Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Mashiro Kazan el 16/01/16, 04:48 pm

Tras terminar las misiones habían tenido que ponerse de camino a la casa que ambos compartían, aunque, esta vez lo habían hecho a pie por el simple hecho de que no era posible llegar en ningún tren y los taxis no llegaban tan lejos como para poder alquilar uno y así poder llegar antes. La tarde se les había echado encima por el camino y ya estaba empezando a refrescar, además, la herida de Mashiro estaba haciendo que tuviesen que desplazarse más lento de lo que en un momento habían podido planear en su tiempo. Normalmente era un viaje que les habría costado 4 horas de camino pero esta vez había tomado más, perfectamente podían llevar 5 y no estaban ni siquiera cerca de llegar y el hombro estaba molestándole, no precisamente poco. De todas formas si podía decir algo era que el escenario que se había presentado para ambos era bastante bonito, el cielo estaba completamente de color carmesí y eso hacía que en medio del camino de aquella llanura valiese la pena perderse, después de todo no había todos los días una fotografía de ese estilo y aunque Mashiro fuese alguien criado para la guerra, podía apreciar lo que era realmente bonito a través de sus ojos, había que apreciar la vida de todo ser, ya fuese animal o planta, reconocer la belleza incluso en la muerte y ser testigo de magias más allá de lo que una persona podía realizar, como era por ejemplo en ese momento el sol ocultándose por las montañas que quedaban muy a lo lejos.

La marcha por parte de Mashiro se hizo más lenta, el viento era muy leve, por lo que no tiene problemas con los roces de la ropa y la herida, aunque su mochila si que le estaba molestando llevarla en esos momentos debido al peso que esta tenía, después de todo llevaba una tienda de lona y un par de sacos para dormir mientras que Kitsu se encargaba de llevar la comida y los víveres que consumirían por si pasaba algo como lo que había pasado. Desde que le echó aquella mirada Mashiro no se había atrevido a decirle nada, después de todo se podía decir que era la única persona a la que respetaba y temía hasta tal punto y el hecho de que le hubiese dicho algo como aquello había provocado en él el refleionar sobre su propia salud, por no decir sobre las cosas que sentía hacia la pelirroja. Definitivamente estaba haciendo que su mundo y sus convicciones diesen un fuerte revés, él, que nunca le había dado importancia alguna a su vida, estaba reflexionando sobre el hecho de que si muriese, realmente le haría daño a alguien. Antes solo pensaba en que la mejor muerte que podía tener en su aldea era bajo la espada de un enemigo, ahora... No quería morir siquiera, quería vivir, y cada vez que miraba a Kitsu sus ganas crecían, tal vez porque quería vivir por ella.

Sabía que el pasado de ambos había sido turbio, tal vez era una de las razones por las que quería que todo a partir de ese momento fuese bien, había podido notar que ella misma se ponía nerviosa cuando hablaba de ciertas cosas con él, o después de hacerlo, después de todo el roce que habían tenido ambos había sido muy constante por el tema de vivir en una casa y sabía detectar lo que sentía cada vez que se mostraba de aquella forma tan nerviosa, no es como si leer las emociones y la expresión corporal de una parsona le fuese muy complicado a alguien que debía fijarse en esas cosas si es que quería sobrevivir en un combate, no es como si el arte de la provocación de la ira fuese algo ajeno a él... Y porqué no decirlo, tras aquellas misiones tal vez estaba viendo más cosas de las que debía por el simple hecho de que la tensión que habían vivido estaba haciendo que su mente estuviese más ágil, al igual que sus sentimientos y su capacidad de percibir las cosas a su alrededor.

Finalmente, terminó por detener la marcha, no podía más... Y aquello si se forzaba solo podría tener como consecuencia el que colapsase... Todo quedaba al juicido de Kitsu.

_________________
avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 25/12/2015
Nivel :
74 / 30074 / 300
Ver perfil de usuario

Mashiro Kazan
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Kitsu Amano el 16/01/16, 05:53 pm

Se notaba el enojo que tenía...

Realmente esta vez se había formado cierto mal humor en la joven, la muchacha de rojizos cabellos se mantuvo callada en todo el viaje por la situación en sí, sabía que vivían lejos como para poder pedir un transporte o viajar en vehículo público, pero estaba tan enojada con el chico que no pudo siquiera disimularlo. Caminando a su lado como si él realmente no existiera, así se encontraba ella en esos instantes ¿Por qué? porque sabía que él era una persona esforzada en extremo. No era por la herida en sí porque sabía que sanaría tarde o temprano, pero una herida mal curada era sin duda alguna un problema a futuro, y eso ella lo sabía bastante bien.

Caminaba con seriedad hacia adelante mientras cargaba comida, algunas de las cosas que compró con parte del dinero ganado en ambas misiones ¿Qué había pasado? estaba algo consternada con la situación en sí, pero su preocupación era sincera y aun así él la pasó por alto con sus acciones, utilizando magia cuando se le había pedido que no lo hiciera por obvias razones, y esforzándose aún más cuando no debía de hacerlo, eso, todo eso provocó un nudo en el estómago de la mujer.

Por estas razones se quedó en silencio sin decir absolútamente nada de nada, no quería molestarlo tampoco con sus reproches porque sabía que quizá él se enojaba, hasta en eso tenía consideraciones esta chica. Era una joven que había visto a su compañero como algo más por un momento, pero esos sentimientos debían ser suprimidos ¿Verdad? era lo único que debía hacer, no preocuparse de más por él, aunque era imposible para ella tal cosa.

... -Dejó de sentir los pasos ajenos, y ella en ese instante se detuvo solamente para observarle, no hablaba, pero con la mirada lo decía todo ¿Le dolía la herida? Pues se lo había buscado -... Nos quedaremos aquí, mañana seguimos camino.

Sentenció con firmeza mientras dejaba las cosas en el suelo y estiraba sus brazos un poco por causa del peso cargado, llevaban caminando más de cinco horas en cámara lenta por la herida del joven, pero ella no pudo hacer otra cosa más que seguir su ritmo. Se quedó callada por unos instantes observando el atardecer, la hermosa paleta de colores que el cielo mostraba eran sin duda alguna algo que la relajaba, pero verlo a él en ese estado volvía su mal humor y preocupación porque, el enojo que tenía, era sin duda una sincera preocupación hacia él.

Deja las cosas en el suelo, yo veré de encender algo de fuego porque está haciendo frío.

Terminó por decir mientras caminaba hacia una parte más lejana, tratando de encontrar pequeñas ramas o trozos de hojas secas que ardieran lo suficiente como para poder mantenerse en esa noche, ya se ocuparían de armar las cosas para poder dormir, aunque seguramente él querría hacerlo a pesar de todo ¿Para qué molestarse con decirle algo? si de todas maneras no haría caso alguno.

_________________
asd
avatar
Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 26/12/2015
Nivel :
70 / 30070 / 300
Ver perfil de usuario

Kitsu Amano
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Mashiro Kazan el 16/01/16, 06:25 pm

La verdad es que las formas de hablar de Kitsu estaba haciendo que el ambiente se tensase en gran manera, no por el hecho de que ya estuviese tenso de por sí, sino porque Mashiro tampoco quería causar más problemas de la cuenta. Salió del camino hacia un claro despejado de maleza y se sentó allí dejando la maleta en el suelo, más adelante se encargaría de levantar el campamento ya que por el momento el brazo y el cansancio estaban haciéndole pasar unos momentos bastante malos hasta el punto de sudar frío y todo, de todas formas, se mantendría recto pues sabía que lo que había hecho había estado bien, arrepentirse de sus actos no era algo para lo que le habían enseñado. Cerró los ojos por unos momentos concentrándose mientras esperaba a que Kitsu volviese con las cosas para encender el fuego, si se ponía a reflexionar por todo lo que había pasado seguramente pudiese sacar algo en claro al respecto de lo que sentía, de lo que por su cabeza pasaba en todo momento y lo que tal vez debería hacer. Él solo quería ayudar a la pelirroja, de eso no había duda, y el hecho de que hubiese dado tanto de sí mismo ese día era por el simple hecho de que le preocupaba de que para poder mantenerse volviese a robar, sabía que algo en ella también había cambiado y que no era la misma que cuando la conoció, pero prefería, al menos, asegurarse de que hubiese cierta estabilidad en su vida para no tener que volver a caer en eso... Si de algo era culpable era de llegar a esos extremos.

