Azazel's town, la luna roja y el sangriento pasado. [Entrenamiento- Akemi Satsuei y Seikuro Shin-Tensei]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Azazel's town, la luna roja y el sangriento pasado. [Entrenamiento- Akemi Satsuei y Seikuro Shin-Tensei]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 04/08/15, 02:24 pm

Algo le hacía pensar que simplemente aquella idea que se le pasó por la cabeza al escuchar las historias de un pueblo que del día a la noche desapareció misteriosamente y que de vez en cuando aparecía no le iba a hacer bien a su integridad física. Desde que escuchó la historia sentado años atrás en una de las terrazas de Magnolia siempre había querido ir al susodicho pueblo en el que se realizaban ciertos ritos satánicos para invocar a una especie de Dios en la tierra. Como persona atea Seikuro no se dejaba intimidar por dicha historia, sin embargo había algo de ella que le preocupaba y era que se habían visto figuras espectrales por los alrededores y que más de una persona había muerto despedazada de formas que solo se podrían describir como de pesadilla. Había visto gravaciones en las que las personas de repente caían al suelo y empezaban a arrastrarse dando alaridos de dolor sin ningún motivo, para luego simplemente separarse sus partes inferiores y superiores del cuerpo como si fuesen completamente ajenas, únicamente unidos por sus respectivos órganos dado que ni los huesos estaban haciendo el más mínimo esfuerzo por mantenerse juntos. Había estado investigando cada uno de los informes policiales hasta el día, e incluso había visitado el lugar varias veces. Sin embargo, en todas siempre había habido algo que le había llamado la atención: No había nada, pero el lugar desprendía un aura que realmente le incomodaba hasta el punto de hacerle temblar, a él, a alguien que era raro que pudiese sentir eso que se describía como terror.

Había surgido la coincidencia de que Akemi había ido a visitarle por el tema del rifle que le estaba construyendo, lo cierto es que no era algo que le molestase en lo más mínimo. Era raro ver al pelirrojo tan cómodo al lado de otra persona y sin embargo de esa forma era como si no pasase nada, como si pudiese adaptarse a una rutina como esa. Con la escusa de ir a por materiales la había arrastrado a esto, pero es que estaba sintiendo una inquietud tan fuerte que le era imposible concentrarse en nada, y sabía la sensación a qué se debía, era la sensación que tenía siempre que se acercaba al lugar descrito anteriormente, solo que esta vez lo podía sentir desde su casa en los exteriores de Magnolia. Se le podía notar la alteración siempre que se le hablaba, como si estuviese completamente a la defensiva y tenso sin razón alguna. En el viaje la sensación no hacía más que aumentar, incluso los caballos que usaron para moverse hasta un punto cercano a Shadow Town empezaron a mostrarse intranquilos en un punto, así que tuvieron que seguir a pie. El silencio que mostraba Seikuro era raro incluso para él, al fin llegaron a su destino a altas horas de la noche, cuando la luna se mostraba en lo más alto, una luna llena y completamente carmesí que sin embargo, sus rayos eran completamente normales.


El acantilado desde el que había visto siempre el lugar, normalmente con una bruma que dejaba ver a duras penas el suelo ahora mostraba estructuras de madera medio destruidas, un pueblo que nunca antes ahí había estado y que estaba haciendo que cada fibra del cuerpo de Seikuro se mantuviese en alerta, aunque no vuese nada ahí abajo podía saber por instinto que ciertamente algo se movía debajo de los cimientos del pueblo, tal vez era su imaginación, pero simplemente lo sentía y llevaba sintiéndolo horas, su mirada parecía querer percatarse de algo, aquellas sombras que normalmente reportaban los viajeros intrépidos no estaban por el lugar, aunque ciertamente nunca las había visto en persona se llegaba a creer las historias por lo que había visto, especialmente por los cuerpos despedazados que había podido ver. Simplemente algo en su cabeza no terminaba de encajar, y la intranquilidad de Seikuro no ayudaba, quien se giró y fue a buscar un paso por el que poder bajar.

-Algo no anda bien ahí abajo.- Dijo en voz alta, aunque fue casi para sí mismo mas que para Akemi, sin embargo, estaba bien que lo escuchase, después de todo si aquello se salía de control, prefería que la pelirroja saliese corriendo en su lugar en vez de quedarse a morir de aquella manera que lo habían hecho los otros viajeros. -Voy a bajar, ese pueblo no estaba ahí el mes pasado.- Con esto, se podía dar a entender que Seikuro había estado ahí antes, y así era, tantas veces que no lo podía contar y nunca había nada, ahora de la nada un pueblo fantasma casi en ruinas, simplemente no podía pensar en otra cosa que no se alejase de lo sobrenatural, cosas en las que no quería creer y que seguramente atormentaban a los que habían pasado por allí con pesadillas, sin embargo, si algo le sobraba al peirrojo era estoicismo.

