Activismo ambiental [privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Activismo ambiental [privado]

Mensaje por Invitado el 17/05/15, 09:52 am

Ser parte de Grimoire solo era un aspecto pequeño para la vida de Oberón. El gremio era una herramienta más para su objetivo, un posible aliado para su basto reino que aun debía de demostrar su valía. Su objetivo y prioridades no cambiaban: lo primero y ultimo para él era siempre su pueblo, su reinado. Y si su pueblo le necesitaba, allí estaba siempre para ellos.

-Las tropas están listas, señor- una figura se hizo presente en la rama en la que se encontraba junto a sus 4 asistentes reales: un hado vestido completamente en negro como su cabello y con la parte inferior de su rostro tapada con un pañuelo blanco. Lo más extraño eran sus alas, resistentes y afiladas, contrastando con las de los otros presentes que eran mas redondeadas y anchas. En vez de despedir luz, las alas del recién llegado parecían alejar la luz de su figura.

Era Tsubaki, jefe de inteligencia del reino, perteneciente a la subraza de los spriggan y, principalmente, mano derecha y mejor amigo de Oberon.

-Sabes que no tienes que arrodillarte en mi presencia, hombre ¡Nos conocemos desde antes que el concepto de tiempo siquiera apareciera en las mentes inferiores de estos monos sin pelo!- la solemnidad de la situación se rompió al instante ni bien el monarca abrió la boca, haciendo que Tsubaki suspirara resigando y se incorporara. Tenia ganas de decirle a su amigo que aun así estaban en el campo de batalla y eran las formalidades lo que ayudaba a la organización y moral de las tropas... pero sabía que serian palabras a oídos sordos.

Tras confirmar con un corto intercambio las posiciones de todos los escuadrones, al alzar el rey su espada todos cobraron vuelo y unas 100 hadas comenzaron avanzar entre las ramas del frondoso bosque. El monarca obviamente al frente de la carga.

Era una operación de tipo guerrilla, por lo que una centuria entera dividida en sus 10 contubernios era más que suficiente. La unidad que dirigía personalmente Oberon se sumaba en 1 onceavo contubernio formado por él, sus 4 asistentes, Tsubaki y 4 sprigans al comando de este ultimo. Su principal papel sería la comunicación entre los otras contubernios para asgurar la correcta coordinación del ejercito.

¿Su objetivo? Una avanzada de humanos que atentaban contra uno de los tantos asentamientos de hadas en el mundo humano. Eran humanos de la peor calaña: ¡deforestadores!

Los humanos pensaban que un permiso de los gobiernos mortales les daba derecho a arrasar los bosques. SUS bosques. Era imperdonable. La sangre correría aquel día.

El ruido de las maquinas mágicas de destrucción les llego a sus oídos antes de poder ver al enemigo. Oberon apretó la mano en la empuñadura de su espada listo para dar la orden final de ataque. Pero la imagen que les aguardo no fue la que esperaba...

Destrucción, pero de las maquinas  y de los humanos que las controlaban. En el centro un humano, vestido con ropas distintas a los uniformes que el resto de los humanos tenían.

-¡Desgraciado inmundo! ¡Esas eran nuestras presas, maldito! ¿Buscas pelea? ¡Porque encontraste pelea! ¡Sueltame Tsubaki! ¡Dejame que le enseñe una leccion a este maldito!- el rey no pudo contener su ira al ver que su enemigo había sido destruido antes de siquiera poder atacar. Tsubaki le había agarrado antes que pudiera lanzarse sobre él, pero no podía evitar que el monarca avanzara con el otro hado a cuestas a vuelo lento.

¡No era barato movilizar a todas su tropas! ¡Encima había ido hasta allí solo para eso! ¡No tenían código! ¡Los humanos no tenían códigos ni honor!

Tsubaki:


Volver arriba Ir abajo

Re: Activismo ambiental [privado]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 18/05/15, 06:31 am

Las máquinas convertidas en chatarra hacían pilas metálicas aquí y allí, en todos lados. No había humo que ascendiera hacia el cielo, pues no las había hecho arder, solo las inutilicé para que fueran incapaces de llevar a cabo su función. Un elemento como este en medio de la naturaleza no era bello, la hacía aparecer un vertedero más bien, pero menos bello aun era el ver como aquellas destructivas creaciones humanas arrasaban con todo árbol, tierra o animal que encontraran a su paso. Simplemente era despreciable.

