Un día normal de Aika; porque no todo lo "normal" tiene que serlo [Fic]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un día normal de Aika; porque no todo lo "normal" tiene que serlo [Fic]

Mensaje por Aika Hiyama el 09/08/15, 12:25 pm

El sol se empezaba a asomar entre las cortinas y me daba directamente en la cara cosa que, como siempre, hizo que me levantase de la cama y fuese a la ventana intentando apagar el sol ¡Aún no quería despertarme! Tenía que haber algún modo de apagar el sol, alguna clase de botón o algo -Me gustaría ser como el que apaga el sol por la noche… Debe ser genial eso de poder apagar el sol siempre que quieras… puedes dormir más por la noche, o más bien por las mañanas…- Susurré medio adormilada mientras me tiraba de nuevo en mi cama y veía mi reloj… las 7… ¡Ni yo tenía ganas de levantarme tan temprano! Así que me tiré las mantas por encima para que el sol no me diese. No se podía decir que aquella fuese la mejor idea, pues en vez de dormirme de nuevo empecé a jugar a que estaba en una cueva y tenía que derrotar a todos los monstruos antes de salir, y la prueba final era la más difícil de todas ¡Había dado tantas vueltas que me había atrapado a mi misma con las mantas y ya no estaba segura de cual era la salida! Al final logré salir y miré el reloj nuevamente -Así que ya son casi las 9… Ahora sí que puedo levantarme ¡Prepárate mundo, que aquí llega Aika!- Exclamé levantándome rápidamente y poniéndome de pie en la cama para luego caerme de espaldas al suelo y darme un buen golpazo -El mundo me tiene tanto miedo que hizo que me callese de la cama- Dije bromeando para intentar olvidar el dolor que estaba sintiendo ahora mismo.

Corrí hasta mi armario para buscar ropa y me puse… bueno, tampoco miré mucho la ropa que me puse ¡No podía perder tiempo de día con cosas tan insignificantes como saber que ropa ponerme hoy! En lo que sí tardé más era en desayunar ¡Pero es que no es mi culpa si no sabía que tazón ni que cereales escoger! Porque le había prometido a un tazón que lo usaría hoy, pero me apetecía usar el otro, igual que con los cereales -¡Ya sé lo que puedo hacer!- Agarré ambos tazones y cereales y comí de las 2 cosas en los 2 tazones ¡Que inteligente era! Lo malo es que la idea venía con efectos secundarios de los que no estaba enterada ¡Ahora tenía el estómago muy lleno como para poner mis chuches mañaneras! Tenía que buscar alguna solución para el nuevo problema que había aparecido, pero primero me peinaría y le pondría comida a mi gatito neko ¡Que si no comía se moría por tener demasiada hambre! Y yo había sentido hambre demasiadas veces como para saber que eso no era algo bueno. Pero cuando fui a ponerle comida a mi gatito vi algo que me dejó sorprendida ¡Toda la comida había desparecido! ¿Cómo podía ser? Pensé que la comida del bote se regeneraba de forma mágica ¡Y es que parecía nunca acabarse! Pero me habían engañado ¡Tenía que salir a comprar más y de paso desvelar el secreto de la comida desaparecida!

Salí a la calle lo más rápido que pude. Lo primero sería lo primero, tendría que encontrar una tienda donde poder comprar comida mágica inacabable para gatos. Empecé a mirar a todos lados buscando susodicha tienda, pero no la encontré. Lo que sí encontré fue un grupo de personas hablando entre ellas con unas pintas muy raras, llevaban la cara maquillada de negro, estaban vestidos de forma muy extraña, llevaban el pelo de colores y hablaban gritando -¿Serán payasos negros?... ¿Payasos malignos gritones? ¿Sabrán donde estaría la tienda que estoy buscando?- Me pregunté a mi misma en bajito. La mejor forma de averiguar todo eso sería ir a preguntarles, así que me acerqué a ellos, pero no demasiado, si aquellas personas se comunicaban gritando y yo estaba muy cerca puede que mis oídos se resintiesen -¡¿SOIS UNOS PAYASOS MALIGNOS GRITADORES?!- Exclamé desde la distancia. Todos se giraron para mi y me miraron de mala manera, pero yo no les hice caso -¡¿SABÉIS DONDE VENDEN COMIDA MÁGICA PARA MASCOTAS?!- Añadí luego. Los hombres se miraron con una sonrisa que daba a entender que no estaban tramando nada bueno y luego me miraron de nuevo y asintieron -¡Genial! ¿Dónde?- Aquellos hombres solo me hicieron un gesto con las manos para que los siguiese. Yo los seguí con curiosidad hasta que llegamos a un callejón oscuro. Una vez allí me hicieron respirar una cosa rara, lo siguiente que recuerdo es estar encadenada junto con otras niñas las cuales estaban muy asustadas -¿Qué está pasando aquí? ¿Por qué estamos encadenadas?- Pregunté más sorprendida que otra cosa. Todas las niñas me miraron con sorpresa al ver que yo no estaba asustada y me explicaron que las tenían atrapadas ¡Y eso significaba que las misiones se me estaban acumulando! Tenía que conseguir cuches y comprarle la comida a mi gatito ¡Y ahora tenía que salir de aquí junto a todas las demás niñas! -No os preocupéis ¡Os prometo que os sacaré a todas de aquí!- Todas las niñas me miraron como si estuviese loca, pero había algo que los secuestradores no habían supuesto, y eso era que yo era una maga ¡Una dragon slayer! - Hiryuu no Supia- Susurré mientras mi piel bajaba su temperatura hasta una inhumana haciendo que los grilletes se rompiesen y que el suelo alrededor de mis pies se congelase. Pude notar como varias niñas me miraban de forma asustada, pero no le di demasiada importancia ¡Tenía que sacarlas del lugar lo antes posible! ¡Y si podía ser sin que los guardias nos viesen!

