Get the power to be a defender [Slaine Troyard ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Get the power to be a defender [Slaine Troyard ID]

Mensaje por Slaine Troyard el 22/04/15, 03:12 am



Solo aquel que conoció la injusticia de primera mano es capaz de apreciar el verdadero valor del justiciero


Nombre: Slaine Troyard
Apodo: Life Defender
Edad: 18 años
Raza: Humano
Gremio: Consejo Mágico
Símbolo: -
Rango: E
Magia: Magia de transformación completa: Mechas
Orientación Sexual: Heterosexual


Convierte tu cuerpo en un arma al servicio del orden y del bien, lucha para volverte fuerte y ser capaz de defender todo aquello que verdaderamente amas.


Descripción física: Slaine es un joven de apariencia formal y tranquila. Su cabello es de un tono rubio platino, casi blanco, de volumen medio y una longitud que no pasa más allá de su cuello. Sus ojos son grandes, azules y serios, tranquilos como las calmadas aguas marinas. No resultan, sin embargo, frívolos en absoluto, sino cálidos y emotivos, como el agradable tacto con unas aguas termales que bañan tu cuerpo al completo y reproducen un agradable sentimiento de cercanía y comprensión. Así son en la mayoría de ocasiones, pero cuando Skaine trata con alguien que no es de su agrado estas aguas calmadas se transformaran en tormentosas, y aunque no tomarán características del témpano helado sí que lo harán del mar tempestuoso. Su piel es blanca como la porcelana, sus orejas pequeñas y puntiagudas, una nariz estrecha y afilada, dientes blancos y alineados y unos labios rosados, finos y alargados. No hay ningún tipo de detalle decorativo a la vista en su piel: ni pecas, ni tatuajes, ni granos ni nada por el estilo.

La figura de Slaine alcanza el metro y setenta y ocho centímetros, con un peso de sesenta kilógramos. La mayor parte de su peso se enfoca en la musculatura desarrollada en brazos, torso y piernas. Susodicha corpulencia no se ve a través de la ropa como músculos de gran volumen, sino al desnudo como una musculatura perfectamente desarrolladas y elegantemente marcada. Los brazos y piernas son de longitud promedio dada la altura del muchacho, del mismo modo que sus manos y sus pies. No tiene un tipo de vestimenta predilecto más allá de su traje de trabajo, por lo que en su tiempo libre se presenta con ropa poco destacable: vaqueros, chaqueta de cuero, camisas o camisetas, etc. Los colores electos pueden variar desde tonos azulados, grisáceos o marrones hasta colores más llamativos como el rojo, el naranja o el verde.


Spoiler:

Descripción psicológica: La palabra más característica que podría definir a Slaine es humano. Por encima de todo, Slaine es una persona humana, amable y cercana a todos aquellos que le rodean. Es respetuoso y agradable, pero también sincero aunque empático y cuidadoso. Esto quiere decir: siempre irá con la verdad por delante, pero también tendrá en cuenta cuándo es menester decir algo y cuándo no teniendo en cuenta el estado mental o anímico de la persona a la que se dirijan sus palabras. Siendo tan emotivo como lógico no suele tener problemas a la hora de tratar con la gente, y también suele dar una buena primera impresión a aquellas personas con las que tratan, siempre que sean personas sinceras, honestas y que actúen acorde a la ley y a la justicia.

Este es otro punto a tener en cuenta, quizá un detalle tan importante o más que el anterior: Slaine es un simulacro de caballero medieval, quien cree en el honor, en lla justicia y en el orden. No es un defensor radical de las leyes y lo estipulado por el reino, tan solo lo es cuando aquellos que incumplen la normativa causan algún tipo de daño directo o indirecto sobre otra persona. Esa es la justicia que él defiende: no es malo que una persona actúe con libertad siempre y cuando no cause problemas o daños a otras personas. Por esta razón odia, desprecia y desea matar a todas aquellas personas que no tienen en cuenta la vida ajena y la toman con sus manos como si fuera algo banal y sin importancia. Lo mismo se aplica a otros aspectos propios del ser humano como sus derechos al honor, a la libertad o a la propiedad, entre otros. Por lo tanto, como es menester además entre los miembros del congreso, Slaine considera a los miembros de gremios oscuros como enemigos. Esta no es una concepción absoluta, por lo que si el joven conociera a alguien perteneciente a uno de estos gremios pero comprendiera que en realidad no tiene maldad alguna, no la odiaría irracionalmente ni la culparía por nada que no haya hecho.

