Alistair ID ■ Strenght of a man ■

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Alistair ID ■ Strenght of a man ■

Mensaje por Alistair Hacket el 09/01/16, 10:28 pm

Strenght of a man


Nombre: Alistair Hacket.
Apodo: No tiene.
Edad: 25.
Raza: Humano.
Gremio: Quatro Cerberus.
Símbolo: Pectoral izquierdo. Color negro.
Rango: D.
Magia: Crash.
Orientación sexual: Heterosexual.

Descripción psicológica
Descripción física
Muchos catalogarían a Alistair como un loco desquiciado y prepotente que tan solo tiene unas pocas neuronas funcionales y que únicamente son capaces de pensar en una batalla. Y en realidad, estos no se equivocarían demasiado, al menos en principio. Así es como se muestra. Un hombre nacido para fortalecer su cuerpo y su mente y luchar contra todo aquel dispuesto a ofrecerle un buen combate. Casi siempre con mala uva y tozudo como el que más. Aunque no es más que una faceta de hombre irracional que esconde su parte dulce y sentimental. De hecho, su gran empatía consigue sacar sus lágrimas con suma facilidad, aunque siempre niega estar llorando.
Es muy altruista aunque no su apariencia diga lo contrario. Se preocupa por todo el mundo más que por sí mismo, y aún si pondría alguna excusa falsa para haberlo hecho, siempre defiende a los inocentes. Es muy crédulo y es muy fácil engañarlo. Pero valora mucho la sinceridad, por lo que su cabreo es monumental cuando descubre una mentira.
Es muy impaciente, actuando usualmente antes de pensar, aunque dependiendo de la situación, es capaz de controlar su estado de ánimo hasta límites insospechados, pudiendo estar días en una misma postura sin ingerir alimentos ni bebidas y sin descanso. No obstante, esto solo lo ha hecho una vez y fue por un buen motivo.
No le importa ir en grupo, aunque suele viajar en solitario. Aun así, sueña con tener una bella esposa y unos cuantos hijos a los que cuidar y mostrarles el valor de la vida. Pero cuando recuerda que la única mujer a la que había amado, murió en ante sus ojos sin que este pudiese hacer nada, pierde toda esperanza.
Alistair es un hombre robusto, alcanzando una altura de metro ochenta y cinco y con un cuerpo musculoso y definido. Su tez es caucásica y carente de vello corporal.
Su cara es gruesa, por la complexión de su cuerpo esencialmente. A diferencia de sus ojos, que son pequeños e inexpresivos. Su mirada es símbolo de amenaza y odio, aún si no es lo que siente en realidad. Su iris es de un color oscuro al igual que su cabello con un peinado que le caracteriza. Rizado y abultado, peinado con un tupé hacia adelante, con la forma de un triángulo hacia el frente si es visto desde arriba.
Su ropa de vestir no varía demasiado. Un conjunto blanco, formado por una chaqueta larga y cerrada mediante tiras de metal de un color dorado, de mangas largas y cuello alto. Para la parte inferior, un pantalón de tela y unos zapatos de vestir azabaches.
Imagen
Imagen 2

Armas del personaje: Su propio cuerpo y en ocasiones un bo portátil que se extiende al tamaño de uno normal.
Dotes:
-Condición física: Tiene una capacidad física excelente en la mayoría de sentidos, sobretodo en fuerza.
-Constancia: Nunca deja algo a medias. Por lo que su voluntad férrea y su convicción, juegan un gran papel a la hora de escoger sus decisiones.
-Subir moral: A pesar de parecer un cascarrabias, cuando se lo propone, es capaz de alentar a cualquier aliado a continuar y no rendirse.
-Kung fu: A pesar de que basa su estilo de lucha en la fuerza bruta, es un especialista del kung fu, convirtiéndose en alguien más peligroso de lo que aparenta.
Debilidades:
-Instintivo: Prefiere actuar  antes que razonar. Por lo cual, no suele hacer estrategias ni planear sus movimientos a no ser que lo necesite de verdad.
-Crédulo: Al ser muy crédulo, es fácil engañarlo, por lo que se vuelve bastante manipulable si se usan las palabras adecuadas.
-Acertijos: No es capaz de resolver ni las adivinanzas más sencillas, y cuando se encuentra una, se bloquea y no sabe como responder.
-Prepotencia: Sobrevalorarse a sí mismo le ha llevado a varias derrotas aplastantes.
Gustos:
-Dar caza a magos: Siente la necesidad de acabar con todo rastro de magia, así que le gusta eliminar a cualquier usuario de esta, independientemente de su raza, género e incluso edad.
-Destrozar a su presa: Le gusta hacer sufrir a sus víctimas y suele golpearlas incluso después de la muerte.
-Rivales dignos: A pesar de que no tiene piedad, siempre es divertido encontrarse un adversario con potencial. Incluso puede llegar a perdonarle la vida.
-Sentirse superior: No hay mayor satisfacción para él como ver que es mejor que los demás.
Disgustos:
-Sufrimiento ajeno: Detesta ver como otras personas sufren, por lo que siempre sale en defensa del más débil.
-Ganar fácilmente: Después de todo, busca algo de entretenimiento. Así que si sus rivales no oponen una resistencia interesante, se decepciona.
-Rendición: Odia que la gente se rinda y siempre intenta conseguir que la gente se esfuerce al máximo a pesar de las dificultades.
-Ser derrotado: Pocas veces ha tenido que lidiar con ello, pero desde que perdió su poder apenas ha luchado. Y sin duda, es algo que no soporta de ninguna manera.
Miedos: Ni tiene ningún miedo. Lo cual en muchos casos es una gran desventaja.


