El secreto de Ishtar (Priv. Gleipnir)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El secreto de Ishtar (Priv. Gleipnir)

Mensaje por Yagami Light el 12/04/15, 12:24 pm

En los desiertos más lejanos del Oriente de Earthland donde un sol abrazador e infernal bailaba sobre nuestras cabezas, aquel clima tan árido era producto de un trabajo arqueológico de índole desconocida para todos nosotros por los momentos, la razón que estuviera en una expedición de este tipo, era la sencilla razón que nos adentraríamos en un grupo de 30 personas en un templo que fue recién descubierto, emergiendo de las calientes arenas secas del desierto. Este acontecimiento marco una noticia bastante reconocida a nivel mundial en el área cultural. Pero solo un hombre se le atribuye tal hazaña, el famoso aventurero arqueólogo Indiana Jones, que al parecer según los informes descubrió este templo inédito mientras emergió brevemente el pasado mes. Ahora con ayuda de varios arqueólogos, fotógrafos, algunos medios de prensa y los magos para ayudarle a adentrase hasta lo más profundo de la ruinas; todo esto para llevar a cabo su investigación y encontrar tesoros quizás o la historia del mundo que puede ser contada a través de los jeroglíficos.

Pero yo no me encontraba por la paga de este trabajo solamente si no que estos señores arqueólogos deben conocer de criptogramas y letras de tiempos olvidados, así que podía sacar provecho y encontrar una pequeña ayuda por parte de estos hombres, inclusive algo podría encontrar en el fondo del templo que fue valioso para mí. Aunque era obvio no me conocían como miembro de un gremio oscuro, me identifique con mi nombre de Pila que era Light, no mi apellido o mi seudónimo, así no habría preguntas o desconfianza. Nos encontrábamos actualmente en una caravana de grandes proporciones y abastecida con agua y víveres para sobrevivir todos por 1 mes por lo menos sin abusar, estas medidas eran bastante precavidas pero con mucha coherencia. Después de bajarnos de la gran Caravana, los rayos del sol nos atacaron sin piedad y muchos que no estaban acostumbrados retrocedieron y se resguardaron unos minutos más en las caravanas. Damas y Caballeros, les agradezco su colaboración en este prestigioso acto de descubrimiento para un aporte a la humanidad, sé que es complicado llevar a cabo nuestras ambiciones pero con el esfuerzo y sacrificio de todos, haremos historia.

Todos aplaudieron y se encontraban animados, Indiana era un hombre maduro ya, con una barba sin exagerar, todo un aventurero en sus pintas y en sus ojos resaltaban decisión y confianza más que todo, lo único extraño de todo esto era el templo, ¿ cómo un templo emergió del olvidado subsuelo para salir a superficie?, algo nadie comprendida, dicen que por fenómenos naturales , otros que producto de su ubicación y algunos hasta afirman que es bastante probable que sucedieran algún día si la arena succionaba, pero a mí no me daba ningún sentido de esto, era extraño. Uno de los ayudantes de Indiana entrego a todos un agua mineral, un sombrero de arqueólogo para reconocernos y proteger del ardiente sol, además de un as lacrimas verde a todos, esto último según él nos informaría si nos perdiéramos del rango de los demás o algún aviso de emergencia, esto ultimo costaba un ojo del a cara, esto acertaba en el hecho que esta expedición era de suma importancia un valor incalculable. Algo que había de esperar eran quienes eran los magos contratados a parte de mi o los arqueólogos que colaborarían con el labor de la búsqueda.
avatar
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 13/03/2015
Nivel :
86 / 30086 / 300
Ver perfil de usuario

Yagami Light
Invitados

Volver arriba Ir abajo

Re: El secreto de Ishtar (Priv. Gleipnir)

Mensaje por Invitado el 15/04/15, 08:10 pm

Habia aceptado ayudar en un importante descubrimiento  arqueologico, embarcándose sin pensarlo, pensando en la aventura, los lugares desconocidos y los multiples tesoros que podria obtener,  la fama y la Fortuna. En sus ratos libres el rubio se la pasaba leyendo acerca de ruinas que se habían encontrado en los ultimos 50 años. Sus  ojos estaban asombrados debido a que  se encontraban en hermosas selvas verdes como el jade y con aguas cristalinas. Catacumbas inundadas,  sumidas en las y llenas de piezas hermosas, hechas con oro tan brillante como el sol.