Me fui acercando a cada niña rompiendo sus grilletes. Me costó más tiempo de lo que esperaba ¡Pero lo había logrado! ¡Aika 1 – grilletes 0! Di un paso hacia delante para ir a donde estaban todas las niñas, pero me tropecé y caí al suelo -Vale, grilletes 0.5- Dije por lo bajini de mala manera ¡Pero aún así yo seguía ganando.

Le conté el plan que tenía a las niñas: Este consistía en que yo gritaba que se habían liberado, entonces ellos abrían la puerta para ver que pasaba, yo les golpeaba y así ellas podrían escapar y volver con sus padres, que seguro que tenían muchas ganas de eso ¡Y yo tenía que hacer más misiones al acabar esta!

Llamé a los guardias con todas mis fuerzas y cuando abrieron la puerta y se acercaron les golpee con fuerza dejándolos inconscientes. Yo y los niños salimos corriendo, pero saltaron las alarmas, eso significaba que más personas vendrían a intentar capturarnos ¡Esto se parecía mucho a las pelis donde los prisioneros escapan de la cárcel! ¡Era muy divertido! Aunque por los rostros de las niñas parecía que solo yo me lo estaba pasando bien -Vosotras salid por la salida trasera ¡Yo me encargo de los secuestradores que vengan!- Las niñas asintieron y se alejaron de mi. Y yo no tuve que esperar mucho a que vinieran los demás secuestradores. Me quité mi chaqueta dejando a la vista mi marca de Fairy Tail y preparándome para la lucha. Este acto pareció no agradar demasiado a los secuestradores, los cuales dieron unos cuantos pasos atrás antes de volver a recuperar su compostura. Yo sonreí divertida -¡Hiryuu no Hoko!- Exclamé congelándolo todo ¡Aika 2 - mundo 0! ¡Eso era lo que pasaba cuando secuestrabas a un miembro de Fairy Tail el cual tiene aún misiones pendientes que hacer!

Una vez había acabado con todo agarré un rotulador y escribí en grande: “Aika Hiyama. Fairy Tail”, y acto seguido llamé a los guardias para que arrestasen a los culpables de todo eso, no sin antes salir de allí, claro.

Cuando salí pude ver que evidentemente había una tienda de comida para mascotas y una de chuches al lado del lugar donde nos encontrábamos. Estaba claro que estos secuestradores no eran muy buenos ¡seguro que no habían visto muchas pelis de secuestros! Porque es que ni a mi se me ocurriría esconder niñas secuestradas en medio de la ciudad, pero bueno, al menos había sido divertido. Me adentré corriendo en la tienda de mascotas y le pregunté al dependiente por una comida que no se acabase nunca, pero el dependiente se rió de mi y me dijo que eso no había, y que sí quería un paquete de comida que me aguantase bastante me recomendaba que eligiese uno de los grandes ¡Entonces elegiría el más grande de todos! Lo que no me podía esperar era que el más grande de todos pesase tanto ¡Pesaba más que yo seguro! Así que solo se me ocurrió una forma de llevarlo hasta mi casa ¡Rodando! Pero antes de rodar hasta mi casa rodé hasta la tienda de chuches y me compré una buena bolsa. Cuando acabé de comprar emprendí mi camino rodadorio hacia mi casa.

A decir verdad me arrepentí un poco de llegar rodando a mi casa porque 1. Había veces que me confundía de camino, y cuando era plano o cuesta abajo aún podía ser pasable ¡Pero no cuando era cuesta arriba! Y 2. Había llegado a mi casa totalmente mareada. Aunque viendo la parte buena había conseguido completar mis 3 misiones antes de que fuese totalmente de noche ¡Súper-Aika lo había vuelto a lograr! -Aquí tienes, Neko- Dije mientras le daba de comer para luego acostarme en mi cama y prepararme para cenar y acabar bien el día. Tenía la certeza de que mis días no era lo que la gente solía llamar “normal” ¡Pero me daba igual! Para mí sí eran normales, y sobretodo eran días muy divertidos llenos de aventuras.

_________________

Aika Hiyama
Si estás deprimido solo te diré una cosa, sonríe, sé feliz y disfruta de tu vida con tus amigos. No olvides que los amigo siempre van a estar ahí y los malos momentos acaban pasando tarde o temprano.
CKB
avatar
Mensajes : 627
Fecha de inscripción : 21/03/2015
Edad : 19
Localización : Lolilandia
Empleo /Ocio : Ser loli, un trabajo muy duro :c
Humor : Aika
Nivel :
198 / 300198 / 300
Ver perfil de usuario

Aika Hiyama
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.