La cruda oscuridad; la historia tras una fría maga

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La cruda oscuridad; la historia tras una fría maga

Mensaje por Taria Black el 19/07/15, 04:17 pm

Parecía ser una mañana como otra cualquiera, parecía un amanecer mas, pero en un sitio apartado, del que ya no se recuerda apenas el nombre por la mayoría de las personas, un sitio en el que apenas vive demasiada gente, esa mañana y el sol que traía con ella iluminaba el día para una chica en especial de ese sitio, una chica que era por así llamarla "la alegría de la huerta" de aquel mustio lugar. Una joven morena, alta, de pelo largo, alegre y vivaracha; su nombre era Taria, Taria Black, de 15 años de edad. La joven vivía sola en una "casa" si es que se la podía llamar así, heredada de sus padres difuntos hacia bastante.

Esa chica, cada mañana, y esa no era una excepción, se levantaba y Parecía ser una mañana como otra cualquiera, parecía un amanecer mas, pero en un sitio apartado, del que ya no se recuerda apenas el nombre por la mayoría de las personas, un sitio en el que apenas vive demasiada gente, esa mañana y el sol que traía con ella iluminaba el día para una chica en especial de ese sitio, una chica que era por así llamarla "la alegría de la huerta" de aquel mustio lugar. Una joven morena, alta, de pelo largo, alegre y vivaracha; su nombre era Taria, Taria Black, de 15 años de edad. La joven vivía sola en una "casa" si es que se la podía llamar así, heredada de sus padres difuntos hacia bastante.

Esa chica, cada mañana, y esa no era una excepción, se levantaba y vestía con alegres ropas y ponía frente al espejo una gran sonrisa a la par que decía - Un nuevo día, una nueva canción, una nueva sonrisa- eso era lo que siempre se decía antes de salir de aquel lugar donde dormía que llamaba hogar y se dirigía a distintos locales para efectuar sus trabajos diarios, que en un principio habían empezado como recados... tareas de limpieza en bares y tabernas... hasta que un buen y pasado día, alguien descubrió su voz y desde entonces todos los trabajos son el mismo: cantar. Cada día llegaba a algún local, no sin antes haber saludado alegremente a cada persona conocida aunque solo fuera de vista por la calle, y todos los que estaban en susodicho local la saludaban también, adultos, jóvenes, viejos, empleados, magos; quien estuviese allí mas de una vez la conocía. La joven se dirigía directamente al jefe del establecimiento y preguntaba por trabajo y normalmente siempre se lo daban, tratándola como si se tratase de una famosa aunque eso a Taria poco le importaba; si en algún lugar no le podían dar trabajo, sencillamente sonreía y se despedía alegremente. Pero ese día consigio el trabajo a la primera en una taberna no muy lejana a su "casa" y sin vacilar, fue a prepararse para dar, como ella lo llamaba, su pequeño concierto; la "actuación" era a mediodía y poco faltaba pero ella en poco estaba lista para darlo todo.

En el momento que llego la hora de cantar, Taria salio al pequeño escenario del local y la música comenzó a sonar y al poco, la letra de la canción que decidía cantar en salir de sus labios. Cantaba todos los días, desde hacia meses, y cada dos horas entre "actuación" y "actuación" hasta que se acababa su turno y el efecto sobre la gente seguía siendo el mismo que el del primer día; ya podía haber pelea, ya podía haber problemas, ya podía estar acabándose el mundo o ya podía haber un atraco, la voz de esa chica calmaba a la mas fiera de las bestias incluso; todos quedaban callados y embobados con su voz. Ese día no había sido distinto pero Tari, como muchos la llamaban, vislumbró algo extraño... alguien extraño mejor dicho; parecía ser un mago, seguramente un mago viajero o vete tu a saber lo que; peliblanco, estatura media, ojos achinados, vestía una larga capa que ocultaba un cuerpo menudo pero que desprendía extrañas vibraciones; como todos, se había quedado anonadado al oír la voz de sirena que poseía la joven.

Al acabar su trabajo diario y recibir una paga, la joven se quedaba apenas unos minutos hablando con los dueños del local antes de cerrar, le daba las gracias, y se marchaba alegremente. Mas, ese día, alguien salio tras ella y a pocos metros de su "casa" le tocó el hombro para llamarle la atención; ella se dio la vuelta y se encontró con aquel extraño mago que antes de que la chica pudiese empezar a hablar, se adelantó -Mi nombre es Michael y hoy me he pasado por la taberna en la que cantaste... me he quedado atontado, solo estoy de paso pero no esperaba encontrar un talentazo como el tuyo en un sitio así... solo quería decirte que me has impresionado y que me he quedado a oir todas las canciones y a ver cada actuación... igual mañana me paso por allí también... merece la pena oirte cantar... - En ese momento, la joven de dulce voz notó como su rubor en las mejillas crecía lentamente; todos le decian que cantaba bien pero nadie la había parado por la calle para alagarla de ese modo. Algo cortada y tímida, la joven le dio las gracias y le dijo que trataría de encontrar trabajo en ese local también al día siguiente si tanto le habían gustado las canciones al chico y acto seguido se fue a su casa aun con el rubor en las mejillas y paso rápido.