Con esas ideas inundando su imaginación,  el esperaba estar rumbo a una selva,  un lugar con animales exóticos y zonas que ningun otro mago había visto antes acepto unirse sin queja alguna. Y partió a los grandes desiertos de oriente. Que serian los lugares mas alejados de la imaginación del joven. Era un lugar sin igual,  y eso en parte era algo bueno.  Pues el viento que soplaba quemaba la piel y por las noches habia un frio que congelaba hasta el alma.  Era como si el despierto quisiera mantener los secretos de aquel lugar ocultos.

En una de las carretas Gleipnir iba hecho un ovillo cubierto por una  túnica,  el pobre joven pasaba casi todo su viaje en silencio escuchando los regaños e interminables quejas del ser que estaba unido eternamente a su sombra. Pero para su suerte,  la caravana se detuvo y fue en ese momento que pudo ver aquel gran templo.  Pero al bajar no era el templo  lo que robaba su vista, era la imagen de aquel hombre que dirigia toda la expedicion. Un hombre de edad y con una voz que imponia respeto y admiracion. En los ojos del rubio, parecia que era un niño viendo a su super heroe de frente. 

Recibio la lacrima en su mano asintiendo a las instrucciones que le daban. A medida que entraban al enorme lugar tallado dentro de la gran montaña. Un verdadero coloso del desierto. Al entrar por el enorme portal, habia una enorme obscuridad que no dejaba distinguir nada en su interior,ni si quiera la luz del sol que venia detras de ellos alumbraba un poco. Pero fue cuando pusieron un pie dentro, cuando una serie de antorchas se encendieron, hasta llegar a una enorme estatua, una mujer en la postura del loto tallada en la roca, y con una enorme serpiente surcando por su cuerpo y con las fauces abiertas. En sus palmas extendidas fuertes llamas ardian iluminando todo el lugar.

Fue en ese momento de incertidumbre y que el miedo y la sorpresa domino por un segundo a todos los participantes, cuando un miedo surco su cuerpo, jamas habia sentido ese miedo antes, y le hizo estar alerta. No lo sentia del lugar, lo sentia de los compañeros con los que estaba. Volteo buscando al posible causante. Pero no vio nada raro, por lo que prefirio ignorar esa sensacion y dedicarse a caminar. Empezaron a andar por el largo sendero y se puso a un lado del otro mago que habian contratado dedicandole una suave sonrisa, sin sacarse la tunica para que no se viera al ser que rodeaba su cuello y que podia poner nerviosos a los que viajaban con el-Hola, un gusto, soy Gleipnir-Sonrio suavemente al chico que estaba.

De pronto todo el templo se estremecio y debajo de los pies de la estatua se abrio una puerta, haciendo eco en el resueno del lugar, y en las paredes se abrieron cientos de paneles, se escucho cuerdas tensarse cientos de flechas salian disparadas en direccion a todos ellos. Todos se alertaron y empezaron a correr a esa unica y aparente salida a una muerte segura en la que podian terminar de alfileteros.