No pudo evitar perder su mirada en aquel anochecer, no se acordaba casi de los animales salvajes que pudiesen haber a sus alrededores, tampoco le importaban, después de todo en una llanura lo peor que le podía saltar era un felino, como mucho, de un tamaño no muy grande. Si, tendría que luchar si saltaba sobre él, pero no le quedaba de otra después de todo. Tampoco podía escuchar nada a los alrededores más allá de Kitsu, así que tampoco es que estuviese con la guardia realmente levantada. De su mochila sacó la botella de agua que esa mañana casi se termina de beber y echa un trago, dejándola medio vacía por si Kitsu tenía ganas de beber antes de que esta se acabase, tampoco era plan de gastarla toda, no estaba dispuesto a ello. Se sujetó los brazos en un auto abrazo para calentarse un poco, la bajada de energías estaba haciendo que el calor de su cuerpo escapase rápidamente y eso era algo bastante preocupante, solo esperaba que Kitsu volviese con el fuego rápido o podría acabar inconsciente en cuestión de minutos.

De todas formas, la tensión que estaban viviendo podría ser suficiente como para hacer que la mente de Mashiro terminase colapsando, y después de todo lo que habían pasado él no sabía lo que podía decir, después de todo no era bueno realmente con las personas, hasta el momento había mantenido una buena relación con Kitsu y parecía que se había ido todo al garete por sus acciones de ese mediodía, estaba molesto, estaba enfadado consigomismo, y tenía miedo... Si, Mashiro Kazan, entrenado para enfrentar a los peligros más letales que le pusiesen letales estaba teniendo miedo no de una mujer, sino de la posibilidad de perderla. Instintivamente se mordió con fuerza la lengua, provocando un pinchazo de dolor que lo despertase de su estupidez, ¿De qué temía realmente? Siempre había estado solo, lo habían criado para que supiese estar solo y sobrevivir en la adversidad más extrema, ¿De qué tenía miedo? La respuesta era tan simple como que la buscó con la mirada, estaba actuando como un tonto.

Solo sabía que no quería discutir con la única persona con la que quería seguir adelante.

_________________
avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 25/12/2015
Nivel :
74 / 30074 / 300
Ver perfil de usuario

Mashiro Kazan
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Kitsu Amano el 16/01/16, 06:51 pm

Lo observó de reojo, simplemente atinó a hacer eso luego de ver cómo es que dejaba las cosas a un lado para poder sentarse y descansar un poco. Sabía que quizá estaba siendo demasiado dura con él, y eso también le fascinaba ¿Cómo puede ser que esté así de enojada con alguien? Antes esas cosas no le interesaban, no es que estuviera preocupada por alguien cercano porque eso para ella no existía hasta hoy, pero tenía que meditarlo. Juntó ramas pequeñas y algunas hojas secas para poder hacer algo de fuego, ella podría g}regular la temperatura física de su persona ¡Era como una estufa humana! así que no se preocupaba tanto por el frío como el muchacho, aún así, podía sentir el castigo del clima sobre su cuerpo, más leve, pero era incómodo igualmente.

Luego de obtener y juntar todo lo necesario para poder hacer fuego, la joven lo dejó a un lado para observar al chico atentamente... tenía frío y estaba lastimado, si seguía así podría llegar a ser peor ¿Por qué se preocupaba tanto? A veces ella no podía entender del todo las acciones de los hombres en general, pero tampoco podía cuestionarlas, él no es un hombre que se arrepintiera de sus acciones y ella lo sabía perfectamente, pero tampoco es que le gustara ver cómo es que él se esforzaba demasiado. Tomó de entre las cosas que había una manta gruesa, y se acercó al chico por detrás, dejando aquella tela directamente sobre sus hombros, había calentado aquella manta con sus propias manos a causa del fuego, así que podría sobrevivir un rato con aquello. Después de eso volvió a acariciarle el cabello como siempre, y retomó sus labores como si nunca hubiese hecho lo que hizo ¡Porque estaba enojada con él! entonces ¿Por qué había hecho un gesto así de amable para con él? ella no quería siquiera pensarlo, no era lo suyo.

Colocó los pedazos de madera silvestre que encontró en sus alrededores mientras tomaba un encendedor y prendía fuego una de esas cosas, luego lanzó lo encendido sobre el montículo de cosas que estaban dispuestas para su quema y se mantuvo quieta. Después de aquello la joven se sentó al lado del muchacho sin decir nada, aunque dentro suyo tenía muchas cosas por decir ¡Demasiadas! Fue en ese entonces que, sin desearlo ni pensarlo dos veces, dijo una palabra simple que estaba atorada en el interior de su garganta, no era alguien que hubiese madurado demasiado ni había crecido lo suficiente como para poder pensar con claridad sus acciones, sabía que había una vida más allá del robo que ella pudo descubrir a su lado, por eso es que estaba allí después de todo.

Gracias...-Dijo con una voz casi inaudible mientras seguía manteniendo sus ojos sobre el fuego, sin apartarlos ni un momento...-Por todo... ya sabes...

Atinó a decir con algo más de seriedad mientras seguía con su mirada sobre el fuego, luego de un rato tendrían que armar lo necesario para poder dormir, no es que pudieran quedarse a la intemperie toda la noche, por más que el cielo pudiese ser admirado por mucho tiempo y no se aburriría, lo sabía, pero no era saludable y menos para él.

... Veré de armar lo necesario para poder dormir, no será conveniente que durmamos a la intemperie, hace frío y podríamos atraer animales con el fuego encendido toda la noche, así debo apresurarme.

Dicho esto, la joven procedía a levantarse para poder iniciar con aquello, ordenar las cosas cuanto antes era lo más apropiado...

_________________
asd
avatar
Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 26/12/2015
Nivel :
70 / 30070 / 300
Ver perfil de usuario

Kitsu Amano
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Mashiro Kazan el 17/01/16, 07:32 am

La verdad es que se sorprendió al escuchar las palabras de Kitsu, no se esperaba para nada y bajo ningún concepto que le diese las gracias, después de todo no era su estilo hacerlo ya que normalmente lo demostraba por sus actos. Así mismo no pudo evitar apretarse contra la manta que le había echado por encima notando como su cuerpo empezaba a tiritar levemente. ¿Tanto frío tenía y no se había dado cuenta hasta el moment? Bueno, por lo menos ahora se sentía como si le hubiesen quitado un peso de encima, después de todo no parecía realmente enfadada con él, sino más bien con lo que había hecho. Pudo relajar su mente entonces y fue cuando notó el verdadero peso del cansancio al tener aquella capa de abrigo de más, sus ojos empezaron a cerrarse casi como si estuviese enfermo, aunque no lo estaba, además le pesaba todo, el hombro ya casi ni le dolía porque simplemente tenía el cuerpo ligeramente entumecido... Sin embargo no se dormiría en esos momentos, no al ver que Kitsu estaba armando el campamento sola, sin embargo, cuando fue a levantarse se topó con la realidad... Estaba absolutamente agotado, había llevado su cuerpo más allá de sus propias capacidades por puro orgullo y ahora que se había relajado se le había venido todo encima.

