The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Mensaje por Slaine Troyard el 07/07/15, 08:06 am

Una oscura noche, plagada de sombras y brillos espectrales, de susurros y lamentos. Altas horas de la madrugada, nadie en las calles, nadie en pie, el mundo absorbido por el absoluto silencio y la soledad. Suspiran, suspiran los fantasmas de aquellos que ya no están en este mundo y buscan aquellos que serán sus nuevos compañeros.

Un cuerpo humano tendido en medio de la calle, con barniz carmesí empapando su cuerpo bajo él. No hay respiración, no hay latido, solo muerte. Triste es la figura de ese joven, quien jamás será capaz de volver a abrir los ojos ni tampoco verá justicia alguna tomada por su muerte, solo perdió aquellos últimos suspiros vitales tendido en medio de una ciudad que le era desconocido, visto por nadie y llorado por aun menos gente. Solo oscuridad en su compañía, solo arrepentimiento y tristeza. De repente, sus ojos se abren abruptamente.

"Tú me traicionaste". No hay latidos, no hay respiración, no hay nada. "Tú permitiste que mi muerte no significara nada". Ahora son mis latidos los que sí resuenan, fuertes, intensos, veloces, agitados. "Mi vida se desvaneció entre tus manos, y ni siquiera pudiste cumplir con tu palabra. Me traicionaste". Bup dup, bup dup, respiración desbocada, corazón cabalgante como el desbocado corcel. "Por eso te maldigo, y te maldeciré mientras no cumplas con tu promesa... a ti y a todos aquellos que estén cerca de ti. Así que no te despistes, no dudes, no dejes pasar ni una oportunidad para hacerte daño... porque la estaré esperando".


Un grito ahogado escapa de una garganta seca mientras mi cuerpo se incorpora en la cama, rociado por una leve capa de sudor frío que hace que sienta un estremecimiento al instante. Mi corazón está de verdad desbocado, mi respiración agitada y mi cabeza duele como si la estuviera atravesando un taladro en este mismo momento. Siento el deslizar de una lágrima por mi mejilla, pasando el dedo índice de mi diestra por tal lugar al instante y recogiéndola sin más. Seguidamente miro a mi alrededor, intentando ubicarme, intentando cerciorarme de que estoy donde debo estar y no en otro lugar. La luz lunar entrante por la transparente ventana lo confirma, desvelando el interior del dormitorio con sus tonalidades oscuras, y a mi lado, cubierta por una fina y blanca sábana, la figura de ella tan pácida y silenciosa.

Dirijo mi mano en su dirección haciendo ademán de tocarla, solo para cerciorarme de que es de verdad ella y no un falso espectro que me intenta engañar. Pero en ese momento me doy cuenta que todo mi brazo está temblando como una hoja. No... todo mi cuerpo lo está haciendo, y no tengo la fuerza mental o voluntad suficiente para luchar contra ello. Tan solo retiro el brazo, me quedo mirándolo unos segundos y seguidamente me abrazo a mí mismo con los dos, aun temblando y sollozando en silencio, intentando no hacerme notar.

¿Cuánto hace que no me siento tan débil, tan frágil? ¿Cuanto hace que no recordaba a aquellas personas que perecieron bajo mi mano? Aquellos cuya vida fue arrebatada... por mí mismo. Aun es doloroso recordarlo, pero especialmente es doloroso recordar a aquellos que quise salvar, que lo intenté con todas mis fuerzas y que aun así... perecieron. Y esos no son los peores, sino las personas que perecieron bajo mis propios ataques aun cuando me juré y deseé con todas las fuerzas que pude el salvarles. Incapaz, débil, frágil, vulnerable. Ni siquiera un guerrero acostumbrado al campo de batalla es capaz de superponerse a todo esto, mucho menos si es humano. Todos nosotros tenemos un sentimiento, un recuerdo, que nos hace estremecernos sin control y perder toda la noción y el control de nosotros mismos, desatando toda debilidad y resistencia que pudiéramos albergar.

Por eso... ahora tiemblo. No puedo hacer otra cosa que temblar. Intento aplacarme, pero no puedo. Pienso en levantarme de la cama y salir a andar, a despejar la cabeza, pero soy incapaz. Quiero que esto acabe. Quiero que este sentimiento desaparezca. Por primera vez en mucho tiempo quiero huir, escapar, correr y olvidar. Mas no puedo hacer nada de todo eso. Solo me queda esperar... esperar a que en algún momento todos estos sentimientos sean aplacados por la eventual calma, aunque no puedo aventurar en lo más mínimo sobre cuándo será el momento de su llegada...

