¡Un pastor en el bosque de las maravillas! [Priv; Slaine]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Un pastor en el bosque de las maravillas! [Priv; Slaine]

Mensaje por Invitado el 26/05/15, 11:06 am

Sorey una vez salgas al mundo exterior entenderás lo que te hemos dicho. El mundo está a prontas de ser todo un caos y también un desastre. Tu misión será encargarte del equilibrio y ayudar a todos los que requieran de una mano. Sorey, tú eres una buena persona. Eres quien está destinado a ayudar a los demás, por eso mismo te encargamos esta tarea.” Esas fueron las últimas palabras que el viejo que cuidó de Sorey le encomendó antes del lecho de su muerte. Él tenía bastante claro sus metas y también lo que tenía que hacer en este mundo. Por eso mismo con mucho optimismo y también ánimos, el joven de pendientes de plumas comenzaría su viaje.

El castaño, llamado Sorey se encargaría de viajar por el mundo para poder así conocer más de este, ver si existían almas en pena que necesitaban de su ayuda o simplemente buscar más de lo que era este mundo. Él era muy inocente y también bastante ignorante en muchos aspectos, pero al menos él tenía ánimos de poder salir a flote. Quería ser alguien importante, ser reconocido y que el mundo esté completamente bien. ¡Pero no se podía dar el lujo de volver impuro su corazón! Debido a que su misión no era aquella.

¿Con que esto era el mundo, verdad? — Sonrió con entusiasmo el joven, para comenzar a caminar por un valle lleno de árboles gigantes y muy cómodo en el ambiente — ¡Es bastante lindo todo lo que existe en este lugar! Aunque, un poco curioso… quizás.

Él donde vivía los árboles no era tan grandes como los de este lugar en donde se encontraba Sorey. Solo una raíz era el porte de 20 veces Sorey. El lugar era conocido como el valle de los árboles míticos “conocidos como los Grooves”. Le pareció curioso al muchacho de plumas, debido a que le llamaba mucho la atención lo grandes que eran estos lugares.

Sin dudarlo, Sorey detuvo un poco su paso ya que lejos de donde se encontraba se podían ver unas aves amarillas gigantes. Le llamó la atención el lugar, debido a que todo lo que había en dicho “bosque” era enorme. Sorey se sentía sumamente pequeño con todo lo que lo rodeaba, cómo el cuento de Alicia en el País de las Maravillas. — Me siento cómo una hormiga… Jeje. — Río apenas, mientras que se sentaba en el suelo a esperar que pasara un poco el tiempo, pero… ¿Qué misterios escondería este lugar en el cual Sorey se vería involucrado? ¡Era algo que pronto lo sabría!

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Un pastor en el bosque de las maravillas! [Priv; Slaine]

Mensaje por Slaine Troyard el 27/05/15, 01:59 pm

Solo con mirar a mi alrededor puedo entender porqué este bosque es un lugar protegido por las leyes de Fiore, una de las conocidas como "siete maravillas de Fiore". Nunca, repito, nunca, he visto un lugar con árboles tan grandes y frondosos como este. La copa de estos no es color negro, sino verde claro, por lo que a pesar de que no dejan pasar la luz del sol tampoco hacen que el lugar se suma entre las sombras. Es suficiente con la iluminación llegada indirectamente a través del brillo de sus copas. La altura de todos ellos debe superar los quince metros, y la anchura de sus troncos varía entre los dos y los cinco metros. Ni siquiera las ramas o las raíces son como las habituales, ondulándose y alargándose en forma de curvas, hélices, espirales y en todas direcciones.

En cuanto a la fauna, es cuanto menos abundantes. Si habláramos de mamíferos podríamos mencionar unas decenas de especies que habitan esta amplia tierra, sin embargo hemos de destacar especialmente la gran variedad de insectos, casi contados por centenares, y aun más especialmente del ave que habita en este lugar: el chocobo, un gracioso animal de casi un metro y medio de altura, con largas patas y alas saliendo de su redondo torso, desde el cual también asciende el largo cuello y su cabeza de ave, con pico naranja; todo ello cubierto por amarillento pelaje. Este es el único lugar conocido de nuestra nación en la que habite tal raza animal. Se dice que antiguamente vivía en muchos otros lugares, pero sus amarillas plumas son tan bellas y luminosas, capaces de absorber y reflejar cualquier tipo de luz, que en el pasado fueron cazados y buscados con gran afán, hasta el punto de llevarlos casi hasta la extinción. Por eso por la presente esta especie se encuentra protegida, del mismo modo que lo está todo el hábitat en el que vive. Sin embargo, recientemente se han huído rumores sobre cazadores que han aparecido en las cercanías, y frente al peligro de que hicieran algo indebido... me mandaron como mensajero y guardián de estos pobres y simpáticos animales.