-Creo que no podré ayudarte esta vez... -Murmuró con la cabeza agachada y los ojos cerrados, estaba haciendo su mejor esfuerzo para mantenerse despierto, pero, dada la tranquilidad que tenía en esos momentos en la cabeza y todo lo que había pasado simplemente no pudo hacer más que quedarse completamente dormido. Realmente no se dio cuenta de cuando había pasado, no se dio cuenta de qué había pasado después, ni se dio cuenta de que había sido llevado a la tienda que Kitsu habría montado, solo sabía que se vio arrastrado a algo bastante alejado a lo que se podía decir que era la realidad. Abrió los ojos sin ver nada, no es que se hubiese quedado ciego, es que simplemente era la oscuridad de su propia mente en la que estaba perdido, ya había estado allí antes y fue cuando su padre le atravesó el pecho para descubrir su magia, sin embargo, la última vez que estuvo allí el sitio estaba de otra forma, había una luz tan cegadora que sus ojos simplemente no se podían mantener abiertos, sin embargo, ahora todo estaba oscuro y frio.

Finalmente despertó dos horas después de haberse quedado dormido, estando un poco más descansado pudo ver el fuego fuera de la tienda en la que habían dos sacos de dormir, uno sobre el que estaba él y otro vacío que era en el que dormiría Kitsu quien, por lo visto, seguía fuera. Con algo de lentitud para no hacerse daño a sí mismo se levantó, sin soltar la manta aún puesta sobre sí mismo. Al salir la vio allí sentada en silencio, era normal, no había tenido nadie para hablar y por lo visto la comida había sido tocada, mejor que hubiese comido ya a que estuviese teniendo hambre siendo que el despertar suyo era muy incierto. Por su parte se acercó lentamente a la pelirroja y se sentó a su lado, pasando la manta por sus hombros, esta estaba caliente ya no por la magia de Kitsu sino por el tiempo que había llevado él dentro de la misma. Hecho esto, se quedó mirando el cielo, las constelaciones, el polvo estelar... Todo se veía muy claro.

-Siento haberme sobrepasado. -¿Él disculpándose? Le parecía raro incluso a sí mismo, sin embargo, había una razón de fondo.- No quería preocuparte y menos molestarte. -Sus palabras eran sinceras, después de todo no quería ser un lastre más para Kitsu, definitivamente era lo último que pretendía.

_________________
avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 25/12/2015
Nivel :
74 / 30074 / 300
Ver perfil de usuario

Mashiro Kazan
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Kitsu Amano el 17/01/16, 02:59 pm

… Tuve suficiente tiempo para aprender acerca de tus detallitos y costumbres, y se cuales ya son incorregibles -Mencionó con seriedad mientras arrojaba una especie de pequeño palo a las llamas ardientes, observando cómo es que se avivaba el fuego que de a poco vencía al frío que estaba imperando aquella noche. -… A pesar de eso me has hecho enojar bastante esta vez ¿Era lo que querías? Pues bien…

Terminó de decir con un rostro molesto en su semblante ¿Por qué no se cuidaba a sí mismo? Al menos se había quedado satisfecha al ver que no la ayudaría esa vez, era algo bueno saber que uno llegaba aún a sus límites y tenía que resignarse. Kitsu escuchó sus palabras y automáticamente se dispuso a armar todo para poder dormir esa noche en ese lugar, trató de armar el refugio lo mejor que pudo, y trató de acomodar las bolsas de dormir de tal manera que quedase cómodo para los dos, aun así, se asustó al verle. Caído hacia un costado y en un estado casi de coma, se apresuró a ver que estuviera bien, y trató de abrigarlo lo mejor que pudo. Al parecer estaba demasiado cansado en esos momentos, porque aun cuando ella se dedicó a “arrastrarlo” por el suelo para ubicarlo dentro de la carpa, él ni siquiera había despertado.

En ese instante ella estaba enojada con él, pero verle dormir de esa manera le provocó cierta ternura, así que se dedicó a arroparle y cuidarle un rato, ya sea acariciando su cabello e inclusive dándole un beso en la mejilla mientras dormía ¡Aun estando enojada!... luego se dio cuenta de lo que había hecho y no dudó en salir de ese lugar para poder observar mejor a su alrededor. Estaba algo cansada por todo lo que habían caminado y el ambiente, pero no le era tan gravoso por el asunto del calor físico y el cuerpo acostumbrado a las temperaturas frías.

Aun así, se mantuvo callada un rato luego de haberle hablado, porque no quería decir más cosas que pudiesen enojarla a ella bastante más. Sabía que el chico era sacrificado, pero ella no se sintió escuchada cuando le pidió que por favor descanse un poco ¡Y ahora estaban en aquella situación sin más! Él se hallaba doliente, y aun así le dio a ella la manta que había usado anteriormente. La joven se mantuvo mirando hacia adelante y suspiró audiblemente entretanto que se abrigaba un poco con aquel retazo de tela abrigada, para luego mirarlo a los ojos con algo más de tranquilidad, no quería parecer un ogro tampoco por su mal humor.

A ver Mashiro, no estoy enojada ni ofendida contigo, no ahora… solo estoy de mal humor, no pienso que seas una carga ni un peso, el cuidarte y preocuparme es mi deber como amiga, es lo que yo quiero -Dijo con más suavidad en su voz al momento de observarle de manera directa. -. Aun así, sentí por un momento que me ignoraste completamente y me dolió, no sé por qué... pero…

Su rostro se había sonrojado por un momento, y se abrazó a sí misma con algo de timidez ¡No era necesario decir lo último! Aun así, estaba algo confundida por sus propias palabras, y se mantuvo por este motivo algo retraída consigo misma, no solamente porque había dicho algo que no estaba en sus pensamientos o en intenciones de hablar, sino porque también había reaccionado bastante contrariada. Miró el cielo con bastante nerviosismo en sus ojos, y luego trató de huir de la situación como pudo.

Supongo que tengo algo de sueño -Terminó por decir, para luego ponerse de pie en su lugar, dejando de nueva cuenta la manta que el chico le había dado para que él se abrigara.-. Mejor me voy ¡Chau!


_________________
asd
avatar
Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 26/12/2015
Nivel :
70 / 30070 / 300
Ver perfil de usuario

Kitsu Amano
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Mashiro Kazan el 17/01/16, 04:11 pm

Definitivamente no era lo que quería, ¿Hacerla enojar? Debía estar loco para querer eso, simplemente quería ayudarla, no ser una carga que miraba mientras que ella hacía todo el trabajo, quería ser un compañero digno de ella, alguien en quien pudiese ser digno de depositar algún tipo de confianza en el fututo, alguien por quien valiese la pena dedicar un pensamiento y ver que lo había conseguido a ese coste le había destrozado por dentro en cierto modo. Dolía incluso más que la herida y no pudo evitar quedarse mirando al fuego mientras los palos se partían, así como lo hacían sus ánimos y confianza a sí mismo. Debía decir algo, pero si lo decía le daba miedo de que ya nada volvería a ser como antes. No pudo evitar pensar que iba a ser rechazado, que iba a irse de la casa y que volvería a estar solo, entonces, en cuanto dijo que se iba y se levantó, Mashiro no pudo evitar ser más rápido que nunca a la hora de sujetarle la mano para que no se levantase.- ¡Espera!


Ya no había vuelta atrás, ya no podía pensar en nada que fuese ajeno a ellos, tal vez era por la misión, por los peligros que habían tenido que pasar ese día, tal vez simplemente era que mientras le arrastraba a la tienda le había dado un completo golpe en la cabeza, la cuestión es que allí estaba, mirando a Kitsu de muy cerca, sujetándole la mano mientras que en su rostro se dibujaba un gesto de dolor.- No te he ignorado... Es solo que quería ayudarte, no quiero ser un obstáculo para tí, quiero ser tu compañero. -Dijo en voz lo suficientemente fuerte para que le escuchase. Sin poder evitarlo, parecía que estaba hablando de forma trivial, pero era muy distinto, no hablaba de compañeros de misión sino de algo mucho más profundo, fue entonces cuando se armó de valor.- Has cambiado completamente mi vida Kitsu, en su tiempo nada de esto me habría importado. -Dijo con completa sinceridad mientras que agachaba el rostro con una amarga sonrisa, si alguien había conocido lo que era ser nadie eso había sido él, sin embargo, ahora tenía símplemente una razón de ser, la mujer que tenía delante de él.