_________________
avatar
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Nivel :
82 / 30082 / 300
Ver perfil de usuario

Slaine Troyard
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Mensaje por Asseylum el 07/07/15, 10:58 am

Sintió un movimiento que la obligó a despertar suavemente, lo primero que sus ojos lograron captar fue la figura del muchacho sentada sobre la cama. Se preguntó si le pasaría algo mientras sus ojos se cerraban solos invitándola al mundo de los sueños. Cuando un sonido ahogado salió de los labios del muchacho supo que algo ocurría. Con su mano se impulsó para quedar sentada, soltando un suave bostezo sin entender qué estaba pasando ¿Habría tenido un mal sueño? Su mente se rio suavemente al pensar que quizás tendría que reconfortarlo como a los pequeños que vivían con ellos, lamentablemente la risa se apagó en su mente al verlo con más claridad, algo no estaba bien, lo sabía ¡Lo podía sentir! No supo qué decir, por un momento se preguntó si estaba realmente despierta ¿Sería un extraño sueño?

Se acercó al muchacho notando como éste producía suaves movimientos involuntarios… lo que le estuviese afectando parecía ser grave ¡Terrible! Lo abrazó suavemente atrayéndolo hacia su persona con el ceño levemente fruncido, quería saber qué le acomplejaba, pero sabía que con tal condición no podría ¡Ni siquiera sabía si quería hablar del tema! Le acarició el cabello con suavidad esperando que se calmara ¿Pero sería eso suficiente? No lo creía, debía ser algo terrible como para romper de esa forma al mago ¡Aquel que siempre se mostraba firme e inalterable!

¿Qué ocurre? — habló sosteniendo al muchacho sin dejar de darle aquellos pequeños mimos — ¿No quieres hablar de eso?

Conocía el pasado del muchacho, pero no con exactitud, desconocía cada detalle que podía estar atormentándolo, no porque no le importaran… sino porque le parecía que no era necesario, hasta ahora. Soltó un enorme suspiro al darse cuenta de que la única forma de regresar un poco de paz al muchacho sería… haciendo aquello que se había prohibido.

Cerró sus ojos llamando a la luna, no porque el albino estuviese herido físicamente, debía ser algo muy profundo. Cuando la esfera apareció la llevó hacia el cuerpo de su esposo, sabía que eso detendría momentáneamente aquel dolor que lo atormentaba, pero no sería permanente ¡Porque esa no era una solución! Nunca lo había sido.

Y bien ¿Qué es lo que atormenta tanto a mi marido? — finalizó sonriéndole suavemente en un intento de suavizar el ambiente, sin siquiera imaginarse lo que estaba por ocurrir

_________________

Spoiler:

   
avatar
Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 21/04/2015
Nivel :
97 / 30097 / 300
Ver perfil de usuario

Asseylum
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Mensaje por Slaine Troyard el 15/07/15, 04:28 am

Corazón y pulmones compiten en una ardua carrera por ver cuál de ellos es capaz de acelerarse en mayor medida. Nunca he tenido problemas de asma ni nada parecido, pero ahora pudiera parecer como si me faltara el oxígeno y los bronquios se negaran a dejarlo pasar en su debida medida, o quizá solo lo desperdician demasiado pronto. Esto provoca la agitación, el estrés, la obcecación y finalmente la agonía, representada en un latir eufórico.

¿Por qué tal agitación? ¿Por qué en este momento? Creía que ya había aceptado que aun yo, como caballero de la runa, no soy capaz de salvar a todo el mundo, que es necesario caer para volver a levantarse. Aquel que intenta salvar a todo el mundo solo conseguirá destruirse a sí mismo, perderse en el camino hacia la utopía y dejarse vencer por los achaques del imposible. Yo no quiero ser así, mi vida es muy preciada ahora, mucho más de lo que lo ha sido en mucho tiempo, y no quiero desperdiciarla sin razón. Pero aun así... aun así...

Mi cuerpo se paraliza al instante. Siento el contacto de un cálido cuerpo abrazándome y atrayéndome suavemente en su dirección. Poco a poco las funciones vuelven a su correcto trabajo: la respiración, los latidos, incluso mis pensamientos dejan de ser tan explosivos, tan insaciables. Me dejo llevar por el consuelo como lo haría el niño recién despierto después de tener una cruda pesadilla, abrazándome también a ella e intentando sofocar todos esos resquicios de tristeza y abatimiento que en tan poco tiempo han bajado mis defensas casi a cero.

