mercy? or, do you choose Genocide?
avatar
Mensajes : 202
Fecha de inscripción : 24/01/2016
Edad : 19
Empleo /Ocio : soy la maldita muerte
Humor : Humerous
Nivel :
151 / 300151 / 300
Ver perfil de usuario

Ashriel
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Lynx el 04/02/16, 04:30 pm

¿Era acaso posible que no quisiese que aquel momento no se acabase? Por supuesto que sí, eso era lo que sentía en aquellos momentos. Hacía mucho que no se lo pasaba tan bien, y tan solo era una conversación con muchas indirectas y mensajes subliminales que solo se leían entre líneas. Pero aunque tenía toda la eternidad por delante no podía quedarse allí siempre, había cosas que hacer. Buscar información, pistas sobre gremios oscuros, vigilar Fairy Tail antes de que se metan en líos, lo que no esperaba es que esa entretenida conversación le diese una información mucho más valiosa que toda la conseguida hasta ahora.

De momento estaban en un interesante debate sobre lo que se escondía debajo del pantalón, provocando una suave risa de Lynx al igual que Nito --- Ni te imaginas cuanto. No estaría mal comprobarlo --- Respondió continuando con aquel juego, Y fue con aquel último vaso de sake, mientras el otro admitía que le gustaría repetir un encuentro con Lynx, cuanddo recibiría la noticia que no llegaría indiferente.

No pensaba que tuviera nada que ofrecerle, nada que decirle, solo continuar con el juego. Pero parecía que quería darle algo a cambio de pagar la cuenta, cosa que obviamente no haría para desgracia del pobre hombre que como de costumbre había hecho su trabajo. Nito se acercó peligrosamente a su oído, el gato esperaba escuchar algo ingenioso para prolongar un poco más aquella broma, sin embargo la realidad sería bien distinta. Una gran guerra.

Esas palabras borraron la sonrisa del rostro de Lynx mientras notaba como un escalofrío recorría su espalda y observaba como el cuerpo de llave negra era engullido por una extraña oscuridad y recuperaba su verdadera forma. Aquel ojo amarillo, aquella composición de huesos que hacía temblar a mucha gente cuando los visitaba en sus pesadillas, la medio sonrisa casi siniestra. Ahora sí hacía gala de su apodo, la muerte; una campanada y la puerta se cerraba, llevandose a aquel esqueleto de nueva al mundo celestial.

--- Inquietante --- Mientras tanto, Lynx aun meditaba lo que acababa de escuchar. ¿Puede que fuese un engaño¿ ¿Que ganaba con eso? Puede que nada, puedo que simplemente le diese al gato negro la información que buscaba. Era lógico que desgraciadamente siempre existirían las grandes guerras, pero si él lo decía seguramente sería porque estaba demasiado próxima. Lo consideraba una fuente fiable, la muerte no engaña. Había que informar de inmediato.

--- ¿Q-qué a sido eso? --- Balbuceo el camarero con la cuenta en mano, quien había presenciado todo. Su rostro estaba en blanco, sus ojos abiertos como platos, mientras que su cuerpo paralizado no paraba de temblar. Puede que de impresión, puede que de miedo, puede que de ambas opciones. El gato sonrió al ver a aquel hombre así pensando en su ignorancia. --- Al menos no ha sido un mal día --- Dijo Lynx sin esperar respuesta, antes de desaparecer usando su magia, llevando al exterior del local con la consecuencia del grito emitido por aquel hombre.
avatar
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Nivel :
53 / 30053 / 300
Ver perfil de usuario

Lynx
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: La muerte tiene un nombre [Pasado - Nito]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.