Imagen de la estatua dentro del templo:

Volver arriba Ir abajo

Re: El secreto de Ishtar (Priv. Gleipnir)

Mensaje por Yagami Light el 19/04/15, 10:17 am

Aquellas palabras del hombre aventurero arqueólogo que poseía características de ser indomable, nos dispuso partir de una vez hacia el templo para adentrarnos en lo más profundo de sus lugares, pasamos por una gran montaña de arena pura que nos retrasos un tiempo , pero ya por fin habíamos llegado al gran templo abandonado en el tiempo, tuvimos que entrar en un portal que nos condujo dentro del templo, atentos ante todo, entramos en una oscuridad total que muchos se asustaron y comenzaron a mirar a todos lugares exaltados, pero lo que más miedo causo para todos ellos fue que una serie de antorchas se prendieron simultáneamente una tras otra, causando que muchos intentaran huir pero Indiana Jones se los impidió de un grito pidiendo calma a todos los hombres de esta expedición. Comenzó a liderar la caminata en el estrecho camino que podíamos observar. Una gran estatua se observaba imponente al final del pasillo, la podía reconocer de quien era esta estatua. La diosa de la gran babilonia… de amor y de la guerra. Esto ya en si causaba mala espina, por alguna razón este templo había surgido de desierto y ahora parecía que nos daba la bienvenida alumbrándonos el camino. Un chico de ojos muy raramente dorados que daba un aspecto de ser alguien totalmente pelicular me intercambiaba algunas palabras, el muchacho se encontraba a mi derecha luego del susto de las antorchas que exalto a todos los observados de este fenómeno

Vaya no esperaba tales cortesías de los magos de aquí, un gusto mi nombre es Light. Dice moviendo mi cabeza en señal de cortesía, pero todo esto se vio interrumpido por un gran golpe de estructuras rotándose que causa un pequeño movimiento en el terreno, parecido a un terremoto sin cesar, por un momento pensé que el templo se iba de pique hacia el fondo, pero algo no mucho mejor era lo que sucedía, aunque se abrió una puerta cerca de la e estatua de la diosa como señal de que prosiguiéramos, se activaron las trampas de la entrada, comenzaron de las paredes a rotarse y salieron paneles disparado velozmente flechas mortales desde los dos lados perpendiculares de la pared una con la otra. Además note que el portal se cerró dejándonos encerrados totalmente, una trampa en todos los sentidos. ¡Joder, vamos!

Sin mirar hacia atrás comencé a correr con los demás miembros de la expedición que trataban de salvar sus culos de este gran problema, algunas flechas pasaron cerca de mí, incluso una me roso cerca de mi torso atravesando ligeramente mi ropa, era imposible tratar de bloquear estas flechas debido a dos problemas, el espacio no era muy cómodo y podría resultar heridos las demás personas ( no era tanto problema esto) y la dificultad de pararlas todas, al ir en direcciones diferentes, opte por seguir hasta la puertas que al por fin llegar hasta el final me lance rodando y calleando un metro más allá de la puerta mientras esta después comenzó a cerrarse lentamente , así que los que no lo atravesaran quedaron encerrados en la otra sala, apenas Indiana Jones lo atravesó primero seguido de mí y de varios miembros de la expedición, aunque había alguno que todavía no llegaban. De golpe instantes después se cerró la puerta de golpe, trancando esta entrada inminentemente, solo 2 se quedaron afuera y se pudieron oír sus quejidos adoloridos… estos los débiles habían perecido en el primer intento apenas ingresando al templo, Indiana apenas escucho estos sonido, se lanzó furioso a la puerta golpeándola y dando varios intentos sin resultado para abrirla mermando sus ganas de seguir con esta expedición. ¡Maldición!... de haberlo sabido nos habríamos preparado mejor… no pensé que esto sucedería. Este suceso afecto en la moral del equipo de expedición que aunque casi todos querían retroceder era imposible, la puerta estaba sellada y el único camino a seguir era imposible adivinarlo, a menos a simple viste. Habíamos llegado a un gran salón con unas escaleras deterioradas por el tiempo en el medio que conducía a un piso superior con una gran puerta pero a su vez sellada y resguardada por dos estatuas y en medio de esta puerta unos sellos o marcas que no podía entender, en el resto de la sala se encontraba en ruinas, varias columnas caídas y restos de piedras y musgo en todos lados, pero había también varias salidos un total de 8 y en cada uno había un arco con columnas y estatuas que lo resguardaban, pero en cambio estas estaban abiertas , por lo que había 8 caminos diferentes que podríamos tomar, por eso digo… imposible de adivinar fácilmente que camino era el correcto. Fue complicado salir… veo que te las apañaste fácilmente. Dije esto al chico que me había saludado momentos atrás cuando tuvimos que huir de la trampa, pero ahora teníamos un enigma de cual camino tomar. Indiana Jones se levante y tomo su látigo golpeando el suelo y tratando de recuperar su moral y juicio. ¡Vamos hombres! Todavía queda camino, no hay marcha atrás posible, las muertes de estos hombres no serán en vano.