Y tanto como lo eran ellas también lo eran aquellos que las montaba y controlaban: deforestadores, cazadores, simples humanos sin moral que se preocupan por el beneficio que puedan sacar a cambio de la inminente destrucción de todo el planeta. Despreciable, abominable, vomitivo, odioso. Sin embargo, no eran más que mandados, solo trabajadores que obedecían las órdenes recibidas desde arriba. Estos sujetos no merecían la muerte, pero no habría forma humana de salvarlos de una buena reprimenda de golpes y sustos. Por eso se veía aun alguno de ellos en la escena, tirados en el cielo, aun intentando alzarse y salir huyendo al temer que la escena pudiera repetirse y, esta vez sí, acabaran muertos. Sus vidas no valían nada, ya me encargaría de cobrarles ese precio a aquellos que les mandaran hasta este lugar. La tierra no era una posesión en manos de la raza humana, no era más que un enorme ser vivo con el que hemos de convivir y trabajar. ¿Tan difícil era de entender eso? Al parecer, para la raza humana sí.

Suspiré profundamente mientras envainaba mi espada y me daba la vuelta para salir andando, mas al momento de hacerlo una voz repentina, gritona e irritante, me asaltó, sorprendiéndome, haciéndiome saltar hacia atrás y lanzando mi mano a la empuñadura derecha al instante. Miré a un lado y a otro en búsqueda de alguna persona que pudiera estar observándome... pero no había nadie. Nadie de mi tamaño, al menos. Traté de ampliar las posibilidades a detectar a algún tipo de animal o criatura mágica -era bien sabido que existían de aquellas con la habilidad para comunicarse de igual manera que los humanos-, y entonces vi esas pequeñas figuras humanoides aladas que se oponían al frente mio, a una corta distancia de mi posición.

-¿Eh? Vosotros... ¿Quienes sois, o más bien... qué es lo que sois?-observando sus características, su tamaño y los miembros de su espalda no se me ocurría más que una idea tan repetida y conocida a través de los libros y cuentos mitológicos- No me digáis... ¿Hadas?-pronuncié con cierto grado de duda, mientras cruzaba los brazos a la altura del pecho; recordé las palabras de aquella irritante criatura, quien aun parecía tener intenciones de lanzarse sobre mí y darme algún tipo de golpiza -¿De verdad podía hacerlo?-, siendo retenido tan solo por aquella segunda hada que le acompañaba- ¿Qué importa que acabara yo con el problema o que lo hicieras tú? El punto es que el bosque ya o está en peligro, así que guárdate esas ganas de golpear humanos para la próxima vez que tengas que proteger este bosque. Porque eso es seguro: eventualmente los humanos volverán aquí a hacer lo que hoy no pudieron.-suspiro profundamente y bajo la cabeza un segundo, para volver a alzarla y mirar con gesto serio a aquellos dos personajes- Me llamo Kasuka, Kakugo Kasuka. ¿Puedo conocer al menos vuestros dos nombres o tendré que llamarte Fairy-chan?

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Activismo ambiental [privado]

Mensaje por Invitado el 21/05/15, 06:06 am

-¡Ding ding ding, tenemos a un genio aqui!- expresó con una sonrisa el rey levantando su indice, demostrando que su ira se había esfumado... para instante después intentar nuevamente abalanzarse contra el humano, siendo detenido otra vez por Tsubaki. -¡Maldito! ¡Era mi victoria!- volvió a vociferar Oberón, sin poder moverse ante el fuerte agarre del spriggan.

Un sudor frio recorrió la espalda del monarca un instante después al escuchar un ruido de nudillos crujiendo detrás de sí. No tuvo que voltear siquiera para saber que era su querida asistente real Afreda que se disponía a un "correctivo real", por lo que se vio obligado a retomar la compostura y alzarse imponente ante aquel humano en su papel de monarca.

-Nada de Fairy-chan- continuó, haciendo de cuenta que nada de lo ocurrido los últimos minutos había pasado. -No me extraña que un ser  inferior y sin honor como tú no lo sepa, pero en mi eterna magnanimidad me presentaré ¡Siéntete honrado, mortal! Estas en presencia de Oberón, amo y señor de las hadas. Dueño y soberano de toda riqueza en esta o cualquier tierra. Todo bosque, laguna y monte en este mundo o cualquier otro esta a mi cuidado ¡Soy poseedor del reino infinito de Alfheim!-

Ante la declaración del rey (e incentivados por Afreda que se encontraba dando señas tras el mismo) todas las hadas alzaron sus armas y vitorearon al unisono al pelisrojo, haciendo que este inflara más su pecho.