Y como había dicho la joven, al día siguiente tras vestirse y salir de la casa, se dirigió al mismo establecimiento y preguntó por trabajo, el cual le dieron encantados ya que cada vez que cantaba en algún local, la voz corría mas aun que la pólvora y la clientela venia en tropel. Poco antes de la primera actuación de ese día, la joven miró por la taberna hasta encontrar en una mesa al chico de la noche anterior y, al verlo se le escapó una sonrisa tonta, de verdad había vuelto solo para verla, y aunque eso lo hacían muchas personas, que aquel extraño chico lo hiciese, le alegraba aunque sin esta saber el porqué. En cuanto fue el momento de salir a cantar, la joven Taria Black dio todas sus fuerzas y puso su mejor voz en cada canción, todo para que aquel joven chico la escuchase. Al acabar ese nuevo día de trabajo e ir a recibir su dinero, la chica se encontró conque no habia ni la mitad del dia anterior y trató de reclamarlo - Disculpen... es que aquí no hay el dinero suficiente... he hecho las mismas horas exactamente que ayer y falta dinero y... - La mujer del dueño del negocio se encogió de hombros y le dijo que hablase con su hijo esta vez, que su marido había tenido que irse por un asunto importante y era el chaval de unos 19 años el que estaba al cargo de la tienda. La joven fue hasta el chico que estaba recogiendo algunas cosas del local e intento explicarle que ocurría pero este la cayó en seco de mala manera y empezó a hablar - Tiene narices que una maldita niñata venga aquí a trabajar los días que le sale de las narices y aun por las narices pida mas dinero del que no se le debería dar, te aprovechas que mi padre es viejo y demasiado bueno maldita sabandija... siempre con esa maldita sonrisa tuya... siempre con esa alegría tan estúpida... madura de una maldita vez, en este mundo tienes que hacer caso de tus malditos superiores. Hoy te fastidias con eso y ala, ya te estas largando de aquí con tu linda vocecilla, venga, fuera- La joven no entendía porque le hablaba así ese chico ni tampoco sus motivos, pensó que había estado haciendo algo malo y justo cuando se iba a ir, el chico que le paró por la calle la noche anterior la hizo detenerse y encaró al hijo del dueño con una expresión en el rostro que daba verdadero miedo -A ver... repitelo todo si tienes narices... puede que yo no sea de aquí, pero los dos días que he estado, me han bastado para ver como es el sitio y he estado en mas locales que este... te aseguro que todo el dinero que ganáis a mayores es gracias a esta chica, os atrae la clientela sin duda, os da mas dinero del que quisierais cada vez que trabaja aquí, hoy en especial ha venido tanta gente que habéis tenido que vaciar la maquina registradora varias veces... y tu maldita comida, a parte del trabajo que desempeñáis aquí, la tienes por cada vez que esta chica viene a cantar, asi que, trabajadora fija o no, lo mínimo que se merece es un salario justo, un respeto y una sonrisa por su buena labor, asi que, ¿que prefieres? ¿darle su salario real o recibir un hechizo mio de pleno? te aviso que soy un mago de las runas asi que bien puedo lanzarte una que te congele, otra que te abrase... tu decides amigo, pero usa la maldita cabeza... ah! y si eso no te basta colega, esperemos saber que dice tu padre ante todo lo que has dicho de esta chica después de que os de tanto dinero cada vez que viene- El hijo del dueño de la tienda se volvió pálido pero a mas no poder tanto por la amenaza del hechizo como por la amenaza del chivatazo. Taria recibió su dinero, incluso mas en señal de disculpa y esta no dejó de agradecerle a Mike, como quería que le llamase, lo que había hecho. La acompaño a casa y al ver el estado de esta, el mago quedó algo perplejo.por el estado pero evitó comentarios y tras un abrazo, se fue y la joven entró a la casa dejandose caer sobre la cama con una gran sonrisa.