Y es que la verdad es que son simpáticas estas criaturas, en el mismo momento en el que vi una se me acercó a rápidos pasos y mostró intenciones de querer jugar a correr. ¡Y cómo corría el condenado! Pero después de pasar varios minutos de entretenimiento con él ya me había cogido el cariño suficiente,. y yo a él, como para caminar a mi lado y acompañarme en mi patrulla de este lugar. Su constante movimiento de cabeza hacia delante y atrás resulta sin duda gracioso y a veces me distrae, pero por el resto es un compañero verdaderamente silencioso y agradable. Incluso me demostró que podía servir como una buena alarma detectora de peligros, ya que lo primero que hizo cuando me vio fue...

-¡WARK WARK, WARK WARK!

Sí, exactamente ese sonido. Espera, ¿Qué...? Giro mi gesto rápidamente en la dirección hacia la que se dirige la mirada del chocobo junto al movimiento de su cabeza. Al principio no veo nada, pero es cuestión de segundos y de acentuar mi mirada hata que pueda detectar esa pequeña figura en la lejanía. Empiezo a correr y el chocobo lo hace junto a mí, hasta que acortamos la distancia lo suficiente como para poder definir la figura de un joven de castaños cabellos y figura juvenil. Paro mi carrera en seco mientras respiro repetidas veces para recuperar el aliento. Viéndole a primera vista no me parece un cazador, nadie peligroso, pero... bien es sabido que hay veces que las apariencias engañan, por lo que no me queda otra que intentar hablar con él.

-¡Muchacho, espera un momento!-grito en su dirección, indicándole que pare de andar mientras tanto yo como mi simpático aliado caminamos en su dirección; llego caminando hasta estar justo al lado de él- Disculpa que te pare así, pero estoy de servicio en este bosque. Me llamo Slaine Troyard, y soy un caballero de la runa enviado por el consejo en búsqueda y captura de cazadores furtivos que estén violando las leyes de protección de este lugar y las especies que habitan en él.-le miro fijamente intentando discernir en las palabras que me dedique la verdad o la mentira- ¿Podrías decirme tu nombre y qué es lo que estás haciendo en este lugar?
avatar
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Nivel :
82 / 30082 / 300
Ver perfil de usuario

Slaine Troyard
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Un pastor en el bosque de las maravillas! [Priv; Slaine]

Mensaje por Invitado el 08/06/15, 01:12 pm

El aspirante a pastor se encontraba en una forma bastante relajada y también pensativa ante el lugar en donde él se encontraba en estos momentos. Estaba lo suficientemente relajado el hombre cómo para poder alterarse, debido a que él era una de las pocas personas que por lo general siempre veía todo con muchísima calma, al menos siempre lo había visto de aquella manera él, sin embargo, el ambiente se estaba alterando de a poco, viendo cómo las aves de pelaje dorado y también bastante grandes estaban sumamente felices a su alrededor.

Pero una voz juvenil y también masculina se acercaría hacia donde estaba él en estos momentos. Sorey miró sin preocuparse mucho, él nunca escondía nada y ni mucho menos cuando lo llamaban de alguna manera no tenía ningún grado de temor en su rostro para poder decir la verdad. — ¿Sí? — Miraría con un rostro de curiosidad a la voz que le estaba hablando el joven castaño, era bastante curioso, por eso mismo guardó silencio y escuchó cada una de las palabras que le decía el joven.

¿Eres un caballero de la runa? — Miró asombrado el joven castaño — ¿Cómo de esos tipos que pelean contra el mal y son de la justicia?

Sorey era una persona bastante ignorante en ese aspecto, al menos sabía muchas cosas pero lo que pasaba en el mundo no tenía él ni la más mínima idea de quienes eran. Él no sabía que existían Gremios, que existía también gente que luchaba contra el mal y ni mucho menos él sabía lo que era un Gremio, ni Consejo Mágico y ni nada. Él creía que sus poderes mágicos era una bendición que le brindaron sus antepasados y también los abuelos que lo criaron para que él fuese un pastor digno, y que guiara al mundo en sí a la tranquilidad y la paz absoluta.

Pero al darse cuenta, tras los pensamientos que él tenía de la situación que estaba viviendo en estos momentos, se fijó que la emoción suya hizo que no dijera de cómo se llamaba y ni mucho menos el responder a la pregunta del hombre de cabellos ceniza llamado Slaine Troyard, peculiar nombre por cierto, al menos para Sorey.