En tercer instancia, hablemos de la fuerza mental del joven, su determinación y sus ideales a futuro. Slaine no siempre fue una persona justa y honesta como aquí se le define, sino que él proviene de una familia totalmente diferente a esta concepción -para saber más leer historia-. Sin embargo, él nunca formó parte del sombrío y pecaminoso comportamiento de sus familiares, por lo que no se considera ni mucho menos culpable de lo que ellos hicieron ni tiene arrepentimiento alguno sobre sus orígenes. Él es él y no es responsable de aquello que su misma sangre hiciera en el pasado. Sin embargo, esto no quiere decir que el chio no tenga arrepentimientos, en realidad se arrepienta y siempre pide perdón por cada persona que ha sucumbido bajo sus manos. Esto se debe  que entiende que aunque las personas a las que mate sean verdaderos delincuentes de sangre con pecados imperdonables, probablemente también tengan gente importante para ellos -y a la que les importe-, como una familia, unos amigos, una pareja, lo que fuera. De este modo matando al injusto él también estaría condenando probablemente a una persona inocente. Por esta razón Slaine decidió rechazar el dar muerte incluso a las personas del más bajo mundo, dejándolas sin más al servicio de la justicia y haciendo que recibieran sus correspondientes castigos, pero sin llegar al punto de darles la pena de muerte.  Es esta la determinación del joven para no volver a matar.

Otra determinación podría decirse que es la de defender al débil. Slaine no puede soportar ver cómo abusan de otra persona, sobre todo si esta persona es débil, y siempre que ve que alguien necesita su ayuda no duda un segundo en ofrecerla sin importar a lo que tenga que renunciar para ello. No le importa que esta determinación le lleve a un arduo trabajo ni cuan larga pueda ser esta tarea: si se le necesita, lo hace. Es así como él ha decidido ser. Hasta el momento, sin embargo, no ha tenido el gusto de encontrar una verdadera persona que necesitara su protección hasta el último término o alguien a quien ofrecer su ayuda para algún tema de vital importancia. Él sigue esperando encontrar a ese tipo de personas, quizá soñando también con convertirse ocasionalmente en ese "guerrero de brillante armadura" que deba ponerse al servicio de su señor o su señora para defenderles con su vida.


Origen del físico: Slaine Troyard - Aldnoah.Zero

Gustos:

    -Las buenas personas.
    -Las personas honestas.
    -Los animales dóciles.
    -La gente que se preocupa por otros.
    -Las personas débiles que luchan con todas sus fuerzas por volverse más fuertes.
    -Los días ligeramente lluviosos y fríos.
    -Las personas fuertes y justas.


Disgustos:

    -Las personas crueles.
    -Las personas mentirosas.
    -Los agentes del caos.
    -La gente egoísta y hedonista.
    -Las personas fuertes que abusan de su fuerza.
    -Los días excesivamente soleados y calurosos.
    -Las personas que no aprecian la vida.


Miedos:

    -A convertirse en un agente del caos.
    -A perder su horizonte y olvidar sus deberes con las personas.
    -A ser alguien tan débil que no sea capaz de defender a nadie..
    -A que la sangre de su familia le acabe convirtiendo en un delincuente..
    -A perder a una persona que se propuso defender..
    -A que el mundo se convierta en un lugar dominado por la oscuridad y el caos.
    -A no ser capaz de defender sus ideales hasta el último término.




No temas a la soledad, porque mientras esté en tu interior jamás serás abandonado, mientras sea yo quien te observe no dejaré que te entregues a los brazos de la desesperación.


Huésped (Mascota): Haine Troyard
Edad: 23 años
Raza: Alma humana (fantasma)


Descripción física: antes de nada, hay que aclarar que Haine no tiene una forma física visible a primera vista. Como se ha dicho arriba, Haine es en realidad un alma humana muerta, un fantasma, el cual reside en el interior del cuerpo de Slaine conviviendo con el alma de este (no supliéndola). Por esta razón Haine no tiene una forma física visible en el mundo externo. Sin embargo, a la hora de presentarse frente a Slaine -solo en sus sueños o en su imaginación- toma la forma humana que tuvo antes de morir. Esto será lo que describamos a continuación:

Cuando Haine murió no era más que un niño de seis años, y esta es la forma con la que quedará para presentarse frente a su hermano de ese momento en adelante. Su apariencia era la de un pequeño de cuerpo extremadamente delgado, canijo, de cabellos de un claro color rubio y ojos castaños-verdosos. Su presencia desprende inocencia y quizá cierto grado de feminidad gracias a sus rasgos delicados y su aguda voz. Con una piel clara como la nieve y suave como el terciopelo, su cuerpo apenas llegaba a medir 1 metro y 35 centímetros, pesando aproximadamente 25 kilógramos. Con una salud tan débil como su constitución Haine no pudo vivir más allá de los seis años, y aun viviendo sis músculos estaban tan atrociados y sus huesos eran tan débiles que ni siquiera podían aguantar su pequeño cuerpo, por lo que se veía obligado a ir en silla de ruedas. Sin embargo, este detalle no se muestra cuando se presenta frente a Slaine, sino que lo hace como el niño pequeño que era en pie y sin problemas de movilidad.