Fue entonces cuando su gesto cambió de repente, no necesitaba estar triste ni sentirse solitario, no, aquello si que sería como ignorar a Kitsu y a sus propios sentimientos, de los cuales, estaba más seguro que nunca.- Te quiero. -Fueron dos simples palabras que había meditado bien durante mucho tiempo si decirlas o no, porque no era nada que pudiese ser tomado a la ligera, porque no eran palabras que pudiesen ser dichas a cualquiera y mucho menos bromeando al respecto. Apretó la mano de la pelirroja, mientras que la contraria del castaño se dirigía a acariciar la mejilla de la pelirroja, sabía que ella también sentía algo por él, lo sabía pero hasta el momento no había tenido el valor de hacer nada al respecto. Solo sabía que su corazón parecía estar en una maratón, que los nervios posiblemente le estuviesen jugando una muy mala pasada.

Y que la besó.

Antes de poder darse cuenta, estaba besando sus labios de una forma completamente inocente, tierna... Pero que expresaba mucho más que las palabras que había dicho antes... Definitivamente era un juramento más allá de la protección que le podía ofrecer, era un juramento de fidelidad, algo que solo le haría a ella y que tenía que ver con querer pasar su vida con ella.

_________________
avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 25/12/2015
Nivel :
74 / 30074 / 300
Ver perfil de usuario

Mashiro Kazan
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Kitsu Amano el 17/01/16, 05:16 pm

… ¿Eh…?

La mirada de la muchacha se desencajó completamente al escuchar todas y cada una de las palabras que el chico le dedicaba ¿Había cambiado su vida? Eso lo sabía, pero ¿Tantas repercusiones provocaron en el ser ajeno? Su mirada no se apartaba, ni siquiera tenía la fuerza para parpadear o sentir algo que no sea el hablar de su compañero, aun así, lo más demoledor, lo que hizo que sus preocupaciones, su enojo y su tristeza se fueran totalmente lejos fueron las dos palabras que, pronunciadas por él, provocaban en la muchacha un sin número de reacciones y sensaciones dentro de su corazón, desde peso hasta liviandad, desde agudeza hasta atontamiento, e inclusive un dolor mezclado con una felicidad que no podía contener pero debía, no sabía si aquello era una jugarreta del destino para burlarse de los nervios de la pelirroja, pero sus reacciones murieron por unos segundos… Al sentir el suave contacto de la mano ajena sobre su mejilla, pudo sentir cómo es que su rostro ardía de la pena y la emoción, y su corazón daba mil vuelcos, al mismo tiempo en el que sus rodillas se aflojaban y su mente se perdía en quién sabía dónde, no le importaba aquello en lo absoluto.

Aun así, el contacto directo de sus labios contra los de ella fue lo que realmente la des equilibró. Se quedó dura, sin poder decir más, solamente atinó a cerrar lentamente sus ojos y a corresponder ese gesto como podía, obviamente, dentro de la inexperiencia que marcaba su historia de vida. Se mantuvo así un rato, no sabía qué hacer ni cómo, pero tampoco es que le importase saber en esos momentos como reaccionar, simplemente se dejaba llevar por el atrevimiento del momento y por los sentimientos que habían aflorado desde hace un tiempo atrás y ella quiso enterrar, pero no pudo.

Sabía que en el mundo siempre existía una persona que esperaba a otra, ya sea en medio de una gran ciudad o en medio del pleno desierto, una vez había oído decir que cuando esas personas se cruzaran y sus ojos se encontrasen, todo pasado perdería completamente su importancia, y solo existiría ese momento. A ella le pasó eso el primer día que lo vio, cruzando la puerta del despacho de su jefe mafioso para poder liberarla del camino de la perversidad y la indecencia, para mostrarle una nueva ventaja, una esperanza de vida que nunca jamás se había imaginado. Él había sido su héroe personal ¿Acaso eso contaba? Después de una convivencia completa entre ellos y de muchos altibajos, lograron afrontar los obstáculos juntos, pero jamás creyó que para él esos momentos significasen algo.

Y era el momento de admitir que se había equivocado completamente…

Se separó del muchacho con sus mejillas completamente sonrojadas mientras agachaba la mirada completamente apenada ¿Acaso le quedaban dudas de lo que ella sentía? Quería decírselo con palabras, pero ahora mismo las mismas no querían salir ¿Cómo expresarle todo lo que pasaba? ¿Cómo decirle que realmente lo que había dicho ese día abarcaba más de un sentido? No quería perderlo… y ahora menos que nunca…


_________________
asd
avatar
Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 26/12/2015
Nivel :
70 / 30070 / 300
Ver perfil de usuario

Kitsu Amano
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Mashiro Kazan el 17/01/16, 05:52 pm

Al separarse podía notar su corazón latiendo con tanta fuerza que símplemente no podía hacer nada más que pensar que en cualquier momento iba a darle algo realmente. No pudo evitar mirar a Kitsu, su reacción, algo que hizo que su mente se fuese literalmente a la mierda, se sonrojó también a más no poder aunque logró controlarse a los siguientes segundos, uno de los dos era el que tendría que dar el paso después de todo y Kitsu parecía estar en esos momentos un tanto indispuesta para ello. Tal y como presentía, ambos sentían las mismas cosas el uno por el otro, tanto que había podido ver como el enfado de la misma desaparecía, apareciendo la confusión y la incredulidad, era como si ella misma no pudiese creer en lo que había escuchado y vivido, o simplemente es que lo estaba asimilando todo, en cualquier caso, esta vez no sería tan brusco como lo había sido hasta el momento, hizo que le mirase, sujetándola de la barbilla mientras le daba una tierna sonrisa, una que solo vería ella, una que realmente era SOLO para ella.

Sin esperar mucho, le dio un suave abrazo, uno que dejase ver que él estaría allí para ella tanto para las buenas como para las malas. Obviamente intentó dárselo por el lado en el que no tenía la herida, aquél simple e inocente acto estaba más cargado de sentimientos de lo que él mismo hubiese podido imaginar pues, estando allí, ambos tapados por la manta y abrazados delante del fuego, su corazón pareció detenerse en un momento para luego empezar a latir de nuevo lentamente, calmado, agradable, mientras notaba el calor por su cuerpo. ¿Era aquello felicidad? Tal vez sí, había podido decir lo que en su cabeza y corazón sentía, ambos se habían puesto de acuerdo y habían trabajado en equipor por un bien mayor para él y para ella, algo que hiciese que pudiesen seguir avanzando juntos de la forma en la que los dos querían, porque si, sabía que ella también lo quería así por las reacciones que había estado teniendo en ese tiempo y que habían hecho que él mismo se decidiese por fin a actuar, porque no estaba dispuesto a que por una tontería de discusión por su hombro los alejase de esa forma, estaba dispuesto a arrancarse el brazo si con eso se quedaba a su lado.

Y es que de verdad la quería. Jamás había sentido algo tan fuerte por otra persona, se daba cuenta de aquello estando allí abrazado a ella, en un principio le había tenido mucho aprecio, incluso cuando la vio por primera vez supo en ese instante que acabaría siendo alguien especial para él, mucho más cuando le hizo aquél juramento de que la protegería. Ahora lo tenía más claro, desde luego que la protegería de todo mal que viniese a por ella, él sería el compañero que necesitase ser, si tenía que ser el que recogiese las lágrimas de sus mejillas, lo sería, si necesitaba ser el que la abrazase en un momento en el que el frío fuese lo que la dominase, lo sería. Cerró los ojos mientras la abrazaba, notando el calor con mayor intensidad que desprendía la pelirroja tal vez por su magia de fuego, tal vez porque era su calor corporal natural o tal vez porque era algo que su mente estaba creando.