No sabía si Akemi le acompañaría, sin embargo, era un hecho que mientras más fuesen mejor, no estaba seguro de lo que había pasado allí después de todo.

Al descender, la niebla abrió paso a su cuerpo, sin embargo lo que podía ver era algo bastante mínimo por culpa de la misma, por lo pronto podía ver la entrada abierta del pueblo sin murallas alrededor ni nada por el estilo, por lo que sabiendo el sitio junto al que estaban seguramente era un pueblo que había sido exterminado por magos oscuros, sin embargo, era algo que no quería siquiera suponer, simplemente pensaba en ello como un lugar de paso incluso aunque hiciese sentir a Seikuro como poco incómodo... Además los susurros que atravesaban la niebla hasta los oidos del mismo no ayudaban en lo más mínimo. Ecos de lo que alguna vez pudo ser, o vocesde lo que actualmente son, no podía evitar pensar en ello, y estar en aquella situación era de lo más contraproducente en cuanto a salud mental, de hecho, su mano estaba colocada en su katana por si acaso, aunque si era verdad que aquellos eran fantasmas... ¿Podría el metal de su katana protegerlo? Encima había comenzado a nevar... En pleno verano.

pueblo:

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: Azazel's town, la luna roja y el sangriento pasado. [Entrenamiento- Akemi Satsuei y Seikuro Shin-Tensei]

Mensaje por Akemi Satsuei el 04/11/15, 07:58 pm

Era incómodo tener que viajar tan seguido. De seguro hacía mal para la piel o algo. Debía investigar las consecuencias negativas que traían los constantes viajes, para así poder excusarse y no tener que hacer uno en su vida. No es que Magnolia quedase muy lejos, pero ¿Era necesario? Si era herrero ¿Porqué no le ponía un mecanismo de transporte? Una casa con patas de seguro era muy genial… Sacudió su cabeza y suspiró. Una casa con patas era demasiado genial como para ser verdad. Y cuando estuviese listo su rifle podía olvidarse de esos viajes. Sí, debía tener presente que eran por un bien mayor, y que siempre podía contar con que a los manzanos de Magnolia les gustaba ser asaltados.

Pero el viaje había sido el menor de sus problemas, al llegar había notado cosas extrañas en el ambiente, una mezcla de tensión y algo escalofriante que no lograba descifrar de qué se trataba. Y otro viaje más. Gracias al cual, la rara atmósfera aumentaba. No era tonta, sabía que el pelirrojo se traía algo entre manos, pero no estaba intranquila al respecto, no porque confiase en él, si no que porque confiaba en su querido rifle siempre a mano. Si intentaba algo extraño se llevaría un disparo entre las cejas. Aunque también sabía que el chico no era tonto, y si quisiese intentar algo no se comportaría de aquella manera tan sospechosa.

El aspecto del paisaje a aquellas horas era bastante tétrico, pero a Akemi le causaba gracia, se sentía como dentro de una de esas películas de terror que había visto con su hermana de pequeña. Esas que no daban miedo, pero si te echabas unas buenas risas por lo exagerado que era todo. — ¿Tú crees? — Ironizó, no había que ser muy inteligente como para notarlo, el lugar casi gritaba “hospedaje para asesinos en serie”, o algo por el estilo, la verdad era que estaba algo nerviosa, el lugar no transmitía paz exactamente, pero a la vez no podía evitar sentir todo ello como surrealista  — Que te vaya bien, cuidado con el coco  — Respondió, dispuesta a armar su propio campamento y dormirse allí. Pero el destino quiso lo contrario, cuando iba a sentarse se encontró con un maldito y asqueroso gusano. Como si fuese a apoyarse allí después de haber visto tal monstruosidad.

Mejor te acompaño  — Dijo notoriamente fastidiada  — Aunque no entiendo que material buscamos aquí, no creo que usar huesos de humanos sea del todo bueno. Moralmente hablando — Si, era una horrible persona por decir eso, pero era verdad. Ese lugar tenía aspecto de tener miles de cadáveres escondidos.


Llegaron a la supuesta ciudad rápidamente. Akemi comprendía la tensión del herrero, pero no la compartía, que estuviese nerviosa no significaba que iba a pasársela atenta, eso le hacía mal para la tensión, y lo último que quería era tener problemas de tensión siendo tan joven. — Relájate un poco, si te da un infarto sería problemático  — Dijo sin reparos. Muchas veces le habían dicho que era un poco desatinada para actuar en ciertas situaciones, pero no podía evitarlo, era una forma de liberar su nerviosismo y estarse tranquila. Lo que menos le gustaba de los sentimientos, era que podían llegar a ser contagiosos. Y problemáticos.