Historia
Fruto de dos padres fallecidos, Alistair fue criado en un dojo de magia junto a un montón de niños y niñas. Su padre murió meses antes de que este naciera, por causas desconocidas y poco después, la muerte azotó a su madre, quitándole la vida tras dar a luz a su único hijo. El recién nacido quedó bajo el desamparo de su familia... huérfano y abandonado. Mas tuvo suerte cuando un hombre lo encontró, horas después de su nacimiento, de lo contrario, probablemente hubiera muerto ante la falta de alimento y a causa del frío. Aquel hombre, vestido con un kimono rojo, unas sandalias de madera y una cinta en los ojos, resultó ser el maestro de un dojo de magos. Este tenía la cabeza completamente rapada a excepción de una gran cola que le llegaba hasta la cintura, de color negro.

A falta de hogar, fue criado por aquel hombre, vivió y creció en aquel lugar, donde entrenó sus dotes de magia, que parecían ser nulos, y de lucha cuerpo a cuerpo poco después de tener conciencia para hacerlo. Este conoció a muchos como él, mas sin embargo con ninguno congeniaba. Era un chico problemático, enmascarando su personalidad por la de alguien irracional y agresivo. No quería sentirse inferior mostrando aquella actitud prepotente y malhumorada, encontrando así varias de las peleas que tuvo en dicho lugar y demostrando gran superioridad frente a los chicos de su edad.

Todo aquello empezó a ocurrir al rededor de los cinco o seis años, donde ya era capaz de utilizar su cuerpo como arma contra sus compañeros, pero era un incompetente para la magia. Ningún hechizo le salía, ninguna clase de magia emanaba de su interior. El maestro le dijo que no tenía que forzarse a si mismo ni perder la esperanza. La magia despertaba cuando las personas creían en ella con fuerza y lo hacían de forma sincera y desde el fondo de su corazón. Ese era el órgano al que daba importancia, relacionándolo con los sentimientos. Un alma fuerte y unida a otras, era lo que hacía que una persona fuese poderosa.

Sobre los ocho años, no tardó en conocer a una chica que al principio ignoró por completo tal y como hacía con los demás, pero que acabaría siendo alguien muy importante para él. Ella era morena, de pelo liso y unos ojos de tono avellana. La chica era preciosa, aunque Raiden aún era muy joven para sentir curiosidad por las chicas. Ella, que era bastante ruda, le hizo ver las cosas de otro modo, consiguiendo una amistad con este que jamás hubiera esperado. No se llevaba bien con nadie y volverse amigo de aquella niña, fue bastante desconcertante, pero a su vez le gustaba. Sentía que era más fuerte al no estar solo, se sentía más cómodo al poder compartir sus experiencias, sus gustos, sus enfados, y todas aquellas cosas que hizo solo durante varios años.

Pasaron algunos años más, cuatro para ser exactos. Era un día en el que el sol radiaba intensamente, las calles de la ciudad estaban a rebosar de gente y las cosas pintaban tan bien, que nadie esperó aquello que cambiaría sus vidas. El chico llegó al dojo y contempló los cadáveres de decenas de niños esparcidos por los suelos y a sus causantes. Hombres vestidos de negro con expresiones horribles que lo único que irradiaban era miedo hacia él. Sus ojos apenas podían creer lo que veían...