-Comprendo si quieres hacer una reverencia y/o llorar de la emosión. Tienes mi permiso- declaró Oberón, con tono altanero y mirando hacia abajo a Kasuka(había aumentado su altura de vuelo un par más de cm para ello).

-Ah, y este es Tsubaki- acotó, olvidando toda la fanfarria y señalando en tono despreocupado al hado vestido completamente de negro a su lado, el cual se limitó simplemente a asentir con la cabeza a modo de saludo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Activismo ambiental [privado]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 28/05/15, 05:35 am

-Oh, te llamaré Oberon-chan entonces.-ya había aceptado el hecho de que aquella criatura no era humana y la existencia de las hadas en un mundo como en el que vivíamos no era tan extraña, por lo que no valía la pena pensarlo mucho, aceptaría el nombre y el título que aquel extraño y bipolar sujeto me había dado; sin embargo, que fuera el rey de las hadas no tenía que ser algo que me intimidara, yo ya me había cansado de guardar respeto a las jerarquías y tratar a la gente con humildad, difícilmente alguien como él lograría que le guardara pleitesía- Ah, y Oberon-chan, si de verdad eres el dueño de todos los bosques, lagos y cualquier lugar donde la naturaleza crezca en este mundo, deberías preocuparte menos por quién proteja tus tierras y más por quién las ataca. No me parece que ganes mucho hablando conmigo mientras otros están destruyendo "tus dominios" ahora mismo.-mi mirada no se relaja ni un ápice, siempre arisca y afilada, sin la más mínima pizca de amabilidad o impresión en ella-  Siéndoos sinceros... no es por menospreciarte, Oberon, pero creo que la situación de ahora se te escapa de las manos. No es fácil lidiar con los seres humanos, y sinceramente no creo que ahora mismo tú o tu séquito tengáis la fuerza suficiente como para siquiera ser una molestia para ellos.-respiré hondo y cerré los ojos un instante; quizá no debería haber dicho eso, resultaba evidente después de verle en sus anteriores actuaciones cuál sería la reacción de aquel noble rey de las hadas, pero de poco serviría el mentirle y animarle a que cargara en pos del suicidio- Hacedme caso y buscad un trabajo que esté más a vuestra altura. Si no buscad cómplices, estoy seguro de que hay muchos tipos de criaturas mágicas que estarán dispuestos a ayudaros a hacer que los humanos muerdan el polvo; incluso entre nosotros aun hay gente que...

Un repentino sonido irrumpió en el ambiente, haciendo que toda mi atención se dirigiera en una dirección concreta -al oeste del bosque- y mis sentidos se acentuaran hasta que pudiera detectar una nueva señal. En cuanto lo hice fruncí el entrecejo y cada músculo de mi cuebro se tensó en desmedida mientras una mueca de molestia aparecía en mi faz.

-Malditos cabrones, son demasiado persistentes.-me giré en dirección a la hada y le observé por nada más que unos pocos segundos- Disculpa si fui demasiado brusco, rey Oberon. Pero como dije no estamos en el mejor momento para jugar a imponer tu orgullo mediante la fuerza que no tienes. Me alegra ver que las hadas se preocupen de esta tierra, pero como te dije: si no tenéis la fuerza para protegerla, simplemente no os metáis en medio del camino.

Dicho esto solamente clavé mi mirada al frente, flexioné mi cuerpo y salí corriendo raudo y ágil, tanto como podía, en la dirección designada por los sonidos de destrucción. No me arrepentía en lo más minimo de haber tratado a esas criaturas de ese modo, si no eran lo suficientemente inteligentes como para saber cuál era el límite de sus poderes no servirían para nada más que para convertirse en kamikazes, y yo odiaba a los kamikazes que entregan su vida a cambio de no recibir nada.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Activismo ambiental [privado]

Mensaje por Invitado el 31/05/15, 07:30 am

-¡Es Oberon-sama!- refutó el hado a los gritos, agitando sus brazos furioso ¡No era tan difícil recordar un honorifico que le quedaba como anillo al dedo a un rey tan majestuoso como él!

Su mirada se puso seria, su expresion se contrajo. El humano era un idiota, se creía que solo por ser un sucio mortal todo lo sabia y podía opinar sobre todo. No necesitaba a un criajo que le dijera aquello que ya sabia.

¿Que no eran suficientes? ¿Que necesitaban aliados poderosos?

¡Eso era exactamente el porque se había unido en pos de la causa de Zeref!