Sin decir nada, solo escuchándola, apoyo mi cabeza ligeramente en su hombro, cerrando los ojos y respirando hondo varias veces. Su mero contacto es suficiente, pero repentinamente el proceso empieza a acelerarse, haciéndome perder casi cualquier sensación de aquellas sensaciones que me han ahogado hace unos segundos.

-A veces... a veces me pregunto si no podría disfrutar más de la vida estando solo a tu lado.-pronuncio tales palabras apenas en un susurro- Olvidarme de todo mi pasado, de las malas decisiones que tomé, de las personas a las que no salvé, de todas las cosas de las que me arrepiento. Vivir contigo y con los pequeños sin preocuparme por nada de esto... estoy seguro de que viviendo así podría ser mucho más feliz, y también podría hacerte más feliz a ti.-abro los ojos lentamente, sumergiéndome en la cálida luz de los astros lunares gemelos, aquel presente en la habitación y su homólogo alumbrándonos desde lo alto de los cielos- Pero por más que lo intento no puedo hacerlo, me es imposible. Hay partes de mi pasado que aun ahora me ahogan, cosas que no pude hacer y debía haber hecho, o cosas que debí plantearme mejor antes de hacerlas. Todo ello es mi responsabilidad, mi deber con todas las personas a las que he dejado atrás, y cuando creo que me he olvidado de ello... cuando creo que puedo ser un poco más feliz sin recordarlo... vuelve a mí para sacarme de mi mundo de ensueño.

Me separo de ella ligeramente y me incorporo en la cama. Mi cuerpo ya no se siente débil, no tiemblo y mi cabeza parece haber recuperado gran parte de su voluntad, lo que me permite pensar con más claridad. Desear poder ser más feliz olvidando el pasado es un deseo egoísta, lo se perfectamente, y por eso esa no es la solución a este tipo de problemas. Hace tiempo que decidí el tipo de persona que quería ser, desde el día en que mis manos se mancharon con la sangre de Nanashi, y eso es algo que no puedo dejar que cambie tan fácilmente. Cierto es que ahora tengo a Assey a mi lado, y que ella es una razón suficiente para arriesgar mi vida en menor medida, al tiempo que alguien a quien deseo proteger por encima de cualquier otra persona, y no siento que eso esté mal.

Sin embargo, no es algo que me exima de mis otros deberes. La única solución para este problema, la única forma de dejar de depender de mi pasado... es dejar todos los cabos atados. Si sigo dejando cosas pendientes todo lo que harán es perjudicar al ahora, impedir que pueda vivir mis momentos más preciados sin sentirme culpable por ello.

-Mañana... estaré fuera todo el día.-anuncio con voz queda, una vez ya he aclarado todas as ideas en mi cabeza- Hay algo pendiente que debo acabar... algo importante.

_________________
avatar
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Nivel :
82 / 30082 / 300
Ver perfil de usuario

Slaine Troyard
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Mensaje por Asseylum el 16/07/15, 09:53 am

Cuando finalmente el muchacho se calmó no pudo evitar soltar un suave suspiro, por lo menos había funcionado. Su mente nuevamente se preguntó qué le ocurriría, esperando la ansiada respuesta. Se quedó en silencio sin saber qué hacer ¿Tendría que insistirle en que le dijera? ¿Simplemente olvidarlo? Cuando Slaine comenzó a hablar no supo qué decir ¡Porque realmente estaba siendo muy ambiguo! ¿O sería que aún tenía sueño? Lo escuchó sin comprender exactamente a qué se refería, pero al parecer no era algo concreto ¡Sino un montón de pesares!

Frunció el ceño  ligeramente cuando él se separó de su persona sin indicarle qué era ¡Sabía que era su pasado!

Nuevamente sus afirmaciones no le causaron más que una terrible angustia provocada por la confusión. Lo miró por unos segundos para luego tirarse sobre la cama sin decir nada ¿Qué debía hacer? Eran cosas personales del muchacho y no quería incomodarlo, además… ella también salía sola a hacer sus asuntos ¿Quién era ella para pedirle que la llevara?

Se acomodó en su lado de la cama, alejándose del centro a pesar que siempre solía mantenerse lo más cercana a él. Hundió su cuerpo en la almohada mientras se tapaba completamente con los cobertores sintiendo tan lejano al muchacho junto a ella ¿Sería el mismo? Cerró sus ojos dándole la espalda a su esposo.