_________________

Solo necesito saber dos cosas de ti.
avatar
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 13/03/2015
Nivel :
86 / 30086 / 300
Ver perfil de usuario

Yagami Light
Invitados

Volver arriba Ir abajo

Re: El secreto de Ishtar (Priv. Gleipnir)

Mensaje por Invitado el 23/04/15, 10:04 pm

El sonido de la carne ser atravesada por el filo de las puntas de las flechas era algo que helaba la sangre de todos los presentes. Pero los desgarradores gritos pidiendo por ayuda y golpeando la pared de piedra y como estos se apagaban poco a poco. Muchos incluyendo Indiana habían tratado de abrirla, pero solo se escuchaba silencio del otro cuarto, por lo que la suposición mas lógica era que no habían sobrevivido. Algunos derramaron lágrimas por sus compañeros caidos y uno de ellos se rasgó las vestiduras. El rubio no dijo nada, se sentía inútil por no haber podido haber hecho mas que correr por su vida. Salió de su encimas miento cuando uno de sus compañeros le tomo del cuello levantándolo, dándole un puñetazo en el estomago acusándole de que uno de esos era su hermano mayor, recriminándole que supuestamente deberían haberlos protegido. Fue en ese momento que los restos de león que el chico cargaba como bufanda debajo del manto despertaron. Los huecos donde deberían estar los ojos se iluminaron y vieron al hombre soltándole acidamente –Si tu estúpido hermano murió tan pronto eso significa que no era más que un inútil que no pudo correr y se quedó afuera, no salvo ninguna vida de otro inútil, solo fue un parasito que murió, ahora aléjate de este patético chico o te deborare- Esa fue una de las pocas veces que no le recriminaba nada a su compañero, por lo general se le iba la lengua, pero esa vez aunque sonara feo no podría estar más de acuerdo.

Cuando fue soltado y el hombre se fue, quedo solo lejos de todos los demás, esperando que no hayan visto lo que había pasado, cuando sintió un punzante dolor en el hombre. No era otro que el mismo león, quien le daba una fuerte mordida. No le hizo falta preguntar la razón pues pudo ver la flecha que se albergaba en su pelaje negro. Sin decir nada se la saco y volvió a cubrir lo mejor que pudo al contrario con sus ropajes, cuando escucho la voz de alguien detrás suyo, una fuerte corriente recorrio su espalda sacándole un susto de muerte, que termino poniéndolo palido. Pero lo mas extraño fue que en lugar de un monstruo o algo parecido, fue que se encontró con Light detrás de el. Le dedico una tranquila sonrisa, despejando algo sus nervios-Estoy acostumbrado a correr rápido cuando pasan problemas..asi que creo que ser un miedoso me vino muy bien esta vez-Se acomodo y empezó a camianr, escuchando las palabras de aquel que dirigía esta empresa, haciéndole sentir mejor hasta cierto punto.