Sorey. — Respondió con una sonrisa, mientras estiraba el brazo para así estrecharlo con el hombre, al menos el chico de plumas era una persona bastante cercana y de piel, mientras que miraba fijamente a los orbes del contrario. — Soy un viajero, ando descubriendo cómo es el mundo para poder protegerlo de las calamidades.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Un pastor en el bosque de las maravillas! [Priv; Slaine]

Mensaje por Slaine Troyard el 10/06/15, 02:26 am

El comportamiento, la forma de hablar y los ojos del joven castaño no parecen indicar que sea alguien peligroso. Es más, tengo razones suficientes para obviar esta suposición y simplemente negarla. La presencia de un grupo de chocobos alrededor del muchacho es suficiente razón para entender que no es una amenaza para ellos, sino que le consideran una persona amigable de la que perfectamente podrían hacerse aliados o amigos. Confirmando mis sospechas mi propio acompañante de amarillo plumaje da unos pasos en dirección al chico, primero olfateándole y luego empujándole ligera y cariñosamente con cabeza y pico. Sí, tal y como ya dije no hay mejor forma de detectar cazadores y enemigos que no sea con un chocobo. Estos simpáticos animales tienen un sentido especial para poder discernir entre amigo y enemigo, como un sexto sentido, por lo que no tengo ningún tipo de razón para desconfiar de ellos o del alegre muchacho.

-Ya veo, un viajero. ¿No tienes ningún compañero en tu viaje? Debe ser verdaderamente triste viajar solo.-comento con sinceridad mientras extiendo mi mano y estrecho la suya, tal y como me la ofrece; también tengo experiencia siendo un viajero errante, pero cuando yo lo fui nunca estuve solo, sino acompañado, en caso contrario no dudo de que hubiera podido por acabar perdiendo las simples ganas de seguir con mi camino- Para conocer el mundo lo mejor que puedes hacer es conocer a otras personas y hablar con ellas. El mundo es muy amplio, pero también la raza humana y los seres vivos en general lo son, por eso escuchar a cada uno de ellos puede ayudarte a tener una visión más amplia de lo que ocurre a tu alrededor. Por otra parte, ¿A qué te refieres con...?

-¡Wark wark, wark wark!

Mi pregunta es interrumpida por los graznidos del chocobo, lo que me hace volver a ponerme tenso y mirar a un lado y a otro cpon preocupación en búsqueda del posible enemigo. Sin embargo, no hay nada de eso a nuestro alrededor. El animal de amarillo plumaje, después de gritar de esa forma, solo se acerca en mi dirección y me acaricia -casi cabría decir empuja- con su cabeza, tras lo que se pone de espaldas a mí y se agacha de tal forma que sea posible entender sus deseos. Veo como otro de los chocobos de la zona circundante hace lo propio con el chico llamado Sorey, acariciándole y después colocándose frente a él con las patas encogidas.

-Creo que quieren que les montemos.-comento con tono neutral, tras lo que dibujo una media sonrisa y comento más animadamente- Parece que quieren que entiendas lo que te he dicho, están ofreciéndonos su amistad y su confianza. Estas criaturas son verdaderamente inteligentes.-anuncio esto mientras bajo la mirada hacia miamigo y acaricio su suave y amarillento plumaje, tras lo que vuelvo a alzarla para mirar directamente al castaño y ver cuál es su reacción frente al pedido que acaban de hacernos- ¿Qué? ¿Te apetece que demos una vuelta? Nunca antes he montado un chocobo, pero dicen que cuando se emocionan son de los animales más rápidos del mundo. Puede ser interesante experimentarlo.
avatar
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Nivel :
82 / 30082 / 300
Ver perfil de usuario

Slaine Troyard
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Un pastor en el bosque de las maravillas! [Priv; Slaine]

Mensaje por Invitado el 12/06/15, 06:50 pm

Al castaño en parte le emocionaba el simple hecho de estar compartiendo con otra gente, aunque sabía perfectamente que su misión cómo pastor le impedía hablar con seres humanos (desconociendo que él también era uno mismo) pero las palabras del abuelo del lugar en donde él vivía tenían que cumplirse, si no el corazón del aspirante a pastor estaría totalmente dividido en lo que quería y no quería hacer. Dado a que al estar criado en un lugar tan ancestral y también lleno de mitos, historias antiguas, leyendas, Sorey siempre fue instruido para ser un pastor hecho y derecho, por eso mismo era un poco difícil para él el poder observar al mundo con otros ojos, llenos de pureza y también bondad en su corazón.

