¡Comandemos el ejército! ¡Los protegeremos a todos! [Misión rango B | Kasuka y Aika]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Comandemos el ejército! ¡Los protegeremos a todos! [Misión rango B | Kasuka y Aika]

Mensaje por Aika Hiyama el 05/08/15, 01:29 pm

Hoy me había despertado con ganas de hacer una misión, pero no una misión normal como las que solía hacer siempre ¡Esas me parecían aburridas! ¡Yo quería una misión más interesante! Una misión en la que no te quedase más remedio que esforzarte al máximo y más ¡Así seguro que al menos me divertía! Aunque solo fuese por el día de hoy me divertiría ¡Y es que ya era lo suficientemente fuerte como para poder hacer alguna misión que valiese la pena!

Me planté delante del tablón de misiones y comencé a buscar alguna misión que llamase mi atención, y ninguna lo hizo hasta que al final leí una que estaba en una esquina del tablón, ya el título parecía interesante ¿Comandar a otras personas en una guerra? ¡Eso sonaba muy divertido! ¡Haría esa misión, ya lo tenía más que claro! La arranqué corriendo aún sabiendo que todos los del gremio tenían la mirada puesta en mi por haber elegido una misión "de alto nivel", pero a mi me daba igual lo que pensasen ¡Yo quería hacer esa misión!

Al ir a presentársela a Mira me dijo que seguramente alguien más la haría conmigo, pero ¿Por qué? ¿No se fiaban de mi? ¡Pero si yo era una niña muy fiable! Solo hacía las cosas que me parecían divertidas en el momento en el que me parecía divertido ¿Eso era ser una niña poco fiable? ¿Había acaso yo destroza-..! Vale, sí, destrocé cosas ¡Pero no era mi culpa si se ponían enfrente de mi sin esquivar mi ataque! ¡Ni que yo tuviese toda la culpa aunque todos quieran hacerme creer que sí!

Me dirigí hacia la salida del gremio, pero antes de eso me giré para mirar a todos los presentes en la sala y me subí a una de las mesas -Chicos, hoy iré a hacer la misión más difícil que hice nunca ¡Pero os prometo que la haré genial y volveré mucho más fuerte de lo que soy ahora!- Exclamé con una sonrisa desde donde me había situado con anterioridad. Todos los magos al principio me miraron como si yo fuera una loca, pero después, al ver que realmente quería hacer esta misión me apoyaron en mi decisión ¡Les iba a demostrar que era una gran maga y que podía hacer misiones más complicadas!

Me dirigí hacia la estación de Magnolia, no sabía exactamente a donde tenía que ir, tan solo sabía que estaba al norte, y que no estaba precisamente cerca ¡Al contrario! Parecía estar casi en la otra punta del mundo! Y si no es en la otra punta del mundo es como mínimo en la otra punta del país ¡Y eso como poco! -Seguro que muero en ese viaje de tren... así que adiós cielo azul...- Susurré asustada del viaje que me esperaba, eran mínimo unas 6 horas horas de tren ¿Cómo se suponía que iba a aguantar eso? ¡Serían las horas más largas de... toda la semana! o al menos de todo el día, no recordaba cuando había sido la última que había montado en tren, pero la verdad era que tampoco me apetecía recordarlo ¡No quería marearme más de lo que ya estaba!

Inspiré con fuerza y me adentré en el tren con ganas de que no fuese más que una pesadilla y que realmente ya estuviese allí, cosa que, como pude sentir más adelante no era más que una falsa ilusión que me había hecho ¡Si es que este viaje se me iba a hacer súper largo!

No sabía la horas que me pasé dentro del tren, pero a mi me parecieron meses ¡Y es que el mareo que sentía había hecho que perdiese por completo el sentido del tiempo! Y de la orientación y de todo un poco. Y tampoco fui capaz de andar, pues me caí al intentar dar el primer paso, pero tampoco iba a intentar levantarme, mejor esperaba al que sería mi compañero de misión, así de paso se me quitaba un poco el mareo.

_________________

Aika Hiyama
Si estás deprimido solo te diré una cosa, sonríe, sé feliz y disfruta de tu vida con tus amigos. No olvides que los amigo siempre van a estar ahí y los malos momentos acaban pasando tarde o temprano.
CKB
avatar
Mensajes : 627
Fecha de inscripción : 21/03/2015
Edad : 18
Localización : Lolilandia
Empleo /Ocio : Ser loli, un trabajo muy duro :c
Humor : Aika
Nivel :
198 / 300198 / 300
Ver perfil de usuario

Aika Hiyama
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comandemos el ejército! ¡Los protegeremos a todos! [Misión rango B | Kasuka y Aika]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 17/08/15, 04:41 am

"Últimamente te arriesgas demasiado con misiones complicadas, ¿Te estás cansando de vivir o qué es lo que pasa?"