Simplemente no quería separarse de allí, estaba muy relajado aunque supuestamente tuviese que estar absurdamente nervioso, al principio lo estuvo, no lo podía negar, ni él mismo se creía lo que había hecho, pero ya ni había vuelta atrás ni quería que lo hubiese, solo quería escuchar de los labios de la persona que quería lo que ella opinaba al respecto.- Creo que ya no podía aguantar más...


Última edición por Mashiro Kazan el 19/01/16, 08:04 am, editado 1 vez

_________________
avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 25/12/2015
Nivel :
74 / 30074 / 300
Ver perfil de usuario

Mashiro Kazan
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Kitsu Amano el 17/01/16, 07:11 pm

Ella le abrazó de la misma forma en la que él le había abrazado, quedándose boquiabierta por unos momentos al sentir la calidez del momento, no podía evitarlo ¡Se sentía morir! mientras que trataba de recargar todos los sentimientos posibles en ese abrazo que le daba su compañero, ella estaba queriendo decir muchas cosas. Era cierto que desde hace un año no se habían vuelto a ver hasta ese día, y desde hace un año luego del ataque de los dragones, ella no pudo evitar sentir que él estaría pasándola en algún lugar del mundo, no lo había olvidado ni siquiera con un recuerdo tan trivial como aquel. Ahora dentro de sí bendecía ese reencuentro, no sabía por qué, pero el cariño que le tenía había avanzado, cosa que ella no quería realmente ¿Por qué? El miedo al rechazo que siempre la persiguió aun obraba en su corazón hasta el momento del abrazo, el cual despejó toda inseguridad y temor al abandono.

Yo tampoco... -Dijo la muchacha al momento de separarse de él -Tampoco podía aguantarlo...

Dijo en un hilo de voz quebrada, mientras trataba de contener las lágrimas para evitar llorar ¿Por qué llorar? si era un momento feliz. Supuso que la fragilidad de su conciencia y su corazón herido tenían ciertas reacciones poco normales en alguien que había sufrido muchas veces el abandono, la falta de amor y conciencia, el no saberse querida por nadie. Sonrió esperanzada, mostrando sus ojos brillantes por las lágrimas que querían abandonar aquel lugar, pero que eran retenidas por una férrea voluntad de querer ser feliz aunque sea por un momento. Acarició la mejilla ajena mientras observaba con mucha atención el negro de los ojos de su compañero, perdiéndose en su mirar calmado y seguro.

¿Sabes algo? -Dijo la joven, sentándose más correctamente mientras observaba el fuego, cómo es que el sonido de la madera agrietarse inundaba todos sus sentidos, como si ella misma estuviera quemándose por dentro -... Sé que te has dado cuenta de lo que siento, a pesar de que siempre he tratado de ocultar ciertas demostraciones que amenazaban con dejarlo en claro...

Su sonrisa no se apartaba de su rostro, después de todo ¿Por qué tendría que estar triste? al ver la sonrisa del chico, su mente se volvió tan transparente como el agua... una sonrisa que no había visto en él nunca, una sonrisa que solo ella tenía el privilegio de ver. Lamentablemente ella no podía mostrar una sonrisa especial como la suya, solamente tenía un corazón desecho y magullado que estaba tratando de reparar trozo por trozo, y eso era lo que tenía de mayor valor para entregarle. No sabía si lo aceptaba, pero era lo único que ella podía dar, su vida era polvo, sombra, su vida era lo mismo que la nada... ¿El la querría de igual manera? ¿Sería capaz de aceptar a este despojo de persona en proceso de restauración?

Ella sabía que él la había aceptado, que él estaba dispuesto a acompañarla, y eso era lo que más la fortalecía, conocer que aún, a pesar de todas las circunstancias, a pesar de su vida vacía, él le tomaba de la mano y la aseguraba para sí mismo, la quería, tanto como ella a él, quizá más...

Y sé también que no necesitas escuchar lo obvio de mi persona, pero si no te lo digo, no podré liberarme... -Terminó por decirle, para luego plantar un beso en la mejilla del chico, uno cálido, contenido y lleno de sentimientos... -... Sabes que yo también te quiero, y mucho... ¿Verdad?

Le dijo con sus ojos temblorosos y llenos de lágrimas, a pesar de que no iba a llorar, estaba enamorada después de todo. No le importaba el frío, ahora ella podría estar en paz consigo, y en paz con él...

_________________
asd
avatar
Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 26/12/2015
Nivel :
70 / 30070 / 300
Ver perfil de usuario

Kitsu Amano
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Mashiro Kazan el 19/01/16, 08:18 am

Ver a Kitsu de aquella forma solo pudo hacer que en su rostro la sonrisa no desapareciese, que se mantuviese allí mientras hablaba más y más, símplemente es que se había quitado una carga de encima, algo que le había estado mortificanto y que ahora estaba fluyendo con toda naturalidad. Era increible ver como el miedo había sido borrado completamente de su mente para ser transformado en felicidad, porque si, estaba feliz de poder haber encontrado a esa persona a la que quería dedicar su vida, sus actos y a la que ante todo quería proteger como parte de su familia, y es que para él, Kitsu era la persona más cercana a una familia que tenía, mucho más tras esas palabras. En un principio cuando la invitó a quedarse en su casa no podía haber predicho nada de lo que estaría pasando, nunca se había sentido de aquella manera y se empezó a sentir así con el toparse con ella en el día a día, pensando que sería agradable poder estar más tiempo así... Ahora sabía a qué se debía, todo el mundo tiene una mitad que lo complementa, en ese caso, sabía que se trataba de Kitsu más allá de lo que las palabras que él soltase pudiesen expresar.

Solo pudo asentir levemente ante las últimas palabras de la pelirroja, por fin había encontrado algo en lo que pudiese ser completamente honesta, sin medias tintas ni sentimientos que la contrariasen a lo que soltaba por la boca, tanto ella como su ser estaban hablando armoniosamente y eso se podía ver, símplemente, en el hecho de que su gesto estaba expresando lo que seguramente él mismo estaba expresando de otra forma ya que cada persona tenía su modo de hacerlo. ¿Estaba llorando de felicidad? Parecía ser así, y no le extrañaba, sabía un poco del pasado que había tenido y aquello podría significar para ella un nuevo comienzo, una nueva vida que le estaba esperando llena de todo tipo de momentos, no solo de dolor. Obviamente Mashiro sabía que tendrían momentos buenos, otros no tan buenos y otros nefastos, pero de eso se trataba la vida, uno no podía esconderse en una burbuja y ahora si que podía decir con todas las razones del mundo a su favor que no estaban solos, ninguno de los dos.

Instintivamente llevó ambas manos a la cara de Kitsu, pasando los pulgares cerca de los ojos de la misma.- Lo se, por eso intentaré no ser tan lanzado de ahora en adelante. -Le susurró, palabras que solo ella podría oir, porque eralmente solo quería que ella las escuchase. Al que pasase por allí de viaje no le interesaba lo que ambos jóvenes tenían que hablar, incluso aunque fuese algo que fuese instintivo para él a la hora de lanzarse a ayudar a otra persona, especialmente si era ella, intentaría controlarse lo máximo posible, especialmente ahora que estaba herido. No pudo evitar tumbarse en el suelo con la manta en la espalda mientras miraba el cielo, era una estampa que había visto ya muchas veces pero que por alguna extraña casualidad ahora le resultaba de lo más mágico. Era simplemente porque se trataba de un estúpido enamorado, él mismo antes encontraba este tipo de cosas molestas e innecesarias, había cambiado tanto que incluso se sorprendía. En su momento habría rechazado todo sentimiento positivo hacia una persona, su padre le enseñó que si no estaba completamente seguro, esa persona podría transformarse en el futuro en su enemiga, sin embargo, sabía que eso no pasaría entre él y Kitsu... Jamás.

