Una noche estrellada en el desierto [Priv. Asuna - Sharrkan]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una noche estrellada en el desierto [Priv. Asuna - Sharrkan]

Mensaje por Invitado el 03/08/15, 04:49 pm

El día había comenzado con una mañana habitual en los viajes que emprendía el mago celestial durante sus misiones. Los rayos de sol lo habían despertado más temprano de lo que acostumbraba, y aún bostezando y con los ojos sin adaptar a la gran cantidad de luz que entraba por la ventana, se levantó y decidió ponerse en marcha con las cosas que tenía pendiente antes de partir de aquel pueblo. Su principal misión era una fiesta que celebraban los nativos de unas aldeas nómadas en el desierto cada año. Se trataba de una animada ceremonia que hacían en honor a su dios del desierto. Siempre caía en la misma fecha, pues tenían un ritmo constante y al moverse por el desierto siempre acababan llegando al mismo oasis. Un gran oasis que para muchos era el mismísimo paraíso dentro del infernal y arenoso desierto. Allí tocaban música, bailaban, comían y reían durante toda la noche. Era una fiesta que aunque en un principio era muy propia de ellos, poco a poco se han ido uniendo personas de diferentes partes del reino que acuden curiosos e interesados en disfrutar aquella desconocida, hasta entonces, ceremonia. ¿Y qué tenía que ver un mago de Crime Sorcierè con aquello?. Pues que varios años seguidos un gremio oscuro ha tratado de sabotear la fiesta con la intención de secuestrar al más anciano y jefe de los nativos. Se dice que aquel hombre poseía un poder mágico incalculable capaz de activar las armas oscuras más poderosas existentes. Sin embargo su edad le impide hacer un mayor esfuerzo, por ellos los gremios ilegales pretenden arrebatar la cantidad de eternano que fluye por su cuerpo y trasladarlo a un contenedor capaz de aguantarlo y de ser usado después como fuente de magia. Por lo que aunque años anteriores habían fracasado por la actuación de algunos magos que de casualidad disfrutaban de la fiesta, este año corre el rumor de que el mismo gremio ha adquirido un poder aún mayor que podría darle la vuelta a su mala racha. Por ello solicitaron a varios magos que pudieran protegerlos en el caso de que el rumor fuera cierto, y cómo Crime se hizo responsable de la misión y sus miembros se encuentran dispersos en paraderos desconocidos, Sharrkan tuvo que hacerse cargo en solitario, aún conservando la misión secundaria de reunir a aquellos desaparecidos miembros. Aquel fue el encargo que personalmente Jellal le mandó al mago celestial segundos después de haber recibido la marca del gremio sobre su tobillo.

Algo más despierto, el albino se puso ropas adecuadas para la ocasión. Vestía una camisa de estilo desértica morada y de fina seda, lo suficiente para impedir que el sol le abrase el torso. Alrededor del cuello llevaba un pañuelo rojo que podía protegerle el rostro en caso de una tormenta de arena. De cintura para abajo vestía unos pantalones negros con un pañuelo del mismo color que el otro alrededor de su cadera, era una prenda típica de allí y escondía el estuche de llaves del mago, por lo que le venía de perlas. Su calzado consistía en unas cómodas sandalias de estilo gladiador que llegaban hasta dónde acababa el pantalón.

Disfrutó un hora más de aquel acogedor pueblo con una taza de café que le había ofrecido el dueño de la posada, y tras una sonrisa y agradecerle su hospitalidad, el mago celestial emprendió de nuevo la marcha. Andar por aquella zona con aquellas vestimentas y con su tostada piel lo hacía parecer realmente un nativo si no llega a ser por el blanco de su cabello. De igual forma se sentía a gusto y esperaba que llegase la hora de la ceremonia. Aunque tuviera que vigilar, nada le impedía que pudiera disfrutar de la noche también. Por lo que tras coger el tren a la hora justa, se dirigió al lugar del festejo, al tan conocido oasis de los dioses. Para cuando llegara, el atardecer ya tendría presencia, por lo que pasaría la mayoría de los horas de sol encerrado en aquel agobiante vehículo. Esperaba que todo mereciese la pena.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.