Ni podéis imaginaros la razón que tenía mi informador cuando me dijo estas palabras, después de que pidiera explícitamente que me diera información sobre la misión más peligrosa que tuviera en sus manos, dentro del tipo de misión que yo llevaría a cabo claro está. Evidentemente, la petición expresa de peligro quería decir que buscaba algo sustancial, que de verdad pudiera hacerme sentir como si estuviera actuando por el bien de alguien y sirviera para algo, en definitiva: que no se tratara solo de capturar animales, hacer de niñero o proteger nobles repulsivos y ricachones. Todo ese tipo de tareas me tenían ya más que asqueado. He ahí la razón por la que llegó una petición expresa como aquella, tan concreta y al mismo tiempo tan peculiar que dejaba en claro algo: necesitaba urgentemente algo que pudiera hacerme sentir vivo, y para ello debía sentirme al mismo tiempo útil. Y si podía conseguir esto de alguna forma... sin duda era trabajando por algo que yo mismo considerara que valía la pena.

Una invasión tiene pinta de ser algo importante. Hace mucho que no oía hablar sobre pueblos bárbaros invasores, escuchar sobre ellos es algo que uno se espera leer en libros de historia antigua y poco más, normalmente los medios diplomáticos y demagogos tienen mucha más fama que la violencia y la invasión pura y dura para conseguir lo que uno quiere. Por eso, en cuanto mi informador me habló sobre esta misión me llamó la atención. La gravedad de la situación y el grado de peligrosidad estaban más que claros, por todos es conocido el comportamiento que tienen los bárbros y sus costumbres para con los pueblos que consiguen someter a su paso.

Si el muro del norte no recibe ayuda a tiempo sin duda se convertirá en la primera víctima de muchas otras, por eso lo mejor es cortar el problema de raíz. Eso es lo que pensé cuando acepté la misión y lo que pienso ahora, Lo único que me molestó al respecto es el no poder trabajar en solitario para cumplir esta tarea. Estoy ya acostumbrado a las misiones en conjunto, pero concretamente en esta ocasión me apetecía ocuparme de ello en solitario. Estos días no estoy de humor para tratar con gente que me saque de mis casillas. Espero por lo menos que la persona con la que me toque trabajar sea mínimamente profesional.

Con un suspiro escapando de mis labios cierro los ojos y levanto el gesto hacia el cielo, dejando que el brillo de la luz sular bañe mi faz con su calidez. Llevo ya varios días en la zona, los cuales he aprovechado para recabar información, presentarme frente a los miembros del ejército junto a los que deberé -deberemos- luchar y empezar a acostumbrarme al ambiente del lugar. Todo esto lo he hecho por cuenta propia, pues al parecer el tiempo para seleccionar a mi compañía en el trabajo se ha prolongado por algo de tiempo, y hasta hace un solo día no he recibido ninguna información al respecto. Ayer mismo me enviaban los datos por medio de una rápida ave mágica, dándome a saber que mi compañera maga llegaría en el día de hoy , probablemente entrelas 10 y las 12:30 de la tarde. Es por eso que me encuentro ahora justo en el andén de descanso, frente al recién llegado tren, clavando mi mirada al frente y observando a todas y cada una de las personas que salen del mismo para poder identificar a la persona que tenga un poder mágico considerable para que pueda concebirla como una maga de Fairy Tail. Me dijeron que su poder era notable, por lo que no debería ser muy difícil reconocerla.

Miro mi reloj: ya son las 12:40 minutos y la gente ha acabado de salir del tren desde hace más de cinco minutos. ¿De verdad va a venir o era todo una broma? Mientras empiezo a plantearme esto una pequeña figura empieza a moverse frente a mi campo de visión, saliendo del tren con movimientos tambaleantes, bajando por los altos escalones y, en cuanto llega a tierra firme, cayendo de bruces hasta estampar de lleno su cara contra el duro suelo. Enarco una ceja y observo a la pequeña figura de rojizos cabellos, sin más, sin modificar mi postura apoyada en la pared ni por un solo segundo. Solo por curiosidad trato de adentrarme en el abstracto mundo de la magia y detectar intuitivamente sus capacidades, llevándome una notable sorpresa al descubrir que el eternano ha obsequiado a esa pequeña figura con unas capacidades loables. Sin duda se trata de una maga, y probablemente sea ella a quien estaba esperando. Pero aun así... solo viéndola puedo decirlo... acaso no es... ¿Una niña? ¿De verdad han enviado a una niña?