Spoiler:

Descripción psicológica: Por lo general, Haine aparenta tener la misma edad mental que cuando murió: seis años. Con un pensamiento inocente y generalmente alegre y agradable, el pequeño ve todo lo que le rodea -desde el cuerpo de Slaine- con optimismo y alegría. Es un niño bondadoso y un tanto bromista, sencillo y a la vez muy difícil de entender. Sin embargo, su inteligencia y su percepción son muy superiores a las de cualquier niño de su edad, tanto a nivel físico, mental o emocional. Esto se debe a que durante todos los años que ha estado viviendo en el cuerpo de Slaine Haine también ha estado madurando y creciendo como persona. Puede no parecerlo, pero el juicio de Haine puede llegar a ser incluso más maduro que el de su hermano pequeño -como debería ser menester-. En ciertas ocasiones, cuando Slaine no es capaz de tomar una decisión difícil, es su hermano quien puede llegar a imponer su alma sobre la de él y tomar el control de su cuerpo brevemente. Esto puede hacerlo con mucha facilidad si Slaine está dormido o inconsciente, pero también es posible para él controlarlo cuando está consciente y usar su cuerpo aun en contra de los deseos del mago -aun en un lapso temporal muy breve-. Sin embargo, Haine solo haría esto en una situación de vida o muerte, por ejemplo: cuando Slaine estuviera en un peligro mortal y aun así no pudiera tomar la decisión de matar a una persona. En esta situación Haine forzaría el control del cuerpo y mataría a susodicho peligro sin dudarlo, para preservar la vida de su amado hermano pequeño. Esto es posible única y exclusivamente a la fuerza de voluntad de Haine y su amor por el que es su hermano pequeño.

Origen del físico: Momiji Sohma - Fruits Basket

Gustos:

    -Las fábulas de animales que acaban bien.
    -Los cuentos de príncipes y princesas con finales felices.
    -El sabor del chocolate, aunque ya no lo pueda saborear.
    -La risa de su hermano pequeño (Slaine).
    -La felicidad de su hermano pequeño (Slaine).
    -La fuerza de su hermano pequeño (Slaine).


Disgustos:

    -Las historias en las que se hace daño a los animales.
    -Las historias de terror o con finales tristes.
    -El sabor de la comida picante, aunque ya no pueda saborearla.
    -Las lágrimas de su hermano pequeño (Slaine).
    -El sufrimiento de su hermano pequeño (Slaine).
    -Quienes hacen daño a su hermano pequeño (Slaine).
    -


Miedos:

    -A que su hermano pequeño note la presencia de su alma con él y la rechace.
    -A que su hermano pequeño acabe muriendo por el difícil camino que decidió seguir.
    -Cualquier historia de terror que pudiera asustar a un niño pequeño.
    -A que el mundo se vea un lugar más peligroso de lo que ya es.
    -A que Slaine tenga que enfrentarse alguna vez a su doloroso pasado.
    -A que acabe desapareciendo algún día y deje a Slaine totalmente solo.
    -A que Slaine nunca sepa que su hermano estuvo con él, compartiendo su dolor.



Otros Datos:

    - Slaine no sabe que el alma de su hermano mayor le acompaña desde que nació.
    -Haine solo tiene control del cuerpo cuando Slaine está débil, dormido o inconsciente.
    -Haine reencarnó en el cuerpo de Slaine por el amor que le profesaba sin conocerlo.
    -Haine puede presentarse los sueños de Slaine, pero no lo ha hecho nunca.
    -Murió sin conocer los secretos de su familia, por lo que los sufrió junto a Slaine.
    -Haine tenía el don de la magia, pero no pudo saber qué tipo de magia controlaba.
    -El alma de Slaine rechaza a la de Haine, podría expulsarla en cualquier momento.




Confrontar el pasado y aceptar los pecados que entonces cometiste es un paso fundamental en pos de lograr un presente del que puedas estar orgulloso.




Historia: ¡Hola! Je, je, je. ¿Cómo debería empezar? Bueno, supongo que una presentación estará bien. ¡¡Encantado de conocerles, me llamo Haine Troyard y tengo seis años!! Ah, eso y... ¡¡Estoy muerto!! ¡Ja, ja, ja, ja! ¿Os sorprendí? Perdonad, perdonad, quizá fue demasiado repentino. Además, creo que tengo que decir que no fui del todo honesto: es verdad que morí con seis años, pero ahora mismo tengo veintitrés. ¿Qué cómo he cumplido años si estoy muerto? ¡Ja, ja, ja, ja! Supongo que os pica la curiosidad. Pero bueno, si estoy aquí es precisamente para contaros sobre eso, para hablaros de la historia de un pequeño niño que nunca conoció a su hermano pequeño y cómo se convirtió en un huésped dentro de su cuerpo. ¡Ja, ja, ja, ja! ¿Verdad que no os enteráis de nada? Bueno, no puedo culparos, todo lo que está en mis manos es dejar de andarme por las ramas y empezar con mi relato cuanto antes. ¿Por qué os cuento todo esto? Bueno... la verdad es que ser un alma sin un cuerpo que controlar es un poco solitario, quizá solo quiera descargar este sentimiento de soledad hablando con alguien. ¡Aunque sea con un monólogo! ¡Ja, ja, ja, ja! Así que porfavor, escuchad mi historia atentamente, porque esto es algo muy importante para mí. Gracias por vuestra atención y disfrutad del relato.