Este río ante las palabras del hombre y el ver cómo las llamativas aves se acercaban a observarles y también a ver si estos eran buenas o malas personas. — No creo que el viajar solo sea un problema o que sea triste. — Sonrió con más fuerza — Para mí, que tengo pensado ser un pastor. El viajar es una elección por mi parte, no quiero tener vidas que lamentar por mi misión.

Era la simple verdad del joven de alegre semblante llamado Sorey. Su vida estaba destinada a aquello, a ser un muy buen pastor y velar claramente por la seguridad del mundo entero. Él tenía bien en claro que el estar en contacto con los humanos, o los magos en general cómo anteriormente  él abuelo había mencionado, su corazón, en alguna ocasión podría ser fácilmente corrompido con las malas enseñanzas de estos, por eso mismo Sorey debía de tener muchísimo cuidado en sus movimientos y también en el contacto físico que mantenía.

¡Créeme que lo sé! — Reveló Sorey muy entusiasmado — ¡En donde yo vivo nos hablan mucho del mundo y sus místicos poderes ocultos!

Pero cuando este había terminado de hablar, aunque Sorey siempre se las ingeniaba para interrumpir las conversaciones, ambos eran interrumpidos por dos simpáticos chocobos que estaban a sus lados acariciándolos y también jugueteando con ellos. Sorey sonrió, era la primera vez que observaba uno tan de cerca y también la primera vez que este tenía contacto físico con alguno de ellos.

Sorey estaba con un rostro bastante asombrado, era la primera vez que alguien le pedía así y que hiciera algo de aquella forma. No sabía si aceptar el joven, pero los ánimos que le estaba brindando “Slaine” se le hacía muy genial para él y también le daba muchísima más motivación para poder hacer algo cómo aquello. — Creo que no habría problema alguno. Es la primera vez que subiría a uno. — Dijo animado, mientras que me montaba en el cuerpo del Chocobo para este comenzar a emocionarse y cantar saltando del lugar en donde se encontraba.

Tú me guiarás… ¿Slaine no? — Dijo sonriente — Conoces mejor este lugar que yo… No quiero perderme nuevamente jajaja.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Un pastor en el bosque de las maravillas! [Priv; Slaine]

Mensaje por Slaine Troyard el 25/07/15, 07:46 am

Las palabras del llamado pastor no me cuadran mucho. Decir que desea conocer el mundo pero que quiere hacerlo en solitario, en ausencia de la compañía de las personas que lo componen, suena contradictorio a mi oído. Quiero decir: los seres vivos, y entre ellos las personas, son una parte vita, de fundamental importancia, de este planeta; si te niegas a relacionarte con ellos, aprender de ellos y sabber cómo actúan y porqué lo hacen es imposible que cualquier persona pueda comprender correctamente el funcionamiento del mundo. ¿Y qué mejor persona para comprender a la raza humana que convivir con ella, verla día a día y aprender de sus acciones, preocupaciones y decisiones? Sin duda la vida en común con otras personas es capaz de enseñarte mil veces más de lo que puede enseñar una vida en solitario. Ese es mi punto de vista, al menos, mas  es una opinión personal por lo que la guardaré para mí.

-Está bien, está bien.-respondo tranquilamente mientras acaricio el pelaje amarillento del ave terrestre- Tampoco es que yo conozca este lugar, es la primera vez que vengo por aquí también.-la propuesta de convertirme en guía durante nuestro periplo es más bien... imposible- Los chocobos viven aquí y se mueven por este lugar diariamente, reo que podemos darles la libertad de darnos una vuelta. Solo confía en ellos y deja que corran libremente, seguro que así no nos arrepentimos de nada.

Con un salto subo al lomo del amarillento ave, el cual me recibe con un gracioso movimiento y un agudo sonido saliendo de su garganta. Acaricio su cabeza y su largo cuello suavemente, inclinándome sobre él y susurrando palabras de agradecimiento. Seguidamente, asegurándome de que el propio pastor también esté colocado debidamente en su posición. Sonrío viendo a ese muchacho, de aparente desconfianza -o quizá con un espíritu ermitaño- esforzándose por colocarse sobre el cuerpo de la pequeña ave y controlarla lo suficiente como para que no le eche al suelo de un movimiento brusco. En fin, supongo que podrá apañarselas, no es como si yo tuviera experiencia cabalgando sobre chocobos, pero ya he cabalgado caballos en varias ocasiones. No creo que la diferencia sea tan grande. Nuevamente me afirmo sobre el lomo del animal, inclinandome sobre su cuerpo, y cuando creo que es el momento oportuno doy dos ligeros golpes con mi pie para indicarle que es el momento de nuestra partida.