Finalmente golpeo la pared a mi espalda con el pie derecho, despegándome de ella y empezando a caminar hacia el frente, acercándome sutil y elegantemente a la posición en la que ha caído la pequeña pelirroja, colocándome de cuclillas frente a ella y diciendo:

-Oye... ¿estás bien? ¿Te has mareado mucho en el viaje? Espera un momento, te ayudaré a levantarte para que te sientes en un banco...- dicho y hecho, con suma facilidad tomo el pequeño cuerpo de la niña en brazos e instantáneamente me pongo en pie; cuando giro mi gesto para observar su rostro y descubro finalmente y con claridad sus facciones no puedo evitar pestañear dos veces y pronunciar con cierto tono de sorpresa- Etto... Ai... ¿¡Ai-chan!?

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comandemos el ejército! ¡Los protegeremos a todos! [Misión rango B | Kasuka y Aika]

Mensaje por Aika Hiyama el 21/08/15, 10:21 am

Estaba tan mareada que ni siquiera escuché al chico que se acercó a mi. Esto de los viajes en tren me dejaban fatal ¡Si es que ni siquiera era consciente del tiempo que había pasado acostada en el suelo maldiciendo a mi mareo! Pero estaba segura de que era más de varios minutos ¡O por lo menos más de un par de segundos! -Espero no tener que volver a subirme a más medios de transportes- Susurré en voz baja, no tenía fuerzas para hablar con una intensidad mayor.

Noté como alguien me ayudaba a levantarme, y fue entonces cuando alcé mi vista para observar a la persona que me había ayudado, la cual, para mi sorpresa, era Kasu, ya me había encontrado antes con él y la verdad es que me caía bastante bien, a pesar de que era un chico un poco raro -Sí... Esa soy yo... o eso creo, ahora mismo no estoy segura de nada...- Dije con un tono de voz algo más alto, pues el nivel de mareo que tenía cada vez iba bajando más, lo que hacía que mis fuerzas volviesen poco a poco.

Me incorporé como pude y me limpié los restos de polvo de mi ropa, acto seguido me fui a sentarme en un banco -Por cierto ¿Qué haces aquí? ¿Tú vas a ser mi compañero de misión? Espero que hayas traído alguna armadura o traje para la ocasión, yo no tengo trajes de talla Kasu- Le dije. Lo cierto era que no sabía que talla usaba Kasu, pero algo me decía que no usaba la misma que yo ni por asomo ¡Si ni quiera éramos de alturas parecidas! Bueno, tal vez si me ponía zancos llegaría a su altura, pero andar con zancos toda la vida era algo incómodo y que no quería hacer.

Al cabo de unos minutos ya me encontré lo suficientemente bien como para permitirme el lujo de levantarme -Kasu ¿Estás contento de que te haya tocado conmigo? Yo estoy contenta de que me haya tocado contigo ¡Eres muy fuerte! Con tu ayuda seguro que la gente va a ser capaz de parar a todos los agresores que vengan, y yo te ayudaré ¡Nos lo vamos a pasar genial!- Le dije con emoción mientras me giraba para mirarlo. Kasu era el mago más fuerte que había conocido, así que me alegraba de que él fuese mi compañero, aunque esperaba que no acabase todo como la última vez, aún me recorre un escalofrío cuando pienso en eso.

-¡Casi se me olvida! ¡Te había llamado Prestado-san antes y dije que ese sería tu apodo! Te lo tendré que poner en la frente para que no se me olvide- Le dije a mi amigo -Por cierto, hay algo de lo que quería disculparme contigo...- Empecé la frase con la mirada baja -Yo en realidad nunca perdí mi osito de peluche en aquel circo, tan solo es que quería ir a explorar la parte trasera de este porque decían que allí se escondía algo raro- Acabé mi frase con la cabeza baja mientras miraba al suelo y al chico sucesivamente -Así que siento mucho haberte mentido en aquel momento ¡Pero te prometo que ahora no te mentiré!- Me disculpé al fin.

