¡Todos los días puedes hacer cosas nuevas! [Fanfic]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Todos los días puedes hacer cosas nuevas! [Fanfic]

Mensaje por Aika Hiyama el 29/06/15, 08:35 am

Hoy era un día soleado, sin ninguna nube en el cielo y las que habían eran las típicas que aparecían en el cielo solitarias sin siquiera ellas saber muy bien porqué se encontraban vagando solitarias por el cielo.

Mientras tanto yo… ¡Oh no! ¡Me había quedado dormida! ¡Eso restaba minutos de cosas divertidas y posibles para hacer hoy! Como por ejemplo… bueno, no se me ocurría nada, pero era algo normal eso, estaba tan adormilada que no sabía como podía andar pensando en cosas relativamente coherentes ¿Sería que mi mente ya quería levantarse? No sabía si mi mente quería ¡Pero yo sí! Así que ya no estaría más en la cama ¡Me iría a hacer alguna cosa divertida!

Parecía que estar hasta ayer hasta tarde jugando a correr me estaba pasando factura ¡Me encontraba muy cansada! Así que ya tenía una anotación para el futuro: No correr hasta tarde o al día siguiente no habría manera de levantarme temprano ¡Y eso no estaba nada bien! Aunque tampoco estaba nada bien abrir las ventanas y recibir el sol de frente nada más levantarse ¡Pensé que me había convertido en un vampiro como en las pelis! ¡El sol deslumbraba mucho! Pero luego de una exhaustiva investigación en busca de mordeduras de vampiro y que mi vista se acostumbró a la luz descarté lo de serlo, solo era que mi vista me estaba haciendo pasar un mal rato.

Acto seguido decidí ir a vestirme: Me puse una camiseta blanca de manga corta, mi falda y mis zapatos, hoy no me apetecía ponerme mi chaqueta, parecía hacer demasiado calor ¡Había mucho sol hoy! Y mis ojos lo podía corroborar, aún no sabía como no se habían derretido cuando abrí las ventanas ¡Seguro que era porque tenía ojos súper resistentes! Porque otra cosa no se me ocurría.

Acto seguido salí de mi casa. Como supuse hoy era un día de bastante calor, lo que hacía que mucha gente decidiese salir para pasear con su familia, y todo esto estaba muy bien ¡Pero entonces no podía jugar con tranquilidad! Necesitaba encontrar un lugar algo más tranquilo ¡Y con árboles! ¡Los árboles siempre resultaban divertidos! A demás de necesitar entrenar un poco ¡Hacía mucho tiempo que no lo hacía! Y como no entrenase ni hiciese misiones ni nada no sería capaz de hacerme muy fuerte, y eso no es que estuviese demasiado bien ¡Al contrario! ¡Estaría muy mal! No podría demostrarle a mi padre como si que me podía volver la maga más poderosa de todas las magas! ¡Así que me iría al bosque a entrenar!

2 Cosas malas de ir al bosque: Era tan grande que te podías perder y si quería llegar a tiempo para que te sirviese de algo era necesario ir en carro. Lo primero aún me agradaba porque podía ser divertido encontrarse de nuevo ¡Pero lo segundo no! ¡Lo segundo significaba media hora de mareo asegurado! -Debería haber ido andando…- Dije en voz baja mientras intentaba esquivar todos los árboles que se ponían en mi camino, o al menos eso hacía hasta que un árbol se puso delante de mi y me golpee contra él -¡Ese árbol no estaba ahí antes! ¡Se movió solo!- Protesté desde el suelo. No estaba segura de con quien hablaba, pero quien sabe, puede que alguno de los animalitos del bosque fuese capaz de entender lo que decía ¿O es que eso era imposible? En la tele había gente que se entendía con los animales ¡Así que si ellos podían yo también podía hacer lo mismo!

Seguí andando hasta que llegué a un claro en el bosque, si decía la verdad no recordaba susodicho claro de mis visitas anteriores al lugar, mas era normal ¡Nunca antes había ido tan profundo en el bosque! Seguro que hasta me podría encontrar alguna especie de monstruo, aunque ahora tampoco me caían tan bien ¡Todos los monstruos eran unos maleducados que no sabían escuchar cuando se les hablaba!  Y eso me decepcionó, yo quería tener un monstruo de amigo ¡Y desde que era pequeñita había deseado eso!

-Bien ¡Pues este será mi lugar para entrenar hoy!- Exclamé con emoción antes de darme cuenta de que estaba muy cerquita de la parte de debajo de un gran barranco ¡Y eso haría mi entrenamiento mucho más fructuoso! ¡Tendría más cosas para hacer! Y todo esto junto hacían que hoy fuese un día genial ¡Estaba súper segura de eso! Lo primero que haría sería intentar escalar el barranco ¡Seguro que encontraba la forma de llegar arriba!