La familia Slaine siempre poseyó un gran renombre en las tierras de Magnolia. Se puede decir que era una familia noble, con un largo pasado a sus espaldas y una importante serie de contactos e influencias en la política de todo el reino. ¿De dónde salía esta influencia y este poder? De su poder financiero. Los Troyard siempre fueron una de las familias más adineradas y respetadas del país, aunque siempre hubieron amplias dudas sobre el origen de sus fondos. Pero ese no es el tema importante, aunque... quizá lo sea en adelante.

Ser un hijo de los Troyard no era algo fácil, conllevaba mucho estrés y responsabilidades. Eso es algo que supe desde que tuve un mínimo de conciencia y que sufrí en cuanto se demostró que mi cuerpo era tan débil que no podía llevar a cabo las acciones físicas más sencillas. Con cuatro años, ya estaba claro que no podría ser jamás un buen heredero para nuestra familia. Mis huesos eran débiles y mis músculos atrofiados impedían que siquiera pudiera moverme con normalidad. Tenía cuerpo de niña y este era también un tema de burla repetida por parte de mis familiares y cualquier persona que me conociera. ¿Triste,no? Pero lo soporté, me esforcé con toda mi alma y espíritu y luché para no quebrarme. Me sentía solo, sin nadie que me quisiera a mi lado... pero lo soporté como pude, esperando que algún día llegara alguien que de verdad pudiera aceptarme y quererme. Fue entonces cuando supe que mis padres iban a tener un segundo hijo. Por entonces yo tenía cinco años, y aunque ellos no lo hicieran con esa intención -sino para suplirme como heredero de la familia- desde el primer momento en el que fui consciente de la noticia un gran sentimiento de felicidad nació en mi corazón. Durante nueve largos meses esperé ansioso a que mi hermano pequeño naciera, pues estaba seguro de que con él sí que podría jugar, podría estar a mi lado y seguro que podía aprender a apreciarme tal y como era. Sin embargo, apenas una semana antes del día señalado enfermé de gravedad; ni siquiera podía moverme de la cama, mi cuerpo fue atacado por una poderosa fiebre y mis músculos se negaban siquiera a dejar que me moviera. Nadie me hizo caso, no me atendieron más que lo justo y necesario -por apariencias-, pues el momento oportuno del nacimiento estaba muy cerca y mi madre necesitaba más atenciones. Llegó el día deseado. Lo supe aun entre mis delirios, entre el intenso dolor de cabeza, aun entre la agonía que azotaba mi cuerpo y mente... y cuando sentí que mi existencia ya se desvanecía de este mundo escuché un llanto agudo, agudo, intenso y vivaz. Lo supe aun a pesar de mi carencia de fuerzas físicas o mentales: había nacido, mi hermano pequeño había nacido, aunque jamás fuera a poder darle un abrazo o tomarle de su pequeña mano. Cerré los ojos y todo se volvió oscuridad.

Pero la luz se volvió a presentar en mi campo de visión, no porque yo abriera los ojos sino porque alguien los abrió por mí. Tardé algo de tiempo en comprender lo que me había sucedido, y aun comprendiéndolo mucho más en aceptarlo y mantener un mínimo ritmo de pensamientos coherentes carentes de agonía o demencia. Al cabo de unos meses acepté los hechos: había muerto, ese era un hecho; pero mi alma había reencarnado en el cuerpo de ese bebé recién nacido que iba a ser mi hermano. Slaine, Slaine Troyard... por alguna razón no pude repetirme ese nombre ni una sola vez con odio o resentimiento, sino con un tremendo amor y cariño. El descubrir que aquel cuerpo ya no me pertenecía, que no podía usarlo a mi gusto, me resultó un poco chocante, pero acabé por superarlo y quedé conforme con el simple hecho de que mi mente seguía viva, de que podría seguir viviendo al lado de mi pequeño hermano aun cuando él no fuera consciente de mi existencia.