Buenas noches — comentó llamando al sueño sin que éste llegara, después de todo tenía tantas cosas en su mente

No soñó esa noche, simplemente despertó sintiendo que hacía unos segundos había hablado con su ahora marido. Se volteó con brusquedad esperando encontrarlo ahí ¡Pero no estaba! Su corazón se apretó con fuerza, obligándola a levantarse de un salto para luego correr hacia el comedor.

¡¿Slaine?! — lo llamó encontrándose con Eddelrittuo en la sala — ¿Has visto a Slaine? Debo decirle algo importante

Se mordió el labio esperando que siguiera en la casa o por lo menos.

—El Señor Slaine se acaba de ir — comentó la muchacha curiosa acercándose a la rubia

No tardó mas que unos segundos en correr a la puerta con solo una cosa en mente. Sin importarle el exponerse abrió la entrada de la enorme mansión sintiendo la briza sobre su cuerpo.

¡¿Slaine?! — chilló esperando que la suerte estuviese de su lado

_________________

Spoiler:

   
avatar
Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 21/04/2015
Nivel :
97 / 30097 / 300
Ver perfil de usuario

Asseylum
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Mensaje por Slaine Troyard el 17/07/15, 07:42 am

La sensación de vacío es tremendamente dolorosa. Mis palabras y mi determinación, reafirmada solamente en mi mente, no son una respuesta clara a la pregunta que me ha hecho Assey hace unos minutos. Lo sé, lo sé perfectamente, pero... ni siquiera yo entiendo porqué es tan difícil hacerla partícipe de estas preocupaciones, meterla en mis propios problemas. Mentalmente me digo que es mejor para ella de esta forma, así su cabeza no habrá de hacerse cargo de tantas molestas preocupaciones, de tanta aflicción interna, eso es algo que me incumbe a mí, un deber mío y no del resto.

Pero aun sabiendo esto, también soy consciente de que si le preguntara drectamente, ella escogería el unirse a mis preocupaciones si con eso era capaz de conocerme, de comprenderme y aliviar mi carga. Así es como es ella al fin y al cabo. O no... quizá debería decir, así es como son dos personas que han prometido estar el uno al lado del otro y apoyarse mutuamente, confiar, proteger y amar a la otra persona. Quizá en estos términos... soy yo el que está jugando sucio. No lo sé.

El distanciamiento de Assey y su mortífero silencio resultan verdaderamente dolorosos, más cuando he de lidiar con ellos por las siguientes horas. Después de ser despertado por la pesadilla soy totalmente incapaz de volver a conciliar el sueño, ni un solo minuto. Mientras escucho la constante respiración de ella, suave y rítmica, solo puedo permanecer con los ojos cerrados y dejar que mi mente viaje allá donde guste. Sin un solo segundo de paz, el trabajo mental mantiene mi conciencia activa, con ese ligero pinchazo en el hemisferio derecho del cerebro, en aumento con el paso de los minutos. Ya ni siquiera reacciono poniéndole mala cara, me he acostumbrado tanto a él que, aun en su molestia y sufrimiento, soy capaz simplemente de actuar como si nada me estuviera ocurriendo. Es una buena capa de maquillaje, supongo.

Así dejo pasar los minutos, las horas, hasta que dan las seis de la mañana. Cuando percibo un ligero cambio de luz más allá de mis párpados abro los ojos, viendo como la luz solar ha empezado a filtrarse por la ventana. Permanezco un par de minutos más tumbado, pero no tardo en incorporarme por completo y, con todo el cuidado posible, me preparo para salir: vistiendo con ropa de viaje y colocando el estoque colgando en mi cintura. Doy un vistazo a mi espalda, hacia la cama, solo para ver cómo se encuentra Assey, quien aun sigue presa en los brazos de Morfeo. De refilón detecto un brillo sobre la mesa que hay al lado de mi cama, acercándome a la misma y recogiendo el anillo que por la noche siempre dejo en ella, colocándolo debidamente en mi dedo índice. Quedo observándolo varios segundos, acariciando su color esmeralda con sutileza, y después vuelvo a girar mi mirada hacia el relajado cuerpo de ella. Me acerco a su lado con pasos silenciosos, me inclino ligeramente y sello sus labios con un suave beso. Tras esto vuelvo a quedar mirándola, aparto unos mechones de pelo que obstaculizan sus parpados y, finalmente, salgo  de la habitación.