Todos tomaron un pequeño descanzo y empezaron a planear que seria la mejor acción, por lo que empezaron a caminar todos juntos por la amplia sala, viéndose mas estatuas dedicadas a la diosa, asi como varios tragaluces que iluminaban todos los caminos , la sala no presentaba problema, había urnas sencillas hechas de barro. Algunas guardaban viejas especias como mostaza, hierbas aromáticas e inclusive uno lleno de puro azafrán junto a uno con una gran cantidad de vainas de vainilla-Esto se vende muy caro en los mercados, esto debe ser como 10 kilos de especia…-Susurro asombrado tocando el polvo de azafrán, decidiendo dejar las vainas pues desconfiaban que podrían ser útiles. Cuando se dio cuenta ya lo estaban dejando atrás por lo que corrió veloz para alcanzarlos, llegando hasta un gran puente de roca, largo, sin fondo y que solo podían ir de dos personas a la vez. El rubio se quedo alado del mago castaño susurrándole aprovechando el aparente momento de calma le toco el hombro-Disculpa Light, pero, ¿tu no has sentido una presencia rara?-Le miro mordiendo un poco su labio inferior-Desde que entre aquí siento algo que me da miedo, pero no se decir bien que es. La había sentido antes cuando conoci a un joven demonio, siento como si aquí hubiera un demonio, pero uno mas poderoso o peor que un demonio-Se rio nervioso por lo raro que sonaban sus palabras e hizo un ademan para que le tomara poca importancia-Lo siento, debe ser uno de mis miedos tontos, no importa, perdón por molestar Light-.

Cuando llegaron al final del puente, todo parecía estar bien, pero había algo extraño en el piso, estaba diseñado para formar una gran imagen, aunque no parecía tener mucho significado , del otro lado de la sala habían varias puertas, con diferentes símbolos en las partes de arriba de cada puerta. Gleip no noto el aparente peligro que representaba todo aquello, caminando sin preocuparse por la seguridad atravez de una zona obscura y varias lanzas salieron dispardas a gran velocidad y levantando bastante polvo por el tiempo sin usarse. El pobre chico quedo pasmado de miedo, pero gracias a que era demasiado flacucho quedo entre las lanzas en una postura extraña, con una risa nerviosa y una lagrima amenazando salir de sus ojos, por que vio casi su inminente fin. Cuando las lanzas bajaron salio corriendo de estas, empezando a escuchar el sonido del oxido moverse y los chirridos de mecanismos moverse. Y en menos de un minuto todo el camino que llevaba hacia las diferentes puertas estaba lleno de esas trampas con lanzas saliendo del piso, dejando apenas un camino por el que había que ser muy veloces para atravesar la gran sala. Por si el problema no podía ser suficientemente grande, del techo salieron mas lanzas, empezando a bajar lentamente por la plataforma.

-Si no nos movemos, terminaremos empalados y con mas agujeros que un queso suizo…Light, debemos usar nuestra magia y abrir camino-Le dijo el rubio sacando su espada y le paso su mano izquierda por el filo volviéndolo totalmente negro.

Volver arriba Ir abajo

Re: El secreto de Ishtar (Priv. Gleipnir)

Mensaje por Yagami Light el 26/04/15, 08:56 pm

El camino dentro del templo sería mucho más peligroso de lo que hasta ahora había sido, y las cosas no pintaban del todo bien, no había ruta fija que seguir y solo se me ocurrió detenerme unos momentos a pensar en algunos posibles resultados, pero esto fue interrumpido por el chico Gleipnir que me tocaba el hombro y este se encontraba muy nervioso o al menos un poco tenso, pensé en algunas razones del porque su temor , pero pensaba que era porque temía que las cosas acabaran muy mal en el templo como los demás miembros, pero no fue así, si no algo totalmente fuera de lo común o que creía posible. Me pregunto de una presencia extraña que sentía cada vez que daba un paso en este templo, pensé que se refería a la diosa del templo, pero cuando menciono el joven demonio quede en shock y me detuve de golpe y me quede mirándolo fijamente, pero rápidamente retome mi conciencia y tome una calma serena. ¿Dices una presencia extraña?... demoniaca… es posible que en el templo se encuentre el espíritu de la Diosa, algo no va bien con el templo debe ser por eso. Dando esta respuesta sin nada en que apoyarme pero debía eludir esa pregunta, me preguntaba cómo diablos podía sentir ese tipo de energía tan específica, lo peor de todo era que también él tenía el mismo aura que yo poseía, aunque era de menor intensidad o al menos la sabia ocultar , pero no tenía sentido esto… decidí aplazar eso por algunos momentos, pero cuando llegue el momento tendré que interrogar directamente al chico , no puede salir de aquí sin que yo sepa que sucede con el.Sobre los demonios como yo,no muchos lo conocen… por eso es importante preguntárselo.