Y así fue como vi pasar los años desde los ojos de Slaine. Él crecía sano y fuerte, muy al contrario de lo que yo había hecho en mi tiempo con vida. Con un cuerpo dotado de buena musculatura y resistencia ósea las cosas eran muy diferentes, era capaz de hacer todo aquello de lo que yo había sido incapaz, y por supuesto: era capaz de satisfacer las expectativas de nuestros padres y hacerles felices. Deseé que hubiera podido ser yo quien les hiciera poner ese gesto de tranquilidad, orgullo y alegría. Pero pronto dejé de desearlo: ese era el mérito de Slaine, y no el mío, y bien que se lo merecía él y solo él. A pesar de sus capacidades y su fuerza Slaine nunca fue un niño arrogante, agresivo ni especialmente caprichoso: jugaba con los niños de su misma edad por mucho que fueran más pequeños, aprendieran a andar y correr con más lentitud o incluso mostraran capacidades intelectuales inferiores a las suyas. Él nunca les juzgó, sino que intentó ser su amigo y ayudarles en todo lo que podía. Por ese tipo de comportamiento le quise aun más, y supe que si hubiera sobrevivido a aquella enfermedad y hubiera podido vivir con él seguro que habría sido mucho más feliz con alguien que me apoyara y quisiera a mi lado.

Pero pronto esta realidad dulce y amable se deshizo, tanto para mí como para mi pobre hermano. Ahora le compadezco... le compadezco por haber tenido que ver todo lo que tuvo que ver... le compadezco por oír todo lo que tuvo que oír... pero le respeto por negarse a hacer aquello que él jamás creyó justo o moralmente correcto; independientemente de lo que le dijeran nuestros padres.

Todo empezó cuando Slaine tenía apenas ocho años. Seguía siendo un niño pequeño, pero ya había empezado a dar muestras de su don para utilizar habilidades mágicas y tanto las capacidades físicas como mentales -gracias a un riguroso entrenamiento seguido desde pequeño- estaban muy por encima del resto de niños de su edad. Por eso nuestros padres, los Troyard, decidieron introducirle a su mundo antes de tiempo, a aquel que era el mundo de las influencias y el trabajo de nuestra familia. Nunca esperé, ni siquiera pensé, que pudiéramos descender de monstruos semejantes como aquellos. Asesinos, traficantes, corruptos, manipuladores, gente a la que no le importaba llevarse cuantas vidas hiciera falta por delante con el único fin de conseguir aquello que deseaban. Así era como los Troyard lograban su fortuna, así era como lograron tal grado de respeto e influencia en la sociedad. Y quisieron adiestrar y hacer que el pequeño Slaine entrara en ese mismo tipo de actos inmorales: controlando a los que pudiera considerar como amigos, logrando doblar su voluntad y haciéndoles hacer lo que él deseaba, dejando de lado la amistad y logrando hacerlos sus propios siervos incapaces de negar nada de lo que él dijera. En definitiva: que aprendiera a convertirse en el rey del mundo. Pero el pequeño niño se negó a hacerlo. Desde lo más profundo de su corazón el alma de Slaine, no yo sino su propia alma, era pura y cándida, humana y sincera, razón por la que nunca quiso aceptar ni formar parte de cualquier forma de los inmorales actos que sus semejantes llevaban a cabo. Los tildaba de inhumanos y despreciables. Desde ese momento fue repudiado por su familia. Quienes antaño le trataron con esmero, esperanza y tremendo amor dejaron de hacerle el más mínimo caso, y no solo eso: le golpearon, le torturaron, le hicieron pasar por un sinfín de castigos físicos y mentales con el fin de doblegar su voluntad. Yo sufrí lo indecible mientras veía todo esto. Sentía el dolor de mi hermano como mío mismo, como si fuera a mí el que cercenaran la carne, como si me golpearan con látigos, como si rajaran mi piel o me rompieran los dedos. Todo eso se lo hicieron a él, todo eso lo sentí en mi propia piel... aunque no pude hacer nada para salvarle, solo acompañarle silenciosa e inútilmente.

Todo aquello acabó para los dos en una fría y nevada noche de noviembre.

En el día de su cumpleaños, la noche anterior, Slaine había recibido la mayor de las golpizas que le habían dado en los dos años anteriores. El pequeño cumplía diez años, pero su cuerpo se sentía tan dolorido como podría sentirse el de un anciano de noventa. En los días de "castigo" Slaine era abandonado toda la noche en una de las habitaciones más frías de la lujosa casa -más bien un conglomerado de casas de estilo occidental y un amplio terreno que las unía- en la que vivía con sus padres y el resto de su familia, las temperaturas podían llegar a alcanzar los diez grados bajo cero. Sin mantas ni ropa, completamente desnudo, el pequeño sentía como las heridas abiertas la noche anterior se resentían, su corazón se ralentizaba y su cuerpo al completo se entumecía. El sufrimiento era indecible, cada vez que se encontraba en esas circunstancias se preguntaba si no llegaría su muerte en cualquier momento, pero antes de perder la conciencia y la vida era recogido de su celda por su padre y se le traía del borde del lago estigia para volver a entrar en las tierras del purgatorio. Eso solía ocurrir a las nueve de la mañana aproximadamente, pero... aquel día no ocurrió. De hecho, la noche había sido muy tranquila, casi mortalmente silenciosa. Normalmente Slaine tenía que lidiar con el jolgorio y las risas de la cena familiar antes de lograr conciliar el sueño, lo cual era seguido de horas de los juegos de los niños y las charlas de los adultos... pero nada de eso ocurrió. Aquella noche fue silenciosa, como si la muerte hubiera visitado a todos y cada uno de los habitantes de la residencia Troyard... y la parca fue a verle en lugar de su habitual visitante.