Cundo me dirijo al salón me encuentro con Edelrittuo, intercambiando un escueto "buenos días". La pequeña me invita a tomar el desayuno con ella, pero como el ladrón que quiere salir de la casa sin ser descubierto -aunque técnicamente ya lo he sido ,aun no por las persona oportuna- declino su oferta y solo le digo que probablemente hoy llegaré tarde, dado que el trabajo que me ocupa podría extenderse hasta altas horas de la noche -si no más-. Ella me observa fijamente, con rasgos de preocupación y duda entre sus brillantes ojos, pero sin decir nada asiente y sigue su camino hacia la cocina mientras yo hago lo propio hacia la salida de la casa, deseándome un buen día en un bajo tono de voz.

Ciño mi mano al pomo de la puerta, abriéndola ligeramente y proponiéndome el cruzar el umbral en el acto... pero entonces recuerdo que aun hay alguien de quien no me he despedido. Puede parecer una costumbre sin sentido, pero cada mañana que marcho a trabajar me he acostumbrado a despedirme tanto de Assey como de Edelrittuo y también, como debería resultar evidente, de los pequeños que forman ahora parte de nuestra familia. Verles antes de marchar a hacer un trabajo siempre resulta como un enérgico soplo de vida a mi corazón, como un bello recuerdo de aquellas inocentes vidas a las que ahora mismo les debo mi alegría, mi determinación para seguir adelante sin importar lo que ocurra. Puede parecer estúpido, pero... para mi ese adiós, aun cuando ellos están dormidos, es algo realmente importante, y es altamente probable que me vaya a ayudar hoy más que nunca. Por eso cierro la puerta de nuevo, me dirijo en dirección a las habitaciones de los pequeños y entro en la misma sin causar el más mínimo ruido que pudiera despertarles. Camino en su dirección, observándolos a todos ellos durmiendo unos con otros, abrazándose, y otros de ellos solo en extrañas posiciones quitándose de encima la ropa de cama. No puedo esconder una tierna sonrisa, tapando a aquellos que lo necesitan y depositando un beso en la frente de cada uno de ellos. Finalmente dejo también su habitación y, esta vez sí, me dirijo a la salida de la casa.

Cuando estoy llegando a la misma puerta por la que he estado apunto de salir hace unos minutos me encuentro con la figura de la rubia, abriendo la puerta frente a mis ojos y gritando mi nombre con fuerza a los cuatro vientos. Al principio no sé lo que decirle, por lo que solo pronuncio su nombre para hacer denotar mi presencia a su espalda:

-Assey, ¿Qué...?-estoy a punto de preguntar por lo que le ocurre, pero al avanzar hasta quedar a su lado y mirarla directamente a los ojos, como tantas otras veces, entiendo los temores y las dudas que surcan por ellos; mantengo el silencio varios segundos, solo mirándola y entendiendo finalmente cuan grande es el daño, las dudas, que le causo al actuar por mi propia cuenta en estas cosas, probablemente mucho mayor al que le causaría pidiéndole que me acompañe- El viaje de hoy no va a ser muy alegre, probablemente... llevará mucho tiempo y no sé lo que nos vayamos a encontrar exactamente aun si hallamos lo que busco.-alzo mi mano para acariciar ligeramente su mejilla derecha, mis dudas sobre inmiscuirla en un tema como este siguen siendo las mismas, pero... creo que el ofrecerle la posibilidad es lo mejor que puedo hacer ahora; la confianza es lo más importante que podemos entregarnos el uno al otro, al fin y al cabo- Si aun así quieres acompañarme, esperaré a que te prepares y te contaré los detalles por el camino.

_________________
avatar
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Nivel :
82 / 30082 / 300
Ver perfil de usuario

Slaine Troyard
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Mensaje por Asseylum el 18/07/15, 10:32 am

No vio a Slaine por ningún lado, no estaba ¡¿Se habría ido?! Quiso llorar lanzarse al suelo y quejarse como una niña pequeña, se arrepentía tanto de no habérselo pedido antes. Cuando una voz conocida la llamó no pudo evitar girarse rápidamente encontrándoselo. Sonrió ampliamente viéndolo acercarse… realmente tenía mucha suerte.

Agarró suavemente la mano del muchacho sobre su mejilla para apretarla ligeramente, un suspiro escapó de sus labios manteniendo la información en su cabeza, era importante lo que harían… pero ni Slaine sabía qué sería. No le importó, realmente quería acompañarlo ¡Además se suponía que eso debía hacer! Escuchó como Eddelrittuo se acercaba a ella indicándole que debía abrigarse o se resfriaría sacándole una pequeña risita.