Pudo ver a varios profesores luchando contra aquellos tipos, que igualaban su fuerza, y aunque no fuera así, sí que les superaban en número. La gente empezó a agitarse y huir de aquel lugar que no tardaría en ser consumido por las llamas. Muchos alumnos ya habían huido, pero fue a Alistair y a su compañera a quienes el maestro confió un pergamino que debían proteger  y evitar que cayese en malas manos. El hombre que había sido su tutor, le entregó dicho papiro antes de ordenarle que marchasen cuanto antes. Este aseguraba que estaría bien, aunque ellos sabían lo que estaba por venir.

Eran conscientes de que eran demasiado débiles como para hacer algo y que si se quedaban solo serían un estorbo, así como incumplirían la última voluntad de esa persona, de aquel hombre que les cuidó y crió como un padre y los educó y disciplinó como un maestro. Se fueron de allí tan pronto como pudieron, alejándose de la ciudad y evitando el contacto con cualquier persona para mantener bien resguardado el tesoro que les habían otorgado. Llegaron muy lejos y Alistair miró el objeto que tanto valor tenía. No entendía la razón, no al menos hasta que lo abrió y pudo ver que se trataba de un pergamino que enseñaba a dominar una magia increíblemente poderosa. Una magia capaz de destrozar cualquier cosa. Aún sin ningún poder demostrado hasta el momento, desarrolló la magia Crash siguiendo los pasos que indicaba aquel papel. Le costó años de entrenamiento y aun así, no la dominaba, pero por lo menos, se dio cuenta de que si era capaz de usar la magia, y no una magia cualquiera, ahora era poseedor de una magia muy especial, con la que estaba seguro de que podría defender a sus seres queridas ante cualquier adversidad y no dejaría que ocurriese otra desgracia como aquella. Iluso…

La adolescencia brotaba en sus cuerpos y mentes, haciendo que el mago, después de tanto tiempo junto a la única persona, sin contar a su maestro, con la que logró congeniar, empezara a sentir algo más fuerte por esta. El sentimiento de amistad empezó a transformarse en algo más profundo. Sentía gran afecto por la chica y un cariño especial. No era ningún idiota y sabía que se estaba empezando a enamorar, pero aquello le causaba vergüenza y pensaba que ella a lo mejor no sentía lo mismo y por miedo a no ser correspondido, se calló y continuó igual que siempre. Pero pronto acontecería una nueva desgracia. Los mismos hombres, sedientos de aquel poder que tanto anhelaban y no pudieron conseguir, los encontraron. Ellos lucharon aún sin ser rivales para aquellos hombres y a pesar de que Alistair hizo todo lo posible para defender a la chica, fue ella quien le protegió cuando la muerte llamó a su puerta, siendo ella la que perdió la vida. Por alguna razón, no mataron al chico, y cuando verificaron que ya no tenían lo que buscaban, se marcharon.

En ese momento volvió a resurgir su faceta agresiva e irracional. Y sin embargo, se dedicó a ayudar a los más desamparados y a buscar un sentido a su vida, que de un momento a otro había quedado tan vacía. En su travesía conoció a los miembros de Quatro Cerberus, quienes le ofrecieron un hueco en su gremio que no tardó en aceptar. Sentía que eran buenas personas y su actitud “salvaje” le agradaba. Pero poco después, la llegada de los dragones provocó destrozos a gran escala y tuvieron que brindar su poder para que aquel mal acabase. Cuando todo terminó, ayudaron en todo lo que pudieron con la reconstrucción del reino entero.



Físico en uso: Kunckle Bine (Hunter x Hunter).
Mascota: Ninguna.



Última edición por Alistair Hacket el 23/05/16, 09:59 am, editado 7 veces
avatar
Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 09/01/2016
Nivel :
39 / 30039 / 300
Ver perfil de usuario

Alistair Hacket
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Alistair ID ■ Strenght of a man ■

Mensaje por Misaki Fujiwara el 14/01/16, 06:49 am

Ficha Incompleta. Cuando termines postea a continuación.
avatar
Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 04/10/2015
Nivel :
1 / 3001 / 300
Ver perfil de usuario

Misaki Fujiwara
Rango E

Volver arriba Ir abajo

Re: Alistair ID ■ Strenght of a man ■

Mensaje por Alistair Hacket el 14/01/16, 03:54 pm

Ficha terminada.
avatar
Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 09/01/2016
Nivel :
39 / 30039 / 300
Ver perfil de usuario

Alistair Hacket
Rango D

Volver arriba Ir abajo

Re: Alistair ID ■ Strenght of a man ■

Mensaje por Invitado el 14/01/16, 04:12 pm

Ficha aceptada, puedes proceder a hacer los registros. Bienvenido al foro~

Volver arriba Ir abajo

Re: Alistair ID ■ Strenght of a man ■

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.