_________________
avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 25/12/2015
Nivel :
74 / 30074 / 300
Ver perfil de usuario

Mashiro Kazan
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Kitsu Amano el 19/01/16, 07:36 pm

Se recostó a su lado luego de ver que él lo hacía, observando las estrellas en una posición parecida a la que él estaba. Sonreía mientras veía cada uno de los luminares en medio del cielo. Sonriendo con una tranquilidad que no podía creerse siquiera, ella había recibido momentos atrás el consuelo para poder secar sus lágrimas confusas, alegres, amargas e inclusive dulces, después de todo no sabía qué sentir en esos instantes, teniendo en claro que había algo que ahora podía atarla para siempre a alguien. El amor que le había profesado con sus palabras y en correspondencia a sus acciones, eso, todo eso había sido salido de su corazón herido, corazón que ahora mismo poseía un dueño ¿Verdad? porque ¿Qué es lo que son ahora? No quería preguntarlo, para ella era algo más que obvio, conociendo al chico como es y sabiendo que él era capaz de aceptar cualquier responsabilidad que se plante delante de su rostro... ella era alguien importante para él, y eso le quedó claro.

Miró a su compañero con una sonrisa distinta, una mirada y un semblante totalmente diferente del que ella estaba acostumbrada a ver, obviamente, estaba contenta de ver que ella pudo haber hecho un cambio en su vida ¿Por qué? en esos momentos como mujer se volvió útil y fue de ayuda para alguien... estaba tan contenta consigo misma y con el chico que no pudo evitarlo. Se acercó al chico y se abrazó a él básicamente, tomándole de su brazo sano mientras se apegaba a su persona para poder sentir el abrigo suyo, de alguna manera, podía sentir el cariño de esa forma. Sonrió al poder aspirar su aroma con más detalle y observarle mejor, y por un momento no se sintió merecedora de verle así.

Sostuvo con una mirada todo lo que anteriormente había dicho, observándole detalladamente mientras se acercaba más al rostro ajeno, para verle directamente. Sabía que quería hacer a pesar de que pudiese ser algo que a ella quizá no le corresponda en esos momentos, pero también entendía que, si no lo hacía, ella jamás se animaría a formar parte de algo semejante.

Mashiro...-Le dijo, sacando todo prefijo innecesario ahora -Quiero...

En ese entonces la joven se acercó al chico con pausa, dándole primeramente un beso en la mejilla, para luego depositar otro beso igual de tierno sobre sus labios. Cerró sus ojos, aun sin saber si éste chico podría corresponder semejante acción atrevida de ella. Podía sentir el latir de su corazón tan a prisa que por un momento sintió que perforaba su propio pecho, pero no podía dejar de sentirse así, sabiendo que había hecho algo de lo que no se iba a arrepentir jamás en la vida. Después de besarle, la joven se sentó de nuevo en su lugar y lo miró desde allí, teniendo en cuenta que estabaa herido no quería sobrecargarlo con emociones que pudiesen hacerle mal o pudiesen sobrepasar sus heridas.

Beberé algo caliente y luego me iré a dormir... -Dijo con sonrojo en sus mejillas, tratando de evitar la mirada porque al fin se concientizó en lo que hizo -Tu ¿Quieres algo para beber? ¿O quieres irte a dormir?

Era una tonta enamorada, pero no le importaba en lo absoluto porque había hecho algo de lo que no pensaba arrepentirse jamás, a pesar de que quizá a él le desagradase o así, no se arrepentía en lo absoluto. Iba a ponerse de pie, pero anteriormente quería escuchar las palabras de su compañero para saber que debía hacer, si prepararle algo a él también o simplemente ayudarlo para que pueda dormir tranquilo.


_________________
asd
avatar
Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 26/12/2015
Nivel :
70 / 30070 / 300
Ver perfil de usuario

Kitsu Amano
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Mashiro Kazan el 20/01/16, 10:55 am

Pocas veces en su vida había estado realmente cómodo como en esos momentos en los que Kitsu se abrazó a él, no pudo evitar un leve sonrojo, desde luego, después de todo no dejaba de ser un hombre y aquella era la chica que le gustaba, habían ciertas reacciones físicas que no se podían evitar y desde luego no ignoraba la belleza de Kitsu, sin embargo se supo controlar bastante bien teniendo en cuenta el tipo de caracter que tenía, solo se dedicó a abrazarla por la cintura para acercarla más a sí mismo hasta que esta decidió levantarse, lo cierto es que podría haberse quedado allí toda la noche si se lo proponía, la comodidad había sido algo bastante notable a su ver y aunque hubiesen piedrecitas debajo de sus espaldas era algo que ni estaba notando. Otra cosa sería su hombro que seguramente se resintiese de quedarse mucho tiempo en esa posición, aunque, teniendo en cuenta las atenciones que le estaba prestando la pelirroja cualquiera se levantaba realmente. Ahora era ella la que se había animado a besarlo y él obviamente correspondió el susodicho beso como pudo dentro de su inexperiencia en aquél tipo de actos.

Tras eso, él se incorporó levemente.- Comeré algo y beberé también, luego iré al saco. -No sabía si se quedaba a acompañarlo, desde luego no le desagradaría para nada, tal vez incluso todo lo contrario y aquello le viniese bien al castaño, lo único que sabía era que su mente estaba algo torpe después de las confesiones hechas, no era como si uno todos los días fuese correspondido en el primer enamoramiento ni mucho menos. Se podía decir que por su parte había tenido incluso suerte de haberla encontrado, porque hasta llegado el momento no había siquiera imaginado en qué desenvocaría todo y mucho menos el trato que iban a tener. Por lo menos había ido bastante bien o al menos eso le parecía a él. Tomó la mochila de Kitsu, donde estaría la comida y de allí sacó unos dados de carne que pinchó en un palo metálico que clavó en el suelo y puso sobre la hoguera, tenía cierta costumbre de siempre que estaba en campo abierto comer carne, normalmente la habría cazado él, pero al no ser necesario simplemente se había dedicado a comprarla de camino a casa, total, había comida de sobra comprada allí.

Tras varios minutos en los que se quedó mirando el fuego para que la carne no se hiciese demasiado desclavó el hierro tras ponerse un guante de color negro, después de todo el calor era algo que se extendería por toda la vara y acto seguido se quedó esperando unos minutos hasta poder coger el primer dado de carne y comérselo entero. Aquél bocado le sentó bastante bien a su cuerpo maltrecho que, de no haber sido alimentado seguramente habría amanecido muy débil y la verdad al notar el sabor de la carne poco hecha fue algo que agradeció, después de todo era su comida favorita, la ternera que aún sangraba.

Se giró a mirar hacia Kitsu, según había podido ver él ella ya había comido, pero le daba intriga lo que estaría preparando para beber, después de todo ella era una gran cocinera y con las bebidas seguramente pasaría lo mismo, no deberían ser un misterio para ellas y él quería de paso aprender por si alguna vez hacía falta. Él era demasiado bruto para ese tipo de cosas, estaba más arraigado a la montaña de lo que la propia Kitsu podría imaginarse, había llegado a comer incluso carne de jabalí medio cruda al no poder hacer fuego en una nevada y todo aquello solo sacando el filete del cuerpo con un cuchillo improvisado de un trozo de metal que alguna vez fue la espada de alguien y que ahora estaba hecha un trozo de decoración sobre su cama. Ese tipo de persona era Mashiro y esa educación le habían dado... Suficiente civilizado era ya queriendo aprender.- Antes me quedé sorprendido por como te manejaste con el niño, se te dio bastante bien. -Dijo por sacar algún tema de conversación.

_________________
avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 25/12/2015
Nivel :
74 / 30074 / 300
Ver perfil de usuario

Mashiro Kazan
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Kitsu Amano el 21/01/16, 08:03 am

¿Huh? ¿Con el niño? -Dijo la joven, quién había sido violentamente devuelta al mundo real -¡Ah! Es que me dio ternura, obviamente… el niño tenía buena predisposición y talento. Lo que ocurre es que a mí me encantan los niños pequeños, siento que son como arcilla blanda que puede ser moldeada correctamente.