A punto de responderle (y ordenar a uno de sus súbditos a hacerle un enema), un ruido irrumpió en todo el bosque ¡Esos malditos! Su plan había sido detener la avanzada inicial, pero claramente habían llegado tarde ¡La segunda oleada estaba ya allí!

Sin dudarlo alzo su mano e inicio la carga hacia el ruido de las maquinarias, seguido de su centenar de hadas detrás, dejando una estela de colores a su paso. ¡Defenderían su bosque a como diera lugar!

Desvió su mirada a un lado, observando a aquel humano que corría también en la dirección de las maquinas. Por más que él y solo él era poseedor de toda la gloria y victoria, si el joven peleaba en favor del bosque no lo detendría... Pero aun así luego encargaría que uno de sus subditos le hicieran el enema.

Volver arriba Ir abajo

Re: Activismo ambiental [privado]

Mensaje por Kakugo Kasuka el 07/06/15, 02:29 pm

Aun mientras corro todo lo que puedo en dirección al lugar del que provienen los molestos sonidos de máquinas no puedo evitar fruncir el entrecejo y chasquear la lengua ruidosamente. Quizá fui demasiado intransigente con la pequeña criatura de rojizo cabello. No me agrada comportarme de esa forma, en realidad, pero una mañana en la que te levantas para meter el miedo en el cuerpo de los tuyos y obligarles a que dejen de hacer gilipolleces es lo suficientemente irritante como para hacer que me ponga a la defensiva ante la más mínima oportunidad. Las verdades lo son se digan maquilladas o no, eso es un hecho, ¿Pero acaso soy yo una persona digna para decir lo que alguien es capaz de hacer y lo que no? Eres demasiado arrogante, Kakugo Kasuka, ¿Cómo te sentirías tú si alguien tratara de anular tu sola existencia y aquello que significa? Nadie debería decir a otra persona lo que puede hacer con su vida y lo que no, lo que puede proteger y lo que no. Solo una misma persona debería ser capaz de tomar estas decisiones.

Suspiro profundamente un instante y busco a mi espalda el brillo de aquellas pequeñas hadas volando; por alguna razón estoy absolutamente seguro de que mis palabras no han sido suficiente para disuadirlas. En cuanto detecto el ligero reflejo colorido entre la iluminación del bosque tan solo retraso mi carrera lo suficiente como para colocarme a la altura del altanero líder que vuela al frente. Sin siquiera mirarle por un segundo pronuncio unas palabras:

- Me encargaré de destruir las máquinas, vosotros podéis hacer lo que queráis con los humanos.

Me paro a su lado el tiempo necesario para escuchar la posible respuesta que el rey hada dirija en respuesta a mi anuncio, mas el tiempo que nos resta hasta llegar a la entrada oeste del bosque, por lo que tampoco puede decirse que tengamos abundante lapso para intercambiar palabras. Al salir de entre los árboles hago un barrido general a mi alrededor, mirando a un lado y a otro de la terrosa zona.

El número de personas que se encuentran en el lugar debe alcanzar las veinticinco, pero las máquinas que han traído consigo, grandiosos robots equipados con armas para destruir aquello que encuentren a su paso, solo son tres. Tomo esas tres figuras de dos metros de altura como mi objetivo, dirigiéndome primero a aquella que se encuentra a la derecha. Mi espada se ilumina al instante como si absorbiera toda la luz y la pureza del mundo atravesando con facilidad las metálicas piernas de la criatura y quebrándolas al instante, haciendo lo propio al instante siguiente con sus brazos. Dado el caos del repentino ataque y a la velocidad de mi movimiento, que me hace casi invisible a la vista de los simples humanos que nos rodean, no me supone un gran trabajo el repetir el mismo procesa con las dos máquinas restantes, quienes son incapaces de reaccionar y tomar medidas ofensivas en mi contra. Su núcleo o motor no ha sido dañado, por lo que no cabría esperar peligro alguno de explosión que pudiera dañar los alrededores.

Es suficiente. Tras cumplir con mi parte del trabajo solo doy varios saltos hacia atrás, colocándome frente a la entrada del bosque con posición defensiva, y observando además de esto las acciones que las hadas estén llevando a cabo en este mismo momento.

_________________
Kakugo Kasuka

Rising my arm, my sword will make you feel that you're safe... that I will be by your side protecting you...
avatar
Mensajes : 1203
Fecha de inscripción : 29/09/2014
Nivel :
127 / 300127 / 300
Ver perfil de usuario

Kakugo Kasuka
Rango B

Volver arriba Ir abajo

Re: Activismo ambiental [privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.