Ya regreso, intentaré no demorarme mucho ¿Vale? — comentó comenzando a caminar hacia el cuarto en donde ambos dormían

Como nunca antes lo había hecho se aseó y vistió, preguntándose qué debía usar para la ocasión. Intentó no distraerse por nimiedades eligiendo lo más cómodo ¡Hacía mucho que no usaba zapatos sin tacones! Cuando estuvo lista salió del cuarto corriendo hacia la entrada, encontrándose nuevamente con su esposo.

¡Vamos! — le tomó la mano entrelazándola con la suya, sabía que no debía estar tan emocionada, no era una excursión o algo similar y aunque sus salidas siempre terminaban en tragedia algo le decía que ésta no tendría un buen comienzo

Siguió los pasos de Slaine despidiéndose de su hogar, preguntándose qué les depararía el destino. Le rogó a las estrellas en un canto silencioso que los ayudaran, porque algo le decía que necesitarían mucha ayuda para lo que harían.

Se mantuvo en silencio, uno que no le pareció incómodo pero que le provocaba ciertas ansias, después de todo… no sabía que pasaría. Miró de reojo al muchacho sin saber qué hablar, para luego posar sus orbes sobre aquel anillo que los unía. Soltó un último suspiro para luego mirar al cielo esperando que aquel día fuese bueno ¡Por favor lo pedía!

_________________

Spoiler:

   
avatar
Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 21/04/2015
Nivel :
97 / 30097 / 300
Ver perfil de usuario

Asseylum
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Mensaje por Slaine Troyard el 21/07/15, 11:29 am

A pesar de las buenas sensaciones percibidas en el interior de la casa, al despedirme de los pequeños y al encontrar posteriormente a Assey -de verdad ahora mismo agradezco su compañía, temo lo que pueda suceder y cómo pueda afectarle, pero egoistamente su presencia hace que de alguna forma pueda mantener mejor la calma-. Ahora bien, el mantener la calma no representa enfrentar las circunstancias con una sonrisa en los labios, es algo muy distinto. Difícilmente creo que hoy vaya a poder sonreír, al menos si las cosas no cambian mucho. Esa persona que siempre me hizo sentirme a gusto, relajado, agradecido, ahora no hace más que licuar los malos sentimientos y menguarlos; mas todos ellos siguen ahí: tan persistentes y molestos como el parásito que te chupa la sangre. Y más aun cuando he de tomar la palabra para dar una debida explicación sobre el porqué de esta repentina salida.

-Hace casi un año, una noche en la que me mandaron patrullar por la zona de la entrada de Ciudad Crocus, me encontré con un muchacho entrando en la ciudad. En cuanto cruzó los primeros metros hacia el interior cayó al suelo inconsciente y yo corrí a ayudarle todo lo rápido que pude. Estaba muy malherido, todo tipo de heridas y algunas bastante profundas, pero aun así no estaba en estado crítico. En principio parecía que podría sobrevivir sin muchos problemas.

Mientras nos dirigimos a una zona en las afueras de ciudad Crocus, hacia el este de la ciudad, narro la historia con voz queda, gesto pensativo -casi ausente- y entrecejo fruncido; al tiempo que represento cada recuerdo escondido en mi memoria también intento analizarlo y sacar algo en claro de cada uno de ellos:

-Le llevé al hospital, donde intentaron utilizar todo tipo de cura mágica y natural para cerrar sus heridas y mejorar su estado... pero nada de eso servía, sino que todo lo que hacía su cuerpo era empeorar, la vida se le escapaba de las manos. Las heridas se abrían y sangraban más a cada momento, contrajo una fiebre que aun cuando recuperó la conciencia no le hizo más que gemir y delirar, y sus ojos quedaron perdidos al cabo de unos minutos apenas, como si mirara al vacío sin poder ver nada al mismo tiempo. Ni yo ni tampoco los magos que le trataban se podían explicar ese extraño cambio: no había ninguna sustancia nociva en su organismo, todo lo que ocurría era que su cuerpo... se negaba a recuperarse, e insistía en empeorar, en acercarse más y más a la muerte. -quedo en silencio por un par de segundos, la siguiente parte es más que evidente:- Murió menos de tres horas después de que le encontrara y ni siquiera pudimos reconocer la causa de su muerte. Todo con lo que pude quedarme mientras él moría frente a mí... fue un nombre. Ojashiro-sama... y un lugar: Hinamizawa. Hinamizawa es una aldea que se encuentra escondida a cerca de cincuenta kilómetros de aquí, y Oyashiro-sama... bueno, parecer ser algún tipo de personaje que aparece en varias historias que se cuentan en la aldea. Por supuesto, después de escuchar las palabras del chico fui allí a la mañana siguiente e investigué todo lo que me fue posible, pero no puede sacar nada en claro, absolutamente nada. Los habitantes del lugar parecían ponerse a la defensiva en cuanto escucharon el nombre de Oyashiro-sama, y todo lo que hicieron después de eso fue rechazarme y negarse a decir nada. Intenté investigar por mi cuenta, pero fuera de esa aldea no existe absolutamente nada de información sobre ella, ni sobre su historia, ni tampoco un censo o algo parecido, absolutamente nada. Cuando preguntaba a mis compañeros y superiores al respecto, ninguno de ellos parecía conocer el lugar, y por supuesto no sabían nada sobre él. No pude hacer nada  después de eso... quedé con un agrio sabor de boca, pero no podía hacer nada más. Me sentí, simplemente... derrotado.

A medida que la historia avanza llegamos al lugar designado para que comience nuestro viaje. Como dije antes se encuentra a las afueras de Ciudad Crocus: el local de trabajo de un comerciante que lleva a Hinamizawa bienes diversos como medicinas u otro tipo de utilitario médico para el hospital que se encuentra en la aldea. Por lo general la gente de allí es autosuficiente: cultivan sus propias tierras, consiguen alimento y todo aquello que necesitan con sus propias manos; pero el abastecimiento del hospital es algo diferente, son incapaces de hacerlo de la misma forma. Puede parecer extraño el hecho de edificar un hospital en una aldea de no más de dos mil habitantes, pero hay que tener en cuenta que la gran mayoría de la población del lugar es anciana y podría sufrir problemas de salud o incluso ataques en cualquier momento. Sin un lugar donde se les pueda atender debidamente no hay nada que puedan hacer para salvar sus vidas., por esa razón hubieron de tomar esta decisión y edificaron el lugar hace unos meses, relativamente poco tiempo. Es esta ahora la única conexión que parece tener ese lugar con el mundo exterior.

-Iremos hasta allí junto al mercader, subiremos a su carro y nos dejará en la aldea.-anuncio a la rubia después de haber intercambiado unas palabras con el susodicho sujeto; también fui con él la última ve que viajé a la aldea.

Dicho y hecho, nos subimos a la escueta -poco llamativa y bastante vieja- carreta tirada por sendos caballos, sentados en un suelo de madera y rodeados por un gran número de cajas del mismo material. Mientras transcurre el recorrido solo sigo con la mano de Assey sujeta con la mía, entrelazando los dedos y cerrando los ojos para intentar calmar mi cabeza.

- Sé que puede parecer estúpido lo que estoy haciendo, pero... es una espina clavada, y no podré quitármela a no ser que descubra lo que esconden en esa aldea. Porque créeme... sé que hay algo que esconden. Pude verlo en sus miradas y en sus respuestas esquivas la última vez, pero no pude hacer nada para descubrirlo. Ahora... de verdad tendré que esforzarme para conseguirlo, pero definitivamente lo haré, y entenderé lo que aquel chio quería decirme.-abro los ojos lentamente, recordando un detalle importante que se me olvidó mencionar- Mañana... en la madrugada cumplirá un año desde que le encontré, lo que quiere decir que... si le pasó algo en la aldea tuvo que pasarle a lo largo de este días. Por eso no sé lo que pueda pasar, si de verdad descubriremos algo o no, pero... por alguna razón me siento intranquilo. Tampoco a mí me gusta esta sensación, es demasiado asfixiante, pero es algo que tengo que hacer. Me prometí a mí mismo que no dejaría que mi determinación desfalleciera.

El viaje hasta la aldea se hace algo largo, pero la conversación en el trayecto, más allá de las anteriores palabras, es más bien escasa. Todo lo que intento es organizar las ideas en mi cabeza y repetirme una y otra vez que todo lo que estoy sintiendo no es más que un mal presentimiento, algo sin fundamento, sin razón de ser, nada. Probablemente todas las ideas que hay en mi cabeza sean ilusiones, quimeras, y en realidad no hay ningún tipo de mal que pueda ponernos en peligro de ninguna forma. Aun así sigo tomando la mano de Assey y, sin darme cuenta, la oprimo con algo de fuerza, descargando parte de mi inseguridad en ese agarre e intentando tomar fuerzas de mi compañera y del don de su compañía.