-Oh, y una cosa más, no te prometo que no vaya a intentar jugar y hacer cosas estúpidas durante la pelea, pero sí te prometo que me voy a esforzar al máximo para poder ganar- Sonreí -Dicho esto ¡Vámonos de aquí antes de que me maree de nuevo!- Lo tomé de la mano y empecé a correr hacia fuera de la estación de tren, no tenía muy claro donde ir exactamente, pero igualmente tenía que salir de aquí ¡De lo contrario me volvería a marear! Y no creo que nadie quisiera eso.

_________________

Aika Hiyama
Si estás deprimido solo te diré una cosa, sonríe, sé feliz y disfruta de tu vida con tus amigos. No olvides que los amigo siempre van a estar ahí y los malos momentos acaban pasando tarde o temprano.
CKB
avatar
Mensajes : 627
Fecha de inscripción : 21/03/2015
Edad : 18
Localización : Lolilandia
Empleo /Ocio : Ser loli, un trabajo muy duro :c
Humor : Aika
Nivel :
198 / 300198 / 300
Ver perfil de usuario

Aika Hiyama
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comandemos el ejército! ¡Los protegeremos a todos! [Misión rango B | Kasuka y Aika]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 25/12/15, 06:55 am

Cuando mis sospechas se ven corroboradas solo me queda cerrar los ojos por un segundo y suspirar hondo. ¿A quién se le ocurre dejar que una niña sea enviada al campo de batalla? Ciertamente Aika es una maga, pero aun así... sigue siendo demasiado pequeña. Esta misión es algo que le viene demasiado grande, ya no porque sea débil o no tenga el poder necesario para poder cumplir con lo que se nos pide, sino porque en un ambiente en el que tantas vidas se pierden en cuestión de segundos... me pregunto si será capaz de mantener su pura inocencia infantil intacta o si acabará viéndose invadida por este sentimiento de pesadumbre y abatimiento que tan a menudo sentimos quienes hemos comprendido la verdadera naturaleza de la raza humana. Mientras la pequeña exhibe sus primeras preguntas solo la observo con gesto serio y preocupado, pero cuando hace la cuestión idónea no dudo en ser todo lo honesto posible:

-No, Aika, no estoy contento de que seas mi compañera en esta misión.-soy consciente del daño que pueden hacerle estas palabras, pero bien valdría este dolor si consigue que se replantee sus actos y vuelva allá por donde vino, aunque eso significara que tuviera que enfrentar al enemigo por mí solo- Estaría contento si nos hubiéramos encontrado en cualquier otra situación, pero esto es muy diferente. ¿Sabes a lo que has venido aquí? Va a morir mucha gente hoy, probablemente mucha más de la que murió en el circo, y si no tenemos cuidado tú y yo podemos ser una de esas personas. ¿Estás tan contenta de estar aquí y ahora aun sabiendo eso?

Suspiro profundamente, quizá estoy siendo demasiado severo con ella pero de verdad querría darle un golpe lo suficientemente fuerte como para que decidiera volver por donde vino. Sin embargo... en el poco tiempo que pasamos en el circo fui capaz de entender y aprender muchas cosas de ella, y una de estas es que a pesar de su juventud, o quizá a causa de esta, su determinación -también llamada cabezonería- será lo suficientemente alta como para impedir que pase por su cabeza un solo pensamiento de volver atrás

- En fin... lo hecho hecho está, y no seré yo quien te obligue a volver por donde viniste. Deberías tener más cuidado a la hora de escoger tus misiones, Ai-chan, pero ya que estás aquí...-mi mano se posa sobre su cabeza y en mis labios aparece la primera sonrisa amable de toda la escena- Trabajemos todo lo que podamos y consigamos proteger todas las vidas posibles. ¿Está bien? Ah, y nada de juegos que puedan ponerte en peligro, si no te encerraremos en la prisión del castillo y no te dejaremos salir hasta que todo haya acabado. ¿Queda claro?-revuelvo un poco su cabellera carmesí, tras lo que me doy la vuelta y empiezo a caminar hacia la salida de la estación de tren esperando que me siga... pensándolo bien quizá no se haya recuperado del mareo algún, por lo que decido cogerla y subirla a mis hombros sin decir palabra, tras lo que reemprendo mis pasos.