La puerta del cuarto se abrió, y frente a la mirada de Slaine se visualizó la figura de un hombre que no había visto nunca. Su rostro era de algún modo triste, solitario, frívolo, con un desordenado cabello color negro y unos ojos también igual de sombríos. Su cuerpo desprendía el olor a sangre, y su figura, aun ataviada con una negra túnica, estaba teñida de este mismo color. La mirada seria del sujeto, sin dudas ni pena alguna, se encontró con los dulces e inocentes ojos del pequeño. Slaine entendió al instante lo que ocurrió, y su reacción fue... sonreír. Lo sabía. Porque tanto él como yo sabíamos que lo que hacían nuestros padres no era correcto, que algún día tendrían que pagar por eso. El propio Slaine quiso hacer algo en su momento, quiso rebelarse, oponerse a todo ello, pero no era lo suficientemente fuerte para lograrlo. Por eso había tenido que esperar  a que alguien de fuerza verdadera lo hiciera en su lugar. Me pregunté si aquel oscuro hombre, tan serio e impasible como una máquina, también querría matarle a él, pero no descubrí ni siquiera al mirarle el más mínimo instinto asesino en su mirada. Esto mismo pareció pensar el propio Slaine, pues quedó sonriendo por unos segundos más a su visitante, y al cabo de unos minutos sin decir nada echó a llorar. Lloró desconsoladamente, tan fuerte que incluso llegó a dolerle. Después de un llanto de más de veinte minutos acabó perdiendo la conciencia y su cuerpo quedó tendido en el suelo, débil y vulnerable.

¿Cómo perdonas al asesino de tu familia y lo conviertes en la figura más respetada y adorada que jamás has conocido? No lo sé. Yo creo que... el que matara a nuestra familia no fue algo doloroso, sino más bien... una liberación. Tanto Slaine como yo sabíamos en el fondo de nuestras almas que estaba mal, todo aquello que nuestros padres y el resto de nuestros familiares consanguíneos hacían estaba mal. Desde que lo supimos nos quedó clara esa idea, y por eso le rechazaron, por eso le convirtieron en mártir. Sin embargo, era un niño, ¿Que iba a poder hacer para luchar contra ello? Nada. Menos que nada. Y aun así se rebeló contra lo que se le exigía. Eso es algo asombroso, pero es aun más asombroso que alguien lograra sacarle de ese infierno en vida y decidiera darle una segunda oportunidad, y Slaine la aceptó. Aun lo recuerdo, aquel rostro pétreo recogiendo su cuerpo del suelo y cargándolo. Él no pudo verlo, pero yo sí. En ese momento su mirada cobró un ápice de humanidad y dulzura, le sacó de aquel mar de sangre y muerte y decidió en ese mismo instante convertirle en su compañero de viaje, en lo más parecido a un verdadero padre idolatrado que jamás podría llegar a conocer. Nunca nos dio su nombre, pero aun así, en secreto, el joven aprendiz decidió denominarlo como "Nanashi".

Seis años, fueron seis largos años los que duraron ese largo viaje. Un viaje en el que la alma de Slaine fue esculpida, en el que su corazón, su mente, su cuerpo y sus sentimientos crecieron y tomaron su forma definitiva. Ante la asombrada mirada tanto de mí como de Nanashi se convertió en un hombre, en un mago. Él siempre dice lo mismo: que no lo hizo solo, que se lo debía todo a tu salvador, pero aun así todo lo que hizo fue observar, aprender y modelarse a sí mismo. No era ninguna copia, Slaine es Slaine y nada más que Slaine. Y la prueba más evidente de esto es que... consiguió crecer, pero Nanashi fue cayendo más y más en aquel abismo de oscuridad a cada año que pasaba.La ideología de mi hermano salió a flote, su bondad y su fuerza le llevaron a defender al débil, a ajusticiar al malvado y a proteger al necesitado; veía la oscuridad del mundo con sus propios ojos, aquí y allí, cerca y lejos, en todas partes, y su corazón se encogía con aquella fealdad y tristeza que caracterizaba al ser humano... pero decidió enfrentarlo, no huir, no dejarse llevar. Así fue como se convertió en justiciero, fue así como llegó a ser esa persona justa y honesta que aun es en este mismo momento.