Desde ese día, el joven mago iba a verla a diario y cada actuación le silbaba y le aplaudía mas que nadie, y cada noche la acompañaba hasta la casa, Taria un dia le preguntó porque no se habia ido aun si solo estaba de paso teóricamente y la respuesta del chico la dejó algo perpleja- ¿Para que abandonar un lugar donde vive alguien con la belleza y la voz de un ser tan maravilloso como la sirena? quizás su canto me haya hipnotizado... no lo se.... - ¿Sirena? ¿que sirena? la inocente Tari en un principio no sabia a que se refería y tardó en entender que iba por ella y su cara se volvió del color rojo escarlata. Esa noche cuando Mike la acompaño hasta casa se abrazaron en frente y tardaron un par de minutos en soltarse, ni el quería ni ella quería tampoco... pero al separarse del abrazo se fundieron en algo mucho mas tierno y cálido, en un beso, el primer beso de Taria y el cual no se esperaba, pero el cual tampoco rechazó, correspondió cerrando los ojos al beso de aquel chico y tardaron unos minutos mas en acabar el beso; pero al hacerlo vino otro, y otro, y otro mas aun; tardaron como media hora en despedirse y desde ese mismo día, mejor dicho, noche, comenzaron a salir juntos.

A cada día que pasaba Taria estaba mas y mas feliz, pasaba mucho tiempo con Mike y cantaba algo menos en los locales, Mike la ayudaba con temas de dinero y así podían pasar varias tardes juntos. La chica se sentía como levantada por una nube con ese chico, como nunca se había sentido... estaba realmente encantada...

Paso el tiempo... pasaron los días... pasaron los meses... pasó un año y Taria con los ya cumplidos 16 años, recibió un día una noticia increíble, genial y fantástica; Mike la llevaría a vivir con el a un sitio algo lejos. Lo único que a Tari no le gustaba era tener que marcharse... aunque no tenia alguien a quien considerar un verdadero verdadero amigo, las personas del lugar en su mayoría la habían tratado muy bien y ella estaba muy contenta allí... pero lo hizo... se despidió de todos un día; los ancianos bendicieron su marcha, muchos jóvenes se apenaron por ello, ya fuere porque les encantaba la voz que tenia la chica, por lo alegre que era o porque quizás alguno de los chicos se sentía enamorado por ella; los niños pequeños lloraron su marcha ya que ella era la que siempre, si podía, jugaba con ellos y todos la consideraban una "hermanita mayor"; los dueños de los locales lloraron aun mas que los niños, mas por la perdida de beneficio que por la marcha de la chica en si. El día siguiente a ese, la chica ya no estaba allí, ya no saludaba alegremente por la mañana, ya no se oían sus canciones por la tarde, la vieja casucha donde vivía ahora estaba 100% abandonada después de que la chica lo recogiese todo y se fuese... ella había ido a una ciudad con aquel chico al que amaba y este la había llevado hasta una casa preciosa, o para Tari al menos era preciosa. Enfrente a ella, Taria estaba con la boca abierta ¿el chico vivia ahi? ¿ademas en la ciudad? ¿se había estado quedando de verdad tan solo por ella en aquel sitio?... no podia creerselo, era demasiado, era genial de verdad... Taria se echó a los brazos de Mike y lo besó de forma tierna y cariñosa; para ella, todo aquello era un verdadero sueño.

Siguieron pasando los días y los meses, Taria se había vuelto esta vez la alegría de la ciudad. Vivía feliz junto al chico y este incluso le había estado enseñando a usar la magia de runas tal como el lo hacia; y ya que la chica no trabajaba ya, se esforzaba a diario y a cada poco fue mejorando mas y mas pero algo le resultaba extraño... ¿de donde salia el dinero del que vivían? sabia que Mike realizaba misiones como mago que era de vez en cuando pero eso no debería bastar para pagar todo lo que ellos tenían, una misión simple no da tanto dinero... y Mike no hablaba de esas misiones nunca... no le contaba nada... pero ella decidió confiar y dejó de hacerse esas preguntas. Un día tras un entrenamiento, el chico le regaló una ropa un tanto provocativa pero apta para una maga; un traje semitransparente a excepción del pecho y las zonas intimas de la chica, con una gran capa que le cubría la espalda; según Mike era una ropa que le favorecería si entraba en combate pues era ligera y no molestaba para moverse; ademas protegería del frió pues era aun siendo fino, no dejaba pasar el frió. Taria lo vio demasiado provocativo pero lo aceptó y se lo puso, acompañándolo con una bonita tiara y pensó "Ya que soy una maga... voy a por algo para entrenar mejor" y salió ese mismo día a buscar algo que le ayudase a aprender mas de magia y en una libreria muuuy antigua encontro un precioso libro, o a ella se lo pareció, que hablaba de todos los tipos de magia, y aunque no fuese un objeto mágico, era lo que Taria quería. Lo compró y desde ese día ese libro se convirtió en un tesoro del que no se separaba; tenia apuntados sus hechizos, usaba una parte de diario, guardaba fotos, de todo