¿¡Pero qué!? ¡¡Uaaaaahhhhh!! ¿¡Qué diablos es esta velocidad!? La velocidad a la que se empieza a desplazar el chocobo después de recibir esos ligeros golpes en su cuerpo es muy superior a la que habría esperado. Tal es la temeridad de sus movimientos y lo raudo de cada pisada que el tambalear del cuerpo hace extremadamente difícil afirmarme a él, amenazando con derribarme en cualquier momento. I

ntento agarrarme a su cuello, pero aun esto resulta difícil y probablemente resulte más molesto para el animal, por lo que decido acostumbrarme a este ritmo y acoplarme a sus movimientos. A pesar de la velocidad no debería ser tan difícil al fin y al cabo. Eso es lo que hago, irguiéndome sobre mi improvisada silla de montar e incluso permitiéndome señalar al animal con ligeros golpes cuando deseo que cambie de dirección y cuando debe seguir recto. No son animales domesticados, son totalmente libres y salvajes como resulta evidente, pero parecen bastante perceptivos respecto a las órdenes que se les dan y los deseos que aquellos que portan en su lomo, además de que muestran una personalidad dócil al acoplarse a las sugerencias del jinete.

Realmente, después de los primeros instantes de sorpresa y miedo por la vertiginosa velocidad,, me resulta excepcionalmente grato el desplazarme de esta forma, acompañado de un animal tan noble y sintiendo el viento acariciar mi gesto, el mundo moverse a mi alrededor y un sinfín de sensaciones hasta ahora desconocidas. Miro a mi alrededor intentando detectar al pastor, pero por la velocidad a la que nos movemos resulta imposible. Como sea, estoy seguro de que también él ha conseguido adaptarse para este momento... o eso quiero esperar.

Boom. De repente escucho el sonido de un disparo. Al instante mis sentidos se ponen alerta, haciendo que alce el gesto y otee el aire. Un movimiento en masa de aves se escucha desde mi costado derecho, en la zona este del bosque. Sin dudarlo un segundo indico al amarillento animal que gire en tal dirección, instándole además a que acelere el paso y llegue al lugar en el que se escuchó el origen de poderoso ruido cuanto antes. Así que al final han salido a la luz estos bastardos... no les voy a dejar pasar desapercibidos tan fácilmente, juro que pagarán por haber perturbado en la paz de un lugar como este.

_________________
avatar
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Nivel :
82 / 30082 / 300
Ver perfil de usuario

Slaine Troyard
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Un pastor en el bosque de las maravillas! [Priv; Slaine]

Mensaje por Invitado el 05/02/16, 11:59 pm

¡Estaba montando un ave! ¡Y un ave grande! Sorey no podía estar más agradecido por el día de hoy y también por todas las cosas buenas que le estaba pasando. Creyó que era cosa del destino el encontrarse con aquel hombre y también tener unas aventuras tan increíbles con él en estos momentos. De seguro que era algo que los propios seres misteriosos, que eran como dioses para él, le habían puesto en su camino, más que su labor como pastor no se podía ver mermada, pero el hecho de conocer el mundo y tener aventuras así, le causaba muchísima emoción, sin duda alguna.

La carrera sin duda alguna era muy gratificante, al menos para el joven aspirante a pastor lo era ¡Claramente que sí! Pero no podía dejarse vencer, al parecer, una seudo carrera estaba pasando entre ambos jóvenes. El castaño con el joven de cabellos castaños ¡Tan blancos como la nieve! ¿O eran plateados? El pastor no lo sabía, pero no le dio más vueltas al asunto y se dedicó a disfrutar.

¡Pero aquellas aves corrían muy rápido! La capa blanca de Sorey, al igual que sus plumas volaban con el viento y este estaba realmente sorprendido. Con un rostro de sorpresa le gritaría a su acompañante del ave de al lado para ver qué era lo que estaba pensando en estos momentos. — ¡Estas aves son increíbles! Jamás pensé que sean tan rápidas. — soltó una risa bastante animada el joven hombre, mientras que sonreía de una manera muy feliz con todo lo que estaba pasando, luego de eso, seguía disfrutando del ambiente y como el aire chocaba con su cuerpo.

La velocidad de las aves sin duda alguna era muy veloces y también muy ágiles. Pero algo llamó la atención del hombre, y de una muy mala manera, hasta que notó como su acompañante también se percataba de todo lo que estaba pasando.

Lo escuché yo también… — soltó un suspiro con preocupación, mientras que ambos se dirigían hacia donde se escuchaban esos disparos. — ¿Crees que sean cazadores?

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Un pastor en el bosque de las maravillas! [Priv; Slaine]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.