Terminó por decir la joven luego de tomar algo de agua con limón y azúcar, la justa y necesaria como para que fuese dulce pero sin opacar el ácido del limón, sino no tenía gracia. En esos momentos la dama extendió un vaso que tenía de aquella bebida, estaba frío, el ambiente también ayudaba a que se mantuviese de ese modo. Observó al muchacho cocinar algo de carne al fuego, Kitsu no tenia hambre necesariamente, pero la falta de azucar la había debilitado un tanto, por eso decidió tomar un limón de los que había comprado para poder hacerse un poco de jugo. En esos momentos, la joven levantó la mirada con certeza y algo de calma para poder hablar con el muchacho acerca de aquello, aunque no tenía mucho que contar realmente.

La mayoría de los niños son vulnerables e inocentes, son fáciles de engañar, tristemente...-Añadió.-La mayoría de los niños son buenos, no todos porque hay excepciones, como yo por ejemplo, que siendo niña fue que robé y estafé, cosas así a uno lo marcan. Pero el chico al que enseñamos hoy me hizo acordar a mi cuando comencé a entrenar con fuego...

En ese momento su mirada se desvió hacia abajo, observando el suelo con cierta tristeza, pero luego recordó todo lo que había pasado, borrando de su mente todo rastro de pensamiento negativo para poder enfocarse en lo que realmente valía la pena ahora. Se puso de pie mientras miraba hacia adelante, observando las llanuras con algo de nostalgia mientras sonreía, llevando ambas manos a la cintura y exclamando orgullosa.

En lugares como este y con estas temperaturas me vi en la obligación de mantener vivo el fuego, moldearlo e inclusive formarlo de mi propio cuerpo, aunque eso aun no logro hacerlo del todo bien-Dijo seriamente entretanto que observaba con atención el entorno en el que se hallaba.-Me lastimé muchas veces y me quemé muchas más, aparte de eso estaban mis entrenamientos con la espada, cosa que realmente me ha costado muchísimo. Aun así me puse de pie y seguí adelante...- Luego de eso, la joven aflojó la postura y se quedó de pie, observando sin más el ambiente donde estaba -Si ese niño hubiera sufrido lo que yo, seguramente hubiese desistido de ser mago, y yo soy de esas personas que creen en que si se tiene un talento, se debe perfeccionar ¡No podía desistir con el muchacho! aunque tu método fue bastante más efectivo que el mio...

Terminó por decir, para luego acercarse a la tienda de campaña y preparar todo para poder dormir, por suerte, sabía que había dos sacos para que ambos puedan descansar, así que no iban a pasar frío durante la noche.

Yo ahora en un rato me iré a dormir ¿Vienes a dormir? Ya tu saco está listo ¿O te quedarás un rato? Yo te recomiendo que te duermas, debes reposar ese brazo...

_________________
asd
avatar
Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 26/12/2015
Nivel :
70 / 30070 / 300
Ver perfil de usuario

Kitsu Amano
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Mashiro Kazan el 23/01/16, 04:01 am

-En resumen, te gustan los niños.-

Fue un comentario de lo más inocente, al menos al principio donde empezó a darse cuenta de lo que había dicho y de cómo lo había dicho. La verdad es que en un futuro no le importaría tener un hijo al que poder criar él mismo, pero, de ahí a empezar a decir nada de niños ya se le había hecho bastante distante. No pudo evitar centrar su vista en el fuego mientras que terminaba de comer y beber, después de todo tampoco quería hacer esperar mucho a Kitsu si e sque esta había decidido esperarle cosa que parecía que si y no solo eso, sino que estaba descubriendo alguna que otra cosa más de su pasado, del cómo la enseñaron a usar magia, parecía que su padre no era el único que se había encargado de hacer un aprendizaje de lo más... Interactivo desde la primera lección, tal vez sería algo rotundo hacer aquello, pero tal vez le enseñaría a la pelirroja lo que a él le hicieron.

-Mi maestro fue mi padre, y se encargó de dejarme claras las lecciones. -Dicho esto se quitó la camisa y la chaqueta, podía aguantar perfectamente aquella temperatura, después de todo había estado con menos ropa en situaciones de paraje helado, la cuestión era enseñarl a cicatriz que tenía en el pecho y en la espalda justo en el centro del torso.-  Para intentar despertar mi magia, no tuvo nada mejor que hacer que atravesarme el pecho con su espada sin avisar ni nada... Qué menos que un poco de cortesía. -Bromeó, ¿Acaso podía haber cortesía a la hora de atravesar a un niño de 6 años con una espada? Se volvió a colocar la camisa y chaqueta con una soltura bastante notable incluso teniendo el brazo como lo tenía.

Se giró de nuevo hacia la tienda, bostezando por el ambiente que había, era como si se pudiese permitir estar más relajado de lo normal y la verdad es que aquello le gustaba bastante, o al menos, lo suficiente como para quedarse en un estado de sopor lo suficientemente efectivo en él como para mostrarse relajado.- Creo que será mejor que vayamos a dormir, mañana será otro día. -Comentó pasando a su lado no sin darle un beso en la mejilla antes de pasar a la tienda, tumbándose dentro de su saco esperándola para ver qué era lo que decidía hacer.

Lo cierto es que una idea cruzó su mente, hacía bastante frío como para dormir de aquella forma y una buena manera de mantener el calor era a través del contacto corporal. Sin ningún tipo de doble intención hizo sitio en su saco y mirando hacia Kitsu no pudo evitar soltar las palabras que posiblemente fuesen unas palabras de fatalidad, todo quedaba ver la reacción de la pelirroja.- Duerme en mi saco, las temperaturas caerán bastantes y así podremos mantener mejor el calor. -Era muy inocente, demasiado inocente para su bien y seguramente fuese algo que Kitsu rechazaría rotundamente, aunque si lo hiciese Mashiro no entendería porqué por el simple hecho de que para él aquello no conllevaba a nada más y lo más íntimo que conocía eran los besos que ya habían intercambiado.

_________________
avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 25/12/2015
Nivel :
74 / 30074 / 300
Ver perfil de usuario

Mashiro Kazan
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Kitsu Amano el 25/01/16, 08:09 pm

Dormir... ¿Contigo? -Dijo la joven con una mirada llena de impresión entretanto que se sonrojaba -B-bueno... eh...

Si tenían que ser lógicos, sabía perfectamente que el frio del lugar era el enemigo número uno de la vida de los que se aventuraban a acampar en medio de la oscuridad de la noche. Sabía perfectamente que él era un chico que no tenía noción de muchas cosas, como por ejemplo, el haberse quitado la camisa con tal soltura sin considerar el que ella le observara de forma directa y sin remordimientos, aunque era normal, ella ya le había visto sin camisa varias veces y no le impresionaba -aunque había que admitir que las primeras veces tuvo que evitar mirarle para que él no notase el rojo de sus mejillas en esos momentos-

Sus ojos vieron el saco de dormir del muchacho y se vio luego a sí misma algo tiritante, así que simplemente se acercó al muchacho y se ubicó en el saco del mismo sin decir nada, no porque fuera una desvergonzada ni nada por el estilo, sino porque sabía que con él no pasaría nada de nada, si es una persona que posee un respeto bastante puro y arcaico que ella admiraba en gran manera. Sonrió al chico mientras trataba de pensar de manera cuerda, conteniéndose las ideas o los pensamientos impropios de su persona para luego enfrentar su mirada y hacerle un lugar para que él duerma, después de todo era su saco de dormir, no el de ella... además, no quería que su pareja descanse incómodamente porque estaba herido.

... ¿Era realmente su pareja? Sabía cómo era ese chico después de todo y casi no había duda de aquello, aun así, no podía evitar la incertidumbre, saber que alguien la apreciaba y la quería le era algo confuso en realidad, y saber que alguien velaba por ella era más intrigante aun. No pudo contener su propia curiosidad sabiendo que, a pesar de todo, tenía que escuchar de su propio hablar una verdadera confirmación de lo que eran. Quizá no era necesario sabiendo el carácter de su compañero, pero el estar segura de los sentimientos del otro le era también importante.