Sin embargo... perdón si digo esto, pero Nanashi no fue jamás ese guerrero invencible y justiciero al que decidió seguir hasta el fin de sus días. Nanashi era justo, era fuerte, pero... también era tremendamente débil, y su debilidad fue creciendo más y más a cada año que pasaba. También él era espectador de los más monstruosos y desagradecidos actos de la raza humana. Oscuridad, depravación, crueldad. Todo aquello caló en su corazón y fue haciendo retroceder centímetro a centímetro a aquellos sentimientos de rebeldía y justicia que nacieran en el corazón joven... hasta convertir su propio corazón en un abismo de sombras y dudas. Pero aun así resistió. Resistió por mucho tiempo, y creo que eso fue gracias a mi hermano, gracias a su compañía, gracias a su alma engrandecida día a día. Fue el escudo de su alma, y aun así... ese escudo acabó siendo perforado.

El escudo se quebró en el día del apocalipsis.

Sí, eso fue lo que pensé que era. El día en el que se cumplían seis años desde que emprendimos nuestro viaje conjunto, el día en el que el cielo se tiñó de rojo y grandes bolas de fuego descendieron hasta arrasar con todo aquello que teníamos a nuestro alrededor. Las figuras de los dragones volando se asemejaban demasiado a la de los reconocidos jinetes del apocalipsis, pero no habían solo cuatro: habían más, muchos más. Para el momento en el que ocurrió todo nos encontrábamos en una aldea, lugar en el que se nos acababa de contratar para cumplir una misión en la que nos comprometíamos a protegerla del ataque de unos bandidos y a hacer que estos retrocedieran definitivamente. Sin embargo, un enemigo más poderoso se presentó, un enemigo al que no se podría derrotar por ningún medio. Lo intentaron arduamente, tanto Slaine como Nanashi, confrontando las gigantescas bolas de fuego y bloqueándolas con sus grandes poderes, pero no había forma de que consiguieran hacerlo por completo. Las casas ardieron, personas quemadas, el pánico y la desesperación en los ojos y el corazón. Era la primera vez en la que Slaine se sentía así. Deseé salir al exterior, salir y ayudar como pudiera pero... ¿Lo recordáis? Siempre he estado atado a su cuerpo, no pude hacer absolutamente nada. Para cuando la ofensiva draconiana hubo acabado todo estaba convertido en cenizas, y los supervivientes de la aldea se podía contar con los dedos de las dos manos. Todos sumidos en la tristeza, en la derrota, en la soledad, en la desesperación y... en la cólera. El mismo sujeto que nos contrató se acercó a ellos y, apartándo al joven con un empujón, confrontó a Nanashi. Sus palabras eran desprovistas de coherencia, llevadas por la ira, por el dolor, por el alma humana destrozada en mil pedazos. Nos reprochaba no haber actuado, no haber sido suficientemente fuertes, no haber podido hacer nada para protegerlos. Inútiles, débiles, negligentes, basura, asesinos... la espada de Nanashi atravesó limpiamente el estómago de aquel sujeto, y al segundo siguiente se deslizaba por su cuello decapitándole de un solo golpe.

Gritos de dolor surgieron del pecho de los supervivientes. La mirada de Nanashi estaba apagada, los ojos entrecerrados, los músculos relajados. Aquella hoja manchada de sangre se movió bruscamente a un lado, expulsando bruscamente los restos carmesí. Slaine no podía hacer más que mirarle, sin comprender qué estaba haciendo. Tan ciego estaba con su idolatrado maestro que jamás vio cómo su alma corrompía, jamás pensó que pudiera acabar de ese modo... pero yo sí lo supe. Supe que era inevitable. Y eso era lo que decía la oscura mirada del antiguo guerrero justiciero, clavada sobre los ojos abiertos en desmesura de mi hermano. Él no sabía qué hacer, ¿Qué era lo correcto? ¿Cuál era el camino a seguir? El momento en que Nanashi mató a un inocente... se había convertido en un asesino. El tipo de persona a la que él había decidido matar. "Mátame", parecía rogar la mirada del asesino. "Si eres tú está bien, así que da el último paso. Conviértete en un hombre. No dudes, no hagas que estos años no hayan servido para nada. Ahora es tu turno... mátame." Y lo hizo. Con los ojos cerrados, con el gesto convulso por la rabia y el desconcierto, pero lo hizo. Eso era lo correcto... no era la primera persona que moría en sus manos, no era el primer asesino que se veía obligado a matar. Si no lo hiciera, si dudara en ese momento, estaría insultando todo aquello por lo que había luchado en los últimos seis años. Por eso lloró, gritó, tembló, pero desenvainó su estoque de esgrima y lo clavó a la altura del pecho de quien una vez fuera su maestro. Descansa en paz, Nanashi... al final fuiste derrotado por la misma impureza que tu intentaste estirpar del mundo.