_________________
Hablo —  ✮ "Pienso" ✮ Narro
Akemi's ID
avatar
Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Nivel :
73 / 30073 / 300
Ver perfil de usuario

Akemi Satsuei
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: Azazel's town, la luna roja y el sangriento pasado. [Entrenamiento- Akemi Satsuei y Seikuro Shin-Tensei]

Mensaje por Seikuro Shin-Tensei el 05/11/15, 05:50 am

A veces le sorprendía la capacidad que tenían algunas personas para ignorar la situación en la que estaban, tal vez era porque él había estado allí antes y no había visto ningún pueblo ni ninguna niebla que pudiese alarmarlo. De igual manera desde un principio estuvo notando aquél sentimiento de ansiedad, su propio cuerpo parecía querer avisarle de que o no debería estar allí o de que debía destruirlo todo de una sola vez. Pero claro, era un pueblo entero, él no tenía magias para hacer tal proeza. Ciértamente le resultaba un poco increible que Akemi pudiese mantener la calma en aquella situación. No, no la estaba manteniendo, después de todo aunque dijese esas cosas el lenguaje corporal era el que mejor definía a una persona, estaba casi tan nerviosa como él, aunque en sus palabras llevaba mucha razón... Estar tan nervioso no podía ser siquiera bueno.- Por si acaso no te alejes mucho. - Comentó girando la cabeza hacia un lado para mirarla de reojo, luego, empezó a adentrarse en el pueblo. El portón de madera que estaba destrozado y mostraba marcas de que algo grande las había desgarrado. Posiblemente estuviesen metiéndose en la madriguera de un monstruo, uno precisamente no muy pequeño.

Nada mas pasar los límites de este la niebla empezó a dispersarse por completo emitiendo una especie de suspiro como cuando alguien dejaba escapar su último aliento de vida, un sonido que siempre que había tenido la mala suerte de estar presente le había puesto la piel de gallina. Ese momento no fue diferente, encima las formas que había podido distinguir no le habían gustado nada.

Pese a ser un pueblo fantasma se podía simplemente sentir que estaba bastante vivo, que los sonidos de madera crujiendo por los alrededores no era precisamente hechos por el viento y que los murmullos provenientes de la nada no habían callado en lo absoluto. No dudó en mirar a los alrededores, especialmente los caminos que habían. Uno que los dirigiría a una plaza, donde había un carro destrozado con algo tirado de cualquier manera. Parecía los restos de una persona o eso era lo mejor que quería visualizar pues el cadáver parecía absurdamente reciente, como si le hubiesen arrancado recientemente la parte del cuerpo que le faltaba y estuviese desangrándose. El segundo camino estaba a su derecha, una fila de casas en no muy buen estado y desde luego bastante lúgubres. Entre estas había lo que parecía ser una taberna con las luces obviamente apagadas y la puerta de la misma estaba en medio de la calle.

A su izquierda después de un par de calles se podía visualizar lo que parecía un orfanato en ruinas. Obviamente en su cabeza no encajaba el hecho de la antigüedad de la destrucción y el cuerpo que había sido destrozado recientemente, sin embargo no iba a ser él el que juzgase allí nada cuando el pueblo obviamente ni debería existir. No estaba en los mapas actuales tampoco después de todo. Obviamente él no quería ser el que decidiese, después de todo había arrastrado allí a Akemi y esta seguramente actuaría más tranquila de lo que él podía intentar estar en ese momento. Después de todo no había quitado en ningún momento su mano de la katana. Por otro lado pudo notar que pese a que estuviese nevando y saliese vaho de su boca cada vez que expulsaba el aire, no hacía nada de frío y eso no era un efecto segundario del miedo precisamente.

A cada momento que pasaba, los crujidos se hacían más cercanos, como si un grupo de algo o alguien los estuviesen siguiendo muy de cerca y estuviesen asustados de los dos magos.

-¿Qué opinas? -Preguntó intentando aparentar estar tranquilo sin quitar ojo a lo que había delante de ellos. Tres elecciones, las tres seguramente malas. Incluso habría dicho que se podían ir, sin embargo por alguna razón que se escapaba a la lógica la puerta de entrada se había cerrado, completamente restaurada tras un seco sonido en el momento en el que entraron, imposibilitando el hecho de que pudiesen salir. Obviamente no la podrían sobrepasar, el pueblo no quería que pudiesen escapar.

_________________
avatar
Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 21/01/2015
Edad : 26
Localización : Ciudad Márgaret.
Empleo /Ocio : Mago de Lamia Scale.
Humor : ¿Hu... Qué?
Nivel :
279 / 300279 / 300
Ver perfil de usuario

Seikuro Shin-Tensei
Rango A

Volver arriba Ir abajo

Re: Azazel's town, la luna roja y el sangriento pasado. [Entrenamiento- Akemi Satsuei y Seikuro Shin-Tensei]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.