Ne... Mashiro...-Los ojos de la joven no podían verle directamente hasta que se armó de valor, al estar demasiado cerca, pudo levantar su mirada determinante, no tenía temor de la respuesta para nada, pero necesitaba estar segura de los sentimientos del otro para poder saber cómo seguir el transcurso de su vida en un futuro... -Tu y yo ahora... ¿Qué somos? ¿Amigos o... qué?

Terminó por decir mientras observaba a su interlocutor seria y decidida, no le importaba la respuesta porque dentro de sí sabía lo que él significaba para ella, pero quería saber si realmente él sentía o pensaba lo mismo...

_________________
asd
avatar
Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 26/12/2015
Nivel :
70 / 30070 / 300
Ver perfil de usuario

Kitsu Amano
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Mashiro Kazan el 25/01/16, 08:39 pm

No pudo negar que le hizo gracia el no entender bien el porqué de la duda a la hora de ir con él de Kitsu, después de todo habían dado ya un paso bastante grande en la relación que tenían, de hecho, en cuanto se tumbó junto a él, hizo lo propio de tumbarse quedándose mirando hacia ella en todo momento, sin evitar pasar un brazo por la cintura de la misma para que hubiese un poco de contacto. Había llevado tiempo hacer algo como aquello y había esperado pacientemente, incluso, habría aceptado dormir solo de nuevo y esperar un poco más, sin embargo allí estaba con la person que quería justo delante de él, era como si su pasado en ese momento no importase, como si el hecho de que habían pasado un infierno ambos quedase eclipsado por el futuro que se les podía venir por delante, era positivo en ese tipo de pensamientos y tenía esperanza de que fuese así, que no hubiese realmente ningún problema.


Estuvo a punto de empezar a cerrar los ojos cuando la voz de Kitsu le llamó la atención, símplemente no sabía qué pasaría por su mente, pero, al ver aquella mirada directa sobre la suya y su siguiente pregunta le hizo pensar, había dicho que la quería ¿No?... Tal vez no había quedado claro.- Kitsu, antes de conocerte yo no tenía un rumbo ni un propósito, solo vagaba peleando y sobreviviendo. -Instintivamente acercó su frente contra la de Kitsu mientras se le dibujaba una tranquila sonrisa, no por el hecho de su respuesta, sino por recordar todo lo que había pasado hasta el momento.- Nunca tuve un sitio al que creía poder llamar alguna vez hogar. -Comentó esta vez susurrando, unos susurros que solo ella escucharía, tal vez, aquella que estaba mostrando el castaño era su parte más débil, la que menos se correspondía a un caballero y a un guerrero, pero, sabía también que a parte de esas dos cosas y por encima de todo era un ser humano por mucho que en el pasado se hubiesen negadoa eso, tenía sentimientos, y los que tenía en esos momentos por la persona que tenía delante eran tan fuertes que simplemente no era capaz de verla de otra forma ya que no fuese su pareja.

-Por primera vez he encontrado ese lugar. -La mano que antes estaba en la cintura de Kitsu subió hacia su rostro solamente doblando el codo, después de todo se trataba de su brazo herido y tampoco era bueno que lo moviese mucho. Su sonrisa se acentuó un poco más, esta vez sí, por lo que estaba sintiendo en esos momentos en su pecho, un calor reconfortante que se alejaba del nerviosismo que anteriormente había mostrado, era completamente distinto, antes había tenido miedo, ahora, solo había tranquilidad y una completa quietud en su mente, como un lago en el que no había vida alguna ni mareas, cristalino, inmóvil.- Ese lugar está donde estés tú, Kitsu. -Tal vez era decir en cierto modo que la necesitaba, o que era su pareja en ese sentido, sin embargo para él iba más allá de eso. Kitsu era la primera persona que realmente se preocupaba por él por quien era, no por lo que podía llegar a hacer en el futuro y eso era algo que reconfortaba su herido (por el pasado) corazón.

-Hace dos meses me reencontré con la persona que quiero considerar mi compañera de ahora en adelante. -Tal vez habría sido más fácil decir "Si, somos pareja", pero, de esa forma seguramente podría comprender un poco mejor como se sentía el castaño y así podría dejar de dudar, no es que le molestase que lo hiciese, pero, era mejor hacerle saber como pensaba ya que así se podía decir que las cosas quedaban realmente claras.- Lo que importa es lo que diga tu corazón qué somos. ¿Qué te dice? -Esta vez fue él el que preguntó, algo un poco retórico dada la situación y las respuestas que se habían dado cada uno minutos atrás.

_________________
avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 25/12/2015
Nivel :
74 / 30074 / 300
Ver perfil de usuario

Mashiro Kazan
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Kitsu Amano el 26/01/16, 08:47 am

Escuchaba con atención las palabras del joven que estaba delante suyo ahora mismo, el cual la había abrazado de manera delicada por el tema de su propio brazo, pero ese simple gesto hizo que la joven simplemente se sonrojara, aun así, las palabras que el chico le había dirigido en respuesta a todo lo que ella había dicho fue suficiente como para poder hacer que su persona se quedase simplemente impactada. Era obvio que sus temores eran infundados, eran pareja desde ya, pero lo había dicho con palabras que a ella le habían marcado.

En verdad tenía que admitirlo, su corazón estaba cada vez más jugado con las palabras que este muchacho le estaba diciendo, sentía que debía creerle, tenía que creerle para no decaer en la poca autoestima que se tenía, pero también tenía que tener en claro que ella había encontrado en él todo lo que estaba diciendo. Llevaron dos meses conviviendo, pero ella no lo había olvidado pasado todo el año de separación, no quería olvidarlo porque, al luchar con él, pudo darse cuenta de que era un verdadero compañero, una persona en la cual se podía depositar la confianza plena.

En batalla muchas personas conocen a las otras, por eso se decía en en combates antiguos uno podía expresar sus verdaderos sentimientos, después de todo, los guerreros ganan confianza en otros a través de las peleas que libran juntos, ese día jamás logró olvidarlo, supuso que él sería parte de su destino en la lejanía, pero ahora estaba ahí, delante de ella y en esa situación. Su mirada se enterneció y sus ojos comenzaron a brillar ¿Lágrimas? puede que si o que no, no estaba segura de sus pensamientos, pero sí estaba segura de que él sería el hombre con el que quería estar hasta que la vida lo decida... era alguien fiel, le entregó a el una promesa inquebrantable que esperaba que él atesorase aun en sus sueños, que sepa que no estaba más solo, que ella sería su hogar y su familia desde ese día en adelante.

Estaremos juntos... siempre -Dijo, tratando de demostrar con esas palabras que el corazón de la joven decía exactamente lo mismo que él decía en sus palabras -Quiero ser tu familia, abrir mis brazos para cuando necesites un abrazo y tomar tu rostro si necesitas una caricia... Gracias por dejarme ser parte de un todo que te compone, gracias por dejarme ser el complemento que te acompañe en este camino que nos espera...

Terminó por decir mientras cerraba sus ojos, abrazando al muchacho de la misma manera. Hacía frío, pero la temperatura y todo agente externo dejó de existir cuando pudo sentir el calor y la compañía de su pareja más firmemente, teniendo en claro que ahora mismo ella estaba a su lado ¿Podía temer o tener inseguridades? Seguramente las tendría, pero sabía una sola cosa...

No te dejaré solo... te necesito...

Terminó por decir mientras se dejaba llevar por el sueño, con una sonrisa en el rostro empezó a sentir como sus ojos le pesaban y su cuerpo se rendía ante el cansancio...

_________________
asd
avatar
Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 26/12/2015
Nivel :
70 / 30070 / 300
Ver perfil de usuario

Kitsu Amano
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Our path... [Priv.- Kitsu Amano]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.