Al ver como el cuerpo del hombre caía al suelo el corazón de Slaine fue estrujado con fuerza. Perdió el aire, quedó sin respiración, las lágrimas acudieron a su rostro, llegó el dolor. ¿Cómo podía ser tan doloroso?  Era terrible, nunca se había sentido así. Tampoco yo. No fue nada comparado con las dudas y el desconcierto de la muerte de nuestra familia... aquello fue dolor verdadero, dolor de perder a una persona a la que tuviste en alta estima. Ahogado, sin respiración, con la cabeza a punto de explotar, las piernas de Slaine fallaron y le hicieron caer al suelo. No... no quería volver a sentir algo como aquello nunca más... y tampoco quería que nadie lo volviera a sentir. Por eso decidió no volver a matar bajo ningún concepto. Ni a asesinos ni a ladrones, ni a estafadores ni traficantes, solo quería creer en la dudosa quimera de que la justicia pudiera hacer su trabajo sin la necesidad de traer más dolor al mundo.

Fue esta la razón principal por la que Slaine decidió trabajar para la justicia, o en otras palabras: para el consejo de magos. Ese fue su destino una vez se hubo recuperado de los recientes acontecimientos y también hubo ayudado cuanto pudo a los supervivientes de aquella aldea. Un nuevo horizonte se abría frente a su mirada.Tras enterrar a Nanashi dejó el dolor en el pasado, aceptó todos sus actos y simplemente dio un paso adelante. Lo dimos, dirigiéndonos hacia aquel que sería nuestro nuevo horizonte. Porque aquí es donde empieza nuestra verdadera historia... aquí es donde inicia el verdadero camino.




Última edición por Slaine Troyard el 22/04/15, 11:58 am, editado 3 veces
avatar
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Nivel :
82 / 30082 / 300
Ver perfil de usuario

Slaine Troyard
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: Get the power to be a defender [Slaine Troyard ID]

Mensaje por Invitado el 22/04/15, 09:00 am


FICHA
EN ESPERA


¡FICHA EN PROCESO! AVISA POR MEDIO DE UN POST LA FINALIZACIÓN DE LA MISMA PARA PROCEDER A LAS CORRECCIONES.

Volver arriba Ir abajo

Re: Get the power to be a defender [Slaine Troyard ID]

Mensaje por Slaine Troyard el 22/04/15, 03:34 pm

¡Ficha acabada!

_________________
avatar
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 22/04/2015
Nivel :
82 / 30082 / 300
Ver perfil de usuario

Slaine Troyard
Rango C

Volver arriba Ir abajo

Re: Get the power to be a defender [Slaine Troyard ID]

Mensaje por Invitado el 22/04/15, 04:13 pm


FICHA
ACEPTADA


¡BIENVENIDO AL FORO! HAZ LOS REGISTROS (GREMIO, MAGIA Y DE FÍSICOS) ¡CUANDO LOS REALICES YA PODRÁS ROLEAR!


¡Buena ficha! ¡Me la leí entera!

Volver arriba Ir abajo

Re: Get the power to be a defender [Slaine Troyard ID]

Mensaje por FTC Admin el 07/08/15, 03:14 pm



Premios de Aniversario
GRACIAS POR PERTENECER A ESTA COMUNIDAD <3

Vales:
+ 4 logros.
+ 3 técnicas rango actual.
+ 3 mejoras rango actual.
+ Vale por "Doble de premio" en 6 Sociales o Misión (A elección).
Jewells: 15000
Otros: 1 Objeto mágico rango actual.

Cálculos Generales:
Op n°2 (?)
Jewells Actuales: 24666 j.
Rango Actual: Si haz subido de rango con los logros debes ir a petición de rango a solicitar tu ascenso correspondiente.
Vales: Anotados en el Inventario.

Notas adicionales:
+ Los vales están en tu hoja de pj.
+ Tu perfil ha sido actualizado.
+ Cualquier error pasar por peticiones especiales~
avatar

Mensajes : 1661
Fecha de inscripción : 01/08/2014
Localización : Estoy viéndote, usuario. Sé que miras debajo de mi blusa todo el tiempo...
Empleo /Ocio : Prácticamente, soy Dios. O la que se sienta al lado de él con las palomitas.
Humor : Mientras te portes bien, ¡estoy bien! Ahora, pórtate mal si puedes.
Nivel :
300 / 300300 / 300
Ver perfil de usuario http://ft-chronicles.forochile.org

FTC Admin
Rango SS

Volver arriba Ir abajo

Re: Get the power to be a defender [Slaine Troyard ID]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.