Dicho y hecho, empecé a escalar aquella pared ¡Pero lo que no me esperaba era que no hubiese casi sitios para agarrarse! Lo que provocó que me cayese de culo nada más empezar ¡Mas no me iba a rendir! Así que lo volví a intentar… tendría que suponer que el resultado sería exactamente el mismo que la primera vez. Bueno, no exactamente el mismo resultado ¡Ahora tenía el culo mucho más dolorido que antes! ¡Pero es que aquella pared me había retado! ¡Ahora tenía que escalarla!

Pensé en alguna forma de poder escalar el lugar, pero no se me ocurría ninguna, al menos no en los primero segundos -¡Ya sé que puedo hacer!- Exclamé ¡Podía usar algunas de mis técnicas! ¿Cómo no se me había ocurrido antes? Si las técnicas podía servir para luchar ¿Por qué no usarlas también para otras cosas? ¡Y es que así entrenaba 2 cosas en 1! Entrenaba una técnica, mi capacidad de escalada y mi resistencia ¡Era un 3x1! Como esas ofertas que hay muchas veces en las tiendas ¡Pero aún mejores! Porque en las tiendas solo ahorraba un poco de dinero ¡Pero aquí me haría más fuerte!

-¡Hiryuu no Kirisaku!- Exclamé mientras en mis manos aparecían garras de dragón hechas de hielo ¡Ahora ya sí podía agarrarme bien a las paredes para poder subir con más comodidad por las mismas sin tanto riesgo de caerme! ¡Ahora era cuando empezaba de verdad mi entrenamiento! ¡Tenía que llegar a la parte de arriba lo más rápido que fuese capaz! Sería como la típica prueba de escalada que le ponen a las personas, solo que yo era una Dragon Slayer y creo que los que salían en las pelis no eran ni magos, así que tenía un poco de ventaja sobre ellos.

Al cabo de unos minutos me encontraba en la parte alta del barranco. Estaba muy cansada y con las manos doloridas, pero en la cima al fin y al cabo. Al llegar allí me encontré con otro problema aún mayor ¿Cómo iba a hacer para bajar? Era una altura bastante considerable para bajar de un salto, tendría que descender unos cuantos metros para que un salto no fuese peligroso para mis piernas ¡Y es que no me las quería romper! Si me las rompía no podía andar ¡Y como no puedo volar no me quedaría otra que estar sentada! Y no soy capaz de imaginarme a mi misma sentada, sería muy raro en mi.

Bajé con cuidado hasta más o menos la mitad del barranco, y cuando creí que estaba ya en una altura más normal me solté ¡Lo que no sabía era que aún estaba muy arriba! Y eso provocó que me hiciese mucho daño en las piernas, cosa que no es que me agradase demasiado ¡Me había hecho daño!

Cuando miré al cielo pude darme cuenta de que ya era bastante tarde ¡Era ya medio día! ¿Cuándo había pasado tanto tiempo? ¡Seguro que alguna clase de espíritu maligno había hecho todo eso! Miré a mi alrededor esperando encontrar al causante de todo eso, pero no vi a nadie ¿De verdad había pasado tanto tiempo? Pues sí que era verdad que cuando te lo pasabas bien el tiempo pasaba volando, aunque nunca entendí esa expresión ¿Pasaba en avión? ¿es que el tiempo era una persona o algún animal alado? ¡Ya tenía algo más que preguntarle a la gente!

Saqué mi comida de mi mochila y comí lo más rápido que me fue posible ¡Tenía que apurar lo máximo que me fuera posible para así aprovechar más la tarde! Que aún me quedaban muchas más cosas para hacer y para entrenar. Eso sí ¡No iba a usar una piedra de supervisora! ¡Esta vez usaría un árbol! La última vez que usé una piedra para supervisar mi trabajo acabó escaqueándose en el último momento sin decirme siquiera como me había quedado la técnica ¡Era una supervisora mala! ¡Y los árboles seguro que no se escaquean tanto! Al fin y al cabo ellos son más grandes, les cuesta más salir a escondidas.

Elegí un árbol al azar y puse los restos de mi comida al lado de su tronco -Bien, señor árbol, usted será quien supervise todo mi trabajo, si hago algo bien me lo dice y si no también ¿Vale?- Le pregunté sin esperar ninguna respuesta. Sabía que los árboles no podían hablar, pero tenía que usar alguna otra manera para comunicarse con otros árboles ¡Así que también me podía avisar a mi! ¿Verdad? Lo más probable era que sí.