Un mal día, Tari entró en el cuarto que compartía con el chico para ordenarlo un poco mientras este no estaba y abrió su cajón, encontrando ahí un papel arrugado de misión y al leerlo quedó espantada. ¡La misión hablaba de matar a alguien! ¡era una misión ilegal! eso solo significaba una sola cosa... el gremio al que pertenecía Mike debía ser... -Un gremio oscuro-  Mike estaba tras Taria, y al verla con la misión, lo dijo como si tal cosa - Así es, soy miembro de un gremio ilegal... llevo a cabo misiones como esa pero mira la recompensa... ¿a caso no es una recompensa muuuy generosa? gracias a todas esas misiones he conseguido todo esto... y he podido cuidarte bien ¿no?- Taria estaba horrorizada y no sabia contestar- Vamos tranquila... no te asustes, no deberías haber encontrado eso cielo, ahora vas a tener que unirte o mis compañeros te matarán... -Taria no quería, negó con la cabeza varias veces y trató de escapar, pero Mike, como si no fuera el, la agarró y llevó hasta el sótano donde la dejó y llamó a su gremio. Se oía la conversación... no había mas remedio, debía matar a Taria. La chica esperaba que Mike, como su novio que era se negase pero al oír su fría respuesta se le llenaron los ojos de lagrimas "Como guste" eso fue todo lo que el chico al que Taria había amado dijo conforme a matarla. Algo se escuchó en el pecho de Taria, o ella creyó escucharlo, un gran y sonoro "crash" su corazón se había partido en mil pedazos... ¿así era el mundo? ¿así de cruel de verdad?. La chica comenzó a llorar sin consuelo mientras Mike iba a otra habitación, seguramente a por algo para matarla rápidamente.

Entre lagrimas, Tari vio algo extraño en la habitación, era su libro de magia... se lo había llevado con ella como siempre. estaba sin atar ni nada seguramente porque Mike no creía que ella pudiera hacer nada para evitarlo. Cogió el libro y lo puso delante de ella, echándose adelante sobre el para ocultarlo. Cuando Mike volvió con un cuchillo carnicero, la chica se levanto rapidamente con el libro en las manos y extendió una de ellas - ¡Sokyaku soru! - Ese era el hechizo que mejor dominaba la chica, congelación del alma, pero en vez de lanzar el hechizo de las runas directamente al chico, se lo lanzo al suelo mientras este se acercaba rápido, congelando el suelo y haciéndolo caer de bruces y aprovechando para poder escapar a toda prisa, marchando solo con lo que llevaba puesto, la ropa que el le había dado, y el libro, nada mas. Pidió ayuda en todos sitios, aun con lagrimas en los ojos, pero cuando la gente oía lo del gremio oscuro se marchaban, se iban, se apartaban de ella como si fuese un monstruo. La chica acabo marchándose de allí solo con los hacia poco cumplidos 18 años. Empezó a vagar sola sin rumbo por todos lados y sin rumbo fijo alguno; con el corazón y el alma rotos; nada le tenia sentido, todo el mundo para ella ahora es maldita oscuridad, simple maldad - Se acabó... la gente solo sabe herir a los demás... no puedo fiarme de nadie... no pienso volver a hacer nada por esa gente... no merece la pena... estoy harta... -Sujetándose el pecho miró al horizonte con los ojos antes vivos, alegres, iluminados y bonitos, ahora apagados, mustios y cansados - En este mundo... uno solo se puede fiar de si mismo... - Eso fue lo que pensó la antaño alegre y linda y actual triste y marginada Taria Black... una victima de la oscuridad de las almas de algunas personas, de las personas que la han engañado, de las personas que hicieron que una alegre cantante, se ensombreciese y quisiese morir -La gente es falsa... la gente solo piensa en si misma, en su propio bienestar... los gremios en los que se reúnen los magos... ¿serán todos como en el que estaba Mike?... seguro que si... - Aun con la vista clavada en el horizonte, la joven Taria Black soltó las ultimas lagrimas y un pensamiento mas - Si de verdad hay alguien bueno en este mundo... por favor, que venga a salvarme... me da igual quien sea... pero yo no pienso ir.., y mientras tanto me pienso quedar al margen... si de verdad queda alguien bueno en este maldito mundo... ¡¡Por favor, ayudadme!! - Y con esa ultima suplica, la joven se dio la vuelta y se perdió en el camino sin rumbo y sin ganas de vivir. Esta es una historia en la que la oscuridad condena a la luz... ¿habrá alguien capaz de salvarla?

_________________
¿Cute? ¿me?:

avatar
Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 07/04/2015
Nivel :
249 / 300249 / 300
Ver perfil de usuario

Taria Black
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.