Cuando llegamos a la zona exterior de la estación echo un vistazo a nuestro alrededor, clavando la mirada en la posición en la que se encuentran un hombre ataviado con armadura metálica y lo que parece ser uno de esos automóviles que se alimentan de la energía mágica como combustible. Volteo mi cuerpo en tal dirección y empiezo a caminar hacia el sujeto, llamando su atención y haciendo que nos perciba en cuestión de unos segundos.

-¿Sois vosotros los magos que...?-me mira primero a mí y después a la pequeña, parpadeando un par de veces y después aseverando su gesto- Espera, si es una niña. Esto tiene que ser una broma, ¿Verdad?

La postura del varón en brillante armadura se cierra y su entrecejo se frunce, demostrando una reacción posiblemente aun peor de la que yo tuve en cuanto identifiqué a la pequeña. Suspiro profundamente y chasqueo la lengua, avanzando hacia él y parándome a apenas dos metros de distancia.

-Niña o no es una maga, y una maga muy fuerte. No recuerdo que pusierais requisitos de edad en vuestro pedido, así que ya que hemos venido los dos hasta aquí creo que podrías darle una oportunidad para que demuestre lo que puede hacer.

El hombre se muestra molesto, con las manos ceñidas a su cintura y sin cambiar su gesto iracundo ni un ápice. Un instante más tarde no le queda otra que suspirar y dirigirse hacia el automóvil mágico, abriendo la puerta del lado del conductor y girándose en nuestra dirección una última vez.

-Os llevaré hasta el castillo, ahí decidiremos lo que pasa con la chiquilla. Subid en los asientos de atrás.

Dicho y hecho, dejo a Aika de nuevo en el suelo y abro la puerta trasera del cacho, dejando a la pequeña que entre primero y en el caso en que lo haga subiendo al automóvil después de ella.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comandemos el ejército! ¡Los protegeremos a todos! [Misión rango B | Kasuka y Aika]

Mensaje por Aika Hiyama el 23/01/16, 01:11 pm

Mi rostros se envolvió en tristeza ¿Por qué no estaba feliz de hacer la misión conmigo? -Pero yo mejoré mucho desde la última vez que nos vimos ¡Soy mucho más fuerte! Y yo no pienso permitir que muera gente inocente en esta misión, sé perfectamente que no es ningún juego, pero eso no significa que no esté capacitada para hacerla- Dije con un rostro serio -Yo quiero ayudar a los del ejército ¡Te demostraré de lo que soy capaz!- Y entonces no podía decir nunca más que no hiciese una misión.

Asentí a todo lo que me decía luego -Claro que sí ¡Detendremos esta guerra los 2 juntos y luego, cuando volvamos al gremio le contaremos a todos nuestras hazañas!- Exclamé algo más animada ¡Estaba segura de que lo lograríamos! No podíamos perder ¡Los mago de Fairy Tail nunca pierden!

Asentí a lo que decía Kasu -¡Eso, soy mucho más fuerte de lo que parezco! Ya verás como te sorprenderé, nunca juzgues a un mago por su edad- Dije con una sonrisa ¡Claro que sorprendería a todo el mundo! Ya era mucho más fuerte que antes.

Cuando Kasu me dejó en el suelo empecé a correr en dirección al castillo, y a entrar vi un montón de cosas que llamaron mi atención -Mira, Kasu, aquí hay un montón de armas ¿Crees que nos dejarán usarlas para la lucha? Aunque pensándolo mejor... yo prefiero usar mi magia, me es más fácil atacar con ella, a demás esas armas se ven muy pesadas ¿cuanto crees que pesarán?- Intenté coger una especie de lanza que usaban los caballeros cuando iban en sus caballos, lo que fue mala idea ¡Casi se me cae! Menos mal que aquel chico había actuado rápido y me la había quitado de las manos y colocado en su sitio -Emmm... creo que es mejor que nos digas que tenemos que hacer- Dije con una sonrisa nerviosa rezando para que Kasu no me golpease.

_________________

Aika Hiyama
Si estás deprimido solo te diré una cosa, sonríe, sé feliz y disfruta de tu vida con tus amigos. No olvides que los amigo siempre van a estar ahí y los malos momentos acaban pasando tarde o temprano.
CKB
avatar
Mensajes : 627
Fecha de inscripción : 21/03/2015
Edad : 18
Localización : Lolilandia
Empleo /Ocio : Ser loli, un trabajo muy duro :c
Humor : Aika
Nivel :
198 / 300198 / 300
Ver perfil de usuario

Aika Hiyama
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comandemos el ejército! ¡Los protegeremos a todos! [Misión rango B | Kasuka y Aika]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.