Decidí empezar primero con el Hoko, pero claro, necesitaba alguna diana para poder entrenarlo mejor, así que cogí unas ramas que había en el suelo y las uní con lianas, eso todo me dio una diana provisional que me serviría ¡Tampoco necesitaba mucho!

Inspiré todo el aire que pude -¡Hiryuu no Hoko!- Exclamé dándole a la diana a la primera. Algo me decía que el Hoko ya lo tenía bastante bien entrenado, aunque tampoco me extrañaba ¡Con tanto usarlo! Lo que sí que nadie me había dicho es que si usas el hoko era mejor no usarlo mirando hacia un barranco ¡Había dejado un buen hueco! Y lo peor no era eso ¡Lo peor era que se empezó a volver todo muy inestable! Y eso provocó que un montón de rocas cayeran directas a mi posición actual. Corrí hacia fuera del área peligrosa para salvar mi vida ¡Menos mal que me dio tiempo a coger mi bolsa con todas las cosas dentro!

Durante unos segundos no pude ver nada por culpa del polvo que había levantada aquel desprendimiento, pero cuando el polvo se fue lo que vi me dejó sorprendidas ¡Las rocas habían aplastado a mi supervisor! Tenía que hacer algo para salvarle! ¡No podía dejarlo ahí! ¡Esta sería mi nueva misión de rescate llamada ¡Salva al supervisor para que no se muera bajo las rocas! La cual también me serviría de entrenamiento para poder entrenar así otras de mis técnicas ¡Sería perfecto! Lo que seguro que no era tan perfecto era la regañina que me iba a caer cuando llegase al gremio, pero bueno, mejor pensar en eso luego.

-Hiryuu no Hidume- Dije mientras transformaba mis brazos y mis manos en las patas de un dragón y me ponía a empujar las piedras del medio ¡La verdad es que eran muy pesadas! No me esperaba que fueran tan pesadas unas piedras, aunque claro… no eran piedras demasiado pequeñas la verdad ¡Normal que pesasen tanto!

No sé cuanto tiempo estuve empujando piedras, pero parecía que no acababan nunca ¡Y me estaba empezando a quedar sin magia! Me habría rendido si no fuera porque este era una super misión para salvar a alguien… bueno, no estaba segura de si podías decirle “alguien a un árbol o no” ¡La cosa es que no me pensaba rendir! Si con esa técnica no era capaz de hacer nada usaría otra, pero era imposible que esto fuese algo súper eterno, en algún momento del día se tendría que acabar. Aunque a juzgar por el como estaba ya el cielo… parecía que ya casi iba a ser media tarde ¡Y yo aún seguía aquí!

Decidí intentar sacar las piedras de una última forma -¡HIryuu no Shippo!- Después de decir eso una cola de hielo asomó por mi espalda. Cola que aproveché para sacar más piedras del lugar.

Al fin pareció que mi súper búsqueda dio sus frutos ¡Acabé por encontrar el árbol! Me encontraba casi sin magia, pero igualmente estaba muy feliz de haber conseguido un logro así ¡No todos los días consigues desenterrar a un árbol víctima de una avalancha provocada por tu Hoko! O por lo menos era la primera vez que yo lo hacía ¡Y eso ya era suficiente logro para mi!

Suspiré y miré al cielo, no creía que pudiese hacer más misiones por hoy, la que ya había hecho me había gastado mucha energía, así que ya era hora de volverme a casa ¡Seguro que nadie se iba a creer todo lo que había hecho hoy! Aunque bueno… no muchas personas se creería que habías provocado una avalancha de rocas y tu misión secreta de después había sido desenterrar a un árbol que estaba debajo ¡Pero de todos modos yo me lo había pasado muy bien!

No me lo pasé tan bien cuando tuve que volver a casa, había olvidado que no había otra manera si no era usando un medio de transporte, así que tuve otra media hora de sufrimiento antes de llegar a mi casa y tumbarme en la cama para quedarme dormida al instante, pero al menos había aprendido varias cosas hoy: 1. No usar el Hoko delante de un acantilado, 2. Los árboles no pueden escapar.

En fin, hoy había sido un día entretenido.

_________________

Aika Hiyama
Si estás deprimido solo te diré una cosa, sonríe, sé feliz y disfruta de tu vida con tus amigos. No olvides que los amigo siempre van a estar ahí y los malos momentos acaban pasando tarde o temprano.
CKB
avatar
Mensajes : 627
Fecha de inscripción : 21/03/2015
Edad : 19
Localización : Lolilandia
Empleo /Ocio : Ser loli, un trabajo muy duro :c
Humor : Aika
Nivel :
198 / 300198 / 300
Ver perfil de usuario

Aika Hiyama
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.