Incluso el ambiente estaba tenso de por sí, las distintas rutas a tomar eran desconocidas y ni Indiana Jones se decidía por cual pero algo nos hizo decidir por la fuerza, un sonido metálico se escuchó a varios metros de mi posición y una lanza salió disparada como en la vez anterior, esta vez estábamos alerta y pudimos esquivarle , pero luego ráfagas constantes comenzaron a salir una tras otra sin parar, y cada vez era más difícil seguir vivos, aunque las trampas comenzaban al salir incluso del suelo, una pequeña ruta nos abría el camino hacia una de las puertas , debíamos seguirla a toda costa , si no llegábamos al final fallaríamos como el chico anterior y esta vez ni Indiana Jones podría recuperar la moral del equipo de expedición. No nos detuvimos ni por un segundo en nuestra huida, pero todo se acabó por unos momentos, apunto de salir de esta y el camino fue cerrado y lanzas en varias direcciones se nos acercaban cerrándonos el paso y esperando que seamos aplastados y mutilados por estas lanzas filosas, cuando las del techo salieron se nos acababa el tiempo y debíamos actuar como mejor sabíamos, con nuestra magia. No hay otra opción… pero te digo que apartes un poco de mí. Advirtiéndolo no solo a Gleipnir si no a todos los demás miembros, mi maldición era peligrosa y muy poderosa, así que si ellos se ven afectados su vida podría estar en riesgo. ¡Me encargare del techo! … abran el camino. Cerré mis ojos y una sonrisa se embozo en mi rostro y mi energía oscura empezó a imponerse en todo el camino, pero al parecer no supe contenerme y una estela oscura fue expulsándose de cuerpo cubriendo mucho terreno, pero ignore esto y mire hacia el techo de lanzas que estaban a punto de aplastarnos. Darkness. Invocando las fuerzas de la oscuridad,la energía oscura se tornaba en mi cuerpo y mis ojos cambiaban su tonalidad a rojos de nuevo poco perceptibles, logre crear dos grandes manos llenas de oscuridad para utilizarlas y chocar con el techo e impedir su avance hasta que mi cuerpo resistiera. Las garras oscuras impactaron el techo y este comenzó a romperse en pedazos un poco y cayeron algunas trozos de piedra al suelo, pero logre poco a poco detener su avance y lograr ganar tiempo para que pudieran abrirnos el camino en su totalidad, pero era muy difícil mantener esta presión, poco a poco mis manos iban bajando y cediendo contra la fuerza del techo y el tiempo se agotaba, máximo tendríamos 1 minuto más para que puedan hacer algo los demás, aunque fuera un hechizo poderoso, tenía sus límites y necesitaba la ayuda de los demás para salir de esta. ¡¿Que esperan?! Tienen apenas un minuto para resolver esto. Dije mientras aumentaba mi fuerza un poco más y subía las manos gigantes para que el techo no continuara bajando en el proceso, pero aún así me quedaba muy cansado y mis fuerzas se mermaban poco a poco, este era una desventaja de esta habilidad increíble.

_________________

Solo necesito saber dos cosas de ti.
avatar
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 13/03/2015
Nivel :
86 / 30086 / 300
Ver perfil de usuario

Yagami Light
Invitados

Volver arriba Ir abajo

Re: El secreto de Ishtar (Priv. Gleipnir)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.