Finalmente llegamos a la aldea cuando el sol ya se ha alzado sobre el cielo, deben ser cerca de las doce de la mañana aun. Seguimos en el carro hasta su destino: el hospital, lugar en el que nos bajamos de la carreta y, tras agradecer al hombre por el viaje, quedo mirando la amplia y alta estructura del lugar.

-No estaba la última vez que estuve aquí... pero quizá podríamos descubrir algo haciéndoles una visita. ¿Vamos?

_________________
avatar
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Nivel :
82 / 30082 / 300
Ver perfil de usuario

Slaine Troyard
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Mensaje por Asseylum el 11/08/15, 08:46 pm

Caminó junto a Slaine quedándose en silencio, realmente no sabía qué esperar de sus palabras y en cierta forma le aterraba el conocer la verdad. Por alguna razón cada vez que todo volvía a la normalidad algo rompía su paz, los guiaba a un camino que solo les traía sufrimiento ¡Si aún podía recordar el incidente de los Dragones!  Soltó un suave bufido que intentó llevarse sus aflicciones sin lograrlo, nada lo haría ese día. El dolor de su estómago solo parecía incrementarse a cada paso algo no estaba bien ¡Ni Slaine tampoco! Esa obsesión por las cosas no la entendía, sabía que debía ser un terrible recuerdo en su mente pero ¿No se estaba exponiendo mucho? Escuchó su historia causándole más nauseas ¿Y si algo de eso les llegaba a ocurrir a ellos? No podría soportarlo, no podría hacerlo.

¿P-Por qué no volvemos? — comentó con un nudo en la garganta sin querer demostrarle su completa inseguridad y aversión por la idea de acercarse a aquel lugar maldito, no quería… ya con tan solo pensarlo se le producían unas nauseas intensas

Su petición pareció no ser oída ¿Sería que su voz había salido tan débil? El dolor en su garganta se incrementó, impidiéndole el hablar, no podía hacer nada. Buscó la mano de su esposo para luego apretarla con fuerza en un intento de encontrar alivio. Esperaba que la historia no fuese mas que un terrible malentendido, nada más ¡Se lo rogaba a las estrellas!

Cuando se subieron finalmente a la carreta supo que no había vuelta atrás, porque no dejaría ir a Slaine solo a aquel lugar ¡Jamás! Menos luego de conocer la historia. Ya en el transporte escuchó nuevamente el monólogo de su esposo, entendía sus dudas… pero no lo compartía, muchas cosas era mejor mantenerlas ocultas.

Slaine… si llega a ser peligroso ésta vez sí nos iremos ¿Está bien? —recordó fugazmente el incidente bajo el mar, después de todo se habían metido en un gran lío por la curiosidad del albino ¡Por suerte estaban ilesos! Aun así no le apetecía probar su suerte aquel día — Yo decidiré cuando es peligroso ¡Y tampoco se vale el “adelántate tú, yo te sigo”!

Sonaba más a una madre regañando a un chico caprichoso, aun así lo hiso porque si no lo hacía no tenía idea hasta donde llegarían. Apretó suavemente la mano del muchacho para luego apoyarse con cuidado en su hombro sin saber qué decir.

Sintió como el trayecto era eterno y eso le molestaba ¡Ni siquiera había llegado y ya quería irse! Lo peor de todo es que no dejaba de pensar en los niños ¿Y si ellos no volvían qué harían? ¿Quién los cuidaría? ¿Y el dinero? Cuando Slaine apretó su mano se calmó ligeramente, casi como si escuchara todo lo que su corazón le quisiera decir.

Sus ojos se posaron sobre su alrededor para ver lo que parecía ser un hospital, realmente no le parecía un lugar muy anormal, pero las apariencias solían engañar… mucho. No podía confiar en sus orbes.

Lo que tu quieras — no le soltó la mano en ningún momento — ¿Cómo creen que estén los niños? ¿Se habrán despertado?

Intentó hablar algo con el albino, sin embargo parecía mucho más difícil que de costumbre, realmente no era su día.

_________________

Spoiler:

   
avatar
Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 21/04/2015
Nivel :
97 / 30097 / 300
Ver perfil de usuario

Asseylum
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: The strongest evil is that which is the most feared [Asseylum]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.